El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La mentira de los casinos y sitios de apuestas online

El motivo de este post no es animarte a apostar ni negar el atractivo de ese mundo: el motivo de este post es que no pierdas dinero si es que ya te has decidido a abrirte una cuenta en un sitio de apuestas.

Empecemos con una sonrisa

La mentira de los casinos y sitios de apuestas online


Lógica

No hace falta ser un genio para decir lo siguiente: si lo normal en los casinos fuera ganar dinero, no habría casinos. Sin embargo toda la publicidad que nos bombardea y que es más vieja que el catarro va en la línea contraria: los demás no saben algo que tú sí, los demás pierden pero tú serás diferente, etcétera…

Las apuestas online son un negocio tremendamente lucrativo para las compañías que las gestionan, cobrando rakes y comisiones poco más que por la respiración de sus jugadores.

Lo normal en las casas de apuestas online es que pierdas dinero. Con mayor o menor probabilidad según el tipo de juego, tu habilidad y sin duda alguna tu suerte. Si empiezas a jugar online y en tus primeras apuestas ganas ten en cuenta una cosa: es más probable que hayas tenido suerte a que hayas descubierto el modo de hacer saltar la banca.

The Wizard of Odds puede ser la página de internet más famosa y reputada sobre las matemáticas, las estadísticas y las apuestas online. De hecho haré referencia a ella varias veces a lo largo de este artículo. Su autor tuvo en pie desde 1999 hasta 2005 un reto abierto a cualquiera que encontrara un sistema fiable para ganar online. Después de 6 años abandonó por lo lamentable de las propuestas aunque el reto si te consideras más listo que Einstein sigue abierto en Vegasclick.

Dopamina

poker


Hace poco, en un sensacional vídeo de magia basado en iPhones, el artista hablaba brevemente de la capacidad que tenemos los humanos para engañarnos a nosotros mismos. A la hora de apostar online el cerebro es un mentiroso sin comparación. Si de 10 veces pierdes 9, no te preocupes que a lo largo de la semana él mismo se encargará de recordarte la que ganaste.

La idea de “en la siguiente jugada” recuperaré mi apuesta no tendría sentido si no nos acordáramos “más fuerte” de la vez que ganamos que de las veces que perdimos. El pelotazo de dopamina en nuestro cerebro cuando suena el “clinclinclin” es tan alto que el cerebro queda inutilizado para cualquier pensamiento lógico del tipo “hey, he perdido 100 pesos y estoy pasando un mal rato ¿no será mejor que salga?”.

Pero lo triste y jodido del asunto es que la dopamina no sólo funciona cuando ganas sino cuando “casi ganas”. Esto es muy curioso y más habitual de lo que imaginamos: “uy, qué mala suerte. He jugado 10 rondas de blackjack y gané 4. Voy mejorando, la próxima vez seguro que encuentro el modo de llegar a las 6″.

¿Una mentira? Según un estudio de la Universidad de Cambridge el “casi-gano” es tan influyente en nuestro comportamiento online que se estima que con un 30% de jugadas de “casi-ganar” se incrementa considerablemente la adicción al juego. Tanto es así que muchas máquinas tragaperras incorporan ese porcentaje de fábrica.

No pueden salir seis rojos seguidos

La gran falacia del jugador: si un evento no ocurre desde hace mucho es más probable que salga en la siguiente jugada. O en términos de la ruleta: acaban de salir 3 números pares por lo que de un momento a otro saldrá uno impar ya que hay tantos números pares como impares. Esta falacia viene de confundir la ley de los números grandes con el corto plazo.

Vuelve por un momento a tu clase de matemáticas del colegio y recuerda la diferencia entre sucesos dependientes e independientes. Cada tirada en la ruleta es independiente del resultado de la anterior.

apuesta


Por misteriosas razones a nuestro cerebro le cuesta mucho entender esto así que vamos a exagerarlo al máximo sin matemáticas de por medio.

Tienes un moneda. Sabes que hay un 50% de probabilidades de que salga cara o cruz. La lanzas y sale cara. ¿Dirías que existe un 100% de probabilidades de que salga cruz la siguiente vez? Evidentemente no. Salen 2 veces cara ¿te jugarías tus ahorros a que sale cruz en la tercera? Seguro que no, algo dentro de ti (llamémoslo sentido común) sabe que puede volver a salir cara perfectamente.

En realidad ese 50% de probabilidades se cumple a largo plazo. Si lanzáramos la moneda 100000 veces, “lo normal” sería que el porcentaje de veces que sale cara y que sale cruz se ajustara al 50% pero ojo, que se ajustara no significa que lo cumpliera a rajatabla. Significa que si seguimos lanzando la moneda nos iremos aproximando cada vez más a ese porcentaje pero nunca sabremos con seguridad en qué momento saldrá cruz o cara.

