El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Más de 30 mineros atrapados tras accidente en Copiapó

Anuncios

viernes 6 de agosto

Yacimiento San José, que pertenece a la minera San Esteban:
Rescatistas buscan sacar a 33 mineros atrapados en Copiapó

Primer reporte entregado por la intendenta Ximena Matas indica que los trabajadores se encuentran en buen estado, cobijados en un refugio al interior de la mina.



COPIAPÓ.- A 300 metros bajo tierra, al interior de la mina San José, se encontraban anoche 33 mineros que quedaron aislados al producirse un derrumbe en el túnel de acceso al yacimiento que pertenece a la Minera San Esteban.

El accidente se registró pasadas las 14 horas de ayer debido a un evento geológico (derrumbe de rocas) que afectó la rampa principal de acceso al mineral que produce oro y cobre. Efectivos del Gope de Carabineros y personal del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) ingresaron al pique para evaluar las condiciones en que se encuentra el acceso y luego planificar el rescate de los trabajadores que estaban en el nivel 300 de la mina.

Al cierre de esta edición no se reportaban víctimas fatales y se estima que los mineros atrapados se movilizaron hacia un refugio interior del yacimiento, ubicado en el nivel 400, donde cuentan con elementos de auxilio para sobrevivir varias horas en caso de una emergencia. Tienen oxígeno y elementos básicos de supervivencia, como ropa y alimentos.

Al lugar de difícil acceso, ubicado en una cadena montañosa, también arribaron bomberos de Chañaral, Copiapó y Caldera para cooperar con las labores de rescate. Minera Candelaria también colaboró con una unidad de rescate, que se sumó a las cuadrillas de rescatistas de la Minera San Esteban. La intendenta Ximena Matas se constituyó en el lugar junto al gobernador Nicolás Noman.

Al acceso principal de la mina también llegaron familiares de los trabajadores atrapados, que se quejaron por la falta de información entregada por la empresa, ya que la emergencia se hizo pública cuatro horas después de ocurrida. También apuntaron a las precarias condiciones de trabajo que tienen sus familiares. "Siempre hay derrumbes. Es una mina muy peligrosa. Todos los años hay muertos, porque la mina tiene muchas grietas", aseguró Lilian Ramírez, esposa de Mario Gómez, uno de los atrapados.

Matas explicó que "la información preliminar indica que no hay heridos y que los mineros se encuentran en buen estado".
La Onemi informó que personal del Gope logró aproximarse al sector a través de una de las chimeneas de ventilación para realizar una evaluación de los daños.

La dolorosa bitácora reciente de San Esteban

La Minera San Esteban Primera es reconocida como una de las principales del rubro en Atacama. Fue fundada por Georges Kemeny Letay, un ingeniero de ejecución mecánica húngaro que se avecindó en Chile tras la Segunda Guerra Mundial y que falleció en 2000.

La empresa es presidida por Marcelo Kemeny Fuller, hijo del inmigrante. Hace casi exactamente un mes, el 6 de julio, el empresario enfrentó otro caso dramático en sus yacimientos: el accidente que le costó la amputación de una pierna al trabajador Yino Cortés Calderón, quien fue alcanzado por un planchón de minerales.

Pero en 2006 ocurrió un suceso peor: Fernando Contreras Vedia, conductor de un camión de una contratista, pereció después que 30 toneladas de minerales cayeran sobre el vehículo. Kemeny Fuller y el gerente general Alejandro Bohn fueron formalizados en la justicia, tras lo cual se llegó a un acuerdo y San Esteban indemnizó a la familia del trabajador con $ 90 millones.



link: http://www.youtube.com/watch?v=OECRsCJ1Q


link: http://www.youtube.com/watch?v=Qy6Gx2J9eC4


Sabado 7 de agosto



Tras 27 horas de arduo trabajo, rescatistas llegan hasta zona de derrumbe en mina San José

Anoche, un equipo logró llegar al lugar donde comienza la obstrucción del pique. Se utiliza manga inflable del Metro de Santiago para estabilizar el ducto de ventilación.

