La nueva invasión británica en Argentina ¿dónde y cuando

La nueva invasión británica en Argentina ¿dónde, cómo y cuándo?
Informe exclusivo Por Patricio A. Mendiondo Director Diario El Malvinense

¿Dónde exactamente se ubican los pozos petroleros y cuánto crudo hay en esa zona? La nueva invasión se encuentra más allá de Malvinas e involucra al Mar Argentino. No se trata de una disputa por la soberanía por Malvinas, sino ya sobre nuestro propio mar. La maniobra británica y las empresas petroleras. A 400 kms de Santa Cruz, a 300 kms de Pto Argentino, en pleno Mar Argentino ya no en las Islas, Inglaterra pretende realizar negocios petroleros bajo la aquiescencia de la Cancillería Argentina.

La nueva usurpación británica y el silencio de 1986

Hasta el año 1986, los ingleses solo mantenían usurpadas las Islas Malvinas y controlaban 12 millas a su alrededor. Las Islas eran un gran gasto para los británicos, y por ello se decide de forma unilateral, establecer 200 millas alrededor de las Islas, pues se sabía de las grandes riquezas pesqueras y del potencial petrolero. Alfonsín como presidente y Caputo como Canciller poco hicieron para contrarrestar el avance inglés. Desde los Acuerdos-Tratados firmados en la década del 90 en el gobierno de Menem, y mientras Cavallo era Canciller, la Argentina por segunda vez, permite que en la práctica, el sur del Mar Argentino pase a manos de Gran Bretaña.

En 1982 Gran Bretaña reusurpó las Islas a la Argentina, solo las Islas, sin salida al mar, más que 12 millas. En 1986 Gran Bretaña avanzó sobre 200 millas alrededor de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur. Es decir, usurpó territorio que nunca estuvo en disputa entre ambos países. Es así como comenzó a entregar permisos de pesca en el Mar Argentino. Hace pocos años, se encontró petróleo en el Atlántico Sur argentino, y ahora se procederá a extraer el crudo de allí.

Es sabido que en las Islas no hay petróleo, y todos los hallazgos se han realizado en el mar, usurpado no en 1833, sino hace tan solo 23 años. El gobierno argentino debería de concientizar a la ciudadanía de la magnitud de esta nueva arremetida británica. No se trata de una disputa por la soberanía por Malvinas, sino ya sobre nuestro propio mar, territorio que nos pertenecía sin disputa alguna hasta que en 1986 el Imperio británico decidió avanzar sobre las aguas.

La plataforma petrolera si quiera podrá ser vista desde las Islas Malvinas, por su lejanía de las costas, cuando extraiga petróleo del Mar Argentino. El propio Ministerio de Defensa de Gran Bretaña es quien está proveyendo de la logística para que se pueda llevar a cabo la tarea. Es un saqueo liso y llano de los recursos naturales de la Nación, ante la pasividad cómplice del Gobierno Nacional y de todos los partidos políticos y referentes de la política nacional que no denuncian estos hechos.

Petróleo en el Mar Argentino

Según el diario inglés The Guardian ("el diario Crónica" de los ingleses), existen en Malvinas unos 60.000 millones de barriles de petróleo. Ese dato no es cierto. Según las prospecciones realizadas, las reservas de petróleo no superarían los 10 mil millones de barriles, y unos 20.000 millones de metros cúbicos de gas.


Ubicación (color rojo) de los pozos petroleros a ser explorados por Gran Bretaña.

Las exploraciones que se realizarán a partir de la semana próxima, serán en seis lugares distintos del Atlántico Sur, la mitad de ellos ubicados al límite de las 200 millas de Mar territorial argentino (a solo 50 millas), a 400 kilómetros de Bahía Oso Marino en Santa Cruz, a pocos kilómetros de Puerto Deseado. De la capital de Malvinas, Puerto Argentino, estas perforaciones se encontrarán a unos 300 kilómetros de distancia. Estos pozos se suponen que son los más ricos de los encontrados por las empresas británicas.

Las perforaciones que se encuentran más al sur, cerca de las islas, a unos 160 kilómetros, se suponen sus reservas son inferiores a lo que se puede llegar a encontrar hacia el norte.

Las empresas británicas en busca del oro negro

Las empresas que poseen licencias otorgadas por el gobierno inglés para explorar en el Mar Argentino usurpado son: Desire Petroleum, Argos Resources, Falkland Oil and Gas Ltd (FOGL) / BHP Billiton, Borders and Southern Petroleum, Rockhopper Exploration.

