El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El fenómeno Marama: cumbia pop para todos y todas

Música10/02/16El fenómeno Marama: cumbia pop para todos y todas
Entrevista.
Con ritmo de cumbia pop y letras de amor fugaz y poca ropa, este grupo de chicos uruguayos, de entre 19 y 22 años, se hace escuchar en todos lados. Quieren intentar baladas, y sueñan con conquistar toda América latina... por lo menos. MIRA LOS VIDEOS


El fenómeno Marama: cumbia pop para todos y todas
Furor popular. Los cuatro uruguayos, tienen entre 19 y 22 años. Tinelli les dio la oportunidad de mostrarse en la final del “Bailando 2015”. FOTO: FABIAN GASTIARENA

Baila nena con... ¡Marama! Esa frase se repite en todas las canciones del grupo. Como una suerte de mantra veraniego, suena en todos lados. Si ahora, cualquiera de los huéspedes de este hotel abandonara el lobby y cruzara la calle, la arenga saldría de los parlantes de cualquier parador en Mar del Plata. Lo mismo ocurriría en los carnavales de Gualeguaychú. O en algún camping de las sierras de Córdoba.
Adentro de un hotel céntrico de La Feliz, Agustín Casanova, Marcos Ifrán, Alejandro Vázquez y Pablo Arnoletti están jugando con un piano de cola mientras esperan la sesión de fotos. No es fácil arreglar una entrevista con ellos. Su año arrancó con un show privado para Marcelo Tinelli en Punta del Este (ver El empujoncito...). Y a partir de ese momento no pararon: tienen un promedio de más de un show por día en eventos municipales, festivales, boliches y teatros.
Marama es la banda del verano, integrada por estos pibes de 19 a 22 años. La fórmula de los uruguayos es sencilla: canciones de amor -la mayoría correspondido-, el beat inalterable de la cumbia y las letras pegadizas. Todas son historias sencillas, de encuentros, de poca ropa, de un sí que llega rápido y se va fugaz como el verano. "Tú y yo nena, a nivel cien. Quiero pasarla bien. Una noche contigo, cintura de diez", dice una de las canciones de su disco Todo comenzó bailando. "Te pones loquita de noche. Te gusta salir con amigas. Un brindis y vasitos arriba. Y tú te pones loquita, mamita", cantan en el hit Loquita. Siempre con la arenga de Baila nena...





Mirá "Loquita"

En menos de dos años lograron lo que a otras bandas les costó mucho más tiempo. Son hijos naturales de otros grupos que vienen cultivando el subgénero de la cumbia pop. Dicen que tienen una mezcla de miedo y ansiedad por estar a la altura de las expectativas. Creen que están iniciando una carrera de larga vida, muy contraria a los amores de verano de sus canciones. Y que sueñan con una carrera internacional, como la de Ricky Martin y otras estrellas del pop. Todos bailan con ellos. Los Marama.
¿Son la banda del verano?
Casanova: Es un poco rara la definición, ¿no? Porque parte de la suposición de que sólo sonás en esa estación. En realidad, ahora estamos muy fuertes en la Argentina, pero el año pasado pegamos en el Uruguay, donde seguimos tocando. Y este año se abrieron puertas en América Latina. Me gustaría pensar que somos una banda en ascenso.
El problema de ser la banda del verano es su carácter efímero. ¿Cuál es el plan desde marzo?
Ifrán: Queremos explotar. América del Sur, Central y expandirnos al norte. Que Marama suene en todos lados.
Vázquez: A ver, "Pachu", nombrame los cincos continentes...
Ahí comienza una gastada colectiva a Ifrán, el menos verborrágico para las notas. Cada uno toma su rol. Casanova es el líder y la voz moderada del grupo. Pablo Arnoletti, el surfer rubio y lindo. "Pachu", algo corto con las palabras.
Hay muchas otras bandas que hacen cumbia pop. ¿En qué se diferencian del resto?
Vázquez: Lo que nosotros hacemos es más romántico. Fijate que son canciones para bailar, más para el veranito. La diferencia creo que está marcada con los grupos de cumbia villera. Cambiamos las melodías y las letras para gustarle a la mayor cantidad de gente.
Todas las letras del disco hablan de amor. ¿Sobre qué otras cosas quisieran cantar?
Arnoletti: ¡Al surf, a las olas y al mar! (se ríe). Por ahí, quién te dice, pegamos onda y nos llevan a tocar a Indonesia y a otros lugares donde hay buenos surfistas. Sería genial.
Casanova: Quizá la próxima meta sea cantarle a la vida. Creo que vamos a ir por ese camino para salir de la monotonía del amor y del desamor. Apuntamos a eso. Nos gustaría cantar baladas. No serviría para los shows en boliches, pero sí para un teatro y se destacaría más la voz. Todo está armado para hacer eso. Ricky Martin hace La mordidita y Dispara el corazón. Igual, no es fácil que una banda que canta cumbia se pase a la balada de un día para el otro.





