El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Liberales de Domingo

Anuncios

Liberales de Domingo

Creo que fue Gabriel García Marquez en "Cien años de soledad" que decía que en Macondo la diferencia entre liberales y conservadores era que unos iban a misa de las 6 de la tarde y los otros a la de 7.

Muchos argentinos son los que yo llamo liberales de domingo y conservadores de lunes a viernes.
La profesión de futbolista me apasiona desde ciertos puntos de vista.
Es una de las profesiones más liberales y competitivas que hay en nuestro país. Para llegar a jugar en 1ª división son muchos años de sacrificio, de cuidado físico, de competencia (no todos llegan).

Esta profesión tiene una particularidad que me animaría a decir única: el banco de suplentes.
¿Por qué única? En cualquier otro tipo de actividad no existe alguien sentado en el banco a la espera de que si mi performance no es buena, pueda suplantarme por decisión de mi Jefe (el DT sería la figura futbolística).

Gracias a la competitividad, el fútbol argentino es uno de los mejores del mundo: dos campeonatos mundiales, un subcampeonato, quinto en el 2.006, futbolistas argentinos en los mejores equipos del mundo, y muchos etcéteras.

¿Se imaginan una propuesta "progre" denostando esta "despiadada" competencia y proponiendo un ÚNICO Club Nacional Argentino de Fútbol al estilo de la ENTel Monopólica, Estatal y Eficiente?
Este equipo estaría integrado por hermanos, sobrinos y amantes de los políticos y sindicalistas de turno y a fin de año se consagraría automáticamente campeón ya que no tendría con quién competir.

Y aquí voy a ir cerrando.

Los llamados "liberales de domingo" son esos hinchas y fanáticos de fútbol que comprenden PERFECTAMENTE que la manera que tiene su equipo de llegar a triunfar es que sus jugadores sean los mejores, que no tengan ningún prurito de hacer perder (deportivamente) al otro.
Son los que exigen a sus jugadores que transpiren la camiseta, que le gritan al DT (el Jefe) "cambialo a ese burro" cuando alguno está jugando mal, que equivale a "movelo de puesto" en la jerga laboral, y quizás ese burro el siguiente domingo no integre siquiera el banco de suplentes con lo que dejará de cobrar el premio.

Son los que gritan a los jugadores "mandate a mudar, patadura. No servís ni para meterla en el arco iris" que equivale a decirle, en la jerga laboral, "renunciá porque no servís ni para llamar el ascensor".

Son los que gritan "andá a jugar la B", lo que equivale a decir "deberías trabajar por un sueldo menor porque no estás al nivel de una empresa de 1ª".

Son los que al finalizar el partido, si el equipo perdió, esperan a los jugadores para recordarles su árbol genealógico, que equivale a tener que recibir del Jefe o de un cliente externo o interno "no me gusta el servicio que me estás dando y posiblemente sea la última vez que te reclame".

Esos mismos liberales de domingo se transforman cuando amanece el lunes y se convierten.

Pretenden lograr un trabajo sin sacrificios, pretenden que nadie tiene derecho a cambiarlos de puesto porque están haciendo mal su trabajo.

Pretenden que se les asegure "un puesto de trabajo" (si es de por vida mejor) cuando ese no derecho no existe (en todo caso no debería).

Pretenden cobrar lo mismo que Batistuta (*) aunque ellos sean como (ponga aquí su patadura preferido) en su trabajo.

Pretenden no saber que el que manda es el Jefe (DT) o el Cliente (la Hinchada).

Creen entender que cuando alguien accedió a un sueldo, este no puede ser variado NUNCA hacia abajo, etc.

Para terminar, recordemos que la profesión de jugador de fútbol no está regida por ningún Convenio Colectivo de Trabajo. ¡Gracias a Dios!

Saludos.-

Nota

Esto fue escrito en 2.006.

(*) Ahora se puede reemplazar por Messi.

Anuncios

0 comentarios - Liberales de Domingo