La hegemonía de Clarín y la sana envidia de Perfil‏

Anuncios

Este es un mail que le envié al director de Perfil, Jorge Fontevecchia, con respecto a la "pelea" del Gobierno con Clarín. Pero sobre todo una crítica que elaboré sobre la posición de Perfil Online y sobre los contenidos del diario. Quizás vos seas un asiduo lector de Perfil o quizás hayas entrado alguna que otra vez. Quizás te gusta el diario o quizás no. Pero más allá de los gustos, lo que traté de realizar (y espero que así lo entiendas) es una crítica constructiva. Sin ánimos de ofensas vacías, faltas de argumentos, pero con la intención de cuestionar un modelo de periodismo que no funciona, que no cambia las cosas, que no es -tal como se jacta de serlo- imparcial ni mucho menos independiente. Que mantiene estrechas relaciones -aunque no se diga explícitamente- con otros diarios y grandes grupos que concentran una cantidad enorme de poder.

Este, como ya dije, es un mail que le envié a Fontevecchia. Si obtuve respuesta o no, desafortunadamente tengo que decir que no. Me hubiera gustado recibir un comentario; pero sabía, desde antes de enviarlo y mucho antes de escribirlo, que jamás iba a recibir un suspiro. Sólo espero -en lo más hondo de mi corazón- que Fontevecchia haya leído el mail hasta el final y haya dicho "sí, todo lo que decís es verdad, pero la comunicación es un negocio, el diario es una mercancía, las noticias tienen que ser fetiches y no objetos críticos, y un negocio es un negocio. Seas zapatero, verdulero o director de un diario con tirada de miles y miles de ejemplares". Si pensó eso -y dudo mucho de que lo haya pensado- me sentiría satisfecho.

Y ahora sí, sin dar más vueltas, les permito leer el análisis que le envié a Fontevecchia y del cual nunca -quizás algún día, nunca se pierde la esperanza- recibiré respuesta.




Asunto: La hegemonía de Clarín y la sana envidia de Perfil‏



"Hace días que vengo masticando este mail. Entro casi diariamente al portal online del diario Perfil y siempre me queda ese resabio amargo en la boca, esa triangulación ostentosa entre antikirchnerismo, procorporativismo y promachismo (la mujer vende con su cuerpo a diario en las fotos del diario Perfil; ni hablar en la revista Hombres, Luz, Caras y Luna, dueñas de la misma empresa).

Esa triangulación entre un diario que no tiene ideología (porque es posible ser un diario crítico, y ser crítico del gobierno, y otra cosa -dando veinte pasos más- es ser antikirchnerista en "todo" ), que se articula maravillosamente bien con los intereses de las grandes corporaciones (ahora me voy a dedicar a eso) y que se une con un velo de ceguera en lo que titulo vulgarmente como "promachismo", y donde conglomero a toda la basura erótica, caótica, sensacionalista de los medios de comunicación argentinos -y que Perfil reproduce con orgullo-: asesinatos pasionales y suicidios, cortes de ruta y lolitas pop anunciando sus embarazos, fotos de cadáveres en el congreso y artistas mundiales que visitan un campo de refugiados en Irak, y también miseria intelectual y desorden alimenticio de noticias.

¿Qué fue lo que me dio el último impulso para destinar parte de mi tiempo a escribir este mail? La última nota escrita por el director del diario, Jorge Fontevecchia. Las palabras que pueda utilizar van a quedar vacías, incompletas, sólo es necesario que les escriba el título de esa última nota: "En defensa de TN". Así se llama. Y hay dos opciones posibles para entender un título así y para entender una nota que termina de la siguiente forma:

"La posición dominante de Clarín en la distribución de cable ayuda a TN, pero lo que no se puede negar son los propios méritos de TN, que es el mejor canal de noticias del país"(1)

