El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Carta abierta a la Sra. Presidente de la Nación Argentina

Per­te­nezco a la gene­ra­ción de “educandos“de aque­lla ESCUELA PÚBLICA ARGEN­TINA, que fuera ejem­plo para el mundo y de la cual, segu­ra­mente pudo abre­var en su niñez y adolescencia.

Allí nos ense­ña­ron y lo recor­dará, a res­pe­tar pro­fun­da­mente la INVES­TI­DURA PRE­SI­DEN­CIAL, fuera quien fuese el que deten­tara la máxima dig­ni­dad en el gobierno de la Nación.

Hoy, ese res­peto ha des­a­pa­re­cido en mi, como con­se­cuen­cia de que en usted, ya ha des­a­pa­re­cido. Arranca a jiro­nes con sus acti­tu­des esa inves­ti­dura y deja al des­cu­bierto solo a una “mujer des­nuda, ves­tida de negro”, sober­bia y debil; grande y pequeña;temeraria y asustada;valiente y cobarde; apa­sio­nada y fría, cus­to­diada y sola…

Solo eso, una mujer y a esa mujer me dirijo, como a una más de mi “género”. Dos muje­res: usted y yo. Una joven y una vieja, una rica y una pobre, una fea y una linda ¿?, una “con la suma del poder público“y la otra sim­ple ciu­da­dana. Dos muje­res a las cua­les solo las une el man­dato evan­gé­lico: “AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS”

Los jiro­nes de su INVES­TI­DURA PRE­SI­DEN­CIAL, los ha ido dejando a tra­vés de sus reite­ra­das apa­ri­cio­nes en eso que ha dado en lla­mar“CADENA DEL MIEDO Y LA SUMI­SIÓN” y que yo llamo“CADENA DE LA VER­GÜENZA NACIONAL”.

Cuando ante los micró­fo­nos y las cáma­ras des­ga­rra su inves­ti­dura con alu­sio­nes vul­ga­res de pésimo gusto, cuando hace son­ro­jar a sus minis­tros que esbo­zan son­ri­sas bobas ya sea por su nom­bre, el “bonete” o su, aspecto imberbe, cuando grita des­tem­plada a un cama­ró­grafo, cuando entona ridícu­los estribillos“Teresa, pone la mesa“y “como me gus­tan tus mila­ne­sas… “, cuando che­chea a per­so­na­jes, cuando ridi­cu­liza a sus obse­cuen­tes aplau­di­do­res, cuando se con­to­nea con la “scola”, cuando encar­niza a fun­cio­na­rios extran­je­ros… aque­lla dig­ni­dad con­que la dis­tin­guiera un 54% incóg­nito, se estre­lla en mil peda­zos en las pan­ta­llas de TV, aun­que a usted le importe “un pito…

Pero esas serian nimie­da­des al lado de sus gran­des anun­cios en que todos y todas que­da­mos invo­lu­cra­dos y expec­tan­tes. Cree erró­nea­mente que es la maes­tra ciruela de los 40 millo­nes de todos y todas, que pobla­mos esta tie­rra de ben­di­ción que Dios nos diera y es así como temas urgen­tí­si­mos: la Salud, la Edu­ca­ción, la Inse­gu­ri­dad, que­dan rele­ga­dos ante pro­me­sas y cifras y por­cen­ta­jes incom­pren­si­bles de difí­cil cum­pli­miento y peor imple­men­ta­ción. Inventa vue­los sema­na­les a MAL­VI­NAS, pide la exhu­ma­ción de cadá­ve­res de “tumba de gue­rra”, dis­pa­ra­tes inter­na­cio­na­les que afec­tan la heroica gran­deza de una GUE­RRA JUSTA. La Eco­no­mía ultra­jada por la corrup­tela al más alto nivel. Danza de dóla­res y pesos que afecta a un “abuelo amarrete“pero hace son­reír a quie­nes desde la pre­benda de dudoso ori­gen, pre­ten­den emu­lar a los pode­ro­sos de la tie­rra, poniendo de mani­fiesto, lamen­ta­ble­mente aquel viejo dicho: “LO QUE NATURA NON DA…

Y es así como por la CADENA DE LA VER­GÜENZA NACIO­NAL” corrige, des­miente, miente, exa­gera, denosta, escra­cha, con­funde, se vic­ti­miza, abruma, abu­rre, induce al odio y la ven­ganza, pro­mete y se refu­gia en los aplau­sos opor­tu­nis­tas de sus incon­di­cio­na­les segui­do­res para rego­cijo de una opo­si­ción opaca a la que va sacando de su ostra­cismo con un “ele­fante rosa”.

Tal vez olvida usted, que esa INVES­TI­DURA PRE­SI­DEN­CIAL que detenta es el fruto de una DEMO­CRA­CIA recu­pe­rada con la sagrada vida de argen­ti­nos, que siguiendo su BAN­DERA, en el dolor de la gue­rra, en el cum­pli­miento del deber, en su entrada sublime a la GLO­RIA, en su pos­trer beso a la CRUZ, gri­ta­ron desde el 2 de Abril del 82 y para siem­pre, en aquel pedazo irre­dento, bello, frío, indó­mito de MALVINAS

¡¡¡ VIVA LA PATRIA !!!

Para todos los argen­ti­nos, entre los cua­les, está usted a quien se le otorgó la cus­to­dia de esa INVES­TI­DURA PRE­SI­DEN­CIAL, para res­pe­tarla y hacerla res­pe­tar. Y entre los que estoy yo, que des­gra­cia­da­mente ya per­dió el res­peto a esa INVES­TI­DURA PRESIDENCIAL…

Ruego a la STMA VIR­GEN DE LUJAN, PATRONA DE LA ARGEN­TINA, recu­pe­re­mos, usted y yo y todos y todas, ese res­peto per­dido en las tinie­blas de la incom­pren­sión y que en un pasado no muy lejano fuera para­digma de un futuro mejor“para todos los hom­bres del mundo”…

A esa “mujer des­nuda, ves­tida de negro”, vaya mi reflexión

Autor: María Delicia Rearte de Giachino

Madre del Sr. CFIM(Pm)D Pedro Edgardo Giachino

DNI: 1605228

Anuncios

2 comentarios - Carta abierta a la Sra. Presidente de la Nación Argentina

@mosca30
Conmovedor pero de nada sirve hacer refleccionar a una marioneta , no tiene ni la menor idea de quienes son y a quienes les responden.
@axemen
Es una buena carta, escrita con educación y con el derecho de aquellos que perdieron algo muy valioso por la patria. Esas cosas son las que debemos rescatar y recordar cuando la noche de los K llegue a su final y por fin el sol brille sobre esta agrietada tierra argenta.