¿Pensó en su jardín?

¿Pensó en su jardín?

Quisiera mantener lo mejor posible el césped de mi jardín durante el próximo invierno, dado que el año anterior no se le ha dado ningún cuidado y consecuentemente el deterioro de su aspecto fue muy notorio.

Suelo observar muchos jardines que mantienen un césped muy bonito a pesar del frío intenso del invierno. ¿Qué tareas debo realizar para evitar esto durante ese tiempo?.


Puede haber muchos factores causantes del deterioro del césped, por ejemplo ataques de hongos, diversos tipos de insectos como ácaros o nematodos (gusano blanco y grillo topo son los más comunes y notorios fundamentalmente en días posteriores a una lluvia), no obstante el mayor daño lo hacen las heladas, fundamentalmente sobre el césped más común en esta zona que es el Bermuda o gramilla.

Sin lugar a dudas este otoño resultó muy particular debido a las altas temperaturas que han originado inconvenientes para las plantas como el ataque de insectos que no deberían generar inconvenientes en esta época, pero resultó beneficioso en gran medida para el césped dado que el mismo casi no ha perdido color, e ingresa a la etapa fría del año con una importante reserva de humedad a partir de esta última lluvia que resultara muy necesaria para contrarrestar los efectos de las heladas. En este punto se pone de manifiesto la importancia del riego durante los meses fríos.

También es conveniente fertilizar con urea a la entrada del invierno, dado que este fertilizante posee un alto porcentaje de nitrógeno que actúa no sólo favoreciendo el crecimiento sino también la pigmentación verde del césped.

No obstante, todas estas recomendaciones sirven para atemperar en parte el daño causado, dado que de ocurrir importantes heladas todos los tratamientos previos de riego y fertilización no son suficientes para mantener en las mejores condiciones el césped.
Bajo esta situación si pretendemos tener en nuestro jardín un verde intenso es aconsejable realizar una resiembra de un césped invernal como el Rye Grass que es de muy rápida germinación y muy resistente a las heladas. Este tipo de césped es de hoja muy fina, erectas, color verde oscuro.

La resiembra es de fácil ejecución, sólo hay que seguir determinados pasos tales como: en primer lugar realizar un corte bajo del césped actual, procurar luego un riego abundante y por último esparcir las semillas (puede ser en forma manual) por todo el terreno, para esta tarea es recomendable previamente mezclar las semillas con arena fina para lograr una distribución más uniforme. Al cabo de 7 a 10 días las semillas comienzan a germinar y las nuevas plantitas deben tener un desarrollo importante (7 cm) antes de realizar el primer corte con una herramienta bien afilada, en el segundo corte puede bajarse la altura de la máquina teniendo en cuenta que el Rye Grass prefiere un corte lo más alto posible en función a las necesidades de uso, por ejemplo en canchas de golf se cortará a 4 mm, en canchas de fútbol a 2 cm y en jardines por encima de los 4 cm.

FUENTE: http://www.laopinion-rafaela.com.ar/opinion/2008/04/27/h842701.php

0 comentarios - ¿Pensó en su jardín?