Mirá "Todo comenzó bailando".

¿Una carrera como la de Ricky Martin quisieran tener?
Vázquez: No tener un techo. Subir lo más que podamos.
Casanova: Ahora vienen Chile, Colombia, Perú y Paraguay. La idea es ser los mejores de Latinoamérica. Si me preguntás a nivel artístico, te diría Ricky Martin, Camila, Romeo Santos o Marc Anthony. Son profesionales que están a un nivel altísimo. Tenemos las cualidades para hacerlo. Si el día de mañana, tengo la oportunidad de ser el mejor, voy a ser el mejor. Digo, vamos a serlo (y todos se burlan del lapsus solista).
¿Cómo se llevan entre ustedes? Porque no se conocían antes de armar la banda y ahora pasan todo el día juntos...
Ifrán: Al no conocernos, tuvimos que hacer un ejercicio de tolerancia para la convivencia. Cada uno aprendió a convivir con el otro.
Casanova: Maduramos un montón. Sabemos perfectamente a quién se puede joder y a quién no y en qué momento. Si nos peleamos, la banda seguramente se disolvería. Así que decidimos disfrutar todo, con un nivel de pelea cero. Hasta a mí me sorprende a veces.
Hasta hace muy poco tiempo, estaban lejos de toda esta locura de shows, boliches y firma de autógrafos. ¿Sienten el vértigo de una vida tan nueva?
Casanova: En Uruguay nos siguen viendo en la calle y andando en bicicleta, como si nada. Pero claro que hay mucha presión. Para nosotros es un mundo nuevo y nadie nace con esto digerido. Es una mezcla de miedo y de ansiedad. Sabemos que va muy rápido y crece a la misma velocidad. Si seguimos con la misma cabeza y haciendo las cosas bien, vamos a conquistar al público de América Latina. Queremos ver hasta dónde podemos llegar.


%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%



El empujoncito de Marcelo
Marcelo Tinelli fue uno de los impulsores del éxito de Marama. El conductor eligió al grupo para tocar en la semifinal del 'Bailando 2015', en ShowMatch (El Trece). Y los convocó a su fiesta privada de fin de año en Punta del Este. Agustín Casanova, líder del grupo, cuenta cómo fue ese encuentro. "Nos felicitó por el éxito y nos aconsejó que sigamos trabajando mucho. Y rescató la humildad con la que venimos haciendo las cosas. No fue una gran charla laboral; imaginate que él y nosotros veníamos de mucha actividad, así que relajamos mucho. Terminamos hablamos de cuatriciclos".


Rombai, el grupo gemelo
Fernándo Vázquez es el nombre detrás del éxito de Marama. Autor de los temas y productor de la banda, también es el cantante de Rombai, el grupo gemelo de Marama, con el que grabaron un disco y se presentan en conjunto. Suele renegar de los calificativos "cumbia pop", "cumbia cheta" u otras etiquetas. "La música es música", repite cada vez que le preguntan.


51 millones
Como todos los grupos surgidos en los últimos años, los seguidores de Marama se reproducen rápidamente en la web. El video oficial de su canción Noche loca -grabado junto a Rombai- tiene 51 millones de visitas. Y Loquita llega a unas 46 millones de reproducciones en YouTube.

4 comentarios - El fenómeno Marama: cumbia pop para todos y todas

pesel +1
Cumbia cheta, se dice cumbia cheta
musica
NM26 +2
Caguenme a negativos si quieren pero prefiero una banda de chetos haciendo un tema de cumbia pegadizo, clichero y meloso a uno ultra marginal que tome a la ligera las drogas, el salir a afanar o la carcel. Se que no deberia ser influencia de nada pero los pibes no siempre lo ven asi. Es mejor el mensaje que dan estos a lo que pueda batir Pablo Lezcano o algun otro pelotudo que sobrevivio a los 2000 con su mensaje de la droga y los tiros.
ZETHwolf -1
No me gusta la cumbia cheta, prefiero la villera vieja, sobretodo por el ritmo y las historias de esos barrios.