El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Luna en Aries

Anuncios

Luna en Aries



Aries es el primer signo del zodíaco, la explosion inicial que da origen al ser. Es el fuego del comienzo, la llama abrasadora, el puro impulso.
La Luna ariana, regida por Marte, se distingue por estar llena de dinamismo y espontaneidad. Los excesos la definen. Para ella la inhibición, el temor y, fundamentalmente, la reflexión no existen. Ama la acción, el movimiento y se deslumbra ante la rápidez y la velocidad. No importa a qué signo solar pertenezca, su inconsciente es tan impulsivo y rebelde que muchas veces no sabe por qué hace lo que hace. Pero, por supuesto, no puede ni quiere reprimirse. Jamás siente temor, por lo que es valiente y posee un arrojo fuera de lo normal. Confía en su fuerza y en su temple y no se arredra ante los peligros. Los desafíos le producen la adrenalina que necesita para vivir y disfrutar de la existencia. Adora los cambios y suele convertirse en innovadora. Esta Luna guerrera consigue lo que quiere, aunque cuando lo obtiene es probable que ya no le interese demasiado y que esté haciendo cosas nuevas, más arriesgadas que las anteriores. Para ella sólo existe el presente. No siente nostalgias ni tampoco hace planes. Es la Luna del aquí y ahora y la más consciente de que el tiempo es sólo un invento de los hombres.
Tiene un absoluto desconocimiento de la diplomacia y de las relaciones públicas. La verdad la desvela como nadie. No importa lo dura que sea, la prefiere por sobre todas las cosas.
La mentira, las estrategias y lastáticas despiertan su furia y muestran lo irascible que puede ser. Porque ella posee una naturaleza simple directa y cruda. Como tiene una total incapacidad para ponerse en el lugar de los demás, supone que todos valoran lo mismo que ella: saber la verdad a cualquier precio.
Su temperamento fuerte y agresivo, suele manifestarse de manera explosiva y frenética. Sus enojos duran muy poco, pero son irrefrenables. Le nacen de manera inexplicable y no puede contenerlos por más esfuerzo que haga. Es "pura espuma" y olvida con una facilidad que asombra a los que la rodean. Pero es así, incapaz de guardar rencor, porque el pasado para ella ya sucedió y está enterrado, aunque hayan transcurrido sólo cinco minutos.
A veces autoritaria y siempre precipitada, ama la libertad y no soporta estar atada ni asfixiada. Huirá rápidamente de quienes pretendan capturarla, porque ella se sabe digna de confianza y no tolera que nadie suponga que no es de una sola pieza. Los celos más que halagarla la sacan de quieto. Intentar someterla, querer que haga algo para lo que no está dispuesta es una empresa destinada al fracaso. Jamás aceptará que le den órdenes, aunque lo intente. Su inconsciente libre y furiosamente independiente se rebelará y la impulsara hacia lo que realmente quiere.
Esta Luna apasaionada y conquistadora, abre caminos y nuevos rumbos. Su incapacidad de estar quieta la lleva a incursionar en sendas por las que nadie ha transitado antes. La energía arrolladora que despliega suele contagiar a quienes tiene a su lado. Por este motivo siempre tiene seguidores, aún para las empresas más arriesgadas.
Amiga incondicional, defiende sus relaciones sin titubeos. Es fie a sus afectos y se juega por ellos como por sí misma. No tolera las medias tintas: odia o ama, está de un lado o del otro. Su vida es "todo o nada". Por lo tanto, la lealtad le importa por sobre todas las cosas y jamás sería capaz de perdonar al desleal. Y esto más que enojo o rencor significa "venganza". No descansará hasta consumara, pues sólo así se sentirá sastifecha.
No conoce la envidia, no sabe lo que es desear lo que tienen o son los otros. Y esto puede explicarse porque realmente se ocupa de ella y de sus deseos. Los demás, estrictamente, le son indiferentes. Esto desmuestra que, desde luego, en ella no todas son virtudes. Casi siempre es desmedida e impaciente. No sabe esperar y pretende que todos sean rápidos como ella. Es intolereante y hasta puede llegar al despotismo. Como dijimos parece no preocuparse por los demás, aún cuando en general tiene muy buen corazón. Pero está tan absorta en sus actividades y en lo que a ella le importa que suele descuidar a quienes tiene al lado. Se obsesiona por todo lo que hace o siente, en un grado desproporcionado. Esto la vuelve algo egoísta y le trae conflictos en sus relaciones afectivas. En tales casos lo mejor es hablarlo y señarlarle su actitud, pues ella sabrá reconocer sus errores. Seguramente prometerá cambiar y, de seguro, lo intentará, aunque es probable que no tenga demasiado éxito. No hay que olvidar que todas estas características estan en su inconsciente y ella no puede manejarlas con la soltura que le gustaría. Por lo tanto hay que saber disculparla, porque fundamentalmente no hace nada con premeditación o malas intenciones. Es como un chico caprichoso y empecinado al que es imposible modificar. Si uno se decide a estar al lado es mejor que acepte su forma de ser y no espere cambiarla, porque, en el fondo, está muy conforme consigo misma y no cree que sus defectos sean tan graves. Ella adora lo que es, no por vanidad, sino por convencimiento. Su autoestima es muy alta y sinceramente considera que es como elige ser y no como puede ser. Si se esfuerza, con el tiempo llegará a comprender que sus impulsos y carácter no son como los de todos los demás y, seguramente, al descubrirlo se sorprenderá muchísimo. Esta es la lección que justamente debe aprender: que el mundo no es a su imagen y semejanza y que los demás no solo existen sino que son diferentes y, a veces, mejores. Si logra comprenderlo seguramente alcanzará un poco de la serenidad y equilibrio que necesita.

