El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Las Cuevas de Burrows y Los Tayos

Anuncios

Las Cuevas de Burrows y Los Tayos


La historia secreta es la que ha sido ocultada por parte de gobiernos y algunos arqueólogos que tratan de encubrir hallazgos, así, como desprestigiar incómodos descubrimientos que por alguna extraña razón no quieren que sean revelados a la humanidad.
La cueva Burrows es uno de los casos mejor ocultados y desprestigiados, por lo que en estos momentos muy pocos investigadores tienen algún conocimiento de estacueva Burrows descubierta en 1982 por Russel Eugene Burrows, en Olney, estado de Illinois de los Estados Unidos. Un periódico local el Olney Daily difundia el hallazgo el 27 de Julio de 1984, con un articulo más bien desinformativo que con la intención de hacer publico el hallazgo. Según cuenta Burrows la entrada de la cueva era bastante pequeña y se encontraba en un lugar de muy difícil acceso, pero una vez logrado acceder te encontrabas con una gran expansión en el interior con 12 criptas principales y muchos secretos ocultados y que por supuesto, siguen siendo ocultados, por algún motivo que se desconoce.

cuevas



Según asegura Russel el interior de la cueva Burrowsera semejante a una tumba egipcia de un Rey, en el que también se encontraba en una de las criptas una mujer con dos hijos por lo que al parecer debían de pertenecer a la misma familia del Rey egipcio. Por lo que pudo apreciar se encuentra una historia secretajamás contada junto con grandes cantidades de oro, cuyas piezas presentas inscripciones, también muchas piedras de diferentes tamaños con inscripciones de las mismas características en diferentes lenguas antiguas europeas, egipcias, hebreas, sumerias y algunas desconocidas… Dibujos desconcertantes en el que aparecen símbolos egipcios, sumerios y se puede apreciar lo que podría ser la legendaria Atlántida. También se pueden apreciar otros dibujos igual de desconcertantes en los que aparecen aliens, seres reptilianos, caballos (fueron transportados a las Americas por Colon, pero parece que corrieron por aquellas tierras tiempo anteriores, según los dibujos), elefantes, serpientes, esfinges, un mapa del río missisipi en lo que parecía ser antes del diluvio Universal, demonios e incluso a Jesucristo predicando a los indigenas americanos. Russel Eugene Burrows explico todo en su libro publicado en 1992, “The Mystery Cave of Many Faces”, el cual fue traducido por Fred Rydhol.


civilizaciones

Todas las autoridades oficiales y de arqueología hicieron todo lo que estuvo en su mano para no permitir que el hallazgo trascendiera. Empezando por una ley de Illinois que no permitía el acceso al lugar por pertenecer a una propiedad privada. La cantidad de objetos hallados en el interior de la cueva fue enorme, casi 4000 de los cuales solo quedaron 355 piezas, pues todas las demás fueron desapareciendo de una forma misteriosa. Se oculto todo el hallazgo de forma implacable por parte de las autoridades, al igual que a podido ocurrir en diferentes descubrimientos como Göblekli Tepe, la cueva de los Tayos en Ecuador, Arkaim en Los Urales y otros lugares donde se encuentran puertas dimensionales o pirámides con Ooparts que ponen en serio compromiso a toda la historia y arqueologia oficial difundida en el último siglo y medio.

El autor del hallazgo Russel, denunció la conspiración y la ocultación de la información al parecer trascendental para comprender la historia de la humanidad. Añadió que otras cinco cuevas que no han sido exploradas se encuentran en las cercanías de la cueva Burrows. Con la frustración y el cansancio de tanta desacreditación, Russel se decidió por la acción de dinamitar la entrada y olvidar todo lo descubierto en su interior.

burrows

Parece que se inventaron mentiras, entre otros muchos chismes para desacreditar a Russel, según Philip Coppens un investigador de este caso, cuenta que a él, Russel le pareció un hombre de honor. Además también añadió una gran verdad y es que nadie se ha conseguido forrar con un descubrimiento de estas características. No parece muy corriente que alguien pierda el tiempo tallando piedras con inscripciones, dibujos y símbolos extraños como las de las Piedras de Ica y Acámbaro, las que son como una fotocopia bastante parecida al hallazgo en la cueva Burrows. Otro articulo que se suma a la larga lista de descubrimientos desacreditados por autoridades, entre otras organizaciones, para ocultar la historia secreta de la que se tiene constancia pero no se atreven a contar o no interesa que sea contada, ¿por qué?…
Los ooparts de la cueva de Burrows en illinois EEUU desmontan toda la historia oficial, salen hasta reptilianos, dragones, dinosaurios,griego, hebreo, egipcio, y vestigios del imperio de la atlántida.