Otra forma divertida de ver esto es la siguiente: si se acerca un amigo y te dice “hey, voy a lanzar una moneda al aire ¿crees que saldrá cara o cruz?” Tu sabes que hay un 50% de posibilidades. No se te ocurre preguntarle “Mmmmm, no sé, ¿qué salió las últimas 10 veces que la lanzaste?”

Sin embargo no es casual que en la ruleta te dejen ver los últimos 10 números que han salido. Todo sea porque desafíes las leyes de la probabilidad. Una explicación matemática sencilla se encuentra en ClickVegas.

¿Entonces eres tonto por seguir pensando que una de las series que puse de ejemplo es más probable que la otra? No hombre no. Por un lado la ley de los números grandes dice que a largo plazo, la media de las tiradas se aproxima al valor esperado aunque las tiradas sean independientes entre sí. ¿Conoces todas las tiradas que se han hecho en la ruleta a lo largo de la historia? ¿Si ayer salieron un 60% de negros en todos los casinos del mundo deberíamos empezar a apostar al rojo para corregir ese sesgo?

La Ley de los números grandes mal aplicada a sucesos finitos así como algunas teorías psicológicas harán que si vas a jugar a la ruleta o al blackjack, mejor que tengas estos últimos párrafos en un post-it pegados en tu pantalla.

El sistema Martingale: jugando a rojo o negro

Es tan visualmente fuerte la idea de que una sucesión RNRRNNRNNRR es más proabable que RRRRRRRRNN (insisto, misma probabilidad) que desde hace muchos años los spammer y sitios cutres de técnicas de apostar online ofrecen un método “infalible” para ganar a la ruleta y a otros juegos de azar: el conocido como método Martingale que yo creo que se inventó antes de la propia ruleta.

Su funcionamiento para colmo, es más sencillo de entender aún que los enunciados matemáticos mencionados. Si pierdes al rojo apostando 1€ en la siguiente jugada apuesta 2€ al rojo. ¿Sigue sin salir? Bueno pues apuesta 4€ al rojo. ¿Más color negro? ¡¡Qué mala suerte!! ¡¡ El rojo tiene que estar apunto de salir !! Apuesto 8 y sigo doblando hasta que caiga la bolita en el rojo. Cuando caiga recuperarás todo lo perdido y un maravilloso euro correspondiente a la apuesta inicial.

El método Martingale tiene 3 problemas básicos:

  • Muchos casinos tienen un límite máximo para doblar la apuesta
  • Debes tener un fondo (llamado stack) suficientemente grande como para doblar y doblar ad infinitum.
  • No funciona

En realidad lo de que no funciona debería quedar claro con la sección anterior pero ya que estamos te voy a ahorrar unos euros y vamos a hacer una prueba en Excel con par o impar (otra opción de usar la Martingala en la ruleta). Voy a generar 100 números aleatorios entre 0 y 100 (una buena tarde de ruleta) y vamos a ver cuántos salen pares y cuántos impares.

ruleta


No les voy a pegar la hoja porque esto es una estupidez que podéis hacer en 2 minutos en casa pero fíjense si estoy de “suerte” que me han salido 49 pares y 51 impares. Sin embargo fíjense en los primeros 16 números de la serie ¡12 impares y 4 pares! Además con una tanda de 4 impares y otra de 5. Peor lo peor si hubiera estado jugando en la ruleta habría llegado a partir de la jugada 63.

casino


Si estuviera usando el Martingale y por lo que fuera estuviera apostando a impar para corregir el sesgo, empezando con una apuesta de 0,50 tendría que haber doblado hasta jugarme $256 en la última jugada… para ganar dicho sea de paso $0,50. Con el aliciente además de que después de los $256 existía la misma probabilida de que saliera rojo que negro.

Si añadimos a todo esto que en la ruleta la banca además de rojo negro está el 0 que va para la banca… bueno, pues mejor hablemos de póker.

Quiero ser un pokerstar

De todos los juegos de apuestas online, el póker se lleva todo. Las timbas en casas de amigos son habituales y cada vez más gente sabe lo que es hacer un all-in. Además, el sistema de afiliados de las casas de póker hace que haya cientos de páginas dedicadas a este juego con complicadísimas estrategias para ganar a largo plazo.

El póker, al revés que los juegos de azar descritos tiene cierto componente de habilidad. Por verlo de la forma más simple, si vas siempre con malas cartas y te quedas con las malas lo tendrás complicado para llevarte alguna mano así que aunque sólo sea eso, deberías saber qué es una buena mano y qué no. Existe la habilidad jugando al póker, claro que sí. Pero también existe la suerte y todos los elementos que ya hemos mencionado.