Actividades
La luna ariana es vehemente, luchadora y le importan las causas justas. Nace dispuesta a la lucha y le gustan las contiendas. Una vida tranquila y sin contratiempos le parece monótana y sin encanto. Le importa trascender, triunfar y arriesgarse. La seguridad, la rutina y el tedio le produce real temor.
Su mente rápida se aburre fácilmente. Por eso le interesa cambiar constantemente de actividad y no le atraen las tareas que requieran paciencia o precisión en los detalles.
Quienes tengan esta Luna se destacarán como: exploradores, revolucionarios, militares, cirujanos, dentistas, mecánicos, políticos, abogados, médicos, capataces, jefes, industriales, escultores, modistos, sacerdotes, practicantes de artes marciales, deportistas y sobre todo automovilistas.

Salud
LA cabeza es el órgano mñas sensible para los nacidos bajo la Luna ariana. Es frecuente que padezcan dolores de cabeza, vértigo, fiebres altas, erupciones, problemas dentales y oculares y también insomnio.
Su natural agresividad y su temperamento explosivo puede provocarles alta presión y alteraciones en el sistema nervioso. Su propensión a las heridas y accidentes se relaciona con su debilidad por la velocidad y el riesgo.
La práctica de deportes puede favorecerlos para descargar las energías adecuadamente.

