El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿No sabes que hacer con tu vida? Lee esto...

Anuncios

¿No sabes que hacer con tu vida? Lee esto...
No hay viento bueno para el que no sabe dónde va
— Séneca


Desde bien pequeño me han gustado los videojuegos. Mis vecinos Fran y Miguel tenían una PC en el garaje de su casa y me pasaba las tardes con ellos disfrutando de títulos míticos como Magic Pocket, Wolfestein o las aventuras gráficas de Lucasarts.

Cuando cumplí 14 años me compraron mi propia PC y me envicié todavía más. Mis juegos favoritos eran los de estrategia (Starcraft, Age of Empires) y los de rol (Baldur’s Gate, Diablo).

Con la llegada de Internet me empezó a llamar cada vez más el modo multijugador. Enfrentarse a otro ser humano era mucho más divertido y desafiante que jugar contra una máquina, y me parecía mágico el que pudiese hacer una partida desde mi casa contra alguien de Estados Unidos o Japón. Era la época del Ultima Online y del Diablo 2, de la cual guardo muy buenos recuerdos.

Te cuento todo esto porque la etapa de los videojuegos fue una etapa de gran claridad en mi vida. Cuando me levantaba cada mañana tenía claro que lo que más me apetecía hacer en el mundo era matar Mefistos o subir puntos de magia, y me daban totalmente igual las chicas, viajar o ganar dinero. Sabía exactamente lo que quería y era muy feliz haciéndolo.

La época post-videojuegos

Pasó el tiempo y fui perdiendo el gusto por los juegos de PC. Empecé a verlos como un entretenimiento vacío y dejaron de engancharme. No veía sentido a invertir mi tiempo en un mundo online cuando el mundo real era mucho más divertido.

El problema es que al perder el vicio también perdí la claridad que te da el tener algo que te apasiona profundamente. Me levantaba por las mañanas y ya no tenía nada que quisiese hacer por encima de todo lo demás; ya no tenía ningún motivo de peso por el que no volverme a la cama cuando me levantaba una hora antes de que sonase el despertador. Los días eran copias unos de otros, y pasaban casi sin darme cuenta: universidad o trabajo, partidos de futbol, salir con los colegas de vez en cuando y poco más. Hasta que a los 24 años toqué fondo.

En esos momentos vivía en Buenos Aires y tenía trabajo fijo, coche, novia y un buen grupo de amigos, pero me había quedado sin objetivos que perseguir. Después de analizar que lo único que me faltaba era casarme y comprarme una casa, empecé a dedicar mis tardes a ver precios de departamentos y condiciones de hipotecas. ¿Y sabes qué? Lo odiaba. Me sentía perdido, triste y vacío. Realmente no tenía ni idea de qué quería hacer con mi vida, y echaba de menos aquello de los videojuegos cuando lo tenía todo tan claro.

Y fue ahí cuando, gracias a una serie de coincidencias, llegaron a mis manos "La semana laboral de 4 horas", "Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas" y otros libros que me ayudaron a reencaminar mi vida. Decidí que quería crear una fuente de ingresos pasivos para irme a recorrer el mundo y perseguí ese objetivo durante dos años con las mismas ganas con que antes mataba orcos. Fue la época en la que más trabajé y al mismo tiempo una de las más felices de mi vida. Por fin volvía a saber exactamente qué era lo quería hacer.

El e-mail más frecuente

Todos los días recibo, como mínimo, un e-mail de alguien que acaba de encontrar el blog y que me cuenta que no está contento con su situación actual, pero que no sabe qué quiere hacer con su vida. Luego me pide que le de algún consejo.

Siempre que leo estos correos me viene a la mente un fragmento de "El manantial" en el que Peter Keating (el malo) está dudando entre irse a estudiar con una beca a la Escuela de Bellas Artes de París o aceptar una oferta para trabajar en uno de los estudios de arquitectos más importantes de Nueva York. Como no quiere tomar la decisión equivocada, le pide consejo a Howard Roark (el bueno), que le responde lo siguiente:

“Si quieres mi consejo, Peter, ya te has equivocado. Preguntándome a mí. Preguntándole a cualquiera. Nunca le preguntes a la gente. No sobre tu trabajo. ¿No sabes lo que quieres? ¿Cómo puedes soportar no saberlo? ¿Cómo puedes soportar que otros decidan por ti?”

Yo no creo que preguntar a otros ni pedir consejo sea una equivocación, pero sí que estoy totalmente de acuerdo con Roark en que al final tú eres el que debe decidir qué es lo que quieres hacer con tu vida; nadie más puede hacerlo por ti.

