La reconciliación entre Máximo Kirchner y Marcelo Tinelli.

La reconciliación entre Máximo Kirchner y Marcelo Tinelli.



El acercamiento se produjo por iniciativa de Máximo.

Kirchner


Con ingreso por puerta principal de Olivos bien temprano el lunes. En secreto. Los dos. La inciativa fue de Máximo Kirchner. El okey fue de Marcelo Tinelli. ¿La búsqueda? Un acercamiento. Una reconciliación. ¿La excusa? Ya no está Coki, "el malo de la película".

Tinelli llegó a Olivos antes de viajar en el promocionado viaje a España en plan de descanso y con amigos. Su llegada fue en secreto por una invitación de Máximo Kirchner. El conductor de televisión sabía lo que buscaba el hijo de la presidenta: un acercamiento. Lo que desconocía era cómo se lo iba a proponer y qué iba a esgrimir como disculpas por el manoseo al que había sido sometido un año atrás cuando le habían adjudicado el manejo de Fútbol Para Todos.

Máximo fue muy amable en la charla. Cuentan los que conocen detalles de ambos lados, que el hijo de la presidenta ha aprendido mucho en el trato político en el último año sobre todo. Que se aggiornó. La excusa para la reunión fue la salida de Capitanich del círculo íntimo de la presidenta. “Fue él”, le dijo, palabras más, palabras menos.

Tinelli sabe que esa no es la historia de lo que pasó. Conoce claramente que Máximo, con La Cámpora detrás, lo vetó cuando vio que la gloria de los cambios que se venían en FPT quedaban todos para el conductor. Vieron las reacciones en las redes sociales de la gente y entendieron que Tinelli quedaba como el que cambiaba el controvertido y absolutamente deficitario sistema de televisación de partidos. Y eso no gustó. Como no había nada firmado, el viento se llevó todo y el proyecto quedó en la nada y siguió en manos de los que manejan desde siempre el proyecto.

La reunión duró casi dos horas. Primero se habló de Capitanich. Después se habló de la AFA. Y se terminó con Fútbol Para Todos. El ex Jefe de Gabinete ya no está para defenderse y se llevó todas las culpas. Tinelli entendió que es una cuestión política. No compró. Pero entiende el juego. Y la deja pasar ante un escenario repleto de ganancias en sus máximas aspiraciones: ser presidente de la AFA y manejar FPT.

El tema de la AFA es simple. Estatutariamente no puede ser candidato porque las reglas hablan de 4 años como dirigente en un club directamente afiliado para poder ser candidato. Tinelli asumió como vocal de San Lorenzo el 1 de agosto de 2012. Así, puede aspirar al sillón que ocupara más de 30 años Julio Grondona recién desde el 1 de agosto de 2016 y las elecciones son en octubre de este año.

La modificación del estatuto es potestad de la Asamblea de AFA. Hoy, la AFA y el Gobierno son socios en el tema fútbol. Armar esa movida no es complicada. Habrá que ver cuánta oposición forman los históricos dirigentes de AFA que no quieren nada a Tinelli y que ya protestan porque el hombre de la TV maneja la comunicación del organismo. Pero todo es política. Y la política hace que las excusas más insólitas sean aceptadas y que las agresiones más fuertes sean olvidadas.

La reunión terminó con el tema de Fútbol Para Todos. Ese es el tema más sensible por las heridas que dejó. La AFA se soluciona con la modificación del estatuto pero este tema es diferente. Antes de cerrar nada habrá que armar demasiadas cosas. Y no puede descartarse que empiecen a firmarse algunas cuestiones que antes quedaron en el aire y que fueron rápidamente borrados en su momento.

Tinelli no quiere caer de nuevo en esa trampa. Así, lo que fue un saludo cordial y respetuoso con la mano cuando comenzó la charla, terminó con un efusivo abrazo dos horas después.

3 comentarios - La reconciliación entre Máximo Kirchner y Marcelo Tinelli.

@13CeRbErUs13 +4
compartieron una bolsa y se olvidaron de lo que los separo
@Black-Dog90
Una bolsa de papa fritas?Una bolsa de caramelos?
@13CeRbErUs13 +4
@Black-Dog90 jajajaja de azucar impalpable, ah no....
@1SS4
Lo va a llevar al Acuadance.
@va5kito
uuufffffff por fin puedo dormir............. estaba tan , pero tan preocupado...