Hombre de Luna Guerrera
Como ya hemos señalado la Luna es el inconsciente y, en el hombre, también representa a la mujer que desea, busca y añora. Usted, con su Luna ariana, espera una mujer decidida, de acción, que sepa desenvolverse, que sea independiencte, entusiasta y apasionada por todo en la vida. Prefirirá siempre la pasión a la dulzura, la discusión al silencio, la pelea al rencor. Necesita una compañera en todo el sentido de la palabra, alguien que eté a su lado con firmeza y convencimiento, que le tenga confianza y crea en usted sin titubear.
Aún cuando es un conquistador por naturaleza también cree profundamente en la existencia de un solo amor. Cuando considere que lo ha encontrado no lo perderá, aunque se le vaya la vida en ello. Si la relación no resulta como esperaba peleará por ella todo lo que le sea posible (y para usted lo posible es mucho más que para el resto de los mortales). Sin embargo, una vez agotadas sus fuerzas, no dudará en intentarlo con un nuevo amor. No importa cuántas veces fracase, siempre está dispuesto a recomenzar con el mismo ímpetu y emoción. Siente, desde lo más profundo de su ser, que su alma gemela está agurdándolo en algún sitio y que su obligación consiste en contrarla.
Ardiente y apasionado, se entrega a los sentimientos sin retaceos. Sus impulsos son exuberantes y es arrollador por naturaleza. Aunque su mujer ideal sea de carácter fuerte y decidido, la inciativa le pertenece desde todo punto de vista. De cualquier modo, esto no aparecerá como un problema: sus actos siempre se adelantan a los de todo el mundo. No duda, ni da rodeos en el amor: es bastante probable que cuando estreche la mano de una mujer por primera vez ya la invite a salir. Para qué esperar si usted se ha enamorado a primera vista. Y esto le da excelentes resultados, pues se hace muy difícil sustraerse a sus sonrisa confiable y a su decisión implacable.
Si usted, mujer, se está enamorando de un hombre con Luna ariana, recuerde que dar el primer paso no es lo correcto. Tampoco demostrarle interés al comienzo, pues le interesan las cuestiones dificultosas. Sin embargo, a medida que la relación avanza no se lo debe descuidar. Requiere toda la atención de su amada. Pues lo más difícil no es conquistarlo sino mantenerlo deslumbrado. La Luna en Aries lo hace un idealista, que le teme a la rutina, a la costumbre y a la falta de pasión que, según él, produce el paso del tiempo. Este es el gran desafío de quien pretenda permanecer a su lado: hacer de lo cotidiano un sobresalto. La seducción debe ubicarse siempre en primer término y hay que desplegarla en todos los aspectos. Si quiere estar a su lado tiene que estar siempre arreglada (aunque sin excesos porque Aries adora la naturalidad y el aspecto expontáneo y juvenil), informada, tener iniciativas y proyectos interesantes y siempre, siempre alguna sorpresa inesperada. Por otro lado, jamás debe asfixiarlo, ni reclamarle que renuncie a su espíritu de soltero independiente. El no quiere sentirse en una prisión, ni hacer jamás lo que le digan. Por lo tanto, la actitud más inteligente consiste en dejarlo respirar y, al mismo tiempo, hacerlo sentir muy bien en el hogar. Libremente eligirá regresar a casa temprano para estar con la mujer que ama y que es la mejor de todas: una compañera incondicional que lo comprende y le tiene absoluta confianza. Y aunque no sea fácil soportar sus rebeldías, sus viajes inesperados o sus regresos a la madrugada, es preciso entender que no necesariamente va en busca de aventuras amorosas. Lo que él necesita es afirmar que puede hacer lo que quiere, que nadie lo somete, ni le impide realizar lo que él ha decidido. Por lo tanto, lo ideal es quél "quiera" hace lo que el otro quiere y, para esto, lo mejor es no contradecirlo ni hacer escándalos. Si usted puede sentir, o al menos fingir, aceptación o indiferencia ante estas rebeldías tendrá la batalla ganada. Como es un provocador nato, necesita obstáculos y si no los encuentra probablemente desista de sus planes. Pues, ¿qué gracia tiene un viaje con sus amigos si su mujer no se opone o, lo que es peor, si está contenta de poder disfrutar de un fin de semana sola? Aunque no es sencillo de llevar a cabo, esta fórmula no fraca nunca: sólo hay que comprender que su naturaleza precisa oponerse al mundo. Las cosas que le resultan sencillas no le producen ninguna emoción.
En cuanto a la infidelidad, no suele practicarla con demasiada frecuencia. Si bien le gusta seducir, las relaciones dobles no pertenecen a su estilo directo y franco. Si las mantiene, dará señales obvias de desinterés y desapasionamiento. No le gsuta simular lo que no siente. Un Aire que se enfría es un ser irrecuperable y cruel. La falta de fogosidad se manifiesta como el signo inequívoco de que, al menos para él, todo ha concluido. Mientras pelee, se enoje y muestre furia estará diciendo que la pareja todavía le interesa.
También es fundamental tener en cuenta que este hombre espera que su mujer sea también su mejor amiga, alguien incondicional que se transforme en el interlocutor en quién él pueda depositar su confianza. Pretende de ella una actitud leal y solidaria, que lo apoye en todo y a pesar de todo. Tal vez pueda intercambiar opiniones o buscar consejos, pero a la hora de tomar partido no soportará ningún titubeo: si pareja deberá defenderlo ante todos y contra todos. Su expectativa es idéntica a lo que él es capaz de dar y no perdonará jamás que no se le responda como espera.
Como padre es realmente encantador: afectuoso, protector, compañero, pero también es capaz de poner límtes y marcar conductas. Adora estar con sus hijos y nunca se siente molesto con su presencia. Si logra no ser demasiado autoritario y evita su impulso de manejarles la vida, será un progenitor excepcional. Una personalidad compleja, pero atractiva. Si está dispuesta a aceptarlo y encontrar las llaves secretas de su corazón, la vida a su lado puede ser una aventura romántica y muy apasionada.

