El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Windows 7 Sustituto de Windows Vista

Anuncios

Algunos cibernautas aseguran que el próximo sistema operativo de Microsoft no es más que un Windows Vista remozado. Para nosotros es mucho más que eso. Seguid leyendo y descubriréis qué nos depara Windows 7



Podemos considerar que la vida «hábil» de un sistema operativo transcurre entre el día de su lanzamiento y el de su sucesor, aun a sabiendas de que realmente no es así. La mayor parte de los usuarios sigue utilizando su antigua plataforma después de la aparición de la siguiente por muchas razones de peso. Por una parte, todos somos conscientes de que un nuevo Windows necesita un período de rodaje para comenzar a ofrecer lo mejor de sí mismo.



Si echamos la vista atrás por un instante podemos recordar que tanto Windows XP como Vista recibieron muchas críticas durante sus primeros meses de vida (este último aún las sigue recibiendo), muchas de ellas totalmente fundadas y algunas no tanto. Pero, a medida que van apareciendo los primeros parches, su comportamiento suele mejorar sensiblemente, y las críticas se van mitigando poco a poco.



Otra razón esgrimida por muchos usuarios consiste en que un nuevo sistema operativo requiere un período de aprendizaje, por leve que sea, y no siempre resulta aceptable realizar esa inversión de tiempo y recursos en el momento preciso de su lanzamiento. Y, por supuesto, muchos entusiastas no se adhieren a la nueva plataforma, simplemente, porque les satisface su opción actual.



En nuestra opinión, esto ha sucedido con Windows Vista, un desarrollo que llegó, precisamente, en el mejor momento de Windows XP. De hecho, debemos confesar que muchos técnicos del Laboratorio de PC Actual nos resistimos a instalar Vista en nuestros PCs durante los primeros meses de vida de la plataforma debido a que el rendimiento y la estabilidad de XP nos parecían en ese momento superiores.



¿Sucederá lo mismo con Windows 7? Probablemente. Vista ha mejorado mucho con la introducción de las enmiendas contempladas en el primer paquete de servicios (conocido como Service Pack 1). El siguiente paquete de mejoras (que presumiblemente llegará en abril de 2009) incrementará el atractivo de Windows Vista en gran medida. ¿Por qué reducir entonces su vida útil lanzando un nuevo sistema operativo?



Windows Vista no sufrirá «el mal de Millennium»

Cuando Microsoft lance Windows 7, Vista llevará tres años en el mercado. Si tenemos presente que Windows XP reinó durante todo un lustro, podemos concluir que los de Redmond no están del todo contentos con el «resultado» de este sistema operativo. Desconocemos si es así, pero, sinceramente, creemos que no.



La mayor «pifia» de Microsoft fue, a nuestro juicio, Windows Millennium, una plataforma con grandes problemas de estabilidad y un rendimiento manifiestamente mejorable cuya vida útil fue de un solo año. Incluso algunas de las cabezas visibles de la compañía han reconocido que no fue más que un producto de transición entre Windows 98 SE y Windows XP no muy afortunado.



Windows Vista no es ni mucho menos perfecto, pero lo cierto es que ha mejorado notablemente a lo largo de los dos años que lleva entre nosotros y resulta mucho más satisfactorio que a principios de 2007. En aquel momento lo cierto es que no habríamos vaticinado que su sucesor llegaría a finales de 2009 (esa es la fecha que han «pronosticado» los responsables de Microsoft), pues le habríamos augurado una vida más larga, quizás en la línea de Windows XP.



Pero, si lo pensamos bien, el sector tecnológico ha cambiado mucho en poco tiempo, por lo que las circunstancias son diferentes a aquellas que «envolvieron» a Windows XP. Las necesidades de los usuarios son distintas, y, por qué no contemplarlo, la competencia aprieta más que nunca.



Linux resulta cada vez una opción más asequible, y Mac OS X sigue ganando adeptos entre la comunidad de usuarios de Windows. Y es que la posibilidad de hacernos con un iMac o un MacBook y utilizar sin problemas tanto el sistema operativo de Apple como Windows XP o Vista resulta muy atractiva.



¿Cuál es el precio de una interfaz bonita y amigable?

Elevado. Seguramente, más de lo que debería y, a todas luces, superior a lo que todos los usuarios desearíamos. Los recursos hardware que es necesario invertir para desarrollar un entorno que resulte atractivo y, a la par, fácil de utilizar por cualquier usuario, son considerables.



