El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La Ley de la Jungla: Pleito de Chevron - Ecuador - Brad Pitt

Anuncios

¿Cómo pudo un abogado americano graduado en Harvard lograr una sentencia judicial por más de 19 mil millones de dólares en contra de la segunda empresa petrolera más grande de EE UU?

La Ley de la Jungla: Pleito de Chevron - Ecuador - Brad Pitt


Cuando algunos años atrás la revista Vanity Fair publicó una historia titulada “Jungle Law”, el propio Steve Donziger creyó que la historia produciría un cambio de paradigma que acabaría con una sentencia positiva en su caso judicial en contra de Chevron. Donziger, abogado de un grupo de indígenas que desde hace veinte años buscan reparaciones por la supuesta contaminación dejada atrás por la petrolera Texaco (hoy absorbida por Chevron), probablemente no se imaginó que todas las maniobras fraudulentas llevadas a cabo por él mismo, acabarían saliendo a la luz.

contaminacion

Steve Donziger - abogado (al parecer, terrible garka)


Resulta que el verdadero “cambio de paradigma”, no fue la historia de Vanity Fair, sino una decisión del Juez Lewis Kaplan de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, que permitió a Chevron iniciar un proceso de judicial en Estados Unidos en contra de Donziger y su equipo por haber conspirado para violar la ley y lograr una sentencia fraudulenta en Ecuador.

El juicio reveló todo tipo de maniobras fraudulentas, corruptas, y extorsivas que Donziger ejecutó. Frases como “nunca hubiésemos logrado esto del Juez si no lo hubiésemos presionado”, “las leyes y datos son secundarios, al fin y al cabo lo único que importa es la fuerza bruta” o, “los jueces ecuatorianos toman decisiones con base en quién temen más, no con base en lo que las leyes dicen”, son el tipo de ideas que guiaron las acciones de Donziger, y que para su pesar, quedaron registradas en las miles de horas de grabación del documental “Crudo”, a las cuales Chevron tuvo acceso por orden del Juez.

fraude

Paul Barret autor de polemico libro que seria llevado al cine y que actuaria Brad Pitt


Un nuevo libro del Editor Senior de Bloomberg Businessweek, Paul Barrett, resume esta historia y hace referencia a algunos otros hechos poco conocidos. Por ejemplo, el libro relata como en 2006, Donziger y Pablo Fajardo (otro de los abogados principales del equipo legal) intercambiaron correos en los cuales discuten sobre el éxito de sus esfuerzos por evitar que la empresa estatal Petroecuador limpie ciertos pozos petroleros. Específicamente, Fajardo reconoce haber estado presionando al Presidente de la empresa para suspender todo tipo de remediación en el área donde Petroecuador operaba en conjunto con Texaco, ya que eso “eliminaría la evidencia”. En otras palabras: el abogado que logró recaudar millones de dólares para defender a los indígenas, no dudó en presionar al gobierno para bloquear cualquier tipo de remediación.

Otro punto de interés en esta historia es el inoperable modelo de negocios de Donziger para llevar adelante el juicio. A lo largo de los más de 20 años de acciones legales en diferentes cortes, Donziger fue vendiendo derechos sobre el juicio y solapando acuerdos con diferentes inversores y firmas de abogados, sin importarle cuanto dinero restaría para las remediaciones luego de cancelar las deudas con cada inversor. Un análisis forense realizado por Chevron y citado por Barrett, establece que si por ejemplo, las partes llegarán a un acuerdo por 100 millones de dólares, solo 1.5% acabaría como reparación para los habitantes de Lago Agrio. El restante 98.5% se dividiría entre inversores, gastos legales (incluidos los honorarios de Donziger), y gastos administrativos.

Campaña mediática ecuatoriana

Con tal propósito y en aras de exigir una indemnización de unos 9.000 millones de dólares, fueron convocadas e invitadas con gastos asumidos por el gobierno nacional figuras como la actriz Mia Farrow, el actor Danny Glover, ambos estadounidenses, así como el cantautor español Luis Eduardo Aute, la alcaldesa estadounidense de Richmond, Gayle McLaughlin, la documentalista Alexandra Cousteau, nieta del investigador Jacques Cousteau, y el político socialista francés Jean-Luc Mélenchon.

