El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El huay chivo, brujos mayas

Anuncios

El huay chivo, brujos mayas

paranormal

Brujeria

Huay-Chivo- Frontal, Salvador Baeza Heredia ©2012


En las leyendas de la cultura Maya existe una siniestra criatura mitad hombre y mitad bestia que merodea por la Península de Yucatán. De acuerdo a las historias existen hechiceros que tienen la habilidad para transformarse en un animal sobrenatural, usualmente una cabra (chivo), perro o venado y así poder cazar el ganado de otros. En la actualidad el Huay chivo es relacionado con el chupacabras debido a la región donde se han reportado avistamientos. El Huay chivo es la variación del Nahual de Mesoamérica.

Los brujos Huay, son personas que vendieron su alma a Kisin, también conocido como el diablo, entidad que les da la habilidad para realizar siniestros sortilegios y así poder transformarse en criaturas mitad humano y mitad animal que tienen ojos rojos. El término Huay significa: “espanto de la media noche”, los brujos tienen el corazón podrido por espantar a la gente y hacer fechorías.

brujos


Las actividades malvadas de los brujos consisten en tumbar las cercas de las casas, matar los animales y posteriormente comer sus sesos. También tienden a embriagar a mujeres con brebajes para después violarlas.

Maya


Para poder convertirse en el Huay chivo, los brujos hacen un círculo con velas negras y tras arrancar el corazón de una cabra beben su sangre como ofrenda al maestro del mal y la oscuridad. Parte del ritual consiste en que el brujo rece el padre nuestro 9 veces de principio a fin y del final al inicio, posteriormente da 9 vueltas al derecho y al revés. En la última vuelta se convierten en espanto y de inmediato recorren las calles más tenebrosas de los pueblos. Se dice que los brujos Huay se forman del “viento”, esto sucede cuando practican la magia negra tras ser poseído por el demonio. Creyentes del tema consideran al Huay chivo como la encarnación del diablo.

chivo


Avistamientos del Huay chivo se han reportado específicamente al sur este del Estado de México en las provincias de Yucatán, Campeche y Quintana Roo. Los habitantes del pueblo de Valladolid, en Yucatán saben de las leyendas sobre los malvados hechiceros Huay y su habilidad para transformarse en escalofriantes animales. Dicen que si una persona se encuentra en el camino del Huay chivo debe evitar su mirada y solo sentirá un terrible frío acompañado de un desagradable olor.

Avistamientos del Huay Chivo


Los habitantes de Valladolid han sido atormentados por lo que creen que es el “uay pek”, la versión canina del Huay chivo. En el barrio de Chemax hay familias que tienen miedo de una criatura que se alimenta de las gallinas de su patio, los animales perecieron cuando este canino les arrancó el corazón, los muslos o sólo la pechuga. Debido a que las gallinas de diferentes jardines murieron en estas circunstancias, sus propietarios y demás pobladores creen que es obra de un brujo Huay. Esto se creía tras que en meses anteriores se encontraron 7 perros muertos cuyas tripas colgaban de sus vientres, otro reporte escalofriante fue el fallecimiento de 42 pavos en una granja de San José Tipceh, donde se presume que los animales fueron atacados por perros salvajes.

historias de terror


Los moradores creen que el brujo se posesiona de los perros para hacer sus fechorías, como es el caso de Olegaria Oy Balam, de 53 años, quien perdió 9 de sus gallinas por las fauces de 3 perros en una madrugada. Un reporte similar se presentó en la casa de Mariano Tec Tun, un hombre de 50 años que vive frente a Olegaria; Mariano dice que por la madrugada ingresaron 3 perros al patio de su casa, el líder era uno blanco, acompañado por uno de color gris y otro negro. El hombre insiste en que el perro blanco atravesó el gallinero, pero huyeron cuando les lanzó piedras. Mientras que otro vecino, Juan Tec Uitzil dijo que si se puede tratar de un “Uay pek”, porque un perro normal mata a la gallina y se la lleva del granero para después comérsela. En este barrio también vive un curandero a quien llaman “don Maya”, cuyas gallinas también fueron víctimas, su hija Lucía Oxté Poot dijo que sólo se comieron los muslos.

