El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Aburrido con lo que sabes? enterate curiosidades!!

Anuncios

NECROMANCIA

Arte de evocar a los muertos personas y animales y de adivinar el futuro por la inspección de los cadáveres.
Los griegos la utilizaban y principalmente los Tesalienses, rociaban con sangre tibia un cadáver, y crían tener luego ciertas contestaciones sobre el futuro.


Los que consultaban debían haber hecho antes la expiación aconsejada por el mago que presidía la ceremonia y también había que apaciguar con algunos sacrificios las manos del difunto, quien sin estos preparativos se mantenía siempre sordo a todas las preguntas.


Los asirios y los judíos utilizaban también este proceso adivinatorio, los judíos mataban a los cabritos torciéndoles el cuello, luego le cortaban le la cabeza, la salaban y la embalsamaban, posteriormente grababan en una lamina de oro el nombre del espíritu maligno para quien habían hecho este sacrificio, colocaban la cabeza encima de la lamina, la rodeaban de cirios y la adornaban como a un ídolo y este les contestaba. Necromancia: del griego nekros, que significa “cadáver” y mancia, que significa “profecía”. Se trataba de invocar a los espíritus de los muertos, para la adivinación. La creencia era que los muertos, al haberse liberado de la vida en el plano terrestre, tenían acceso a datos sobre el presente y sobre el futuro, una información que estaba fuera del alcance de los vivos.
La necromancia aparece en la Biblia, se practicó en las antiguas Persia, Grecia y Roma, y vio renovada su popularidad en Europa durante el Renacimiento.


Algunos necrománticos intentaban resucitar cadáveres de verdad (algunos fueron acusados de querer enviar a esos cadáveres a atacar a los vivos), pero la mayoría se conformaban con convocar sólo al espíritu del muerto, celebrando rituales encima de su tumba, en los que pronunciaban encantamientos y dibujaban en el suelo palabras y símbolos mágicos. Muchas veces, el necromántico se rodeaba de cráneos y otras imágenes de la muerte, se vestía con ropas robadas a un cadáver y concentraba todos sus pensamientos en la muerte, mientras aguardaba a que apareciera el espíritu. Cualquier pequeña señal, por ejemplo, el temblor de la llama de una vela, se podía tomar como indicación de que el espíritu se encontraba presente. Entonces, el necromántico le hacía preguntas.
Aunque el propósito de la necromancia no siempre era el de hacer daño a alguien, en general se consideraba que el proceso de convocar a las almas de los muertos (y quizá molestarlos) era algo inmoral y despreciable, por lo que se ganó su puesto en la categoría de las artes oscuras


Posesión por espíritus

¿Posesión por un espíritu? Sí, en efecto. ¿Y qué es un espíritu? Básicamente -y muy resumidamente- y hablando en plural puesto que su número es incontable, son entidades incorpóreas, entes inmateriales que, después de la muerte del cuerpo físico que los albergaba, no se marcharon hacia su destino, no subieron a la Luz, sino que se quedaron ‘pegados’ al plano terrestre y material. Por cualquiera de las muchas y diversas razones existentes, decidieron quedarse en el mundo de los vivos. Y para poder hacerlo, tienen una necesidad imperiosa: la de poseer a los seres vivos, a las personas. La causa primera es muy simple: necesitan de su energía para poder seguir ‘viviendo’. Lo hacen por puro instinto de conservación, por una cuestión de mera supervivencia.

¿Y cómo puede ocurrir que un espíritu, al poseer a una persona, le produzca un estado emocional o de temor tan fuerte, tan intenso y de tan fatales consecuencias en no pocas ocasiones, ya que llegan a terminar en auténticas tragedias? Para poder comprender este hecho, es necesario que expliquemos un poco a todos los lectores qué le sucede al espíritu (ciertas culturas o creencias hablarían aquí de alma, pero para nosotros es bien distinto) tras fallecer el cuerpo. Por las razones que sea, dicho espíritu, en lugar de irse al otro lado del telón (es decir, en vez de aceptar el hecho de la muerte física de su envoltura y emprender el camino hacia la Luz, en una nueva fase de su evolución o existencia), decide quedarse en el mundo de los vivos. Así pues, ese espíritu, tras ‘desprenderse’ del todo de sus últimos lazos con el que fuera su cuerpo físico, una vez éste ya se halla enterrado o inhumado en un nicho mortuorio, en lugar de ir ‘hacia arriba’, se dirige de nuevo hacia el mundo terrenal. Un mundo en el cual algunos de los principales ingredientes son las emociones, las vivencias, las pasiones.

