El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Cómo es ser una chica gamer en el mundo de los videojuegos

Estudian, trabajan y dedican más de cinco horas diarias a los videojuegos; aceptan que es un mundo machista pero aseguran que cada vez son más y reclaman que se las trate de manera igualitaria.

Cómo es ser una chica gamer en el mundo de los videojuegos
Las estadísticas dicen que las mujeres juegan más videojuegos que los varones

Son varios los prejuicios que existen en torno al mundo de los videojuegos, pero sin dudas uno de los más arraigados es que "son cosas de chicos". A pesar de eso, cada vez son más las mujeres que eligen este pasatiempo, y aseguran que no quieren "diferencias ni ventajas", porque jugando son tan buenas como los varones. Varios estudios indican que en lo que refiere a juegos en general, al menos en Estados Unidos y en Inglaterra, la cantidad de hombres y mujeres jugando es más o menos similar, aunque esto cambia en el terreno de las consolas, que suelen tener una mayor cantidad de público masculino.

"¿Qué es ser una chica gamer? Es ser una persona a la que le gustan los videojuegos y que no solo sabe el nombre sino también su historia. Nos pasamos horas jugando y conocemos la mayoría de sus trucos", resume la chilena de 24 años Karin Öettinger, más conocida en el mundo gamer como LadyKarin.

Para Camila "Kamuchi" Fazzini los gamers crecieron con los videojuegos y éstos forman una parte importante de su vida. "En cierta medida colaboraron en la formación de su identidad", agrega.

Además de gamer, LadyKarin organiza eventos y sube videos en las redes sociales, mientras juega. Para ella este prejucio de un mundo que es sólo masculino viene hace años. "Antes muchas mujeres jugaban anónimamente para no ser reconocidas, porque era mal visto que jugaran a juegos de tiros como el Counter Strike", dice.

Bendita tú eres

"Tenemos que cargar con el estigma de que "las mujeres son malas jugando", curiosamente algo muy similar a lo que se suelen decir de las mujeres al volante. Lo que me hace pensar que no tiene que ver con el mundo gamer, sino con nuestra sociedad patriarcal y machista. Esto se amplifica porque los hombres son mayoría en este ambiente, y la industria no facilita el acceso a las mujeres. Para dar un ejemplo, casi todas las publicidades de videojuegos aún hoy siguen apuntando al público masculino", dice Fazzini. A pesar de esta situación ella acepta que se siente más cómoda entre los varones. "Eso no quita que muchas veces haya tenido que luchar de más por un lugar y por el respeto de mis pares en los juegos. Aún hoy muchos suelen asombrarse cuando una mujer es buena en un videojuego o hasta se ofenden si les ganamos. No obstante, la cantidad de mujeres que jugamos vienen creciendo cada vez más", sintetiza.

videojuego

Micaela Giagnoni, conocida en el mundo virtual como PaRkItA, coincide: "suelen decir que una chica juega mal por ser mujer pero no es así, conozco muchas chicas que juegan de forma profesional o son muy buenas en algún juego en particular, y nunca se les va a reconocer el logro. Además, cuando se juega en modos multijugador, que es muy competitivo y a veces se utilizan palabras o frases para desmoralizar al rival, las mujeres tenemos que soportar que nos digan: '¿tenés la computadora en la cocina?'".

Para Lucía Ruiz Gonzáles, más conocida como Lucía Weird, "deberían dejar de etiquetar los juguetes o las actividades de entretenimiento y dejar que los niños sean libres de elegir lo que más les divierte, creo que sería una buena forma de empezar a terminar con los prejuicios", opina esta gamer oriunda de Lima, Perú.

Pero a veces es la misma industria la que marca esta diferencia. "En los e-Sports o deportes electrónicos, muchas organizaciones todavía siguen haciendo torneos sólo para mujeres, como por ejemplo la Electronic Sports World Cup que se juega en Francia. Es entendible que en los deportes tradicionales se haga una distinción entre hombres y mujeres, porque ya hay actividad física, pero en los deportes electrónicos, que requieren de destrezas mentales, reflejos y concentración, ¿por qué hacer esta diferencia?", dice Giagnoni, al tiempo que reconoce que con los años esta situación ha ido cambiando: "muchas organizaciones tienen a mujeres dentro de sus equipos de jugadores profesionales", acepta.

Las palabras traen el recuerdo del GamerGate, una polémica surgida a mediados del año último en Estados Unidos y que tuvo como foco, precisamente, la presencia de las mujeres en los videojuegos, de uno u otro lado de la pantalla, es decir, la manera en que la industria trata a las mujeres en tanto usuarias y como personajes de los juegos.

gamer
Lucía Valeria Ruiz Gonzales, conocida como Lucy Weird.

Dedicación

Pero ser reconocida en el mundo gamer no es tarea sencilla; además de destreza en el juego, como sucede con cualquier otro deporte, deben dedicarle mucho tiempo diario. "Yo paso ocho horas por día, durante la semana, y los fines de semanas más tiempo aún", acepta Öettinger. Fazzini, por su parte, juega aproximadamente seis horas al día. "Si bien muchas de las horas las paso jugando y practicando los juegos del momento, otra gran parte de ese tiempo la dedico a la producción de notas, publicaciones, investigación y streams", relata.

Giagnoni aprovecha todo el tiempo que tiene libre, una vez que sale de su trabajo, para pasar tiempo jugando. "Desde que llego a casa, a las ocho de la noche, hasta la una de la mañana. Y los fines de semana estoy todo el día con la computadora, cuando no tengo compromisos con amigos o familia. Por suerte con mi novio no tengo problemas porque él me acompaña y nos ponemos a jugar juntos", destaca.

Mientras que Ruiz Gonzáles le dedica aproximadamente cinco horas diarias a los videojuegos. "Sin embargo eso puede variar ya que ese tiempo depende mucho de mis horarios de la universidad, no me gusta descuidar mis otras responsabilidades", aclara.

Los predilectos

Cuando llega el momento de hablar sobre los juegos preferidos Karin Öettinger no duda en responder: "League of Legends, Counter Strike, GTA V y Asphalt 8". Mientras que Fazzini pasa la mayoría de su tiempo jugando a Heroes of the Storm, World of Warcraft, Counter Strike y Diablo. "Además suelo jugar a juegos single o multiplayer que aparezcan como Rocket League. Cuando viajo, con el celular, me gusta jugar al Pixel Dungeon y al Clash of Clans", revela.

Por su parte Giagnoni cuenta que está centrada en juegos de computadora. "Crecí con una PC y todavía miro de reojo las consolas, a menos que salga algún título exclusivo que sí o sí hay que jugar en otra plataforma, como el caso de The Last of Us. Cuando era más chica jugaba más a los juegos de acción en primera persona y crecí mucho con ese género, compitiendo en torneos de Quake 3 Arena o Battlefield 1942. Actualmente estoy jugando mucho a Diablo III y Heroes of the Storm", enumera.

Por ultimo, Ruiz Gonzáles prefiere Dota 2, Heroes of the Storm, League of Legends y Hearthstone. Sin embargo confiesa que el juego al que le ha dedicado más es World of Warcraft. "Mucho de lo que realizo hoy se sustenta en lo que más me apasiona: jugar. Le he dedicado gran parte de mi vida y he aprendido mucho de esta actividad", señala.

1 comentario - Cómo es ser una chica gamer en el mundo de los videojuegos

cubano-con-wifi
existen las gamers bonitas?
tengo la mala suerte de conocer varias pero son mas feas que patada en los huevos
bebotinia
en el post estan los links de algunas
Davicho23 +1
@bebotinia Pero esas son marketineras.