Hay dos posibilidades antagónicas. Veamos: Perfil puede ser un diario sumamente independiente, un diario que tiene tanta libertad que se permite alabar a una empresa privada, al conjunto de sus periodistas, sin una sola crítica; Fontevecchia desliza innumerables comentarios en su favor -basados en el falible argumento del "rating", como si el rating marcara la calidad del producto- y termina señalando que Todo Noticias es el mejor canal de noticias del país. La otra alternativa, en la orilla opuesta, sin el sol y la arena dorada brillando en el paraíso, más bien como una tormenta eléctrica en una villa miseria, es la siguiente: Perfil podría tener intereses en común con la macro-empresa multimediática dueña del 47% del mercado de radiodifusión argentino (2), intereses que lleven a defender al Grupo Clarín y por consiguiente (no me voy a meter en este terreno, sólo formulo la hipótesis) perpetrar junto al Grupo la defensa de sus intereses y realizar las mismas críticas a los sectores políticos que tratan de restarles influencia mediática y poder -en resumen, restarles dinero a sus fantásticas arcas de oro. Esta segunda posibilidad desmoronaría la supuesta independencia y ecuanimidad de la que se jacta Fontevecchia al referirse a su diario, en especial sobre la "guerra entre el Gobierno y Clarín". (3)

En un análisis estético sobre la portada de hoy (12 de octubre de 2009), puede verse en una posición de privilegio -como en las últimos meses- al kirchnerismo en su faceta oscura, siendo incesantemente atacado por la corrupción y los horrendos manejos de dinero, de su poder político, de sus oscuras relaciones para mantener un poder hegemónico difícilmente cuestionable (no niego que no tengan fundamento). Un poco más abajo -como en las últimas semanas- hay una nota que hace referencia al Grupo Clarín, una nota que defiende ostensiblemente -desde la escritura, la distribución de la información, las "voces" que aparecen- el derecho de Clarín a recurrir a las barreras jurídicas por una ley que según citan a Daniel Vila, la cabeza del grupo UNO, uno de los mayores multimedios en Argentina que dispone de incontables diarios y radios y canales de televisión, dice que la ley: "trae problemas, está mal redactada, tiene artículos repetidos, ni creo que fuera redactada por un abogado". Probablemente haya sido escrita por Néstor Kirchner mientras tomaba whisky y se reía junto a Alberto Fernández y Lanata, y a la vez firmaba el ingreso de Víctor Hugo a Canal Siete. Y claro, mientras hacía todo eso es seguro que se inspiraba leyendo al intelectual nazi Carl Schmitt (4).

En el artículo de Fontevecchia destinado a defender a un canal de noticias privado -cómo me facilita el título de su artículo para poder fundamentar esta nota-, el director de Perfil comienza diciendo:

"El canal de noticias del Grupo Clarín fue el gran protagonista de esta Ley de Medios. Toda la envidia que el éxito de Clarín genera entre sus competidores (como ya dijimos otras veces, nosotros incluidos), más el resentimiento y el rencor de los políticos, se desplazó y se concentró sobre TN, que después de haber cometido errores de exceso de victimización las semanas anteriores hizo una cobertura del día de la votación muy equilibrada."

Es muy recurrente disfrazar los intereses económicos con un análisis de las conductas. Una economía más psicológica y menos social; del consumo y no de la producción. Una argumentación apropiada por los neoclásicos -y su análisis ahistórico de las conductas de consumo, y las conductas de los "individuos" en el mercado- en contraposición a un análisis materialista (económico-social-histórico) realizado por Marx y Engels. Una argumentación que se reduce a simplificar conceptos. Desglosemos este primer párrafo, y demos fin -se me mezcla el tono académico de la primera persona del plural- a este breve pero a la vez largo análisis del diario Perfil.

-"Envidia al éxito de Clarín" en lugar de "Envidia al lugar hegemónico -y las cifras multimillonarias que eso significa- que a través de chanchullos, acuerdos con políticos, y panquequismo electoral, logró establecer a Clarín en donde está". La envidia "sana" que cualquiera podría tenerle, digamos, a Bill Gates. Y sigamos:

-"más el resentimiento y el rencor de los políticos". Porque los políticos así se manejan, son individuos sin estudios, sin análisis socio-económicos, sin un partido que los respalda, una ideología fuerte -en algunos casos no tan fuerte- que fundamenta su accionar, un accionar a través de un racionalismo basado y estructurado por toda una carrera política. Resentimiento y rencor como dos patrones de conducta para deslegitimar una toma de posición.

-"que después de haber cometido errores de exceso de victimización las semanas anteriores". Porque, tal como un ser humano, Clarín puede cometer errores. Clarín es humanizado y entendido, y los políticos son psicoanalizados y rechazados. Clarín cometió errores al victimizarse, en lugar de decir que Clarín intentó crear una realidad haciéndose bandera de una libertad de prensa y de expresión que nunca se caracterizó -ni por estar cerca- de tener, con el fin, nada menor, de defender sumas millonarias de dinero.