PokerProLabs es una de las muchas webs que informan públicamente de las ganancias y pérdidas de los jugadores de torneos regulares, sit n gos y otros en las principales casas de póker (sí, es legal). Es una buen sistema para ver de un tirón si alguien no hace más que perder dinero jugando o está en una buena racha.

Ocultando los nombres, les voy a mostrar la evolución en euros de algunos jugadores que están ahora mismo en un torneo de Pokerstars:

La mentira de los casinos y sitios de apuestas online

poker

apuesta


Sí, evidentemente hay de todo. Hay gente que gana dinero echando muchas horas pero lo que debes preguntarte es ¿por qué quieres jugar al póker?

Si la respuesta es porque quieres ganar dinero rápido vamos mal. Una de las recomendaciones básicas para jugar bien al póker es que tengas un fondo considerable (stack) y por lo tanto la siguiente pregunta es ¿quieres emplear ese dinero en un juego con un alto componente de azar?

Si ese es tu plan, yo no soy tu hombre porque me considero un jugador de póker del montón. Lo hago por divertirme y para eso creo que no hay nada mejor que montar un timba con tus colegas en casa. Ganar al póker no es cuestión de una tarde ni de una semana. Es una profesión como cualquier otra o un hobby remunerado a niveles bajos de ingresos con un alto componente de riesgo y de adicción.

De todas formas si quieres adentrarte en el mundo del póker mi consejo es que te enteres de las 200 modalidades que hay disponibles. Jugar por ejemplo en mesas de cash (no hay un ganador, entras con un dinero y cuando quieras sales con lo que lleves) de primeras me parece un error que cometen muchos principiantes. Enganchan muchísimo más y es más fácil perder la noción del tiempo. En torneos sin embargo hay mucha variedad y por ejemplo si quieres jugarte 10 € en una tarde en lugar de lanzarte a una mesa de cash donde quizás vuelen en 5 minutos busca una torneo pequeñito que puedas jugar con calma y que te divierta. Creo que en un torneo es más fácil ponerte un límite: acaba el torneo, entré en premio o no. Fin.

El problema que quería señalar aquí es el que comenté al principio del post sobre cómo el cerebro olvida qué pierde. Recuerda lo siguiente: siempre oirás hablar de las manos de póker que se ganaron pero nunca o casi nunca de las que se perdieron. No es que tus amigos que juegan al póker online ganen siempre, es que los que pierden nunca lo dicen :-)

A caballo ganador

Las apuestas deportivas han sido el boom de los últimos años junto con el póker. Se anuncian en las camisetas de los clubs deportivos, tienen cuñas divertidísimas por la radio y el gancho brutal de que si sabes de un deporte más que los demás, es posible que ganes.

Informaciones privilegiadas aparte ¿son de fiar las casas de apuestas? Bueno, aquí mi recomendación es que si te lanzas a apostar a deportes tires por casas conocidas porque sino te encontrarás con el clásico qué fácil es ingresas el dinero y qué difícil sacarlo. Sea por razones de seguridad o lo que sea no deja de ser curioso que en Betfair no puedas retirar una cifra de dinero inferior a la que ingresaste. En Pokerstars, aunque no hagan apuestas deportivas también es destacable el hecho de que debes dejar que pasen 48 horas desde tu último depósito para sacar el dinero.

De si enganchan más o menos las apuestas deportivas que lo anterior no os sé decir porque no probé mucho (o sino probé mucho será porque no me enganchó) pero curiosamente a lo que menos jugué es a lo que más gané: apostando a la NBA. Eso sí, me puse un límite de superior y cuando llegué a él para el banco, a comprarme unas gafas y hasta más ver (nunca mejor dicho).

Conozco a más gente que juega ocasionalmente a las apuestas deportivas que a otros juegos de azar como el póker o los de casino pero no creo que eso signifique nada. Sin duda hay gente que ha perdido fortunas en las apuestas deportivas así que si ves que te engancha, pasando.

Consejos finales

De sentido común como no podía ser de otro modo:

  • No apuestes si necesitas el dinero
  • No apuestes si estás deprimido o no tienes alternativas en tu tiempo libre que te llenen.
  • Si apuestas porque piensas que has encontrado el truco del almendruco que sólo sabéis cuatro gatos MAL
  • Usa una cuenta Paypal, cibertarjetas o alguna otra herramienta de pago seguro para apostar
  • Usa sólo casas de apuestas conocidas.
  • Ponte límites personales de pérdidas y de ganancias. Cúmplelos a raja tabla.
  • Si un juego no te divierte olvídalo.
  • De vez en cuando estate un tiempo sin jugar, sólo para ver qué tal lo llevas.
  • Los juegos de azar enganchan a cualquiera, si tienes cierto mono después de jugar mucho no eres raro, eres humano.
  • Y por supuesto, si la adicción se te va de las manos pide ayuda.

Anuncios

0 comentarios - La mentira de los casinos y sitios de apuestas online