La leyenda urbana de Ricky Martin

Anuncios

Durante bastante tiempo ha circulado el siguiente rumor, ya ascendido al nivel de leyenda urbana:

En un programa de "Sorpresa, sorpresa", el popular espacio de Antena 3, se pretendía sorprender a una chica de 15 años con la visita de su ídolo: el cantante Ricky Martin.

Concha Velasco contaba el caso a los padres y al novio de la chica, que estaban en el plató de televisión. Mientrastanto, Ricky Martin esperaba en un armario del domicilio de la chica a que ésta volviese a casa para sorprenderla. Con la autorización de los padres, el equipo del programa había colocado cámaras ocultas en dicho domicilio, para grabar el encuentro entre la quinceañera y el idolillo.

Y entonces llegó la chica a su casa y entró en su habitación. Creyendo estar sola, y sin saber que la estaban viendo en directo por TV y en el plató, hizo lo siguiente:


Se bajó los pantalones.
Se untó crema (mermelada, foie-gras, o nocilla, según diferentes versiones) en sus genitales.
Llamó al perro (que se llamaba "Ricky" ) para que le lamiese en dichas zonas.
Se dice que la cámara sólo enfocaba a la chica de cintura para arriba, lo que disimuló el asunto hasta que llegó el perro y fue demasiado tarde.
Justo en ese momento Concha Velasco intervino para dar paso a la publicidad.
Al cantante, ajeno a todo, le dijeron por un auricular que no saliera del armario todavía.


El rumor corrió rápidamente por toda España, aunque nadie ha podido demostrar que sea real. En "Crónicas marcianas" de Tele 5 se ofrecieron unas imágenes en las que una chica se sentaba y llamaba al perrito, al parecer emitidas en "Sorpresa, sorpresa". En un programa radiofónico se comentó el caso, y recibieron una llamada de una chica que practica la zoofilia del mismo modo. Pero la historia nunca probó ser real.

0 comentarios - La leyenda urbana de Ricky Martin