El Huay Pek


El Huay Pek (Perro Brujo) es uno de los seres más fúnebres de la mitología, se manifiesta en forma de un enorme perro negro de ojos rojos, se introduce en los patios de los predios y suele entrar al interior de las casas cuando todos se encuentran dormidos para recargar y empujar las hamacas de los propietarios con su lomo. Se le considera la encarnación del diablo.
Al igual que el Huay Chivo, el Huay Pek esta formado de “viento” y es un brujo que ha abandonado la magia blanca (curativa) y practica la magia negra (maligna), y que poseído por el demonio y transformado en un horrible perro, recorre de madrugada, caminos oscuros y poco concurridos de las poblaciones del Mayab.

Si te cruzas en su camino no lo mires a los ojos, pues si no es a ti a quien busca, puede pasar a tu lado sin dañarte, entonces solo sentirás un frío terrible y un olor espantoso que recorren tu piel.

cultura maya


La Leyenda del Huay Chivo


No camines en las noches obscuras por calles solitarias, no camines por ahí porque no sabes a los peligros que te enfrentas.

Hace algunos años, los antiguos, nuestros abuelos, contaban historias que te dejarían con los pelos de punta.
Hablaban de unos ojos rojos, como carbón caliente, que pertenecen a un ser más negro que la noche, y se pasea por las calles solitarias y desoladas de los pueblos de Campeche, Yucatán y Quintana Roo.
Este ser hacía que quien lo viera perdiera la razón, enloqueciera, o se enfermara con calenturas muy fuertes y temblores en el cuerpo. Todo esto pasa cuando te topas con el Huay Chivo.

Cuenta la leyenda que hubo un hombre que conocía los secretos de las hierbas medicinales y sabía las palabras y rituales para curar o para causar enfermedades, también podía hablar con los animales del patio o del monte. Pero su corazón era negro porque guardaba mucho rencor por un amor no correspondido.

La muchacha a la que amaba se alejaba de él porque el brujo le inspiraba temor, con todas sus malas artes y porque ella sabía que él hacía daño a la gente. El hechicero no podía olvidarla y su corazón se encendía al pensar en ella. La vigilaba casi todos los días, cuando la joven cuidaba los animales de su padre, la mayoría de las veces estaba con los chivos.

El hechicero se dio cuenta de esto y una noche, bajo la luz de la luna, utilizó sus poderes para invocar al Kisin, al diablo. Éste se le apareció y el hombre le vendió su alma a cambio de poder estar cerca de su amada.

Y fue así como el hechicero entregó la mitad de su alma a los señores del inframundo y la otra mitad se quedó en la tierra para transformarse, por medio de poderosas oraciones, difíciles conjuros y dolorosas contorsiones, en la bestia que recorre los caminos a partir de la medianoche para espantar a la gente y matar animales de los patios.

Así que ten cuidado, no salgas a las 12 de la noche, cierra bien tu puerta porque a la medianoche, cuando sopla el viento, es porque el Huay Chivo está suelto.

hechiceria

Anuncios

11 comentarios - El huay chivo, brujos mayas

@vindicarerezor
nosotros no sembramos
@ElSiscador
Un Lannister siempre paga sus deudas
@perezbuitra +3
HUAY

es broma se ve interesante mañana van pintines
@toquesangel +1
Gracias por comentar.
@perezbuitra +1
@toquesangel fresco loco Mañana hay puntines
buena reco de informacion
@alean68 +1
El huay chivo, brujos mayas


Más miedo que a sus dioses no lo habría creeme..

Y no había brujos mayas de acuerdo al populbu sólo contactados que eran los sacerdotes
@toquesangel +2
En efecto, tenían una teocracia, y no habían brujos mayas, habían sacerdotes. Los brujos o Hmen son algo contemporáneo, es así como surgieron estas historias. Gracias por comentar.
@lalilalilali +1
buen post! +10, yo los conozco por el nombre de "chivo brujo", mis abuelos me contaban muchas historias de este.
Esta es la historia del Chivo Brujo, el cual atemorizó a la población en los tiempos de la Colonia Española:



Se dice que durante la época colonial, durante la época de la piratería, apareció en la ciudad un ser demoniaco con aspecto de hombre, pero con cabeza y piernas de chivo. Éste ente del infierno, como lo llaman los abuelos, atacaba a los pobladores de la ciudad, los cuales vivían con el constante temor de encontrarse con él.