R. Álvarez, M. Rovano y F. Vial
"Mi hermano no quería volver a trabajar porque tenía miedo. Me contaba que el cerro crujía". Abrigada con frazadas y en un campamento de emergencia, Priscilla Vega, junto a un centenar de familiares de los 33 mineros atrapados en la mina San José, esperaba tener información de Álex.

Pese a los intensos operativos para rescatar a los trabajadores tras el derrumbe de la tarde del jueves, hasta anoche aún no eran encontrados. Bomberos de cinco ciudades, Carabineros, la PDI, Onemi, Sernageomin y equipos de rescate que llegaron desde Los Andes y Antofagasta trabajaban en el operativo. Éste consistió en apuntalar el ducto de ventilación por donde ingresaron los rescatistas al pique. En esta labor se ocupó una manga utilizada en el Metro de Santiago, que se infla para estabilizar el espacio en el cual trabajan los rescatistas. La tierra se comprime y se evitan nuevos derrumbes.

En el lugar están trabajando 130 voluntarios, que se van rotando por turnos. Anoche, un equipo logró llegar al punto donde se produjo el derrumbe (en la cota 295), que está 60 metros bajo el ingreso al yacimiento (ubicado a 355 metros de altitud). Luego de esto, con palas -debido a que la maquinaria pesada podría ocasionar más riesgo- el personal comenzaba a explorar la magnitud del desplome de rocas y la extensión de la obstrucción.

Cables de fibra óptica y de radio que se introducirían por la compleja ruta eran la esperanza para contactar a los atrapados.

Si es que ellos hubieran llegado a la zona de seguridad, ubicada 40 metros más abajo de donde se produjo el derrumbe, estarían en buenas condiciones, con abrigo y alimento. Así podrían resistir más tiempo. Sin embargo, no está claro cuánto, ya que la ministra del Trabajo, Camila Merino, señaló que pueden ser hasta 72 horas -plazo que vence mañana-, pero el gerente de la minera, Pedro Simunovic, dice que son 48, es decir hasta hoy. Se estima que los mineros atrapados están recibiendo oxígeno a través del ducto de ventilación.

"Recen ustedes, los que sean creyentes, para que después de ese punto no tengamos más problemas y podamos llegar hasta el nivel donde podrían estar los trabajadores", decía la ministra del Trabajo, Camila Merino, a las familias que esperaban información.

"Estamos muy angustiados, nadie avisa nada. Las mujeres se desmayan y ellos (los mineros) no están ni con ropa ni seguridad adecuadas", afirmó Johnny Yáñez, hermano de uno de los afectados.

Para acompañar a las familias, el obispo de Copiapó, monseñor Gaspar Quintana, llegó hasta el acceso de la mina, a 45 kilómetros de la capital regional. Ahí compartió con familiares y en la tarde realizó una misa para orar por los operarios.

Mientras aguardaban la información, cada uno imaginaba cómo estaban sus seres queridos. "Los mineros antiguos están protegiendo a los más jóvenes, y creemos que los van a sacar con vida", decía Claudio Segovia, hermano de uno de los mineros. "Yo creo que hay circulación de aire, y por eso lo más probable es que estén vivos y los van a rescatar sanos y salvos", aseguró Pedro Segovia, quien fue minero en ese lugar y calmaba en algo con su relato la angustiosa espera.

_______________

CAMPAMENTO

El municipio de Copiapó habilitó un campamento para que los familiares pasaran la noche.

"Mientras tengan agua, aire y alimento pueden durar una semana"
El presidente del Colegio de Profesionales Expertos en Seguridad Minera de Chile, Reginaldo Leverton, expresó a "El Mercurio" su confianza en la supervivencia de los mineros atrapados y su rescate.

-¿Cuanto tiempo cree usted que podrían permanecer encerrados?

"Mientras tengan agua, aire y algún alimento básico pueden durar una semana, con ciertas complicaciones. Va a depender de cómo manejen la situación, que no entren en pánico, aunque los mineros saben actuar en estos casos y no tienen problemas con la claustrofobia, que puede agravar la situación".

-¿Cree que están preparados para estar una semana?

