El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Los 7 pecados

LOS 7 PECADOS CAPITALES

Lujuria

Los 7 pecados


En Proverbios 6:16 – 19, se dice que "Hay 7 cosas que el Señor odia y no puede tolerar". Estas son:

Una mirada orgullosa
una lengua mentirosa
manos que matan gente inocente
una mente que hace planes malvados
pies que se apresuran a hacer el mal
un testigo que dice mentira tras mentira
y alguien que causa problemas entre amigos.
Aun que también son siete, son bastantes diferentes de los "Siete Pecados Capitales". El único pecado que está claramente en ambas listas es el orgullo. "Manos que matan gente inocente" pueden referirse a la ira. Sin embargo, es posible un caso en que una persona mate a alguien malvado llevado, que podría ser un ejemplo de ira pero no de matar a un inocente; y de forma similar, el asesinato a sangre fría de un inocente sería de las "cosas odiadas" sin ser necesariamente un ejemplo de ira. Los otros cinco "pecados capitales" no tienen ninguna correspondencia cercana a las 'cosas odiadas'.


Los "Siete Pecados Capitales", llamados pecados mortales, son una clasificación de los vicios mencionados en las primeras enseñanzas Cristianas católicas para educar e instruir a los seguidores sobre moralidad. La Iglesia católica romana divide los pecados en dos categorías principales: "veniales", aquellos que son relativamente menores y pueden ser perdonados a través de cualquier sacramento de la Iglesia; y los pecados "capitales" o "mortales", los cuales, al ser cometidos, destruyen la vida de gracia y crean la amenaza de condenación eterna a menos que sean absueltos mediante el sacramento de la confesión, o siendo perdonados después de una perfecta contrición por parte del penitente. Comenzando a principios del siglo XIV, la popularidad de los Siete Pecados Capitales como tema entre los artistas europeos de la época eventualmente ayudó a integrarlos en muchas áreas de la cultura y consciencia Cristiana a través del mundo.

Listados en el mismo orden usado por Gregorio I, el Magno (c.540(?)-604) en el siglo VI y después por Dante Alighieri en la Divina Comedia (c.1308-1321), los Siete Pecados Capitales son los siguientes: Luxuria, Gula, Avaritia, Acidia, Ira, Invidia y Superbia. Cada uno de los Siete Pecados Capitales tiene un opuesto correspondiente en las Siete Virtudes.

La identificación y definición de los Siete Pecados Capitales a través de su historia ha sido un proceso fluido y, como es común con muchos aspectos de la religión, la idea de lo que cada uno de estos pecados envuelve ha evolucionado con el tiempo. Este proceso ha sido auxiliado por el hecho de que se hace referencia a ellos de una manera incoherente o codificada en la Biblia y como resultado, se han consultado otros trabajos literarios o eclesiásticos para conseguir definiciones de los Siete Pecados Capitales. Purgatorio, la segunda parte de la Divina Comedia, casi ha sido la mejor fuente conocida desde el Renacimiento (c.~1400), aunque muchas interpretaciones y versiones posteriores, especialmente denominaciones más conservativas de los Protestantes Pentecostales, en vez han mostrado la consecuencia para aquellos que cometan estos pecados como un tormento eterno en el Infierno, en vez de la posible purificación a través de la penitencia en el Purgatorio.


Gula

PECADOS


Actualmente la gula o glotonería se identifica como el consumo excesivo de comida y bebida, aunque en el pasado cualquier forma de exceso podía caer bajo la definición de este pecado. Marcado por el consumo excesivo de manera irracional o innecesaria, la gula también incluye cierta formas de comportamiento destructivo. De esta manera el abuso de substancias o las borracheras pueden ser vistos como ejemplos de gula. Los penitentes en el Purgatorio eran obligados a pararse entre dos árboles, incapaces de alcanzar y comerse las frutas colgando de las ramas de estos y por consecuencia se les describía como personas hambrientas.

Avaricia

Los 7 pecados

La avaricia es, como la lujuria y la gula, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es "un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales." En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. "Codicia" es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, traición deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspirados por la codicia. Tales actos pueden incluir Simonía.

Pereza

PECADOS


Es el más “metafísico” de los Pecados Capitales en cuanto está referido a la incapacidad de aceptar y hacerse cargo de la existencia en cuanto tal. Es también el que más problemas causa en su denominación. La simple “pereza”, más aún el “ocio”, no parecen constituir una falta. Hemos preferido, por esto, el concepto de “acidia” o “acedía”. Tomado en sentido propio es una “tristeza de animo” que nos aparta de las obligaciones espirituales y divinas, a causa de los obstáculos y dificultades que en ellas se encuentran. Bajo el nombre de cosas espirituales y divinas se entiende todo lo que Dios nos prescribe para la consecución de la eterna salud (la salvación), como la práctica de las virtudes cristianas, la observación de los preceptos divinos, de los deberes de cada uno, los ejercicios de piedad y de religión. Concebir pues tristeza por tales cosas, abrigar voluntariamente, en el corazón, desgano, aversión y disgusto por ellas, es pecado capital. Tomada en sentido estricto es pecado mortal en cuanto se opone directamente a la caridad que nos debemos a nosotros mismos y al amor que debemos a Dios. De esta manera, si deliberadamente y con pleno consentimiento de la voluntad, nos entristecemos o sentimos desgano de las cosas a las que estamos obligados; por ejemplo, al perdón de las injurias, a la privación de los placeres carnales, entre otras; la acidia es pecado grave porque se opone directamente a la caridad de Dios y de nosotros mismos. Considerada en orden a los efectos que produce, si la acidia es tal que hace olvidar el bien necesario e indispensable a la salud eterna, descuidar notablemente las obligaciones y deberes o si llega a hacernos desear que no haya otra vida para vivir entregados impunemente a las pasiones, es sin duda pecado mortal.

