El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Noche de hotel

Anuncios

Llevo 45 minutos encerrado en el baño. Durante la primera media hora no me he atrevido ni siquiera a moverme. Menos mal que alguien se ha dejado este catalogo de playas en el baño. Tiene una parte para anotar datos sobre hoteles. Escribir parece que me reconforta.

Todo fuera parece tranquilo. El hecho de esconderme en el baño, no me pareció muy buena idea, pero fue lo único que se me ocurrió y he tenido suerte. Parece que el baño no ha enloquecido de la misma forma que el resto de la habitación. Pero tengo que salir de aquí. Este lugar esta empezando a agobiarme, además, tengo la sensación de que no tardará mucho en convertirse en un lugar peligroso.

Estoy en un quinto, la ventana no es una buena salida. Hay que escapar por la puerta, ¿pero como? Ha sido lo primero que he intentando. La situación no era mi complicada cuando he probado salir por la puerta. Ahora, la cosa está jodida.

Ahhhhhhhh. Algo ha golpeado la puerta con fuerza. Con mucha fuerza. Por un momento he pensado que iba a ceder. No parece la puerta más resistente del mundo.

Parece que ha vuelto a calmarse. Voy a aprovechar para intentar resumir que es lo que ha pasado. Quiero recalcar que yo tampoco entiendo nada y dudo que algún día llegue a comprenderlo.

Estaba dormido cuando he empezado a notar como se deslizaban las sabanas hacía abajo. Dormido como estaba, mi primera reacción ha sido volver a subir las sabanas tapándome hasta arriba. La segunda vez que lo he sentido, las sabanas ya no se han deslizado, si no que se han retirado con más velocidad. Entonces ha sido cuando me he despertado. Asustado, me he apoyado contra la pared, sujetándome las rodillas.

En esa postura estaba yo mirando las sabanas a los pies de la cama cuando se ha encendido la televisión. Ningún canal estaba sintonizado y se veía un continuo hormigueo de manchas negras, blancas, grises. La neverita se ha abierto. Todas las latas se han caído fuera. Ha sido como si alguien las empujase. En ese momento ha sido cuando he intentado salir por la puerta. Imposible. Las luces se han encendido. Se han apagado. Se han encendido. Yo esperaba expectante en medio de la habitación a que conducía ese espectáculo de luces. Algo me ha golpeado la espalda, era una de las latas. Uno de los cuadros, menos mal que era pequeño, me ha golpeado la cabeza. En ese momento, he corrido hacia el baño.

Desde el fuerte golpe en la puerta, nada se ha escuchado fuera. Es hora de salir.

No puedo salir, algo atasca la puerta. ¿Por que no se abre hacia dentro? ¿Eso era lo normal no?

He estado media hora gritando pero nadie parece haberme oído. Si al menos hubiese cogido el móvil. Bueno, de momento aquí no corro peligro. Puedo aguantar toda la noche y mañana, cuando entre el servicio de limpieza, ellos me ayudarán. Eso es.

Hace 10 minutos, el grifo de la bañera ha empezado a gotear. Poco a poco las gotas se han convertido en un pequeño chorro. No quiero moverme para cerrarlo. Estoy acurrucado en la esquina mas alejada a la bañera.

¿Se puede morir alguien de miedo? La cisterna se ha vaciado sola ya, con esta, cuatro veces. El grifo de la bañera suelta un chorro enorme de agua, caliente por cierto. En el baño está empezando a formarse una ligera niebla.

NO HAY SALIDA. Lo pone en el espejo del baño. La niebla esta empezando a ser mas densa. Hace mucho calor. Sigo acurrucado. Al leer lo del espejo, me he lanzado varias veces contra la puerta del baño y esta ni se ha movido. Por eso he vuelto a mi rincón. Aquí todavía estoy seguro.

Creo que voy a morir. He abandonado mi rincón y estoy de pie en mitad del baño. Estoy sangrando. El vaso que había encima del lavabo se ha lanzado hacía mi golpeándome en la cabeza. Estoy mareado. Se oye mucho ruido fuera. La ducha se mueve por la bañera como una serpiente. El calor me ahoga. Adiós mamá, te quiero mucho.

Anuncios

1 comentario - Noche de hotel

Los comentarios se encuentran cerrados