"El viejo que trabaja en una mina tiene inducciones básicas de seguridad, porque existen peligros asociados a su tarea. En este caso, deben contar con al menos una lámpara minera, y algún otro tipo de elemento que le exige la norma de minería subterránea, como autorrescatadores (instrumento utilizado para evacuar áreas contaminadas con monóxido)".

-¿No cree que les podría faltar comida?

"Según la intendenta están ubicados en el refugio de la mina, que siempre tiene un pequeño comedor. No deberían tener problemas de comida o agua. Además, siempre andan con choqueros con comida. Este caso lo compararía con un accidente que ocurrió hace muchos años en la mina Flor de Té, en Andacollo, donde los viejos quedaron atrapados y salieron todos con vida. En esa oportunidad también estaban lejos del sector bloqueado, y duraron entre 5 y 6 días hasta que los rescataron".

-¿Y cómo estamos respecto de otros países en materia de seguridad?

"Tenemos estándares de nivel internacional, sobre todo las grandes mineras, que están dentro del primer quintil; por lo tanto, son de clase mundial. Los trabajadores que laboramos en la minería no superamos los 100 mil (empleados) y nos movemos de un lado a otro, por lo que hay sinergias; los trabajadores aprenden lo que se les enseña en las grandes mineras y luego lo ocupan en las medianas, como es el caso".

-¿Cree que los trabajos de rescate podrían tener alguna complicación?

"Esta mina tiene rampas de acceso con galerías semihorizontales y pueden entrar vehículos, por lo que se van a ver facilitadas las tareas de rescate. Al poder utilizarse equipos como retroexcavadoras o cargadores frontales lo hace menos complejo".


domingo 8 de agosto



Socorristas debieron evacuar por seguridad y reanudaban faenas esta madrugada:
Derrumbe en ducto de ventilación obliga a buscar nueva vía para rescatar a 33 mineros

Operativo de búsqueda en la mina San José fue suspendido cuando se cumplían 48 horas del accidente.

RODRIGO ÁLVAREZ y MATÍAS ROVANO
COPIAPÓ.- Un equipo de geólogos, ingenieros en minas y calculistas está trabajando en determinar una nueva vía para rescatar a los 33 mineros que desde las 14 horas del pasado jueves permanecen atrapados en la mina San José.

El trabajo en el ducto de ventilación, para aproximarse a la zona en que podrían estar los trabajadores, se suspendió cuando se cumplían 48 horas del accidente, producto de un derrumbe que causó inestabilidad en el terreno y amenazó la seguridad de los rescatistas, que habían avanzado cerca de 70 metros en el despeje de la vía.

"Dar solución ahora a la situación de los mineros es baja", dijo Alejandro Bohn, gerente general de la minera San Esteban, empresa propietaria de la mina. Junto con el ministro de Minería, Laurence Golborne, y el rescatista Pablo Ramírez, explicó a la prensa la situación al interior del pique. Llamó a ser realista y confiar en el trabajo de los expertos para buscar una vía alternativa.

Sus palabras coincidieron con el retiro de los voluntarios desde el yacimiento para descansar y alimentarse, a la espera de un nuevo plan para atacar la montaña de rocas que impide llegar a los 33 mineros. Esta situación causó inquietud entre los familiares que esperan fuera del pique. Incluso, algunos amigos y parientes se ofrecieron a ingresar a la mina, arriesgando sus vidas, para mantener la búsqueda. "Nosotros conocemos la mina y podemos ayudar", explicó Carlos Troncoso, quien tiene un familiar atrapado en la mina.

Sin embargo, el ministro Golborne descartó esta posibilidad y dijo que una vez que el equipo de expertos elabore un plan, recién los rescatistas podrán volver a reanudar sus labores. Los trabajos de rescate se reanudaban esta madrugada. La idea más concreta es perforar la roca para introducir sondas por las cuales enviar alimentos.

Golborne fue encargado de dar las malas noticias a los familiares, justo cuando se cumplían 48 horas del accidente. También aclaró que los trabajadores quedaron a unos 100 metros de la zona en donde podrían estar los mineros. El ministro y Bohn confían en que se encontrará con vida a los mineros, ya que deberían estar dosificando los alimentos que existían en la zona de seguridad.

