El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El arte de ser anónimo.

Anuncios



El arte de ser anónimo.

“El anonimato”

Cuando regalas algo material, lo que en realidad haces no es dar… lo que haces es un intercambio material a cambio de algo intangible; das con el fin de recibir.
Sin embargo cuando regalas algo sin el placer de recibir; es cuando la acción de dar se vuelve sincera, no se piensa en el beneficio… al estar ausente el remitente; toda la acción se centra en la persona que lo recibe.

Pongamos un ejemplo: Un millonario hace un donativo a una caridad, lleva a toda la prensa y la noticia sale en todos los noticieros, ¿entonces que hizo el millonario? ¿Regalo su tiempo o dinero? ó lo intercambio por publicidad, respeto y simpatía.

Cuando leo un gran poema y me doy cuenta que el autor no hizo alarde de su talento al poner su nombre en el… siento un respeto inmenso hacia el anonimato; porque provoca no voltear al talento, no a la persona, provoca centrarse en el poema; en el regalo que el poeta me da, me hace sentir importante… me da sus letras sin querer nada a cambio. Algo que hace que Freud, Nietzsche y Confucio se revuelquen en su tumba, o quien sabe… a lo mejor algo anónimo de ellos sigue entre nosotros, y que no lo sepamos hace que se revuelquen aun más.

Aunque una cosa debe quedar claro y no se debe confundir; toda acción debe estar respaldada de un porque… y si no se tiene claro el porqué de un anonimato, pierde su efecto mencionado. Se convierte simplemente en una dar por nada, en una egolatría más profunda; el “yo” de dar.
Y lo divido en 2 categorías perceptibles.

El “yo” doy anónimamente para que “tu” recibas, porque “yo” quiero hacerlo.
El “yo” doy anónimamente para que “yo” reciba, porque “tu” provocas hacerlo.

También existen dos tipos de anónimos; el ciego y el voyerista.

El ciego da su anonimato, sin esperar respuesta… sin saber su destino, ni siquiera saber si su regalo fue recibido y se siente satisfecho con el hecho de dejar o enviar su ofrenda. Más sin embargo el voyerista, tiene que saber qué pasa con su regalo, asegurarse que llego a su destino y debe recibir algo a cambio; (aunque no directamente) la aceptación del receptor.

La acción bilateral de regalar es un acto meramente del universo; el ceder y no adquirir nada a cambio es imposible, siempre habrá una reacción a una acción, pero depende del emisor canalizarlo y dependiendo de ello resultara la nobleza y valor de la acción de regalar.

Se mas anónimo, se menos egoísta.


Anonimo

regalo anonimo

Comentarios Destacados

@but_hole +5
te doy +10 por el hecho de que tu post llegue a lo mas alto de T! y puedas ser un diamond como el siguiente:

escritura
@loyd69 +1
pero no debiste decir que le dabas los +10, ¿para que hacer alarde de tu generosidad?

7 comentarios - El arte de ser anónimo.

@but_hole +5
te doy +10 por el hecho de que tu post llegue a lo mas alto de T! y puedas ser un diamond como el siguiente:

escritura
@loyd69 +1
pero no debiste decir que le dabas los +10, ¿para que hacer alarde de tu generosidad?
@Vergamaton +1
Muy buena reflexion, saludos amigo
@JonaMede
Gracias, saludos igual.
@lust25 +1
muy buen post
te la rifaste compa
+10
@garlim12NoBan +2
Y de que sirve ser anonimo? Simplemente dejar de ser mainstream y sentirte diferente porque "yo soy anónimo y tu no"?
@JonaMede
Claro, el punto de vista es valido...
"Soy anónimo y tu no"
"tengo la capacidad de ser anónimo y tu no"
"yo puedo regalar anonimamente y por ello merezco respeto"
Y al final lo único que haces es alimentar tu propio ego.

¿De que sirve?
Por eso mencione esto:
toda acción debe estar respaldada de un porque