La Cueva de los Tayos.


intraterrestre

El enigma de una civilización - Intraterrestres

A una altitud aproximada de 800 metros, en una zona montañosa irregular, en las faldas septentrionales de la Cordillera del Cóndor en Ecuador, se sitúa la entrada "principal", o más bien, la entrada "conocida" a este fascinante mundo subterráneo. Fue en 1969 cuando Juan Moricz, un flemático húngaro nacionalizado argentino, espeleólogo aficionado y experto en leyendas ancestrales, encaró este apasionante misterio del oriente selvático del Ecuador. Aunque Moricz no era el primero en tropezarse con el intrincado de túneles y galerías subterráneas que dan cobijo a los Tayos (aves nocturnas - imagen inferior -cuyos polluelos son muy codiciados por los indios shuaras), es innegable su valentía y arrojo al haber sido, sin duda, el primero en dar a conocer a nivel mundial la existencia de este sistema intraterrestre.
A una altitud aproximada de 800 metros, en una zona montañosa irregular, en las faldas septentrionales de la Cordillera del Cóndor, se sitúa la entrada "principal", o más bien, la entrada "conocida" al mundo subterráneo de la Cueva de los Tayos. El acceso consiste en un túnel vertical, una suerte de chimenea con unos 2 metros de diámetro de boca y 63 de profundidad.

El descenso - no apto para cardíacos - se realiza con un cabo y polea. De allí, un verdadero laberinto se abre al explorador por kilómetros de misterio, que deben ser recorridos en la más absoluta oscuridad. Las linternas más potentes son nada ante semejantes galerías donde una catedral entera podría caber. La Cueva es denominada habitualmente "de los Tayos" debido a que su sistema de cavernas es el hábitat de unas aves nocturnas llamadas Tayos (Steatornis Caripensis), que constituyen la misma especie que se ha hallado en otras cavernas de Sudamérica, como por ejemplo, los "guacharos" en Caripe, Venezuela. El estudio inicial de esta conexión intraterrestre entre especies de aves nocturnas lo abordó detalladamente el sabio alemán Alejandro de Humboldt, en su obra: "Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente" (1800). Es sumamente sospechoso que una misma especie de aves ciegas esté diseminada en diversas cavernas de Sudamérica. ¿Será que todos aquellos laberintos intraterrestres no son cavernas aisladas y guardan una conexión? En las inmediaciones de la Cueva de los Tayos del Ecuador viven los Shuaras, quienes en el pasado fueron conocidos con el nombre "Jíbaro" - denominación despectiva para ellos -, famosos - también en el pasado - por su bravura y el arte de reducir cabezas. Ellos son los primeros exploradores del sistema subterráneo, ya que cada mes de abril bajaban a la cueva para hurtar los polluelos de los Tayos - que son más grandes que una paloma.

Y en medio de esta faena se toparon con una serie de sorpresas. La más resaltante, fue sin duda, el hallazgo de gigantescas huellas sobre bloques de piedra que, por sus ángulos rectos y simetría, sugieren un origen artificial. Moricz recogió estos relatos en su visita al oriente Ecuatoriano, pudiendo comunicarse sin mayor dificultad con los nativos gracias a su dominio del Magiar, un antiquísimo lenguaje húngaro similar al dialecto Shuar. Obviamente, Moricz sabía muy bien a qué blanco apuntar.

Desde 1950 seguía pacientemente la "pista" que lo podría llevar al reino subterráneo. Algunas fuentes, incluso, lo vinculan con una extraña orden esotérica húngaro-germana, hecho que podría explicar el profundo conocimiento esotérico que esgrimía en sus controvertidas entrevistas a los medios de prensa. Sea como fuere, Moricz estuvo en Perú, Bolivia y Argentina buscando estas entradas antes de llegar al Ecuador. En más de una entrevista subrayó lugares como Cusco, el Lago Titicaca y Tierra del Fuego, como los posibles lugares desde donde "se puede descender al reino subterráneo".