La mina San José, que comenzó a ser explotada en 1889, fue clausurada en 2007 por un accidente que causó la muerte de un ayudante de geología. Tras un estudio geomecánico, fue reabierta en 2008. "Contamos con todos los papeles en regla y ahora no teníamos impedimentos legales para funcionar", aclaró Alejandro Bohn.

__________

''Solución concreta ahora no hay, pero llamo a tener confianza en que llegaremos a los mineros atrapados".

ALEJANDRO BOHN,
GERENTE DE MINERA SAN ESTEBAN




lunes 9 de agosto




Máquinas comenzaron a perforar la roca para enviar agua y alimentos a zona de seguridad:
Desde 5 frentes buscan rescatar a mineros y faenas podrían demorar 7 días

Ministro Golborne informó del plazo a los familiares de los atrapados, los que reaccionaron con preocupación. Construcción de galería para llevarlos hasta la superficie tardaría al menos un mes.

MATÍAS ROVANO Y RODRIGO ÁLVAREZ
COPIAPÓ.- Una jornada de contrastes vivieron ayer los familiares de los 33 mineros atrapados desde el jueves pasado en el yacimiento San José.

Pasaron de la esperanza, tras presenciar la reactivación de los operativos con la llegada de nuevos equipos de sondaje, a la preocupación y el llanto, luego de que el ministro de Minería, Laurence Golborne, les informara los plazos estimados para establecer contacto con los trabajadores atrapados. "La faena de sondaje para llegar a la zona en donde están los mineros puede demorar siete días", les explicó.

A través de las perforaciones se espera llegar a la zona de seguridad en donde estarían los mineros, y enviarles vía sonda alimentación y agua, mientras se abre un forado más ancho para traerlos a la superficie.

La incertidumbre aumentó entre los familiares cuando el ministro añadió que la excavación de un chiflón o galería por el que se podría trasladar a los mineros puede tardar un mes.

Ayer llegaron a la mina San José las primeras cinco máquinas perforadoras y se espera completar 10 maquinarias, que fueron solicitadas a otras empresas de la zona.

Golborne explicó que la idea es llegar lo más rápido posible a la zona de seguridad, que tiene 54 metros cuadrados.

Once profesionales de empresas mineras trabajan en los cálculos para detectar cualquier falla en las rocas que podría desviar los taladros en el terreno.

24 horas

Las máquinas más rápidas avanzarían 100 metros diarios. Para ello se usan perforadoras, que alcanzan hasta mil metros, facilitadas por mineras de Antofagasta y la División Andina de Codelco. Anoche se iniciaron los turnos rotativos para trabajar las 24 horas del día.

Paralelamente, geólogos e ingenieros en minas intentan establecer el mejor punto para iniciar la excavación de un chiflón o galería por donde se rescataría a los mineros. El túnel tendría una extensión de 500 metros y un diámetro de 4 metros.

Golborne también explicó que es imposible seguir trabajando en el nivel 295 del ducto de ventilación debido a los desprendimientos. "Mientras no se estabilice no podemos trabajar adentro. Ingresaron dos camionetas y debieron arrancar por un derrumbe en el nivel 500. La esperanza está en que con los sondajes logremos llegar a ellos para alimentarlos", dijo.

Miguel Fort, ingeniero en minas encargado de los sondajes, explicó que "creo que vamos a achicar los plazos que dio el ministro". Añadió que recién a los ocho o diez metros excavados se podrá conocer la dureza real de la piedra, "pues a ese nivel está estabilizada".

Ante la consulta de si se debieron realizar sondajes en conjunto con el primer intento de rescate por el ducto de ventilación, Fort respondió que el terreno es complicado y cualquier labor afecta a la totalidad del yacimiento. Era un peligro hacer los trabajos en forma paralela.

''Tenemos que mejorar la fiscalización en cuanto a calidad y cantidad. Hay sólo 12 fiscalizadores para toda la Región de Atacama y sabemos que es insuficiente".