El ente tenía un cuerpo humano con el pecho muy velludo. Su cabeza y piernas, como ya se mencionó, eran de un chivo; la primera con cuernos grandes y retorcidos, ojos rojos como carbón encendido, largas barbas y mirada destructora. Sus piernas fuertes, semejaban las piernas de Satanás, tenían gruesos y sucios cabellos, patas grandes y poderosas y podían destruir piedras de una sola patada.
Ésta es la descripción que por mucho tiempo tuvieron los habitantes de Campeche del Chivo Brujo, nombre que dieron al maravilloso ser que para muchos era el propio hijo de Satán. Los hombres le odiaban, las mujeres le temían y a los niños se les controlaba amenazándolos con dejarlos en la calle por las noches, tiempo en el cual salía el Chivo Brujo a atemorizar a los vecinos del puerto.
Pobre de aquel que osara salir de su casa después de cerradas las puertas de la muralla, cerca de las ocho de la noche, pues era muy probable que se encontrara con el Chivo Brujo, temido tal vez más que a Barba Negra, Pie de Palo o Lorencillo.


Un día, al abrir las puertas de la muralla para iniciar las ventas en el mercado, se encontró el cuerpo de un desdichado, terriblemente mutilado y golpeado, sus restos fueron llevados a la Plaza Principal para que sus familiares lo reconocieran.
"Sin duda se encontró con el Chivo Brujo", "Pobre, no soportó la mirada de muerte del Chivo Brujo", "Lo mató el Chivo Brujo". Éstos eran los comentarios que se escuchaban por toda la plaza, comentarios que duraron hasta el atardecer y no hicieron más que atemorizar aún más a la población.
Sin embargo, uno de esos días en que Dios no está para hacer milagros, en la puerta de la residencia de la policía se encontraba encadenado un ser que daba aspecto lastimero. "Atraparon al Chivo Brujo", "Capturaron al Chivo Brujo", "Lo atraparon, lo atraparon", gritaban las mujeres que vieron al ser.


El famoso Chivo Brujo resultó ser un traficante de armas, que llevaba a cabo sus planes por la noche. Mas el temor de caer en las manos de la policía, lo obligó a crear un plan para distraerla. ¿Qué mejor que aprovechar la superstición de la población para crear un disfraz que sea capas de asustar hasta el propio Rey? Aún mucho tiempo después, los pobladores cuentan las más increíbles historias de éste ser supuestamente sobrenatural, el cual crea aun temor entre los incrédulos, los temerosos y los ancianos
@toquesangel
Wow, que buena historia, en efecto habla del mismo ser, por aquí los abuelos de igual manera suelen contar estas historias, algunos cuentan los encuentros que han tenido con estos extraños seres relacionados con los sobrenatural. Son historias que usualmente escuchamos cuando somos niños pero su magia es parte de la cultura. Gracias por comentar.
@SolarisVeins +1
los tiempos han cambiado si sales a la calle o t e asaltan o te matan, o te roban,
@toquesangel
En efecto, antes era un poco más tranquilo. Gracias por comentar.
@Salvador12345567 +1
La ilustración (El Huay Chivo -la segunda del texto-) está publicada indebidamente; ya que no se me solicitó permiso para su utilización. Tampoco se me dan los créditos correspondientes, siendo que de donde se tomó tal imagen está mi nombre y en donde ha sido publicado mi trabajo.
Solicito se incluyan mis créditos.
Salvador Baeza Heredia.
@toquesangel
Le he dado los créditos por la ilustración, en caso de que quiera que se elimine la imagen favor de notificarme, no hay problema, saludos y gracias por avisar.
@Salvador12345567
@toquesangel
Le agradezco su atención.
La imagen está bien, no hay necesidad de eliminarla.
Saludos.
Salvador Baeza.