El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Opera ofrece un aperitivo de su versión 10.10

Anuncios

La funcionalidad Unite permite convertir nuestra computadora en un servidor, y es extensible mediante plug-ins que pueden desarrollar terceras partes.

Pese a no disponer de una cuota de mercado boyante en el segmento de los navegadores web de sobremesa, Opera Software no deja de presentar buenos productos con los que busca reconducir tal situación. El último ha sido Opera 10, y parece que el público está respondiendo ni que sea en pequeñas dosis, ya que el fabricante noruego ha visto como su cuota de mercado crecía estos dos últimos meses.

El futuro inmediato de Opera pasa por Unite, un añadido a su navegador web que convierte a nuestra computadora en un servidor de aplicaciones. Un navegador web corriente se comporta solamente como un cliente, utilizando los servicios pero sin proporcionar nada a los demás usuarios. Unite abre nuestra computadora y nos permite instalar servicios en nuestra máquina para uso y disfrute de otros. La idea es similar a la que subyace en el P2P, dar tanto a los demás como nosotros tomamos de ellos.

Si hasta ahora Unite era un componente que debía ser descargado e instalado sobre una versión ya existente del navegador Opera, con la versión 10.10 beta de este último nos encontramos que Unite ya viene junto al browser, permitiéndonos disfrutar de sus servicios.

Opera Unite ofrece una API, de forma que funciona a base de pequeños programas (una suerte de plug-ins) que permiten dar funcionalidad al servidor instalado en nuestra máquina. Entre las aplicaciones ya desarrolladas para este sistema nos encontramos con un reproductor multimedia que nos permite acceder desde cualquier sitio a la música almacenada en nuestra computadora. También contamos con una herramienta de compartición de ficheros y otra para compartir fotografías. Un servidor web también será muy práctico para los programadores aficionados e incluso profesionales.

Para ejecutar Unite se necesita el navegador Opera 10 en la computadora que actúa como servidor, pero los clientes pueden conectarse a los servicios empleando para ello cualquier navegador del mercado. Para poder acceder desde fuera a las aplicaciones de Unite, el usuario deberá disponer de una URL especial, terminada en operaunite.com y que delante de este sufijo incluya el identificador completo de la máquina en el sistema de Opera.

De esta forma, y pese a que la mayor parte de las conexiones a Internet disponen de una dirección de IP dinámica (es decir, que cambia en cada conexión en contraposición con la IP fija), siempre podremos localizar de la misma forma a una máquina concreta. Para obtener esta dirección deberemos registrarnos con Opera.

Ante si, y para su uso práctico con aplicaciones que exijan disponer de un amplio caudal de datos, Unite se encuentra con un handicap: las conexiones domésticas, aunque sean de banda ancha, acostumbran a ser asíncronas, lo que significa que su caudal de subida de datos (de envío hacia Internet) es menor que el de bajada. Por ello, una persona conectada en remoto a nuestra computadora utilizando una aplicación residente en ella, no disfrutará de tanta velocidad como nosotros cuando utilizamos un servicio online.

Obviamente, tampoco podemos descuidar la seguridad; a fin de cuentas, y con el uso de Unite, estamos abriendo una puerta más en nuestra computadora por la que pueden entrar intrusos.

Opera 10.10 beta ya puede descargarse desde el sitio web del fabricante noruego para las plataformas Windows, Mac OS X, Linux (32 y 64 bits, y arquitectura PowerPC), FreeBSD (32 y 64 bits), y Solaris (Intel y SPARC).

Fuente: http://www.imatica.org/bloges/2009/10/191047682009.html

Anuncios

0 comentarios - Opera ofrece un aperitivo de su versión 10.10

Los comentarios se encuentran cerrados