CAMILA MERINO, ministra del Trabajo

''Hay que ser honestos. A medida que el tiempo pasa las probabilidades de encontrar con vida a los mineros disminuyen progresivamente".

JAIME MAÑALICH, ministro de Salud

''Las máquinas avanzan 100 metros por día. La faena de sondaje para llegar a donde están los mineros puede
demorar siete días".

LAURENCE GOLBORNE, ministro de Minería

96
horas cumplen, a las 14 horas de hoy, los atrapados.

10
máquinas se dispusieron para las tareas de sondaje y perforación.

37
días han pasado desde el último accidente registrado en mina San José.



Las adversas condiciones que revelaron los rescatistas
Al interior del túnel que utilizaron los rescatistas para ingresar a la mina predomina una temperatura que supera los 33 grados, con niveles de humedad que se acercan al 100%. A esto se suma el constante riesgo de derrumbes, a causa de las fracturas que saturan las paredes internas del yacimiento. Y como si fuera poco, el aire, producto de los colapsos y el levantamiento de material particulado, se ha tornado escaso.

Es el ambiente en el área que lograron inspeccionar los voluntarios, ya que se desconoce si el refugio donde supuestamente se encuentran los mineros cuenta con aire limpio y suficiente para 33 personas.

Raúl de la Jara (en la foto) participó en las labores de rescate, desde el jueves al sábado, día en el que se paralizaron estos trabajos, luego que un derrumbe colapsara el acceso.

"Tuvimos que salvar a nuestros propios compañeros de rescate", declaró el rescatista, que también participó en las labores efectuadas en el edificio Alto Río de Concepción, que colapsó tras el terremoto del 27 de febrero.

Relató que las circunstancias en las que se intentó realizar el rescate fueron muy desfavorables. "Se trata de un lugar sin iluminación, con muchísima polución, humedad y altas temperaturas", explicó.

De la misma forma, añadió que "todos los rescatistas que ingresamos a la mina lo hicimos sabiendo que nuestras propias vidas estaban en riesgo. Pero nosotros, como grupo, hicimos lo humanamente posible hasta donde se pudo seguir trabajando".

martes 10 de agosto


Categórico juicio de ex director de Sernageomin que ordenó su cierre en 2006 y 2007:
"Esa mina no debió reabrir nunca" por sus problemas de seguridad geológica

Inusuales fracturas de rocas provocaban accidentes con consecuencias desde mutilaciones hasta decesos. Once meses después de la clausura, Sernageomin autorizó "reapertura total" tras "aprobar" proyecto de la minera.

SOLEDAD NEIRA Y RODRIGO ÁLVAREZ
"Esa mina no debió haber reabierto nunca", dice tajante Anton Hraste, ex director regional del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) en Atacama, cargo desde el que ordenó dos veces el cierre del yacimiento, temporal primero, en 2006, y definitivo en 2007.

Ingeniero Civil en Minas e Ingeniero en Prevención de Riesgos, Hraste explica que el gerente de la mina, Alejandro Bohn; el director de Sernageomin, Alejandro Vío, y el jefe del Departamento Nacional de Seguridad de ese servicio, Santiago Pinilla, "deben responder por qué se reabrió, porque no se debió haber reabierto nunca. Ellos tomaron la decisión".

Hraste, quien ya no está en Sernageomin, relata que las minas San José y San Antonio, casi en la misma veta y del mismo dueño, tienen larga y compleja historia de accidentes con heridos, mutilaciones y decesos.

En 2006, luego de un accidente en la mina San José, se ordenó el cierre temporal de ésta. Para reabrir se pusieron condiciones que la empresa cumplió. Pero en enero de 2007 un nuevo accidente costó la vida a Manuel Villagrán, y el peritaje especializado en mecánica de suelos concluyó que se trató de una "explosión de roca".

Con ese antecedente, Hraste ordenó el cierre definitivo, y afirma que "mientras estuve en el cargo no permití que se abriera. Cuando hay explosión de roca las cosas cambian radicalmente (...) Es algo no controlable".

La explosión fue en la rampa de acceso, a unos 500 metros de profundidad y "todo el que entre y salga está expuesto". Lo describe como "algo que no se puede prever", y dice que "saltan esquirlas, proyecta trozos en distintas direcciones".

