El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El origen de las estrellas

Anuncios

Esta es la transcripcion del programa de radio El explicador, un programa de divulgacion cientifica totalmente serio y que se transmite en la capital de México en el 102.5 de FM de lunes a viernes de 8:00pm a 9:00pm (Si eres de otro pais y quieres escucharlo por internet en vivo usa el reloj de windows, busca el uso horario de México y sabras que hora es po acá; como ejemplo en Argentina tienen unas 3 o 4 horas mas)

La pagina para escucharlo en vivo es la siguiente: www.noticiasmvs.com hay un boton arriba que dice Radio en vivo, si quieren escuchar el programa solo le dan ahi a la hora correcta y ya esta. Otra opcion para escuchar unos pocos podcasts (son muy escasos, oficialmente el programa no tiene, estos son subidos por el conductor Enrique Ganem o por gente del auditorio) pueden ir a: http://www.reporteindigo.com/busqueda/results/Enrique%20Ganem y tambien encontre otra con podcasts subidos por fans del programa: http://elexplicador.podomatic.com/. En fin, les dejo la transcripción y un videito para que lo disfruten.



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=A_jsMTE_SLY


Y aqui pueden descargar el video: http://bitcast-b.bitgravity.com/botr/U5nJ1NZD/videos/YfFsjtd5-22088.flv?e=1265589240&h=ba94dfe5aac21eb202d0f107b58a8621




En otra ocasión le dije que el simple acto de observar las estrellas con ayuda de la inteligencia, es responsable directo por el desarrollo de los sistemas sociales más avanzados del mundo (recuerde que también le dije que la palabra “revolución”, que significa “dar vueltas”, tomó su significado social actual como consecuencia de un libro de astronomía, escrito por Nicolás Copérnico en el siglo XVI).

En la actualidad, nadie discute ya sobre la importancia de la ciencia pura en general, y de la astronomía en particular. En muchos países se gastan cantidades enormes para construir y operar telescopios en toda clase de lugares, desde la cima de un volcán extinguido en Hawai, hasta el hostil y perfecto ambiente del espacio exterior.

Uno de los asuntos que ocupan una fracción muy importante del valioso tiempo de los telescopios modernos es el del origen de las estrellas. Sabemos, desde hace años, que las estrellas se forman como consecuencia de cualquier mecanismo que permita la condensación de una nube de gas y polvo, pero a pesar de los esfuerzos de muchos investigadores (incluyendo un mexicano destacado, Guillermo Haro, cuyo nombre aparece en cualquier libro de astronomía medianamente decente), hay muchos detalles de este proceso que siguen escapando a la atención de la ciencia.

La lista de asuntos pendientes relacionados con el origen de las estrellas es muy larga.

Sabemos que existen estrellas enormes y pequeñas. El Sol tiene una masa de 1.9891 x 1030 kilogramos (sí... a los astrónomos les gusta expresar la masa de los objetos que estudian en kilos y las distancias en centímetros). Esto es realmente mucho (desde nuestra perspectiva); en comparación, la Tierra pesa unos miserables 6.9736 x 1024 kilos (es decir, aproximadamente 106 veces menos, o alrededor de un millón de veces).

Las estrellas más pequeñas conocidas tienen una masa de alrededor de un décimo de la solar (o unas 100 mil veces más que la Tierra), mientras que la más grande conocida (la estrella de “Pistol”, llamada así porque se encuentra en medio de una nube de gas que tiene una forma vagamente parecida a la de una pistola), tiene una masa 200 veces mayor. Esto probablemente no le parecerá mucho, pero para los astrónomos es algo extraordinario.

Verá, las estrellas son hornos de alquimista; en su corazón se funden los núcleos de átomos “ligeros” (aquellos que tienen pocas partículas, protones o neutrones) para formar átomos “pesados”. En el proceso es generada una cantidad enorme de energía (en una décima de segundo, el Sol genera más energía que la que ha usado la humanidad en toda su historia, incluyendo la generada por todas las armas nucleares que han sido detonadas en la Tierra).