Muchos técnicos nos quejamos con frecuencia y añoramos en cierto modo la época en la que lo controlábamos todo «de otro modo». Pero nos equivocamos. Muchas de las personas que hoy en día utilizan un ordenador no lo harían si tuviesen que crear su propio archivo de procesamiento por lotes para liberar esos Kbytes adicionales de memoria convencional que requiere su aplicación favorita. Y menos si tuviesen que pasarse varias horas al día delante de un intérprete de comandos.



No cabe duda de que debemos mucho a las interfaces gráficas, de hecho, gracias a ellas la informática es un fenómeno realmente popular. No obstante, aunque su incidencia en el rendimiento de un PC es notable, no debemos olvidar que no son las únicas «culpables» del dilatado tiempo de respuesta que padecemos con demasiada frecuencia. También estamos difrutando muchos servicios que se ejecutan en segundo plano para hacer nuestro trabajo diario más agradable, pero que lastran su rendimiento.



Eso sí, también podemos plantearnos si, dada la descomunal capacidad de proceso de las CPUs actuales y el elevado rendimiento del resto de los componentes, resulta razonable que nuestros ordenadores trabajen de cuando en cuando con una lentitud exasperante. A nuestro juicio no. No parece razonable. Al menos siempre y cuando la carga de trabajo no sea excesiva. Y en Microsoft parecen opinar lo mismo.



De hecho, una de las principales mejoras de cuantas introdujo el Service Pack 1 de Windows Vista fue, precisamente, un apreciable incremento de su rendimiento al realizar algunas tareas frecuentes. Por ejemplo, al copiar ficheros. Por fortuna, todo parece indicar que los responsables del desarrollo de Windows 7 se han puesto las pilas para optimizar este sistema operativo mucho más de lo que lo está Windows Vista.



¿Qué significa ésto? Sencillamente, que aprovechará mejor los recursos hardware del PC. Según nuestras pruebas, la pre-beta que hemos utilizado aventaja notablemente a Vista en este apartado. Y, probablemente, el rendimiento de la versión final de Windows 7 será aún mayor. Incluso lo hemos probado en un netbook, y la verdad es que la experiencia de usuario es mucho más satisfactoria que cuando Windows Vista gobierna ese mismo PC.



Más compatible, menos quisquilloso

Nos parece una gran idea que el modelo de controladores de Windows 7 sea el mismo, o, al menos, compatible con el implementado en Vista. De esta forma, los drivers escritos para este último sistema operativo funcionarán perfectamente en la próxima plataforma de Microsoft.



No obstante, esto no significa que Windows 7 no vaya a contemplar ninguna mejora en este ámbito. La forma en que gestionará los dispositivos que conectemos a nuestro PC será diferente. Su propósito es poner a punto nuevos mecanismos concebidos para reducir el número de errores y sacar más partido a este hardware.



Incluso, con frecuencia ni siquiera tendremos que instalar software alguno, pues, al conectar el dispositivo, el propio sistema operativo bajará un paquete con metadatos XML que apuntarán directamente a las descargas y los servicios on-line adicionales propuestos por el fabricante del periférico.



La competencia de Windows 7

El próximo sistema operativo de Microsoft pinta muy bien. No representa en absoluto una revolución, pero sí la evolución lógica y, sobre todo, deseable, a partir de Windows Vista. Sin embargo, su competencia va a plantarle cara con más fuerza que nunca.



Apple está de moda gracias a productos célebres como el iPhone y los iPod. Pero, sobre todo, Mac OS X es un sistema operativo muy bien diseñado, razonablemente rápido y, sobre todo, muy asequible que, sin lugar a dudas, nos deparará alguna sorpresa cuando Windows 7 esté a punto de llegar a las tiendas.



Pero, no podemos olvidarnos de Linux y sus diferentes encarnaciones. En la actualidad esta plataforma es más fácil de utilizar que nunca, goza de un gestor de composición de ventanas magnífico (nos encanta Compiz Fusion) y la cantidad de software gratuito disponible es abrumadora.



PD: Este post si lo realize yo no segundos.

Anuncios

4 comentarios - Windows 7 Sustituto de Windows Vista

@frost99
ps para mi micro$oft esta haciendo lo mismo ke hicieron con win 98 y me, practicamente mismo entorno pero con mas \"seguridad\" y bueno desde mi punto de vista nose porke sigen sacando mas versiones si con 1 es mas ke suficiente ya ke win 7 tendra 6 versiones
@chinassky
Muy buena revisión, veremos que sucede con este nuevo engendro de Microsoft.
@Semprom
No se, ami me gusta mucho el Windows Visita