Autorizó un rescate de maquinaria, "todo muy rápido, y pensamos que nunca más nadie iba a entrar a esa mina".

Hraste dejó el cargo el 30 de junio de 2007, y el 30 de mayo de 2008 el Sernageomin, en oficio firmado por Patricio Leiva, subdirector (s), autorizó la "reapertura total de la mina San José", tras revisar y aprobar los proyectos de ventilación y eléctrico y el estudio geomecánico con sistemas de fortificación y monitoreo geotécnico. Y además puso otras condiciones (ver recuadro), que nunca se cumplieron, según el secretario del sindicato, Javier Castillo. "Si se hubiesen cumplido, nuestros compañeros tendrían una vía de escape (...) pero nunca la tuvieron, por eso están encerrados en la mina".


Exigencias con que se autorizó reapertura en 2008
VENTILACIÓN

"Debido a que la solución de ventilación es impelente por el troncal principal y el aire viciado sale por un tramo importante de la rampa de ingreso de personal, se debe establecer durante la ventilación de las tronaduras de producción el no ingreso de personal a la mina".

PUERTAS

"Las puertas que separan en algunos sectores de la rampa la entrada y la salida del aire deben ser dobles, para evitar el cortocircuito del sistema".

VÍA DE ESCAPE


"Deben cumplir con la misión de ser una vía de escape para el personal, por eso en el menor plazo, en caso que no se haya hecho ya, debe escalerarse con descansos cada 5 metros, con material que no produzca una gran obstrucción al paso del aire".


Gobierno triplicará los recursos para Sernageomin
Una completa reestructuración al Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomin, anunció ayer el Presidente Sebastián Piñera antes de partir rumbo a la mina San José.

"Hemos podido constatar que la seguridad de los trabajadores no está asegurada como debiera", enfatizó el Mandatario.

Ya en la tarde y desde las faenas de San José, el Jefe de Estado detalló a los familiares que el Gobierno triplicará los recursos para la entidad.

La idea central de la iniciativa es poder ampliar la cantidad de fiscalizadores que tiene la institución. Actualmente, en la Región de Atacama hay sólo dos funcionarios que cumplen esta tarea, y, según afirma el senador Baldo Prokurica (RN), son 600 las faenas mineras que analizar. Por ello, habría retrasos de dos años en las inspecciones.

Consultado sobre más detalles del proyecto, el ministro de Minería, Laurence Golborne, declinó referirse al tema

miercoles 11 de agosto


Laurence Golborne concurrirá hoy al ente fiscalizador:
Ministerio de Minería solicita a la Contraloría que se instruya sumario al Sernageomin

El titular de la cartera busca establecer las eventuales responsabilidades del organismo en los hechos ocurridos en la planta San José, cuyo dueño, Marcelo Kemeny, hasta anoche no había tomado contacto con las autoridades o con los familiares de los trabajadores atrapados.

F. STUARDO, M. TORO Y M. ROVANO
El ministro de Minería, Laurence Golborne, concurrirá hoy a la Contraloría General de la República para formalizar la solicitud de instrucción de sumario al Servicio Nacional de Geología y Minería, por su eventual responsabilidad en los hechos ocurridos en la planta San José, de la Minera San Esteban Primera, reabierta por sugerencia del organismo en 2008.

El secretario de Estado se encuentra empeñado en la "modernización" de la entidad, la cual considera "urgente". Incluso, busca aumentar su presupuesto en un 100 por ciento, para llegar a 20 mil millones de pesos anuales.

Golborne regresó ayer a Santiago, donde hoy asistirá al ente fiscalizador y también se reunirá con el director del Sernageomin, Alejandro Vio. En el ministerio existe preocupación por el hecho de que la planta San José haya estado operando en las condiciones que derivaron en el derrumbe.

