El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La verdadera historia de Silent Hill.

Anuncios

La verdadera historia de Silent Hill.

¿Conoces Silent Hill? ¿Lo has jugado alguna vez? Estoy seguro que si...

Silent Hill es un juego de horror, ambientado a una terrible ciudad que, a primera vista, inspira horror, pánico, escalofríos. La niebla y la oscuridad que envuelven al protagonista sólo le permite ver a pocos metros de distancia. Durante el juego, el protagonista solo cuenta con una linterna que le permite ver a través de la niebla y, asi, descubrir las atrocidades que esta ciudad presenta.

Pero, ¿Qué dirías si te cuento que Silent Hill, en realidad, esta inspirado en un pueblo real?

Asi es, como ya es habitual, la realidad supera a la ficción y en EEUU, más exactamente en Pensilvania, existe un pueblo que encaja perfectamente con la descripción de la ciudad, solo que, en este caso, no fue obra de una mente disparatada sino, del propio morbo del mundo que nos rodea.

Conoce a Centralia:


historias

Centralia era una pequeña ciudad perteneciente al estado de Pensilvania desde 1866. Era una ciudad tan próspera como cualquier otra en aquellos años. Una ciudad más de Estados Unidos que centraba su economía en una cosa: su fructífera mina de carbón.

En pocos años, la ciudad empezó a tener escuelas, bancos, tabernas, parques e infinidad de sencillas casas donde sus habitantes vivían con normalidad, tranquilos al disponer de una mina que garantizaba plenamente su futuro, y el de la propia Centralia. Pero no siempre reinó la paz en esta pequeña ciudad.


misterio

A mediados de los años 60, Centralia no podía ser más próspera. Tenía su propio colegio de primaria y secundaria, siete iglesias, dos teatros, una oficina de correos, cinco hoteles, veintisiete salones, múltiples almacenes y varios pequeños negocios asociados a la minería. En simples palabras, Centralia era, sin lugar a dudas, un buen lugar para vivir.

Hasta que algo cambió…

lugares abandonados


Fue algo casual, algo sin demasiada importancia. Tal vez fue un cigarrillo mal apagado, el efecto del sol o, incluso, un fuego olvidado por parte de unos excursionistas. Quién sabe. El caso es que la chispa se prendió aquella mañana de 1962 en un pequeño vertedero a las afueras de Centralia. En un basurero que comunicaba con una de las fosas de la propia mina de carbón, una fosa abandonada que, poco a poco, las llamas fueron expandiendose.

Por si te lo estas preguntando, todo el subsuelo de Centralia está comunicado mediante una extensa y compleja red de carbón, un hecho que nos hace entender por qué fue encendiéndose tan poco a poco pero de modo imparable.



realidad


Puede que te parezca asombroso, pero la gente siguió viviendo aquí hasta 1979. Se hicieron varios intentos por sofocar ese fuego subterráneo que iba prendiendo calladamente las entrañas de la ciudad y emergiendo por pequeñas vetas, por agujeros en la carretera, en los suelos de las casas, en los parques… Las llamas no se veían todos los días, pero ese infierno crecía y crecía en el propio vientre de la ciudad de Centralia.

Silent Hill


miedo



Sin siquiera imaginarlo, las personas estaban inhalando monóxido de carbono por la quema subterránea de carbón y las consecuencias se tradujeron en serios problemas de salud. Todo esfuerzo por sofocar el incendio era inútil. Cualquier idea, cualquier propuesta para sofocar aquel enemigo no servía absolutamente de nada.

En 1979, un empleado de la gasolinera de Centralia introdujo una vara en sus tanques de gasolina para averiguar la cantidad de combustible que le quedaba. Cuando sacó dicha varilla, el resultado lo dejó atónito. La temperatura era de 78º grados centígrados. En simples palabras, ardía a fuego vivo.



Muchos empezaron ya a abandonar la ciudad, pero no fue hasta 1984 cuando el gobierno estadounidense aprobó un presupuesto de 40 millones de dólares y sus habitantes fueron trasladados a poblaciones vecinas donde iniciar una nueva vida lejos del peligro.

Hoy, en día esta ciudad sigue siendo un infierno en llamas. Un infierno que arde desde el subsuelo y que arroja su aliento caliente a través de grietas, a través de la tierra del bosque y de ese cementerio, donde habitan los restos de la mayoría de sus vecinos.
Centralia es la auténtica Silent Hill y, según nos indican los expertos, existe aún suficiente carbón para arder 250 años más.

Entonces, aquí lo tienes, tu posibilidad de conocer Silent Hill, aunque, ¿Te atreverías?


terror








¿Te gustó? ¿Quieres más enigmas? Entra aqui:

andy vaam

¡Buenas Noches!

Andy Vaam.

La verdadera historia de Silent Hill.

7 comentarios - La verdadera historia de Silent Hill.

@bloski
buen post viejo, bastante interesante
@AndyVaam
Si te gusta lo que escribo, podés seguirme y te avisará cada vez que suba una nueva historia. O podés entrar aca: http://lafranjaoscura.***/andyvaam , mi blog personal. Gracias!
@Sevaaas1 +2
Buen post,ya lo sabia
@mamalacerote +1
gracias buen trabajo, hay mucho que aprender.
@sobaladespacio +2
"Sin siquiera imaginarlo, las personas estaban inhalando monóxido de carbono"... Como que no es muy dificil apelar a la logica no? si ya sabian que se estaba quemando... Muy buena historia, me parecio re interesante, te dejo 10