Al tener lugar este hecho, se producen en el espíritu incorpóreo fuertes e intensos cambios en el aspecto emocional, de los cuales muchas veces ni siquiera llega él a ser consciente o a apercibirse de que le suceden. Por ello, ese espíritu deja de tener control sobre sus emociones, y él mismo se convierte en ellas. Si en un momento concreto sucede junto a él algún hecho o situación que provoque espanto, ese espíritu se convertirá en espanto, en temor. Si alguna cosa le hace ponerse nervioso, se convertirá en puro nervio, o en rabia condensada. Y ello sucederá así porque el espíritu no sabe controlar su nivel de temor o no puede hacer nada ante esa inquietud que le está atravesando. Simplemente, él se convierte en ello. De esta manera se explica la razón de que la presencia de un espíritu asustado en un cuerpo humano, cause tan fuertes estados emocionales. Y también proporciona una explicación sobre de dónde provienen dosis tan fuertes de emociones tales como cólera, enojo, ira, odio o venganza. Muchas veces dichas emociones extremas están constituidas por espíritus ajenos a la persona que las padece, espíritus que no saben dosificar dicha tensión.

Estas situaciones ocasionan serios problemas para muchas personas. En su comportamiento se producen emociones y reacciones sobre las que no tienen control, que no pueden dominar y que, por encima de todo, no son suyas. Por ello, muchas reacciones de gente que de alguna forma sufre la posesión de un espíritu, son completamente inadecuadas y desproporcionadas a la situación que las genera u ocasiona. Son reacciones exacerbadas o fuera de lugar que, al serle después contadas o explicadas, la persona que las ha experimentado siente profunda vergüenza, ya que desconoce por completo o no recuerda cómo pudo haberse producido tal comportamiento en ella.

Algo similar, cuando no idéntico, ocurre en los casos de temores o miedos persistentes. Puede darse el caso de que la persona esté poseida por un espíritu que tiene miedo de algo, por ejemplo de enfermarse. La persona afectada, ante cualquier mínimo problema de salud, ante un simple catarro o resfriado común, lo convierte en una dolencia grave, hasta tal punto que hace de ella un caso extremo de vida o muerte. Esa persona cree y piensa que poco a poco su salud irá empeorando, y que deberá ser ingresada en la UCI de un hospital, y que de allí irá a parar directamente a la funeraria. Puede parecer un caso extremo, pero se producen con esa intensidad en muchas más ocasiones de lo que el común de los mortales piensa. No debemos olvidar que somos nosotros mismos quienes creamos nuestra propia realidad por medio de nuestro pensamiento y de nuestras emociones. Por ello, si durante un tiempo prolongado vamos dando forma a una idea y la rodeamos de emociones, más pronto o más tarde se ‘materializará’ precisamente eso que estamos pensando.

Así, si una persona está poseida por un espíritu preocupado por la salud, comenzará enfermándose de algo inocuo para, poco a poco, irse agravando ese estado de salud con dolencias cada vez más serias. Y de igual manera funciona este mecanismo en los casos de todos los demás miedos: negocios, relaciones humanas, actividades laborales, de estudios o profesionales, etcétera…

Las consecuencias de estas dependencias de espíritus ajenos a nuestro control, sobre las cuales existe todavía mucha ignorancia y desconocimiento por parte del común de los mortales, pueden llegar a ser muy serias. Muchos sufrimientos de muchas personas podrían evitarse, si existiera más conocimiento y más conciencia de estos dos conceptos; por una parte, que el fenómeno de los espíritus que poseen a la gente y les causan fobias y miedos, existe, es muy real y se produce a menudo. Y por la otra, que es posible y factible liberarse de tales espíritus, y protegerse debidamente contra ellos para que no nos afecten ni nos influencien de manera no deseada en nuestras vidas.