Según él, la Cueva de los Tayos es sólo una de las tantas entradas a este mundo perdido, y lo más apabullante: que aun así, estaríamos hablando de un simple "arañazo" al mundo real de estos seres intraterrestres, que yacen a profundidades difíciles de alcanzar por el ser humano.

tayos

LAS PLANCHAS METALICAS.

Pero la cosa no queda allí. Quizá una de las aseveraciones más inquietantes es la existencia de la presunta biblioteca metálica. De existir, y siempre bajo el testimonio de Moricz, allí encontraríamos registrada la historia de la humanidad en los últimos 250.000 años, una cifra que moviliza a cualquiera. Un punto a tener en cuenta en relación a estas planchas, nos lleva en línea recta a los extraños objetos que en su momento custodió el padre salesiano Carlo Crespi, en el patio de la Iglesia María Auxiliadora de Cuenca. Los objetos habían sido encontrados por nativos quienes, en acto de amabilidad y gratitud, se los cedieron al padre Crespi para su custodia. Muchos de estos objetos - por no decir todos - posteriormente fueron robados. Si el padre Crespi aun estuviese con vida, quizá podríamos rastrear el origen exacto de tan enigmáticas piezas que parecían ser muy antiguas, mostrando indiscutibles ideogramas en relieve, una suerte de "código de información" o "escritura". En 1976, en la primera página de la revista norteamericana Ancient Skies, apareció un revelador artículo del filólogo hindú Dileep Kumar, quien analizando los símbolos que se muestran en una de las piezas del padre Crespi - una lámina aparentemente de oro, de unos 52 cms. de alto, 14 cms. de ancho y 4 cms. de grosor - concluyó que los ideogramas pertenecían a la clase de escritura Brahmi, utilizada en el período Asokan de la historia de la India, hace unos 2.300 años... Cuatro años más tarde, el doctor Barry Fell - Profesor de Biología de la Universidad de Harvard - identificaba 12 signos de la lámina en cuestión con los propios signos empleados en el Zodíaco. Y bien, teniendo en cuenta que estos objetos se hallaron en el Ecuador, no era descabellado darle al menos el beneficio de la duda a la biblioteca metálica descubierta por Moricz en la Cueva de los Tayos.

oculto.

¿UN PLAN SECRETO? Las investigaciones Ecuatoriano-Británicas se desarrollaron por 35 días, instalando un generador de electricidad en el campamento base, a escasos metros de la boca misma de la Cueva, descendiendo a diario a las profundidades para desarrollar sus "investigaciones geológicas y biológicas". Según el informe final, la comisión de estudiosos concluyó que la Cueva de los Tayos no tenía origen artificial, y que no existían indicios de trabajo humano. Todo lo había hecho la naturaleza... Una conclusión desconcertante teniendo en cuenta los claros dinteles y bloques de piedra que se pueden encontrar en el sistema intraterreno, muy similares a los que halló, paradójicamente, el equipo de arqueólogos de la expedición a mitad de camino entre el campamento base y la unión del río Coangos con el Santiago. Hallaron un muro megalítico de aproximadamente 4,50 metros de largo por 2,5 metros de alto. El espeleólogo argentino Julio Goyen Aguado -presente en las primeras expediciones a la Cueva de los Tayos, incluyendo la incursión ecuatoriano-británica- sostenía que la expedición de 1976 fue financiada por la Iglesia Mormona, ya que las planchas metálicas que aludía Moricz recordaban las propias planchas de oro que recibiera el profeta Joseph Smith de manos del ángel Moroni. Teniendo en cuenta diversas leyendas mormonas apuntan a que los citados registros estarían ocultos actualmente en algún lugar de la cordillera de los Andes, es curioso notar que la zona donde se ubica la Cueva de los Tayos se denomina "Morona", similar al nombre del "enviado" que contactara a Smith. Sea como sea, Aguayo - ya fallecido - sospechaba que Stanley Hall pertenecía a los Servicios Secretos del Reino Unido, además de formar parte de la masonería inglesa, sumamente interesada en encontrar la biblioteca metálica.



GRACIAS POR PASAR.

Anuncios

1 comentario - Las Cuevas de Burrows y Los Tayos