Pero no todo en esta ardua campaña mediática ha ido sobre ruedas. El 25 de febrero de 2015, el mismo diario El Universo abundaba sobre el caso de Sharon Stone, a quien el gobierno ecuatoriano, a través de representantes en EEUU, le estaría exigiendo el reembolso de una suma de 350 mil dólares que le fueron depositados a la actriz por sus prestaciones en el país.

ecuador

Petroleo

actores gringos que fueron "comprados" por Rafael Correa



Según un reporte de New York Daily News, en abril de 2014 la actriz se enfermó y desistió de un viaje de tres días a Ecuador que estaba concebido bajo el paraguas de la campaña “La mano sucia de Chevron” que ha llevado al país a otras personalidades.

“La demanda contra Stone –especifica el diario El Universo– incluye reclamos por los pasajes de avión de primera clase, suites en hoteles de lujo para ella y tres acompañantes, así como el peinado y el maquillaje para los eventos.”

El caso Chevron parece tener en vilo al gobierno ecuatoriano. Ezequiel Vázquez describio en un artículo anterior, el gobierno de Correa ha gastado en los últimos cinco años más de 10 millones de dólares en agencias de relaciones públicas en Estados Unidos. Los últimos contratos registrados con el Departamento de Justicia por una de estas agencias, muestran como la administración de Rafael Correa gastó más de medio millón de dólares en pagos a celebridades de Hollywood tales como Danny Glover o Mia Farrow para visitar Ecuador y meter la mano en supuestos pozos contaminados, en el marco de la campaña “La Mano Sucia de Chevron”.

Recientemente Rafael Correa, apoyó el miércoles una campaña para disuadir a Brad Pitt de producir una eventual película sobre un fraude judicial que alega Chevron, "Hice público mi pedido a Brad Pitt para que venga a la selva amazónica y que meta la mano en las lagunas dejadas por Chevron"

Rafael Correa


Es por eso que resulta de esperar que estos esfuerzos por parte del gobierno ecuatoriano se potencien ante las nuevas revelaciones del libro de Barrett. De hecho una nota publicada en Businessweek la semana pasada por el autor enseña como la agencia de relaciones públicas Ketchum, que también trabaja para el gobierno ecuatoriano, habría elaborado una estrategia para contrarrestar las afirmaciones del libro, utilizando la táctica de “desacreditar al mensajero”.

En sus notas personales, las cuales también son parte del proceso legal en la corte de New York, Donziger escribió: “I feel like I have gone over to the dark side” (“siento que me he convertido al lado oscuro”). El libro de Barrett narra esa transformación al lado oscuro, en lo que es una historia con todos los ingredientes posibles: hipocresía, corrupción, extorsión; una multinacional con ilimitados recursos para continuar su lucha; una comunidad indígena que luego de veinte años, continúa reclamando lo que considera justo, y detrás de todo, un abogado que ahogado en su propia vanidad perdió la oportunidad de hacer el bien.

Es muy probable que aún antes de leer el libro, Barrett sea acusado en Ecuador de trabajar por los intereses de Chevron, tal como ya lo hizo Steven Donziger. Pero el editor de Bloomberg no se cree este cuento. La respuesta de Barrett está en el trabajo mismo: lleno de referencias documentales, con testimonios confirmados y un seguimiento exhaustivo y contextualizado del caso. En las páginas del libro, por ejemplo, aparecen memorandos internos de Texaco de 1972, donde dicen que hay que destruir todos los récords.

Anuncios

1 comentario - La Ley de la Jungla: Pleito de Chevron - Ecuador - Brad Pitt

@leafardp
O sea ahora Chevron, Texaco es una empresa ejemplo?..no seas tan HP...tanto daño causado en la amazonia y no solo aquí si en el mundo entero y tu sales con esto...cuanto te pagaron a ti?..para que publiques algo que no has investigado...
@alaindesuason
si es erroneo el post.. puedes hacer un "desmintiendo post" =)