MANIFESTACIONES ESPIRITUALES


En el libro de Hebreos 11:1,3 leemos, y transcribo lo siguiente: "Ahora bien, la fe es la firme seguridad de las realidades que se esperan, la prueba convincente de lo que no se ve".

Srs.; aquí hay dos posturas mentales para interpretar estos textos; una es a través de una mente racional, pensante, inteligente y rebosante de pura lógica, lo que inevitablemente nos llevaría a la conclusión de que hay más de uno, y de dos Universos o creaciones, y que tales Universos o creaciones, son más físicos y materiales que éste en el cual habitamos y vemos, y que la única diferencia (a nivel físico, se entiende), que de este Universo los separa de nuestra percepción, es que no los vemos. ¡¡¡Pero eso no quiere decir que no sean físicos!!!, pero claro, siempre saldrá el cretinoide de turno diciendo... ¡pero tampoco quiere decir que lo sean!, pero como a cretinoide no me gana nadie, yo le respondería... ¡¡¡pues lea el libro desde el principio e investigue!!!

Cuando en Ezequiel 28:12-19 se nos relata la historia de un querubín, responsable de un pueblo de ángeles a los que avasalló, humilló y destruyó espiritualmente, (comparar con Isaías 14:5-23, y con Apocalipsis 12:7,8,3,4,9-17), a su pueblo separándolo del Monte, Edén o Reino de Dios, haciendo que este Universo ("bajando de nivel vibracional" dejara de pertenecer (en cuanto a unidad y equilibrio se refiere) al conjunto de la creación; y después de que con los ángeles que se rebelaron ya no se encontró lugar para ellos (o ya no se les permitió más la entrada en los Cielos o Universos restantes), con su "cola", (silogismo que significa seducción o engaño) arrastró o se llevó a la tercera parte (unos 6.000 millones) de las "estrellas" o ángeles que estuvieron bajo su custodia y las arrojó a este universo, más concretamente a este planeta llamado "tierra", ver el Corán; Sura 21:7-9 y 35:31-33, nos hizo perder nuestros cuerpos físicos de ángeles y nos metió en estos cuerpos humanos (género animal como cualquier otro, que existe sobre este planeta desde hace millones de años), ver Romanos 7:20-25 y Filipenses 3:20,21; establece junto con los ángeles que secundaron sus planes su trono en este cielo o Universo, (Isaías 14:13,14) y desde el principio de los tiempos se ha hecho pasar por el Altísimo o Padre Santo Eterno, haciendo que le adoremos y sirvamos hasta el día de hoy, y con engaños nos ha hecho creer que el Paraíso o Huerto del Edén estuvo aquí en la tierra. Ver el Corán, Sura 2:31-37 y Sura 20:114-123 compare con Ezequiel 28:14-19. Ver "Libro de Henoch" capítulo 6:1-8 y 8:1-4. Este interesantísimo libro profético podrá conseguirlo en cualquier librería esotérica (ya que las religiosas le tienen pánico) o pedirlo a Editorial 7 1/2 S.A. Gran Vía, 437, pral. Barcelona-15.

¿Que qué tiene que ver todo este "rollo macabeo" con las "psicofonías"? No se me "agite" por favor, que lo que trato de demostrar es que en este Universo se ha establecido por su cuenta un "dios" falso y mentiroso que nos está haciendo ver una "realidad" engañosa.

Así, y como ya hemos visto, y también nuestra "incapacidad" nos hace comprender, toda la "tecnología punta" que ha caído en nuestras manos, desde el lápiz hasta la goma de borrar, nos la han dado "ellos", induciendo a través de la zona cerebral que nosotros no podemos controlar, las ideas y conceptos, y de cómo llevarlos a término, ver Libro de Henoch 58:3,4; 59:1-8. Cap. 19:1-3; 15:1-11 y 9:1-11.

¿Qué es una cinta magnetofónica?

