El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Es mejor perder un minuto de vida, que la vida en un minuto

Anuncios

Hola a todos los usuarios de T!, estuve mirando videos en Youtube y la verdad me impactaron mucho.
Como dice el título, "es mejor perder un minuto de vida que la vida en un minuto" lo copié de un video que estaba mirando, me dió tremenda tristeza y quería compartirlo con ustedes. Perdonen si hay publicaciones parecidas, usé el buscador para buscar un tema igual a este, muchos hablan de que si tomas no manejes, y del mismo estilo, hablando de accidentes de tránsito.

Quiero que vean este video que trata de una historia que realmente la música de fondo le da un toque bastante dramático y triste. Quiero que sepan que esta historia no es real.


link: http://www.youtube.com/watch?v=lzHBtYM-Y7I

Acá me tomé un tiempo para pasar este cuento a un bloc de notas, hice algunas correcciones gramaticales y arreglé una que otras cosas que estaban mal en la historia
Espero que les guste:

-No pensaban decírmelo?- Chillé llorando.
-Ven aquí Rena...- me dijo Tomi abrazándome fuerte, mientras mis lágrimas fluían sin cesar y se deslizaban por mis mejillas como una catarata.
-Esto es mi culpa- empezó a mascullar -Franco se está muriendo por mi culpa.
-No, como dices algo así, primero Franco no se va a morir, segundo no es tu culpa!- trató de argumentar Matías. Cuando sentí unos pasos de tacón que se acercaban, levanté la vista y vi a mis suegros abrazando a Matías.
Cuando mi suegra me vió, me busco con sus brazos, nos sumimos en llanto ambas, lo bueno es que siempre nos llevamos bien, eso fue algo que nunca le perdonó a Franco, que terminara conmigo.
El doctor salió del salón donde había entrado con Franco.
-Son los padres?- preguntó el doctor.
-Si, como está mi hijo?- preguntó la madre de Franco.
-Él está muy grave, lo operaremos de urgencia ya que unos de los fierros le rozó el corazón y el otro está incrustado en su pulmón, sería un milagro que sobreviviera esta noche, lo siento mucho...- masculló y se fué.
-No no no no no!- grité y corrí hacia la habitación de Franco, lo estaban sedando y le ponían unos cables por todo el cuerpo.
-Fran, lo prometiste, me lo juraste, tienes que ser fuerte! No me puedes dejar- chillé abrazándolo y llorando.
-Señorita, necesitamos llevárnoslo a pabellón.
-Noo- chillé y en eso apareció Tomi que me sacó de ahí a rastras.
-Me lo van a matar!- dije con la respiración por el lado del cuete.
-Tranquilízate!- me retó Tomas.
-No, no puedo y no quiero- chillé incrustando la cara en su pecho y rindiéndome cayendo ambos al suelo abrazados.
-Yo sé que Franco se va a poner bien!- trató de animarme, pero por una extraña razón yo no sentía lo mismo.
-Y si no? Que voy a hacer sin él?- pregunté sin soltarle.
-Si no, tendrás que asumirlo, y seguir con tu vida, como todos nosotros. Él es mi mejor amigo.
-Si pero el es mi vida- dije -Sin él no soy nada.- No respondió.

MINUTOS DESPUÉS...

-Cariño, no te quieres ir a cambiar?- preguntó mi suegra.
-Si, sería una buena idea.- le respondó cuando ya estaba más calmada.
-Vamos, yo te llevo- me dijo Matías. No hablamos en el auto, subí, me bañé y me puse una ropa algo más cómoda.
-Se pondrá bien.- me afirmó Matías.
-Eso es lo que espero, y más deseo.- LLegamos, seguían todos ahí, sus caras eran todas trágicas, cómo? Como podría nuestra historia terminar así?
-Ya puedes pasar a verlo Rani- me afirmó la madre de Franco.
Caminé lentamente hacia su habitación, estaba ahí con su cara aún deforme e hinchada pero no tanto como antes, al verlo mi amargura floreció, y mis llantos y gritos se escucharon hasta en la China.
-Franquito, despierta!, hazlo por mi! te necesito, mi hermano no quería, no lo hagas quedar como un asesino, el es un chico bueno, despierta!.
-Estoy despierto Rani...- Subí la mirada y lo vi con un ojo abierto ya que el otro no lo podía abrir, sonreía milagrosamente.
-Ahhhh!- chillé y salté encima de él, y este se quejó.
-Lo siento!- me disculpé alejandome.
-Ven, este dolor me gusta.- dijo. Mis lágrimas florecían, apoyé mi frente en la de él y suspiré.
-Gracias!
-DESPERTO!- chillé -Gracias Dios.
-Ven aqui!- me dijo atrayéndome a su lado, me beso lenta y apasionadamente, le respondí con todas mis ganas, hasta caer encima de él.
-Uui perdón...- dijo Matías cuando entraron todos a la habitación, escuché risas, le solté, abrasé a mi suegra quien luego se acercó a Franco.
-Estás castigado hasta el 2020, entendiste?- preguntó besándole la frente.
-Pero por qué?- preguntó poniendo cara de puchero.
-Por darnos este gran susto a mi y Renata- dijo y sonreí y me senté junto a él tomando su mano. Luego de hartos abrazos y risotas notaron que queríamos estar un segundo a solas, mis ojos no veían otra cosa que su cara, era como si no pudieran sacarlos de ahí.
-Te cambiaste!- dijo sonriendo.
-Si, estaba horrorosa, mi pijama todo ensangrentado- dije y me acurruqué en su pecho para sentirlo vivo y serca mío.



Esto me ha dado la idea de crear mi propio cuento, en estos días voy a empezarlo y cuando lo termine, ustedes van a ser los que critiquen mi creación xd
Bueno, cualquier agresión verbal, racial y muchos etc más, me tomaré la dedicación de denunciarlos. Y cualquier crítica a este cuento, sepan que no lo hice yo, sino la autora del video. Gracias y espero que hayan disfrutado de mi aporte como yo disfruto el de todos

Anuncios

3 comentarios - Es mejor perder un minuto de vida, que la vida en un minuto