Esperando al dueño

El presidente de San Esteban Primera, Marcelo Kemeny Füller, quiso vender la empresa durante 2009. Tras los análisis financieros de rigor, ningún inversionista se interesó. Miembros de la Sociedad Nacional de Minería sostienen que la compañía nortina tuvo un gran impulso mientras estuvo al mando de Georges Kemeny Latay, fundador de la empresa y difunto padre del propietario de la planta en la que se encuentran atrapados los 33 trabajadores.

Hasta anoche, el clamor de los familiares de los mineros era unánime: sólo el gerente general, Alejandro Bohn, y el gerente de operaciones del yacimiento que sufrió el derrumbe, Pedro Simunovic, habían dado sus explicaciones ante el círculo íntimo de los operarios.

¿Y Kemeny? En el edificio de la calle Fidel Oteíza (Providencia), donde San Esteban Primera tiene sus oficinas centrales de Santiago, no brindan informaciones sobre el paradero del empresario. Sólo se recibe un papel con el número telefónico de las dependencias en Copiapó, además de los reclamos de la secretaria: "Nos enteramos de todo esto por la prensa. Y aunque supiéramos algo, no podríamos hablar", dice la mujer.

En Copiapó aseguraron que Kemeny no se ha contactado con las autoridades: "Sólo hemos hablado con el gerente de operaciones. Yo no conozco al dueño. Sería pertinente y muy prudente que se acercara a nosotros", dijo por la mañana el subsecretario de Minería, Pablo Wagner, a La Segunda. Se esperaba que anoche o esta mañana se produjera dicho encuentro, pues el empresario viajó ayer desde la capital de la Tercera Región hasta la planta.

Los ejecutivos de San Esteban Primera se dejaron ver en el campamento el viernes y el sábado cuando fueron increpados por los familiares de los mineros. Y hasta anoche el panorama no había variado: "Acá nadie ni siquiera los conoce, nunca aparecen. Esto es para la risa, que los dueños no aparezcan para nada", lamenta Rafael Peña, pariente del trabajador Edison Peña.

En general, las críticas apuntan a la escasa información otorgada por los ejecutivos y también a la carencia de ayuda en el lugar. "La empresa ni siquiera se dignó a llamar por teléfono para avisar", apunta Sonia Yáñez, pendiente del destino de otro minero.

$10 mil millones

El presupuesto 2010 de Sernageomin.


CPC admite responsabilidad empresarial
"Si hubiera responsabilidades individuales, estamos totalmente de acuerdo con el Presidente Piñera, en el sentido de que éstas tendrán que asumirse", dijo el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Rafael Guilisasti, a la hora de fijar la postura del empresariado frente al accidente en el yacimiento San José de Copiapó.

A juicio del dirigente gremial, los esfuerzos deben estar centrados en las labores de rescate, pero luego vendrá una discusión relacionada con una revisión de las normas regulatorias de las faenas mineras.

"Sin lugar a dudas, en el caso de la pequeña y mediana minería hay empresas donde habrá que hacer esfuerzos para buscar niveles de estándares que impidan que estas tragedias vuelvan a ocurrir", señaló Guilisasti.

"Hay responsabilidades empresariales, de los entes regulatorios...", añadió.

El titular de la CPC, quien ayer realizó su primer pronunciamiento frente a la situación que mantiene a 33 mineros atrapados, negó que las empresas no hayan hecho esfuerzos en el rescate.

"La mayoría de la maquinaria en la zona de rescate pertenece al sector privado", afirmó el directivo, quien enfatizó que el empresariado continuará "contribuyendo con todos los medios que se soliciten".






link: http://www.youtube.com/watch?v=fVuVhyl2zak

link: http://www.youtube.com/watch?v=DcVyoOwGuAQ

link: http://www.youtube.com/watch?v=iYBhgUlCfu4


espero que comprendan q esta es una situacion dificil, los comentarios insultando seran borrados

Anuncios

4 comentarios - Más de 30 mineros atrapados tras accidente en Copiapó

@doblete
eres realmente la de la foto?
@telekineziz
Buen post ve los mios ahi y si al menos ya se sabe qe estan alli con vida soy de chle igual 8 region y creem qe me esto me alegro el dia (: el saber qe estan bn te dejo mi mns plosi plosi Numan_ex@hptmail.com chaulin :B