El ritmo con el que suceden las reacciones nucleares depende de manera muy directa de la presión en el centro de la estrella y esa presión depende de la masa de la estrella. Nuestra estrella podrá mantener un brillo más o menos estable por otros 4 mil 500 millones de años y luego se volverá inestable. Una estrella con un décimo de la masa solar puede mantenerse estable por hasta un millón de millones de años, mientras que una estrella con 10 masas solares probablemente durará menos de 15 millones de años. El ritmo de las reacciones nucleares está relacionado con el cubo de la presión: si la presión en el centro de la estrella se duplica, el ritmo de las reacciones nucleares aumenta 8 veces (2 al cubo, o 2 X 2 X 2).

Las estrellas gigantes, como la de Pistol, están condenadas a una muerte violenta; al agotarse el combustible nuclear, el centro de la estrella colapsa. Al caer en el centro a una velocidad cercana a la de la luz, la materia de la estrella –muchas veces mayor a la de todo el Sistema Solar– choca contra el núcleo muerto y estalla. En otra ocasión le hablé de las supernovas (las estrellas que explotan en forma catastrófica y que, en promedio, producen un destello equivalente al de 600 millones de soles como el nuestro; este destello puede durar varios meses).

Es muy importante conocer la proporción que existe entre las estrellas de distintos tamaños por muchos motivos: los mecanismos que permitieron la formación de las primeras estrellas, probablemente unos 800 millones de años después del nacimiento del cosmos, dejarían su huella en estas proporciones (la dinámica de las nubes de gas primordial determina cuántas estrellas de distintos tamaños aparecen primero). Por otra parte, las estrellas gigantes que estallan son responsables por “sembrar” el cosmos con elementos químicos “pesados” (como el oxígeno, el carbono o el hierro, pasando por casi todos los demás elementos de la tabla periódica). Si la proporción de estrellas grandes es muy baja, entonces no habrá mucho material para formar planetas como el nuestro y la probabilidad de encontrar vida extraterrestre será muy baja. Otro asunto importante tiene que ver con nuestra supervivencia: una supernova puede calcinar a un planeta como el nuestro a una distancia fantástica (probablemente de varios centenares de años-luz); la probabilidad de encontrarnos con una estrella así en nuestra “cercanía” (un año-luz tiene 9.5 millones de millones de kilómetros) estará determinada por la proporción de estrellas grandes con respecto a las pequeñas.

Por estos y muchos otros motivos (en su gran mayoría mucho menos dramáticos), es que los astrónomos intentan determinar lo que se conoce como la “Función Inicial de Masa”; este numerito da una idea de cuántas estrellas pequeñas hay por cada estrella grande. Desde la década de los 50 hasta hace unos días, los astrónomos creían que esta función era similar para todos los tamaños, es decir, que por cada estrella con una masa 20 veces superior a la del Sol, encontraría Ud. unas 500 estrellas del tamaño de nuestro Sol o más pequeñas. La misma proporción debería existir entre las estrellas con 10 masas solares, y las de 200.

Un trabajo reciente realizado con el radiotelescopio de Parkes, en Australia, acaba de revelar que esto no es cierto. Una galaxia es un conjunto de estrellas, gas, polvo interestelar y otras cosas interesantes, que flota en forma independiente en el espacio vacío; una galaxia puede tener una masa de entre unos pocos millones de veces la de nuestro Sol, hasta más de un millón de millones. Una galaxia más o menos promedio, como la nuestra, tiene 400 mil millones de estrellas y una cantidad parecida de gas interestelar. Si las estrellas se forman de la misma manera en todo el universo, el factor de masas de todas las galaxias sería casi idéntico. Lo que encontraron los astrónomos que usaron los registros de Parkes es que cada galaxia tiene un factor de masa diferente.

Por cierto, el telescopio de Parkes ha sido empleado por la NASA para recibir señales de radio provenientes de las misiones lunares y de varias sondas automáticas de exploración. La historia real de su papel en la transmisión de la primera caminata lunar.

Este descubrimiento significa que el proceso de formación de grandes poblaciones estelares todavía no ha sido comprendido y esto significa, a su vez, que serán necesarios nuevos estudios para determinar cómo nacen las estrellas. De estos estudios obtendremos una mejor perspectiva de la evolución del universo, y de los sucesos que permitieron el nacimiento del sistema solar, de los que depende nuestra existencia como individuos.





Comentar no cuesta nada

Anuncios

1 comentario - El origen de las estrellas

HellVistaSlave
Muy buen post y ningun comentario? ni puntos? que injusto!! +10