Por eso, cuando respondo a una de estas personas, siempre les dejo claro de que yo no soy nadie para decirles qué es lo que deben o no deben hacer, y que lo único que puedo hacer es plantearles una serie de preguntas que les ayuden a tomar una decisión por ellos mismos.

Como me da la impresión de que muchos jóvenes hoy en día se sienten perdidos, bloqueados y sin saber qué hacer, en este post me gustaría compartir con ellos los pensamientos, creencias y ejercicios que me ayudaron a mí en su momento.

1. Relájate

Miras a tú alrededor y ves que todo el mundo tiene perfectamente claro qué es lo que quiere y hacia donde va. Todo el mundo… menos tú, claro. Así que llegas a la conclusión de que el problema deber ser tuyo, que has nacido defectuoso, y eso te hace sentir muuuuy mal.

¿Te suena familiar?

Pues déjame contarte un par de secretos:

Has nacido completo y sin defectos. No te pasa ABSOLUTAMENTE NADA. Tener épocas de poca claridad es lo más normal del mundo.
El 99% de la población vive con el piloto automático encendido y no tienen ni idea de qué es lo que quieren. A ti te da la impresión de que lo tienen muy claro, porque sólo ves su lado bueno y los seres humanos siempre tendemos a pensar que la hierba crece más verde al otro lado de la valla, pero créeme: en el fondo la mayoría de la gente está más perdida que tú, que al menos te has parado a pensar sobre ello.
Así que sacúdete toda la presión, relájate y empieza a sentirte bien

2. Míralo desde el lado positivo

Entonces quieres tenerlo todo absolutamente claro y saber al milímetro qué harás el resto de tu vida… Ok, muy bien. Toma este libro mágico en el que viene escrito todo lo que te pasará desde hoy hasta el día de tu muerte: en qué trabajarás, con quién te casarás, cuáles serán tus mejores momentos, cuáles tus peores… Nunca más tendrás que preocuparte por nada.

¿Lo leerías?

Yo desde luego no. Si la idea de ser funcionario y trabajar en lo mismo durante 50 años me da vértigo, la de tener toda mi vida decidida de antemano ya ni te cuento.

Por eso, te invito a que consideres el no saber qué es lo que quieres como algo positivo, porque quizá no te hayas dado cuenta pero… ¡¡puedes elegir lo que te dé la gana!! No hay nada escrito y tienes infinitas posibilidades delante de ti. El mundo es tu patio de recreo. ¿Acaso podrías estar en una situación mejor?

3. Dedica tiempo a pensar qué es lo que quieres

Mi amigo Rober dio un curso a un grupo de estudiantes y les hizo dos preguntas a los asistentes:

¿Qué hacen los lunes a las 12 de la mañana?
¿Cuál sería el trabajo perfecto?
La primera la respondieron todos. La segunda 1 de cada 20.

Todos los que no respondieron a la segunda pregunta acabarán inevitablemente insatisfechos con su vida laboral. Es imposible que puedan estar contentos, porque si no saben a dónde van… ¿cómo van a saber que han llegado a su destino?

A ti te digo exactamente lo mismo. Si no sabes qué quieres hacer con tu vida, la solución es muy sencilla: párate a pensar en qué es lo que quieres. Pero piénsalo DE VERDAD, como si te fuese la vida en ello, no 5 minutos un domingo por la mañana en la ducha. Más concretamente, te propongo que hagas lo siguiente:

Un día que tengas tiempo, vete a un lugar tranquilo con un cuaderno y un boli. Pídete un café o algo que te guste, o llévatelo de casa, y escribe en un papel con cuantos más detalles mejor cómo sería un día de tu vida perfecta dentro de 5 años:

¿Dónde vivirías? ¿Con quién?
¿A qué hora te levantarías? ¿Qué desayunarías?
¿Quiénes serían tus amigos? ¿Con qué tipo de personas te juntarías?
¿Qué harías, teniendo en cuenta que podrías hacer CUALQUIER cosa?
¿Cómo te vestirías? ¿Qué música escucharías?
¿Trabajarías? En caso afirmativo, ¿en qué? Si no, ¿qué harías?
¿Harías deporte? ¿Cuál?
¿Qué quieres aprender? ¿Qué quieres saber? ¿Qué quieres ser?
¿Dónde te irías de vacaciones?
No te cortes, piensa en grande. Cuanto más específicas sean tus respuestas, mejor.

Al acabar sabrás por fin hacia dónde te diriges.

4. Explora y experimenta

Si no tienes claro qué es lo que quieres, lo peor que puedes haces es quedarte sentado en el sofá esperando a que un día se te ocurra por arte de magia. Y no, tampoco va a bajar San Pedro con la guitarra a cantártelo en forma de serenata.

