El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Desenmascarando a Macri - Parte 1

ACLARACION: NO SOY K, ASIQUE NO ROMPAN, NO FORMO PARTE DE LA DIVISION CLARIN - KICHNERISMO. HAY POST Y VIDEOS HECHOS POR MI EN CONTRA DE LOS 12 AÑOS DE CORRUPCION Y LA DEKDA ROBADA. ASIQUE A CERRAR LA BOCA

Trabajadores inseguros y en riesgo

El ministro Triaca anunció que estudian modificar el sistema de las ART para “bajar costos”. Preparan una nueva medida a favor del empresariado y contra los trabajadores.

Desenmascarando a Macri - Parte 1

En la tarde de este viernes el ministro de Trabajo Jorge Triaca planteó que el gobierno estudia avanzar en una revisión del sistema de Riegos de Trabajo. Según la agencia DyN, el funcionario afirmó “vamos a trabajar en conjunto porque este sistema requiere de revisión (…) Hemos avanzado como sociedad en mejorar las condiciones de seguridad e higiene de los trabajadores”.

El objetivo del ministro es, según su propia definición, bajar el nivel de litigiosidad existente. Éste es un reclamo que el empresariado vuelve a reflotar periódicamente.

En 2012 el gobierno nacional de Cristina Fernández ya había concedido una modificación del sistema de las ART que resultó completamente desfavorable para los trabajadores. La medida fue festejada por el empresariado agrupado en la UIA y otras cámaras patronales, pero fue rechazada por las centrales sindicales.

La modificación eliminaba la llamada “doble vía” que permitía al empleado o empleada volver a litigar ante la Justicia civil si consideraba que la compensación de la ART era insuficiente. En ese marco establecía la “opción excluyente” que obligaba al trabajador a elegir entre la reparación de la ART o una compensación integral producto de un juicio civil.

En ese momento, el gobierno también implementó esa medidas en aras de “reducir la litigiosidad”. Queda en evidencia que en este terreno el gobierno de Cambiemos viene a continuar con el trabajo “heredado”.

La realidad en números

El ministro Triaca señalaba ayer que “se ha avanzado muchísimo, hay que decirlo. Acá no hay que cambiar todo de vuelta cada vez que se cambia de gestión. Se han logrado bajar los siniestros en el área de trabajo”.

Sin embargo, la realidad no muestra la “evolución” que el ministro presenta. La Superintendencia de Riegos de Trabajo (SRT) informa en su página de internet que en 2015 hubo 792 muertes de trabajadores registrados en ese sistema. La cifra es escalofriante. Indica un promedio de más de dos trabajadores fallecidos por jornada tomando el total del año. Si se descontaran los días no hábiles la cifra sube brutalmente.

Pero además, ese informe da cuenta solo del universo de trabajadores que se desempeñan en relación de dependencia y cuyo empleador se encuentra afiliado al régimen de Riesgos del Trabajo. Esto implica dejar, por fuera de las estadísticas a una porción sustancial de la clase trabajadora, un tercio que se encuentra en la informalidad laboral y, en general, en las peores condiciones de trabajo.

El mismo informe da cuenta de que el Índice de incidencia de fallecidos fue de 81,9 trabajadores cada millón de registrados en 2015. A su vez, el índice de letalidad –que registra trabajadores fallecidos cada 100 mil casos denunciados- fue de 96,8 el año pasado, elevando la cifra desde 2014, cuando fue de 93,1.

En 2015 fueron denunciados un total de 659.041 casos de accidentes y enfermedades laborales. A pesar de los comentarios de Triaca, la cifra es apenas menor que la de 2014, que arrojó 660.954. Como queda en evidencia, las variaciones no son significativas.

Panorama oscuro para la juventud

El informe de Accidentabilidad laboral en la Argentina desde una Perspectiva de Género (2011) –también publicado por la SRT- indicaba además el desarrollo de estos problemas en determinadas ramas.