-hizo una cobertura del día de la votación muy equilibrada. Si -citando a Morgado- apropiarse de la subjetividad de los espectadores durante toda la jornada de la votación, colocar títulos como La Ley de Medios "k", pedirle -y exigirle- a sus empleados, los periodistas independientes, que defiendan a ultranza al Grupo, cuestionen la Ley como dé lugar y se la atribuyan únicamente al gobierno y no a un sector amplio de la sociedad (comunicadores sin trabajo, periodistas excluidos y periodistas incluidos en medios alternativos, y también algunos en medios hegemónicos, artistas de renombre, constitucionalistas, abogados de peso), si fomentar esa masiva apropiación de la subjetividad implica ser equilibrado, si privarle a la audiencia la posibilidad de elaborar un pensamiento propio al llevarle ideas -intereses mediante- masticadas, ya diría en estado de bolo alimenticio, significa hacer una cobertura muy equilibrada. Entonces Clarín realizó una cobertura maravillosa.

En esta breve exposición sobre Perfil, destiné mis herramientas -y mi escaso recurso de tiempo- a analizar escuetamente el "procorporativismo" del diario, con Fontevecchia y sus artículos "críticos" a la cabeza. El antikirchnerismo y el promachismo son campos interesantes, sumamente analizables y desglosables, pero por tres razones los dejo de lado. Primero, por el contexto en el que escribo esta exposición (dos días después de aprobarse la ley de medios y con un diario online destinado a beneficiar a los grupos que salieron "perdiendo" ). Segundo, porque no tengo, de momento, interés de defender al kirchnerismo ya que mi postura, en un 90% de los casos, es antikirchnerista (hay que diferenciar la postura de una persona de la postura de un medio de comunicación con tanta llegada como Perfil). Y tercero, el promachismo, una categoría reductora e imprecisa que utilicé para destacar el rasgo machista del diario, salta a la vista y no merece un análisis exhaustivo."




1: http://www.perfil.com/contenidos/2009/10/11/noticia_0027.html

2: http://www.clarin.com/diario/2009/10/04/opinion/o-02011830.html

3: http://www.perfil.com/contenidos/2009/09/12/noticia_0040.html

4: http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=30286&pagina=1

5 comentarios - La hegemonía de Clarín y la sana envidia de Perfil‏

@Yany13 -1
AGUANTE CLARIN Y KIRCHENER, Y TAMBIEN ME CAE BIEN MACRI PERO NO ME QUIERO OLVIDAD DE LA QUERIDA CARRIO. basta de politica
@liquid1snake
estoy de acuerdo en general a mi parecer la reaccion de perfil es repugnante y sobre tengo marcado el momento en que victor hugo morales se manifesto a favor de la ley de medios K largaron articulos asegurando con base en nada que le pagaban X millones y hasta que maltrataba empelados en ese momento dije "esto no es periodismo...es un castigo"
@Hijodelaluna
liquid1snake dijo:estoy de acuerdo en general a mi parecer la reaccion de perfil es repugnante y sobre tengo marcado el momento en que victor hugo morales se manifesto a favor de la ley de medios K largaron articulos asegurando con base en nada que le pagaban X millones y hasta que maltrataba empelados en ese momento dije "esto no es periodismo...es un castigo"


vamos a ver si nos dejamos de utilizar la k para mencionar la ley de medios, por lo menos informarse que recibio aportes de muchisimas organizaciones que hace años vienen peleando por una nueva ley, como tambien el apoyo del sector socialista que ademas hiso importantes cambios en los articulos mas controvertidos, no la apoyarian sino personas como el premio nobel Esquivel, cooperativas, universidades nacionales practicamente en su totalidad, periodistas, actores, etc..
@Gruporednotdead +1
Estuve leyendo cada uno de tus posts y todos me parecieron geniales. Ceo que es la primera vez que veo a alguien que se toma la molestia de redactar cosas en Taringa. Algo un poco contradictorio, cuando la premisa inicial de la página es "inteligencia colectiva". Ahora: pecaré de asquerosamente soberbio, pero me parece un despropósito tratar de instaurar el debate en un lugar como éste. Es como pedirle correr una carrera a alguien que desconoce la existencia de los autos.