Para conseguir esa claridad que te falta necesitas interaccionar con el mundo. Viaja, conoce gente diferente, explora, experimenta, haz cosas. VIVE NUEVAS EXPERIENCIAS.

Mi recomendación es que empieces por algo que te entusiasme. La pregunta “¿qué logros me entusiasmaría conseguir?” es un buen punto de partida. Pero cuando vayas a probar algo, no metas el dedo meñique del pie en el agua y digas que está fría y no te gusta. No, cuando vayas a probar algo, tienes que tirarte a la piscina de cabeza.

Hace poco escuchaba a un tipo que contaba que de joven soñaba con ser cantante de rock, así que un día se compró una guitarra, ropa de cuero y se tiñó el pelo de azul. Vivió 3 meses como un rockero, se dio cuenta de que no era lo suyo y lo dejó.

Así es como debes explorar y experimentar: tiñéndote el pelo de un color que te entusiasme para saber si de verdad te gusta.

5. Desarrolla habilidades útiles

Sebastian Marshall, en su fantástico libro "Ikigai", recomienda a la gente que no sabe qué es lo que quiere hacer con su vida que asuman que en el futuro acabarán descubriéndolo, y que mientras tanto vayan desarrollando relaciones, habilidades, recursos y experiencias que les sean útiles cuando por fin averigüen qué es lo que quieren hacer.

Me parece muy buen consejo, y cuando llegue el día seguro que agradecerás el haberte estado preparando en vez de haber estado de brazos cruzados.

Esto es lo que recomienda Sebastian:

Empieza a estudiar y desarrollar tu propio sistema ético
Conoce amigos, consejeros y mentores que sean buenas personas
Aprende habilidades universalmente útiles
Consigue algunas credenciales
Ahorra dinero
Estudia historia para conocer lo que es posible
Establece buenos hábitos que mantendrás el resto de tu vida
Ponte en forma
Aprende a pensar racionalmente
Luego acompaña la lista con algunas recomendaciones más concretas y accionables. No las voy a poner aquí porque ocupan varias páginas, pero si te interesa puedes encontrarlas en el libro.

En lo que a mí respeta, este es mi top 3:

Aprende inglés. No saber inglés hoy en día es ser un analfabeto moderno. La información es poder, y la mejor información está siempre en inglés.
Estudia finanzas personales. Tener unas creencias sanas respecto al dinero y entender cómo funciona la bolsa y el sistema financiero puede ahorrarte muchos dolores de cabeza en el futuro.
Viaja. A ser posible solo, y no a Inglaterra o a Italia sino a un país muy diferente que te marque como Japón o India. Utiliza CouchSurfing para conocer a autóctonos.

Conclusiones

Saber qué quieres hacer con tu vida no es cuestión de suerte o de azar. No te vas a levantar un día de la cama teniéndolo claro ni va a venir la inspiración a visitarte mientras estás viendo la tele en el sofá.

Saber qué quieres hacer con tu vida es una decisión. Es algo a lo que tienes que dedicarle tiempo y que sólo tú puedes descubrir.

No te sientas mal si todavía no lo tienes claro, pero ponte con ello cuanto antes porque es importante.

Empieza por sentarte a escribir. Es fundamental que escribas. Haz el ejercicio que te he sugerido o simplemente escribe en la parte superior de un papel “¿Qué quiero?” y anota todo lo que se te ocurra. Hazlo a menudo.

Mientras tanto, no dejes de explorar y aprender. Lee no-ficción, conoce otros países, ve a cursos de temas que te interesen y que no estén relacionados con lo que estudiaste, viaja, haz nuevos amigos… Pero pase lo que pase, no te estanques.

Y por último, lo más importante de todo: DISFRUTA DEL CAMINO. Tienes el mundo entero por descubrir y, como suelo decir, la vida es una gran aventura llena de posibilidades. Así que diviértete mucho. Eres un afortunado por poder estar aquí.


Me gustaría conocer tu opinión:

Si no sabes qué hacer con tu vida, ¿qué has hecho al respecto para solucionarlo?
Si sabes qué hacer con tu vida, ¿qué le recomendarías a alguien que no lo sabe?
¡Deja tu respuesta en los comentarios!

Comparto este grandioso aporte para todos aquellos que están en la duda existencial...

Anuncios

Comentarios Destacados

@spirituor +11
veo muy dificil superar a los videos juegos son muy entretenido y cada ves salen mejores , si me aburren años depues quedaria vació y re mal

22 comentarios - ¿No sabes que hacer con tu vida? Lee esto...