Pues es una cosa muy sencilla de explicar (a ver si no la lío). Consiste en una franja de 5 mm. de ancho (pudiendo variar según el tipo de aparato o cassette, grabador y reproductor), dicha cinta "virgen", va impregnada de una micropelícula de material paramagnético, sea óxido de hierro (las normales), cromo (las de mejor calidad) o níquel (las de buena calidad, que dicho sea de paso cuestan un ojo de la cara y parte del otro), y aunque existen de otros materiales no creo necesario entrar en esos detalles.

¿Cómo se producen grabaciones en una cinta magnética?

En un cassette grabador-reproductor, existen dos pequeños "cacharrómetros" llamados "cabezas" de grabación y de reproducción; al mismo tiempo, este tipo de aparatos disponen de una toma exterior para micrófono y otra en el interior desde las bandas de emisoras (si la tienen). Pues bien, al nosotros emitir sonidos (vibraciones) sobre el micrófono, y a través de la membrana del mismo, activamos un campo electromagnético que se convierten en impulsos eléctricos que van directamente a la/s cabeza/s de grabación en diferentes intensidades, dependiendo de la fuerza que imprimamos a la voz, tonalidades y frecuencias; dicha cabeza, recoge esos impulsos eléctricos y los convierte en magnéticos, y como la cinta está "rozando" la cabeza de grabación, estos impulsos o campos magnéticos generados se impresionan o magnetizan la banda de cinta a los mismos intervalos que vamos ejecutando al emitir nuestra voz.

En cuanto a la reproducción de dicha cinta, la cabeza de reproducción lo único que hace es "retomar" o detectar esas impresiones magnéticas, que pasando a través de un circuito amplificador se manifiestan al exterior a través del altavoz (y que me perdonen los técnicos en electrónica y sonido por el "intrusismo".

Y yo me pregunto, (y que me perdone el Sr. Zorrilla por la parodia).

D. Juan.- ¿No es verdad ángel de amor

que en esta apartada orilla

"sintetizadores" vibran y del

humano imitan la voz?

Doña Inés.- Si mi amado Don Juan,

cuánta ilusión me hace

el hermoso ordenador

que en prueba de vuestro amor

anoche me regalasteis.

¡Cuán habla ese maldito!

ya que yo madrugar no quiero

pero en voz bastante extraña

y muy parecida a la vuestra

me despierta de mañana.

Me habla fingiendo amor

lo que mi corazón detecta

pero yo solo amo a vos.

Mas yo pensar no quisiera

que si vos me abandonara

y necesitada de amor

yo la soledad sintiera

ame yo al ordenador

Bien, ahora en serio, cuando en nuestra casa sentados en silla o butaca notamos en nuestro cuerpo un helado "frío", y al mismo tiempo presentimos que "algo" o "alguien" hay dentro de nuestro domicilio, y mirando al chisporroteante fuego que en el "hogar" arde, no nos explicamos lo de sentir ese glacial frío; de pronto, a mitad del camino entre la pared de enfrente y donde estamos, aparece una especie de bruma que en principio nos hace pensar que el "tiro" de la chimenea del "hogar", (con que nos estamos calentando) no va bien, pero antes de que nos levantemos para verificar nuestra sospecha, esa bruma comienza a tomar forma, y en su translucidez notamos que está compuesta de infinidad de partículas que están vibrando a una velocidad de vértigo, hasta que paulatinamente percibe que las vibraciones desaparecen, y la bruma se ha convertido en un ser, que sin dejar de traslucirse, ya es alguien bien definido. Y que Ud. al reconocerle le entra un susto de muerte, pero este ser al mismo tiempo que se define morfológicamente comienza a preferir palabras dirigidas a Ud., y entonces es cuando Ud. "cae" en la cuenta de que aquel es el "espíritu" de su madre, que murió hace cinco meses atrás, y no hay lugar a dudas porque la ha reconocido, tanto por sus vestidos que llevaba al morir como por la voz, que aunque suene algo extraña, pero es la misma voz de su madre; luego "ella" le pide que de un armario que está en la cocina, y en la parte que pega con la pared, tome Ud. un sobre allí escondido, y tomando un talón bancario por ella firmado por cinco millones de pesetas, lo cobre, y pagando una deuda de dos millones que debía a un señor determinado, se quede para Ud. el resto del dinero; y en forma y manera inversa a cómo apareció, desaparece.

