Proyecto Ecológico Ad Astra Rocket: Entre el riesgo y el e

Anuncios

Proyecto Ecológico Ad Astra Rocket: Entre el riesgo y el equilibrio


El tratamiento de la basura y la generación de energía a partir de fuentes amigables con el ambiente son dos de los problemas que hoy enfrenta cualquier país. En Costa Rica, estos elementos están iniciando una relación muy productiva: la compañía Ad Astra Rocket, ubicada en Liberia, Guanacaste, se encuentra examinando una tecnología experimental que podría permitir deshacernos de una buena cantidad de basura y a la vez generar electricidad.

Se trata de una tecnología semiexperimental denominada Plasma Enhanced Melter (conocida como Proceso PEM), desarrollada por la empresa estadounidense IET, la cual funciona con base en plasma y permite un proceso de disociación de la basura, donde esta es transformada a sus átomos elementales. Actualmente, esta tecnología es probada en Japón, Estados Unidos y Taiwán.

Mediante el proceso PEM, los desechos son colocados dentro de un recipiente grande, donde se produce un arco eléctrico con electrodos de grafito y que produce una temperatura superior a los 10.000 grados Celsius.

“Cuando la basura toca ese arco, se disocia y se convierte en plasma, rompiendo cualquier molécula que exista. Ya no hay moléculas, sino átomos ionizados. Si se tira una botella de plástico dentro de la máquina, esta deja de existir, pues se divide en sus átomos elementales los cuales son ricos en hidrógeno”, explicó Ronald Chang, director ejecutivo de Ad Astra Rocket.

Sin embargo, aclaró que no se trata de un incinerador, tecnología que ya se utiliza en Costa Rica.

“Hay temperaturas tan elevadas que no dan tiempo para que los materiales puedan oxidarse, por lo cual la basura no se quema, sino que se disocia. Normalmente se cree que lo más caliente es el fuego o el calor que genera un horno, pero no es así. Cuando se lleva la materia a nivel de plasma, a temperaturas todavía más altas, las moléculas no existen, no hay manera de que haya una incineración pues no hay combustión”, agregó Chang.

De este proceso resulta un gas que es rico en hidrógeno, el cual posteriormente es utilizado para la producción de electricidad. Parte de esta electricidad es autoconsumida durante el proceso PEM, mientras la parte restante queda disponible para ser utilizada en otras actividades. “Por cada 16 toneladas de basura procesada, se podría generar un megavatio, dependiendo del tipo de desecho que sea entregado al equipo”, explicó Chang.

Los metales, que son más pesados, se precipitan al fondo del recipiente y los materiales cerámicos se alojan por encima de éstos, este tipo de vidrio, puede ser reciclado o reutilizado (no entiendo muy bien esta oración). En este caso, Ad Astra Rocket determinó, junto al Instituto Tecnológico de Costa Rica, que dicho vidrio puede ser trasformado en arena. “Si se combina con arena de río, serviría para hacer concreto”, agregó.

Los metales pesados que no pueden ser disociados quedan convertidos en una especie de aleación sólida, en los cuales siempre existe la posibilidad de que queden residuos valiosos. El plan de Ad Astra Rocket es vender esa aleación a compañías o personas que estén interesadas en esa posibilidad.

Buscando el punto de equilibrio

Si bien la tecnología PEM puede ser utilizada para disociar diferentes tipos de basura, Ad Astra Rocket planea enfocarse, al menos durante la etapa inicial, en desechos hospitalarios, pues brindar servicios para el tratamiento adecuado de estos permitiría que la inversión sea factible. “Esta tecnología es tan cara que no se puede usar para basura normal. La máquina disocia cualquier cosa, pero nadie va a pagar un precio muy alto por destruir la basura tradicional. El caso de la basura hospitalaria es diferente; la CCSS está utilizando vapor de agua, muy caliente, lo que puede no ser tan efectivo. Su mal manejo podría implicar múltiples problemas de salubridad pública”, agregó Chang.

La empresa actualmente se encuentra en la etapa de estudio de la factibilidad económica, pues su meta es presentar a su potencial cliente más importante, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), no solo un mecanismo que le permita disponer de manera segura de los residuos tóxicos, sino también rentable y en forma adecuada con respecto al ambiente.

Hospitales privados, clínicas y clínicas veterinarias también podrían verse beneficiados de los servicios que prestaría, aunque la cantidad de desechos que estos generan es marginal en comparación con la CCSS.

“Si demostramos que la tecnología funciona y que es libre de contaminantes, Costa Rica se convertiría en el primer país del mundo en deshacerse de la basura hospitalaria en forma limpia y 100% segura, a la vez que se generaría energía eléctrica. ¿Se imaginan la imagen de Costa Rica en el mundo?” expresó.

¿Qué es el plasma?

El plasma es un estado de la materia, cualquier objeto puede estar en estado de plasma, simplemente hay que calentarlo a temperaturas muy altas, donde la materia existe en forma de iones. Tiene múltiples aplicaciones, en la actualidad se utiliza en cosas tan variadas como fluorescentes, rótulos de neón, soldadura, incluso para tratar caries dentales.

Cuando un átomo de cualquier gas se calienta deja de ser un átomo neutro, pues pierde una carga eléctrica negativa; y se le denomina ión cuando una alta densidad de átomos están ionizados; el nombre que recibe esta condición es el estado de plasma.

Cuando los gases se encuentran en estado de plasma tienen dos características principales: son magnéticos y producen luz, por eso hay televisores de plasma. Si se calienta un gas como el argón, el plasma es de color azul, pero si se calienta helio, el plasma es de otro color, por lo tanto diferentes gases generan diferentes emisiones de luz.

Una de las particularidades del plasma es que, dada la temperatura a que se encuentra, es difícil contenerlo o manipularlo, de hecho el motor que desarrolla Ad Astra evita que el plasma toque las paredes de este, utilizando campos magnéticos, para impedir que estas se derritan. Parte de la investigación que ellos están realizando se basa en encontrar un sistema de enfriamiento para ese motor.

Fuente:http://radarti.com/inside.php?id=378

0 comentarios - Proyecto Ecológico Ad Astra Rocket: Entre el riesgo y el e