Mujer de Luna Guerrera
Usted siente fuego y pasión por la vida. Es, sin duda, la más independiente de todas las lunas. Posee la fuerza de un guerrero y vive siempre alerta. Su obsesión está dirigida a todas sus actividades. La pareja le importa mucho y hasta le quita el sueño, pues cuando lo decide sale a conquistar al hombre que le interesa. Tiene muchísima confianza en usted misma y sabe que puede hacer del amor lo que le plazca. Por eso es bastante caprichosa y aniñada.
Aunque su incosciente vive en el presente también se enreda en la nostalgia. De cualquier modo la vida despliega todos los días demasiadas posibilidades como para quedarse llorando demasiado tiempo por algo que ya no existe. Todo es "aqui y ahora" y si tiene ganas de ver a alguien no duda en ir a buscarlo. A menudo toma la iniciativa, pues le importa más saciar sus deseos que detenerse en su orgullo.
Autosuficiente, es la típica mujer de la última mitad del siglo pasado: la que sale, viaja y vive sola. No necesita de nadie que la ayude: ni para cambiar los tapones de la luz, ni para invertir su dinero. Puede desenvolverse en un mundo de hombre sin ninguna ayuda masculina. Por eso no busca un hombre protector, ni un papá quen la guíe y le conduza la vida. Quiere simplemente un compañero, un igual, alguien a quien admirar yq ue la admire. Y si bien no "necesita" desesperadamente una pareja, sí siente grandes pasiones. Usted es la que elige, la que decide con quién y cuándo. Nunca se dejará llevar por las circunstancias, ni estará con quien no quiere.
Suele dar el primer paso, pero no porque espere un hombre débil sino porque pretende alguien que sea capaz de desenvolverse ante semejante circunstancia con rapidez de reflejos. Quiere un hombre apasionado e íntegro que no se amedrente ante su decisión y carácter. Ésta, aunque usted misma lo desconozca, constituye la primera prueba de fuego de su amado. Si sale airoso podrán comenzar a conversar o, más bien, a sentir lo que usted se propone: un amor arrollador.
Lo que más valora es la sinceridad y la verdad. Alguien mentiroso o que juegue al enigma no tienen ninguna oportunidad cone sta mujer a la que le gustan las cosas claras. La diplomacia no le interesa y, mucho menos, los falsos halagos o la galantería no sentida. Le molestan las convenciones y suele desconfiar de quienes usan "clichés". Todo lo que suene repetido le parece falto de franqueza y por lo tanto lo descarta. Un hombre que la quiera veinte veces en un día le dará menos seguridad que quien sólo se lo diga en ocasiones especiales e importantes. Por lo tanto no parece fácil encontrar el equilibrio en las demostraciones afectivas, pues quiere sentirse querida, pero empalagada. Poco, pero suficiente, sería la fórmula exacta. Usted desea que la quieran incondicionalmente y que se lo demuestren con firmeza y sin afectación.
Tampoco hay que olvidar que siempre espera ser la primera y, a raíz de esto, no tolera la infidelidad. En primer término porque necesita ganar. En segundo término porque la deslealtad y la mentira la desilusionan más que cualquier otra cosa.
Excelente compañera, tiene la capacidad de poner el hombro en las situaciones más difíciles y desesperadas. Agresiva y poco sutil, su optimismo y su fe en lo que hace contagia por completo a su pareja. Nunca se siente perdida y saca fuerzas de donde no tiene para continuar luchando. Ningún obstáculo la atemoriza y se puede contar con usted para salir de cualquier cicunstancia problemática.
Como mujer lo entrega todo. Pero también lo exige todo. Siente celos casi obsesivos. Pretende, sencillamente, que el hombre que esté a su lado sólo tenga ojos y pensamientos para usted. En respuesta, le dará su fidelidad permanente, pues no conoce los dobleces. Sin embargo, esto no quiere decir que tolere que la controlen o que limiten su independencia. La integridad de su naturaleza supone que quien está a su lado debe poner las manos en el fuego por usted.
Exigirle que deje todo por amor; que sólo se dedique a su casa, a su esposo y a sus hijos constituye, francamente, una utopía. Cortarle las alas a sus aspiraciones significa verla agonizar lentamente y, desde luegom un día presenciar la resurrección del Ave Fénix. Aunque lo intente no doblegará jamás su espíritu activo, su necesidad de progresar y de afirmarse en el mundo. Nunca podrá soportar el verse convertida en una persona sin expectativas, pendiente de los que la rodean. Esa no es su misión en la tierra y no está dispuesta a perderse a sí misma, por nada ni por nadie.
Del mismo modo, tampoco tolerará no sentir admiración por quién está a su lado. Un hombre que noe stime, que no salga a luchar con valentía no permanecerá por mucho tiempo a su lado. Quiere alguien sobresaliente en más de un aspecto: inteligente, capaz, culto, sagaz, divertido...
En cuanto al dinero, no es lo más importante. Sabe arreglárselas bien sin él. Sin embargo, supone que su pareja debe saber ganarlo, cueste lo que cueste. Igual que usted. Y no por ambición, sólo porque considera que autoabastecerse es una de las capacidades imprescindibles de la vida.
En cuanto a la pasión, no estará dispuesta a aceptar que se apague. Para usted representa una demostración fuerte del amor y su ausencia le produce la mayor de las tristezas. Cuando sienta del desinterés de su pareja no dudará ni un instante en plantear la separación, pues no está dispuesta a vivir sin amor y no le teme al fracaso ni a la soledad.
Marcada por la falta de convencionalismo, no le importa la opinión de lo demas. Por eso puede hacer lo que siente, marcar rumbos y abrir caminos. Y en pos de la innovación no mide jamás las consecuencias de sus actos.
Como madre es cuidadosa pero nada sobreprotectora. Piensa que lo mejor que puede enseñarles a sus hijos es a vivir solos y a hacerse independientes. A veces algo autoritaria y peleadora, sus antojos son pasajeros. Rápidamente sus niños aprenden a dejar pasar la tormenta, para después continuar haciendo lo que ellos quieren. Y eso desea exactamente esta madre con Luna ariana: criar seres capaces de volar con sus propias alas.
A primera vista probablemente esta mujer parezca demasiado masculina: fuerte, autónoma, firme y decidida. Seguramente lo es más que la mayoría, pero en usted también habita la ternura y una energía puramente femenina. Su iamgen se adapta perfectamente a este siglo: el tiempo de la lucha por el reconocimiento de la mujer, de su igualdad y de sus valores.