De las cuales Desire Petroleum y Rockhopper Exploration realizarán este año perforaciones para comenzar a comercializar cuanto antes el petróleo.

La plataforma Ocean Guardian perteneciente a la compañía británica Diamond Offshore se dirige desde fines de noviembre hacia el Atlántico Sur por medio del buque remolque "Maersk Traveller" de bandera de Dinamarca. Desde mediados de enero se reabasteció en cuatro puertos de Brasil, para luego tomar rumbo sur.

Desire Petroleum estima que al llegar la plataforma petrolera Ocean Guardian la próxima semana (entre el 13 y 14 de febrero), perfore al menos cuatro pozos, cuya tarea finalizará en mayo. La compañía británica espera encontrar al menos unos 3.500 millones de barriles de petróleo y 20.000 millones de metros cúbicos de gas extraíbles.

Por su parte, la Rockhopper Exp. utilizará la misma plataforma para perforar desde mayo a junio de 2010 en dos pozos donde se espera encontrar unos 2.000 millones de barriles de petróleo recuperables.


Aquí se encuentran las zonas de exploración al norte de las Islas. En color celeste figuran las de propiedad de Desire Petroleum y en verde fuerte las de Rockhopper Expl. Los pozos 23 y 24 se calculan en 2.500 millones de barriles y los 32 y 33 unos 1.800 millones.



Sumando la cantidad de crudo esperado a encontrar por ambas empresas, la cifra no supera los 8 mil millones de barriles de petróleo recuperables. Lejos de los 60mil que habla la prensa inglesa. A su vez, se debe tener en cuenta que los yacimientos de gas son superiores a los del petróleo.

Pretensión británica

Sin dudas hay un claro negocio de obtener petróleo y gas del Mar Argentino. Pero existe algo más. Detrás del supuesto negocio, Gran Bretaña conoce bien que esas aguas jamás fueron parte de la disputa por Malvinas hasta que de forma unilateral avanzó 200 millas. Una acción como la que comenzará la semana próxima, será otro gran paso para que en la práctica, Gran Bretaña sea el dueño de esa porción de territorio.

No tanto por las riquezas que pueda representarle, pues 5 o 6 mil millones de barriles no representan grandes ganancias si se considera el gasto a realizar de traer los materiales desde Gran Bretaña, a 9 mil kilómetros de distancia. Proveer de Fuerzas Armadas que controlen la zona "por si acaso", y los gastos de exploración y perforación, disminuirá bastante las ganancias.

Más bien, detrás del negocio existe una jugada política para observar como se desenvuelve Argentina ante los hechos que ponen en jaque su soberanía territorial. Probar, evaluar. Si la reacción de Cancillería no es severa, pues entonces seguirán e irán por más recursos y territorio. También probar la reacción popular ante tamaño saqueo en frente de sus narices. Si todo se desenvuelve de forma aceptable, ya no las Malvinas, sino que medio Mar Argentino se afianzará en las manos de Inglaterra y con ella a manos de los países de la Unión Europea.

Aquí la invasión ya no se realiza con armas, bombas y buques de guerra, sino con plataformas petroleras y buques pesqueros, que al extraer los recursos naturales, ejercen soberanía sobre el Atlántico Sur argentino. Empresas británicas con sus banderas, que extraen las riquezas de las aguas.

Los ingleses no se conformaron con usurpar Malvinas, sino que avanzaron luego sobre las Georgias y Sandwich para más tarde avanzar 200 millas. Y allí no termina todo, el objetivo de Inglaterra es adueñarse del sector antártico reclamado por la Argentina y demás aguas del Atlántico Sur. Veamos algunos ejemplos, mapas confeccionados por los propios ingleses y por la Unión Europea...



Mapa que se reparte en las Islas Malvinas, donde la circunferencia se expande más allá de las 200 millas, incluyendo las costas de la Argentina continental.

Mapa distribuido por el Parlamento europeo, que fija como proyecto colocar una base militar en Malvinas para tener un poder de acción hacia norte (petróleo), sur (Antártida) y este (pesca) de las Islas con el fin de proteger los recursos naturales que de allí se extraigan.

0 comentarios - La nueva invasión británica en Argentina ¿dónde y cuando