Mi viejo, guerrero - por Dante Spinetta

Anuncios

Mi viejo, guerrero
por Dante Spinetta

Puede que haya otros músicos nacionales que sean más populares o que hayan trascendido más en América latina, pero como Spinetta no hay ninguno.
Para mí es el mejor como poeta y como músico, más allá de que sea mi viejo.
Quizá mucha gente se siente influida por él, pero no es fácil encontrar alguien que diga: “Sí, hice un tema medio Spinetta”.
Es difícil emular su estilo.
Las bandas de rock actuales tal vez no tienen mucho que ver con Spinetta, pero es porque no les sale.
Estuve presente en momentos muy grossos de su música.
Cuando era chico me lo pasaba en los ensayos de sus bandas.
Me acuerdo de que siempre decía que Sujatovich no me dejaba tocar el Minimoog... ¡y ahora lo pongo en todos lados!
El Moog es mi mejor amigo !!!
Crecí escuchando y aprendiendo de mi viejo y de un montón de personas que estaban con él.
Empecé a dar vueltas por ahí desde Jade.
En realidad, tengo en la memoria el partido de fútbol que jugó Almendra antes del concierto del regreso.
Tenía cuatro años y andaba monitoreando, de aguatero.
Algunas veces me han dicho: “Che, debe ser molesto que te digan que sos el hijo de Spinetta”.
Y ni en pedo es así.
Al revés: nunca dejé de saber que soy músico porque crecí en una familia de artistas.
Bah, quizá hubiese sido músico igual, pero tuve un acercamiento muy natural a la música.
Siempre tuve conciencia de qué representaba mi viejo para la gente, pero nunca me enganché mucho con eso, porque algunas veces me daba miedo Spinetta.
Me daba miedo tener una familia tan distinta del resto: en mi familia había humo, en las otras no.
Quería tener un papá que me pasara a buscar con una break y me llevara de picnic, pero me llevaba a ver grabar a Los Abuelos de la Nada !!!
Era regrosso y me copaba, por eso sigo con la música, pero cuando era chico me daba miedo.
Además, me daban miedo los fanáticos; encima, mi viejo siempre pegó fanáticos medio deformes, medio religiosos.
Esos tipos que se acercaban y le decían: “Luis, vos hiciste tal tema porque a mí me pasó tal cosa en 1981”.
Aparecían en casa y traían unos regalos medio macumberos; son esos quemados que se te acercan y te querés ir corriendo.
La nuestra es una relación padre-hijo, entonces tocar con él ha sido doblemente emocionante: tocar sobre un escenario con el padre de uno es buenísimo; si encima es Spinetta...
En el ‘99, vascuando nos fuimos de gira por México y Estados Unidos con Illya Kuryaki, él vino a tocar con nosotros.
Nos preguntaba: “¿Qué hago?”; era cero metido.
Bah, nunca se metió en mi mundo.
Me ha tirado ciertos consejos, pero no esperando que los acatara sino que me ha dejado fluir.
El y yo tenemos estilos muy marcados y diferentes.
Me encanta que opine sobre mi música, porque por ahí el no escucha tanto hip hop o funk.
Está bueno que le guste lo que hago, aunque sea distinto de lo que hace él, y que se suba a tocar conmigo y se ponga la camiseta, como lo hizo con Kuryaki.
No puedo separar a mi padre de Spinetta.
Viví con él hasta los 17 años y siempre fue Spinetta y fue papá.
No hay dos personas distintas.
Algunas veces me olvido de que me re gusta la música de mi viejo, aunque siempre está presente.
Pero, por ejemplo, voy en un taxi y pasan “Alma de diamante” y digo: “Qué grosso”.
Y, más allá de la música, para mí Spinetta es símbolo de mantenerse como verdadero rockero.
Muchos hacen otras cosas, pero no mantienen la esencia de subirse a un escenario y ser regrossos.
Hace rato que Spinetta es el más coherente y el más guerrero.
Eso: mi viejo es un guerrero...


fuente:http://www.jardindegente.com.ar/#

2 comentarios - Mi viejo, guerrero - por Dante Spinetta

@yeib +1
que bueno! no me gusta dante para nada, pero es una linda version sobre el flaco, algo mucho mas intimo... gracias por compartirlo! =)