El Baile del Espíritu - Filosofía Oscura

El Baile del Espíritu - Filosofía Oscura


El Demonio en el espejo


Espiritu


Invocando al horror en los espejos


Hay muchas historias antiguas en la tradición occidental, luego convertidas en la modernidad norteamericana en "leyendas urbanas", sobre personas que juegan con fuego mirándose en un espejo. Candyman, Bloody Mary, Dead Mary son versiones célebres de estas "leyendas urbanas" en el cine. Todas cuentan la historia de que en determinadas circunstancias (en concreto llevando a cabo un ritual) mediante un espejo se puede convocar el horror.


baile del espiritu




Tanto llevan juntos en nuestros cerebros el miedo y el espejo, que han tenido tiempo de engendrar una fobia: la catoptrofobia o terror a los espejos (también llamada eisotrofobia). Se dice que la padecen las personas a las que les inquieta pasar delante de los espejos, y mucho más mirarse de frente en ellos (y parece que todavía peor si son de cuerpo entero). Todos quizá seamos un poco catoptrófobos —con perdón— a juzgar por la atracción y fascinación que despiertan en el gran público las historias de terror vinculadas a espejos. Así Candyman ocupó en un tiempo récord su propio lugar entre las figuras clásicas del cine de terror.


espejos



El espejo es un objeto inquietante en sí mismo. Es sólido y opaco, pero da la impresión de que se ve "por él", como si fuera un cristal transparente o una ventana abierta. Sin embargo lo que se contempla en el espejo es una copia de la realidad al revés (cada objeto girado sobre sí mismo a partir de un eje vertical). Las cosas al revés son iguales y extrañamente diferentes al mismo tiempo, especialmente cosas sutilmente asimétricas, como los seres vivos y sus caras. Mirarse en un espejo es fundamentalmente mirarse la cara (parece que para esto se inventaron) y de hecho solemos casi siempre ver nuestra cara sólo en espejos (salvo en las fotos y demás). Así, al revés, tomamos desde pequeños conciencia de ella y nos la "aprendemos". Cada uno es el único ser que suele pensar en su cara al revés.


maldito



La Reproduction Interdite


El cuadro que René Magritte pintó hacia 1937 y tituló La Reproducción Prohibida muestra a un hombre de espaldas que mira un espejo y recibe la imagen de sí mismo mirándose desde detrás, desde el ángulo de alguien que está a su espalda. Puede entenderse desde el punto de vista del pintor y del espectador, como una cara que se resiste a mostrárseles pese a estar enfrentada al espejo. O puede verse, lo que resulta más perturbador, desde el punto de vista del hombre del cuadro. Con el espejo ha logrado verse desde detrás, desde donde nunca puede verse. Por eso esa mirada a su espalda que se ha proyectado en el espejo no puede ser su propia mirada, porque sus ojos estarían fuera y detrás de él (¿Pero acaso hemos visto su cara?).

El Baile del Espíritu - Filosofía Oscura



El título hacer referencia a la lectura de los espejos como "copiadores". "Los espejos son abominables, porque multiplican el número de hombres" escribió Borges. Parece una idea superficial: salvo en una complicada tramoya, el espejo sólo nos reproduce una vez: la vez del Otro. Creo que aquí está la clave del miedo. El espejo no nos "enfrenta" (nunca mejor dicho) a una fila de boyscouts todos con nuestra cara. Nos enfrenta a una sola figura, el Otro, que es la cara oculta (al revés, especular) del "Yo". Como decía antes, el Demonio.

El miedo al espejo es el miedo a nuestra propia imagen en el espejo: a nadie le turba ver el reflejo de un paisaje. La catoptrofobia es así una especie de ipsofobia, por decirlo más clarito. Parece que el gran Sandor Ferenczi, en los albores del psicoanálisis, diagnosticó llanamente la catoptrofobia como una manifestación del miedo al autoconocimiento.

COMENTA!!!


Espiritu

3 comentarios - El Baile del Espíritu - Filosofía Oscura

@DatFaceBiches
Papu, soy lindo y no me da miedo mi reflejo, porque el tambien es lindo
@fuckyou_master
Fuaa amigo sos re trolo
Sos taringuero no podes ser lindo papa
@DatFaceBiches
@fuckyou_master Si tú lo dices papu
@Tarrrin
T ! estulticia colectiva