Ira

Los 7 pecados


La ira puede ser descrita como un sentimiento no ordenado, ni controlado, de odio y enojo. Estos sentimientos se pueden manifestar como una negación vehemente de la verdad, tanto hacia los demás y hacía uno mismo, impaciencia con los procedimientos de la ley y el deseo de venganza fuera del trabajo del sistema judicial (llevando a hacer justicia por sus propias manos), fanatismo en creencias políticas y generalmente deseando hacer mal a otros. Una definición moderna también incluiría odio e intolerancia hacia otros por razones como raza o religión, llevando a la discriminación. Las transgresiones derivadas de la ira están entre las más serias, incluyendo homicidio, asalto, discriminación y en casos extremos, genocidio. La ira es el único pecado que no necesariamente se relaciona con el egoísmo y el interés personal (aunque uno puede tener ira por egoísmo, por ejemplo, por celos). Dante describe a la ira como "amor por la justicia pervertido a venganza y resentimiento"

Envidia

PECADOS


Como la codicia, la envidia se caracteriza por un deseo insaciable, sin embargo, difieren por dos grandes razones: Primero, la codicia está más asociada con bienes materiales, mientras que la envidia puede ser más general; segundo, aquellos que cometen el pecado de la envidia desean algo que alguien más tiene, y que perciben que a ellos les hace falta. Dante define esto como "amor por los propios bienes pervertido al deseo de privar a otros de los suyos." En el Purgatorio de Dante, el castigo para los envidiosos era el de cerrar sus ojos y cocerlos, por que habían recibido placer al ver a otros caer.

Soberbia

Los 7 pecados


En casi todas las listas, el orgullo es considerado el original y más serio de los Siete Pecados Capitales, y de hecho, es también la principal fuente de la que derivan los otros. Es identificado como un deseo por ser más importante o atractivo que los demás, fallando en halagar a los otros a pesar de que lo merezcan y mostrando un amor excesivo por uno mismo (especialmente manteniéndose fuera de un lugar apropiado con respecto a Dios). La definición de Dante es "amor por uno mismo pervertido al odio y desprecio por el vecino de uno." En la obra medieval de Jacob Bidermann, Cenodoxus, la soberbia era el peor de los pecados y llevaba a la condenación inmediata del famoso Doctor de Paris, Cenodoxus. En el que es posiblemente el ejemplo más famoso, la historia de Lucifer, el orgullo es lo que causaba su caída del Cielo y como resultado su transformación a Satanás. La vanidad y el Narcisismo son grandes ejemplos de este pecado. En La Divina Comedia, el penitente era obligado a caminar con la cabeza agachada mientras era golpeado con un látigo para inducir sentimientos de humildad.

Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Pecados_capitales

8 comentarios - Los 7 pecados

TyIerDurden
en realidad los pecados capitales son mas:



8 - Repostear

9 - Crapear

10 - Regalar Puntos por lastima

11 - Regalar Puntos porque el que postea es mujer

12 - Leechear

13 - Clonar cuentas de Taringa para darse puntos a si mismo.



y un monton de cosas mas
chus3ma
Acá aporto los nuevos pecados capitales



http://www.taringa.net/posts/offtopic/1463045/Nuevo-ranking-de-pecados-capitales.html
elhuracancorrentino
TyIerDurden dijo:



en realidad los pecados capitales son mas:



8 - Repostear

9 - Crapear

10 - Regalar Puntos por lastima

11 - Regalar Puntos porque el que postea es mujer

12 - Leechear

13 - Clonar cuentas de Taringa para darse puntos a si mismo.



y un monton de cosas mas




14 - Enojarse porque te borran un post y no saber porque

15 - No usar el buscador

16 - Enojarse por las criticas

17 - Titulos sin sentido

18 - No utilizar las barra de herramientas (Por Dios!!!... existen las negritas, el centrado, los colores, podés cambiar la fuente!)



Menos mal que trollear no es un pecado capital
TyIerDurden
jajaja buenisimo huracan

taria bueno que la gente se cope y ponga mas, a ver si llegamos a los 100 pecados taringueros, no?
eloffset
TyIerDurden dijo:en realidad los pecados capitales son mas:



8 - Repostear

9 - Crapear

10 - Regalar Puntos por lastima

11 - Regalar Puntos porque el que postea es mujer

12 - Leechear

13 - Clonar cuentas de Taringa para darse puntos a si mismo.



y un monton de cosas mas