@pendu666
Muy bueno! si hubiese leído esto hace 5 años habría encontrado mi rumbo mucho antes... te dejo +5 que es todo lo que tengo
@cavs02 +1
Muy bueno, se que ya lo leí, pero es bueno hacerse estas preguntas.
@donatien88 +5
No se, es cierto lo que decís,7 hábitos esta bueno,pero la realidad es mucho mas sucia y cruda y es dificil también tener la cabeza limpia para emprender un cambio.Aveces pienso que el coaching y la autoayuda son una forma de droga literaria y muchas veces religiosa
@franquito_10 +3
estoy pasando por lo mismo y tengo 20 probe con varias cosas, con intentar no se pierde nada, muy buen aporte
@ELAMIGODEHERNI +1
donde consigo el book papi??
@CrlsV
Seguí la fuente hermano, ahí tenés los enlaces. Abrazo
@PablitoLp +5
Yo también estoy estancado en la misma rutina todos los días y no puedo conseguir trabajo, ya no se q hacer me estoy enfermando
@MrJamesBrown +3
si podés estudiar hacelo
@ATOMARPORCULO +2
No pienses en que te estas enfermando, ese pensamiento es preocupante y es lo que realmente aflige, las personas cuando estan estancadas se enfrascan en ese pensamiento porque ven a los demas avanzar pero es como lo de la hierba que dice el post
@maxirengo +2
Muchas gracias, leer cosas como esta me motivan un poco mas.. +10. Saludos!
@VirumBellatorum +2
buena loco todos creo q de alguna manera siempre necesitamos corregir el rumbo, crecer espiritualmente y vivir felices hasta que trascendamos al infinito y mas alla....
@spirituor +11
veo muy dificil superar a los videos juegos son muy entretenido y cada ves salen mejores , si me aburren años depues quedaria vació y re mal
@elataque123 -2
Los juegos para mi ya son aburridos ya no le encuentro lo emotivo ni a gta 5 online :/
@pearlguns24 +1
bueno yo estoy entre la guitarra flamenca o los paneles solares, en ambas me defiendo harto
lo de los paneles lo elijo por que es algo serio ( la sociedad lo toma en serio) y la guitarra es la pasión osea estoy entre la razón y el sentimiento lo cual a veces es difícil de distinguir

haré mi guitarra solar XD
@PabloThomas
A mi me interesaba el tema de los paneles solares pero me di cuenta que era poco rentable, por lo menos hasta ahora, ya que es muy costoso el almacenamiento de energía. Hay alguna otra forma de almacenarla que no sea en baterias?
@pearlguns24
@PabloThomas hay mas campo termosolares,etc,,,,,
la mejor bateria diria que es el consumo consciente
@pearlguns24
eso si lo de yan rand me parece muy re loco es muy adoradora de los empresarios la tipa
pero bueno el manantial y la rebelion de atlas me hacen irme por la razon
@maytoll +1
Oye, pero por que no citas al Autor? por que no dices de que Blog lo sacaste ?, creo que se llama vivir al máximo, creo que deberías darle el merito a quien lo merece
@CrlsV
Está citado en la fuente hermano, es todo autoria de él, yo solo lo comparto acá para que muchos más se enteren.
@Sofia199
Si no pones fotos, nadie lee
@LaRengaxSiempre +1
Leelo te lo recomiendo , aunque vamos a decir la verdad, todos lo que estamos pasando un mal momento sabemos lo que necesitamos para mejorar, pero supongo que necesitamos a alguien o alguna motivacion para lograrlo o alcanzar nuestras metas hacer es difícil y siempre lo a asido asi y mas si nos e cuenta con un apoyo o alguien que este contigo, pero aquellos lucharon que la pelearon sacaron sus frutos la verdad hay gente para aplaudirlos!
@nakamas +1
Yo lo leí
@jul14nXIX +3
sabes como me veo? viviendo al lado de un lago con mi señora y dos hijos llendo a pescar
@RomaaGNR +5
Yo tengo 17 años y estoy pensando seriamente en el estudio de facultad pero siento que hago todos los días lo mismo, vuelvo del colegio, duermo la siesta me levanto uso la pc y nada mas, ahora el 7 de abril empiezo un curso de informatica pero necesito algo mas, algo que le ponga acción a mi vida
@xeneizecapo2 -1
hay que estar al pedo... laburo 12hs x día... te pensás que me voy a ir al campo con un cuadernito a escribir boludeces??
@CrlsV +1
No hace falta ir al campo. Podrias hacerlo en cualquier lado, basta con que estés tranquilo y puedas pensar bien Si estás conforme con tu vida podes obviar todo esto.