Este caso pudo haber ocurrido, pero de lo que sí hay constancia, es de que casos como éste o similares a éste, han ocurrido en la realidad; pero lo que sí es de lamentar es la mayoría de los incautos que caen en esta trampa mortal. ¿Que por qué llamo a esto trampa mortal?, sencillamente porque a la persona que le ocurra esto, generalmente, y dejándose llevar de un mal entendido sentimiento sensiblero, buscará por todos los medios entrar en contacto con la que creyó su madre. Y para conseguir esto, no reparará en medios económicos visitando a "vivede-entes", "tablas oüijas", sesiones espiritistas, y así un largo etc., cayendo con ello en las destructoras garras del "dios" de este universo.

Yo les pediría, con toda la fuerza de mi corazón a estas personas, que se apartaran de este tipo de manifestaciones, dado que no son espíritus, (ya que hemos anteriormente demostrado que un espíritu sin cuerpo no se puede manifestar, dado que está en un lugar que los mensajes bíblicos llaman el Seol o Tártaro. (Si no han reencarnado en otro cuerpo que vaya a nacer). Estas son "entidades espirituales" bastardas, entidades que nos manipulan, haciéndonos ver una mentira por la verdad con la finalidad de destruirnos a nivel espiritual, Efesios 6:11,12; 1ª Tesalonicenses 4:13-18; 2ª de Tesalonicenses 2:1-12; 2ª Corintios 11:13-15.

Y dentro de este cuadro que le he expuesto, es de justicia encasillar otros tipos de manifestaciones físicas o semi-físicas, entre las que se encuentran las apariciones "marianas", el "Baile del sol", contactos con "extraterrestres", apariciones de un falso "Cristo", manifestaciones de supuestos "Santos", "Cruces", etc., todos estos asquerosos detritus "espirituales", no son del dios de verdad, porque el Dios Padre Santo del que Jesús nos habla en Juan 4:22-24; no necesita de toda esta parafernalia que se ve con los ojos carnales, (ver Juan 6:63) dado que si él se manifiesta a alguien que de verdad le busca lo hace en Espíritu y Verdad, directamente al corazón de la persona; ver Apocalipsis 3:19-20; y Juan 14:23; (luego las religiones y sectas están de más); así que busque al dios en Espíritu desde su espíritu, que si le llama de corazón, Él entrará en Ud., y apártese de todo lo que llamándose "espiritual" se pueda ver con los ojos, tocar con las manos o degustar con la boca, porque eso pertenece al falso "dios" que haciéndose pasar por "Dios" nos tiene en cautiverio, o secuestrados bajo su poder. Isaías 14:13,14; Isaías 61:1-3; Lucas 4:17,18; 2ª Timoteo 2:24-26; Romanos 7:24; 1ª Corintios 15:35-58; Salmo 142:6,7.

La otra forma de manifestarse estas entidades espirituales hay que dividirlas en tres vertientes, que son: "Psicofonías", "Posesiones diabólicas" y "Polsterguéis", y todo esto desde las sombras, o sea, sin manifestarse físicamente, así que este tipo de manifestaciones las vamos a tocar por separado y por este orden.

Pero antes es necesario apelar a la capacidad de raciocinio y la inteligencia del lector, dado el interés y la trascendencia de estos temas, que van mas allá de la mera hipótesis, dado que mi afirmación sobre las causas de cómo se producen, quiénes las producen y cuáles son sus intenciones, poseen argumentos basados, no solamente en hechos actuales, sino también en relatos históricos y proféticos cuya credibilidad está exenta de toda duda, como son el "Libro de Henoch"; "La Biblia"; "Los Evangelios Ocultos"; etc.; de todas formas, queda el lector libre (por que así debe ser), para reservarse su opinión personal sobre la cuestión.

Anuncios

3 comentarios - Aburrido con lo que sabes? enterate curiosidades!!

@ali_999_princess +1
FALTAN IMÁGENES, SE SUPONE QUE ESO ES LO BUENO DE TARINGA
@Samerdy
wa mucho para leer brow pero gracias or seguirme te dejo 10 y te suigo