Los resultados de ese estudio señalaban que las edades de mayor exposición a sufrir un accidente de trabajo en hombres -los más expuestos por ser quienes realizan las actividades más pesadas- era entre los 16 y 34 años.

Allí también se indicaba que “la distribución de varones y mujeres cubiertos según los grupos de edad, es similar. El 1% tiene entre 16 y 19 años, porcentaje que se eleva al 10% y 11% en el grupo de 20 a 24 años, llega al 16% para los grupos de 25 a 29 años y 17% entre los 30 a 34 años. A partir de estas edades comienza a decrecer a medida que avanza la edad”.

Según el mismo informe, solo el 50% de los trabajadores y trabajadoras que se encuentran en la franja etaria de 16 a 34 años están cubiertos en el sistema de ART.

macri

Según los datos del informe, a los jóvenes que ingresan al mercado laboral y sin ninguna experiencia no se les brinda la capacitación necesaria para prevenir enfermedades laborales y accidentes. Otro factor, el fundamental, es el interés de los empresarios en incrementar sus ganancias más allá de la salud de los trabajadores.

Reclamo de larga data

En la historia del movimiento obrero, desde las primeras industrias hasta la actualidad, el reclamo contra las malas condiciones laborales y los ritmos extenuantes de trabajo ha sido una constante.

Para las patronales la vida y la salud de los trabajadores solo es un costo más de la producción. En su esquema esos costos deben de reducirse a su menor valor posible.

En las fábricas no se cumplen: los aumentos en los ritmos de producción, la sobrecarga de horas extras, las malas condiciones de las maquinas en las líneas de producción y una extensa serie de otros comportamientos de las empresas para con los trabajadores, dan cuenta de la desidia con que las industrias y las mismas ART actúan en función de las ganancias capitalistas.

En Argentina las luchas de los trabajadores por mejores condiciones de trabajo y salubridad fueron innumerables a lo largo de su historia.

Hace pocos días La Izquierda Diario publicó la experiencia del Astillero Astarsa que, en la zona norte del Gran Buenos Aires en 1973, le impuso a la patronal una comisión de higiene y seguridad controlada por los propios trabajadores.

izquierda

Precisamente en los años 70, el gran cineasta de izquierda Raymundo Gleyzer lo tomó como uno de sus temas en la película Me matan si no trabajo y si trabajo me matan, que retrataba la lucha de los obreros de la fábrica metalúrgica INSUD, de San Justo (La Matanza), por reivindicaciones salariales y contra las condiciones insalubres de trabajo.

En la misma edición de La Izquierda Diario se daba cuenta de la experiencia que se procesa en la gráfica MadyGraf donde los trabajadores, desde antes de que la patronal abandonara la planta, iniciaron un proceso de organización para poner freno a la superexplotación de la patronal, prevenir las enfermedades laboral y bajar la cantidad de accidentes, cuestión que viene ocurriendo.

Comentarios Destacados

11 comentarios - Desenmascarando a Macri - Parte 1

Paulo_Dybala -2
no sos k pero sos un zurdito roñoso que es peor, salu2
MisterBungle -2
@ls10_semental si pensa que la cosa es clarin-kirchnerismo tenes la cabeza lavada
Bouchard_Ar
Boludito incapaz de argumentar detected...
Cranario -1
@Bouchard_Ar LOPEZ BOUDOU JAIME BAEZ CRITOBAL LOPEZ queres mas argumentos ? IMBECIL
javy_sta -3
"El ministro Triaca anunció que estudian modificar el sistema de las ART para “bajar costos”. Preparan una nueva medida a favor del empresariado y contra los trabajadores." esta mal de la cabeza el lisiado... siendo el discapacitado. Toda la mala leche este gobierno, ya no saben por que lado ajustar. De esta recesión no nos saca nadie si siguen con esta politica.
juansar28 +1
Estos boludazos que se quieren hacer los PUTUN_V .Ya nadie comenta estos post.
FaxModem
yo creia que macri era el sorete ese con vida de south park !! no lo es ?? en serio?
jodeme que son dos cosas distintas !!