El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El camino a Windows Phone 7

Anuncios

Analistas afirman que ya es demasiado tarde para que el gigante de Redmond pueda jugar un papel decisivo en el ámbito de los smartphones. No obstante, la nueva plataforma sale a la calle arropada por los principales fabricantes.

Junto a Nokia y su plataforma Symbian, Microsoft y su Windows para dispositivos móviles en sus diversas variantes, acepciones y con distintos nombres, son los grandes perjudicados por el auge del iPhone de Apple, del Android de Google, y de las BlackBerry. En los últimos años, y de tener una cómoda posición en el mercado tras batir a Palm, ha pasado a ocupar una parte minúscula de este, algo que busca solucionar con el nuevoWindows Phone 7.

El nuevo sistema operativo para smartphones de Microsoft rompe totalmente con lo hecho hasta la fecha. No solamente se ha renovado por dentro o por fuera, si no que ha cambiado totalmente su filosofía de cara al usuario. Hasta la versión anterior de su plataforma para smartphones, la idea de Microsoft fue siempre la de trasladar el escritorio de la computadora al teléfono; un menú de inicio y una filosofía de uso demasiado parecida a la de cualquier otroWindows lo delataba, pero el público no quería aquello, si no que quería un sistema operativo verdaderamente adaptado a un teléfono móvil, a un aparato de escasa potencia (por aquel entonces, ahora la cosa ha cambiado mucho) y con una pantalla mucho más pequeña. Apple, BlackBerry y más tardeGoogle han sabido darle precisamente eso, mientras Symbian capeaba más o menos el temporal. El resultado: Microsoft perdió el favor del público y, con él, el de los fabricantes, que solamente han ido lanzando algunos escasos ejemplares por compromiso con el gigante de Redmond.

Presentado con demasiada antelación?

Microsoft tenía que hacer algo urgentemente para evitar ser borrada del mapa de la telefonía móvil. Su importancia estratégica es evidente: a cada día que pasa, los smartphones ganan popularidad, son más utilizados, durante más tiempo y para más cosas. De hecho, se dice que el futuro de la informática de consumo va en este sentido, en el de los dispositivos móviles entre los que se cuentan smartphones y tablets. Si en el mercado de los sistemas operativos desktop, Microsoft detenta más del 90%, en los dispositivos móviles se invierten los números. La compañía de Redmond no se podía permitir perder esta carrera si quería seguir siendo el monstruo (en términos de tamaño, no de fealdad) que ahora es. Y Steve Ballmer movió ficha.

Fue en el Mobile World Congress de este año cuando el CEO de Microsoft en persona presentó la nueva plataforma de su compañía en una rueda de prensa llena hasta la bandera. Lo que parecía tener entre manos entonces el gigante de Redmond era la interfaz gráfica que fue, de hecho, lo único que se mostró en Barcelona. Todo lo demás podía estar por hacer, y la fecha de salida anunciada así lo hacía pensar: finales de año.

Si a Microsoft no se la critica por una cosa, se la critica por otra: muchos de los mismos analistas que afirmaban que la multinacional norteamericana necesitaba imperiosamente presentar algo, empezaron a decir que se había precipitado y que había dado un amplio margen a su competencia. No por menos oportunista en muchos casos, esto deja de ser cierto: en este tiempo, Apple ha presentado un iPhone 4 que da la impresión de estar a años luz de todo lo demás y que prácticamente se lo quitan de las manos; BlackBerry ha mostrado también nueva versión de su plataforma, nuevos terminales, un tablet y ha expuesto sus planes de futuro, ganando con ello mercado y credibilidad por parte de la prensa e inversores. ¿Y que decir de Android? Sus sucesivas versiones hasta llegar a la 2.2 han seducido a más y más usuarios, apuntalando el gran éxito conocido por este sistema, el que mayor crecimiento experimenta a día de hoy.

Y así nos llega este Windows Phone 7, arropado por los grandes de la industria, con mucho para demostrar en un mercado cada día más competitivo y como puntal estratégico en el negocio de Microsoft, que necesita desesperadamente una cuota de mercado mínimamente respetable entre smartphones y tablets. Lo va a tener difícil, aunque si algo nos han demostrado, precisamente, Apple,Google o RIM, es que no es imposible triunfar.

Fuente: http://www.imatica.org/bloges/2010/10/131074402010.html

Copyleft 2010 www.imatica.org
Aquesta obra es troba subjecta a la següent llicència:
La difusió, reproducció i traducció d’aquest text es permet lliurement en qualsevol mitjà o suport amb les úniques obligacions de mantenir la present llicència i incloure un enllaç o referència a la pàgina en què es troba l’original dins del servidor www.imatica.org . En mitjans audiovisuals es requereix la cita al mitjà www.imatica.org

2 comentarios - El camino a Windows Phone 7