El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Los futbolistas y el Heavy Metal

Anuncios

Sin duda alguna, uno de los casos más relevantes de amor por el heavy metal en un futbolista fue el de Thomas Hassler. Le recordarán porque hizo un gran papel en Italia 90, se convirtió en campeón del mundo, también levantó la Eurocopa del 96 y, en definitiva, fue un cromo bastante habitual en la última década del siglo XX. Pues este buen hombre, rápido y bajito sobre el terreno de juego, era todo un aficionado al heavy metal.
Los futbolistas y el Heavy Metal

Para celebrar su triunfo en la Eurocopa, en 1996 montó una discográfica en Munich, MTM Music. Un sello que se especializó en hard melódico y AOR (Adult Oriented Rock). Apostar por estos estilos en plena década de los noventa pone de manifiesto una cualidad del futbolista: no quería hacerse millonario.

Con este sello se dedicó a reeditar éxitos ochentenos y a lanzar grupos nuevos. Algunos sudaméricanos con letras en español, como los argentinos Trehua (el clip no es de La Hora Chanante).

link: https://www.youtube.com/watch?v=50vctWTBA4Q


heavy metal



Otro jugador que guardaba cierto parecido físico con Hassler, el polaco Roman Kosecki, -al menos los dos estaban en torno al metro setenta, lo justo para mirar por encima del hombro a Butragueño- también tuvo delirios metaleros. Para empezar, en su Polonia natal lucía un look de melena ondulada con flequillo cortado con el que nunca hubiera desentonado en una portada del Kerrang. Luego, en España pasó al peinado mullet, corto por delante y largo por detrás, que daban mayor sensación de velocidad a sus carreras por la banda del Sadar.
futbolistas

Sin embargo, Kosecki, además de ser rápido como el rayo, tocaba riffs poderosos como el trueno -si me permiten un lenguaje acorde a las circunstancias-. Ya en Varsovia formó un grupo cuando sólo tenía 16 años. De hecho, tuvo que elegir entre las botas o las cuerdas. Se decantó por el balón, una gran decisión a la vista de las pocas perspectivas rockeras que ofrecía la Polonia.
En Pamplona, en una ocasión se subió a un escenario de la capital navarra para tocar versiones de Led Zeppelin. Después, en Madrid, fue amigo del fenecido locutor Mariano García, que llegó a entrevistarlo en su mítico programa Disco Cross.


futbol



El hito jevi patrio por excelencia siempre fue Manolito Alfaro, exentrenador del Toledo y actualmente sin equipo. Todo a raíz del número 163 de marzo de 1997 de la revista Heavy Rock, una entrega en la que compartía protagonismo con Bon Jovi. La afición por el rock duro a Alfaro le venía de cuna. Tenía unos orígenes proletarios en un barrio satélite de Madrid. Vivió en la miseria hasta que le dieron a su familia un piso en una vivienda social cuando tenía 7 años. Con el fútbol, que les cambió su vida, y los estudios, su familia salió de allí, pero Alfaro nunca olvidó la banda sonora de aquellos callejeros días.
metaleros

Por eso, cuando marcaba un gol, se quitaba la camiseta de su equipo y mostraba la sus grupos favoritos, Barricada, AC/DC... televisiones de toda Europa grabaron estas celebraciones en tiempos en los que no era tan habitual lucir mensajes debajo de la zamarra. La anécdota fue que como consecuencia de esta afición y de la entrevista en la Heavy Rock, a Alfaron empezaron a llegarle paquetes cada día con camisetas de otros grupos ansiosos por la propaganda gratuita. Los jevis ya se olían el valor publicitario del futbolista, pena que a Beckham le gustasen las Spice Girls.


Los futbolistas y el Heavy Metal



Gracias por pasarte por mi post.

1 comentario - Los futbolistas y el Heavy Metal