Niño de Luna Guerrera
Tener un bebé con Luna en Aries es una experiencia decididamente arrolladora, en todo sentido de la palabra. Dueño de una energía y una vitalidad desunada, no permanece quieto más que cuando duerme (si es que uno logra, desde luego, cansarlo lo suficiente). Se mueve como un trompo, es cabeza dura como nadie y está expuesto más que ninguno a accidentes caseros. Las prohibiciones lo estimulan y despiertan su curiosidad. Por eso es preciso que sus padres, sobre todo su mamá, lo disciplinen desde pequeño con paciencia. Las caídas, los cortes y las quemaduras son cosas de todos los días para él. Su osadía es innata y la falta de temor es su sello personal. Afectivamente suele demostrar sus sentimientos sin inhibiciones. Su llanto, en general, es producto de sus caprichos, por lo que el berrinche se le pasa casi inmediatamente.
En el estudio es rápido e inteligente pero carece de perseverancia. Por lo tanto será bueno que sus padres lo guíen y controlen para que se acostumbre a llegar a las metas que se ha impuesto. Posee un gran amor propio y los desafíos le encantan, así que este es un buen camino para lograr que este niño desarrolle su paciencia.
Su naturaleza inquieta precisa ocuparse siempre en algo. Hay que estimular su creatividad y su curiosidad para que no se aburra y logre a desarrollarse en plenitud.
Los deportes seguramente lograrán canalizar parte de su energía y agresión interna y los libro le permitirán desplegar su iamginación abrumadora. Si es una niña es apropiado incentivar su gusto por la música y la danza.
Es probable que se destaque en cualquier disciplina, siempre que aprenda a dominar su impaciencia y cultive la responsabilidad y la concentración.

aries

famosos


lunaastrolog�a
Luna en Ariesaries
famososluna
astrolog�aLuna en Aries
ariesfamosos
lunaastrolog�a
Luna en Ariesaries
famososluna
astrolog�a

Luna en Aries


ariesfamosos
lunaastrolog�a
Luna en Ariesaries
famososluna
astrolog�a

Luna en Ariesaries

Anuncios

0 comentarios - Luna en Aries

Los comentarios se encuentran cerrados