El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La Luna un satélite espía extraterrestre

Una teoría expuesta por dos científicos rusos, en la década de los 60, Y que a lo largo de la historia ha sido de gran controversia. Mijail Vasin y Alexander Sherbakov, de la Academia de Ciencias Soviética expusieron Una interesante teoría Que Fue Publicada en la revista Sovietica Sputnik. Estos dos científicos realizaron un estudio Mucho más afondo sobre la luna, Ellos aseguraban de que esta es hueca, y no solo eso la luna según estos científicos no es de origen natural si no un satélite artificial.

Colocado allí hace milenios en la órbita de la tierra con fines desconocidos. Hay muchas las pruebas que abalan la teoría de los señores Mijail Vasin y Alexander Sherbakov. Y a día de hoy esta teoría ha atraído la atención de muchos científicos, que también aseguran de que esta idea no es tan descartable y que tiene un alto grado de credibilidad, Ya que las pruebas que lo señores Mijail Vasin y Alexander Sherbakov exponen son desde el punto de vista lógico.

La luna no tiene una órbita elíptica:
La luna presenta muchas anomalías, una de ellas es su extraño comportamiento y su rotación sobre la Tierra, la órbita natural de los satélites de todos los planetas del sistema solar describen órbitas sobre lo que se podría denominar el ecuador del planeta. Son elípticas. La órbita de nuestra luna tiene una particularidad, y es que es circular el eje de la Tierra está inclinado 23 grados con relación al plano de su órbita, la Luna describe órbitas a lo largo del plano orbital de la Tierra, y no de su ecuador. Algo totalmente anómalo, esta solo da vueltas alrededor de la Tierra, y no gira sobre su propio eje, por esta razón es que siempre vemos la misma cara de luna.

La composición química de la luna no coincide con las que hay en la tierra:
Las muestras de rocas y de polvo lunar que se han traído por el apolo 11, algunas de estas muestras datan de 9.000 10.000 y de hasta 20.000 millones de años de antigüedad. Algo totalmente anómalo ya que según la ciencia oficial, nuestro sistema solar tiene entre 4.000 y 5.000 millones de años de antigüedad, algo que no tiene mucho sentido. Esto tiraría al suelo las teorías oficialistas, entre ellas las del Sr George Howard Darwin. Quien suponía que la luna era un resto o una cuarta parte de la tierra que se desprendió por alguna serie de eventos, y que esta parte se habría puesto en órbita con la tierra dando lugar a la existencia de la luna. Una teoría a la que ya pocos científicos consideran.
Por otra parte, la Luna presenta diversidad de densidades en sus diferentes zonas. Es decir, hay más atracción gravitatoria en unas partes de la Luna que en otras, como si tuviera algunas zonas más huecas que otras. Este hecho generó una serie de problemas en el inicio de la exploración de nuestro satélite, pues dificultaba el alunizaje en el mismo o la posibilidad de dejar satélites orbitando alrededor de ella, pues los equipos necesitaban realizar un continuo re calculo de las condiciones gravitatorias, para no acabar estrellándose sobre la misma o saliéndose fuera de la órbita.
Otro hecho para considerar, es que en la luna hay compuestos químicos que no se encuentran de manera natural en la tierra, y otros ni siquiera se consiguen en ninguna forma.

A la tierra no debería corresponderle un satélite tan grande:
Un planeta tan pequeño como el nuestro, que mide alrededor de 148.940.000 km de diámetro en tierra que sería un (29,2 % En tierra), y 361.132.000 km de diámetro en territorio acuático un (70,8 % En agua) esto sumado seria unos 510.072.000 km de diámetro. Por leyes naturales a nuestro planeta debería corresponderle un satélite de unos 70 u 80 km de diámetro. Como es el caso del planeta marte y sus dos lunas que no superan los 40 km de diámetro, nuestro actual satélite mide alrededor de 3.500 kilómetros, algo que desde un punto racional y astronómico es absurdo.

La perfecta sincronía de la Luna y el Sol vista desde la tierra:
El Sol y la Luna, aunque son astros de un tamaño completamente diferente y se encuentran situados a una distancia de la Tierra completamente dispar. sorprendente mente se ven del mismo tamaño desde la Tierra.
Por esa razón, la mayor parte de las veces en que hay un eclipse de Sol, la Luna tapa milimétricamente el disco solar, aunque también se producen de vez en cuando eclipses de tipo anular, por las periódicas variaciones de distancia entre los tres astros.
Es difícil pensar que la mera casualidad allá ubicado tan perfectamente el sol y la luna, a una distancia en la que pudiese llevarse a cabo ese evento. quizás ya para un tema más de astrología, magia, y hasta para rituales o adoraciones paganas.

Es posible que la Luna en su interior sea hueca:
Algunas personas han hablado de la posibilidad de que nuestro satélite esté hueco: Por un lado, cuando en la desastrosa misión Apolo XIII, los astronautas tuvieron que desprenderse de partes del cohete, que orbitaba alrededor de la Luna para poder regresar a la Tierra, éstas cayeron sobre nuestro satélite y las vibraciones causadas por el impacto captadas por distintos sistemas de medición se asemejaban a las vibraciones de una campana, hubo un prolongado eco que quedo después del golpe de los módulos sobre la superficie lunar, duro varios minutos resonando el fuerte impacto, lo normal sería que estas vibraciones fuesen absorbidas como en cualquier otro astro, sin embargo se ha podido registrar que cuando algún objeto choca con la luna, estas duran hasta horas vibrando.
Algo que despertó la idea de que quizás la luna esta hueca y no solo eso, se cree que en su interior la luna tendría una capa. Una coraza de algún tipo de material artificial altamente resistente.

La prueba más fidedigna de que esta teoría es posible, nace a partir de los gigantescos cráteres que hay en la luna, que a pesar de que algunos miden cientos de kilómetros, son poco profundos. Producidos por los impactos de los meteoritos que caen con toda sus fuerzas, ya que en la luna no habría atmosfera y dichos meteoritos chocarían sin desintegrarse.

Cosa que en la tierra no sucede, ya que gracias a la atmosfera que tenemos esta los desintegraría o al menos los reduciría en gran proporción. Sin embargo esto sería explicable solo teniendo en cuenta los meteoritos pequeños, en la luna se sabe que hay cráteres de meteoritos de millones de toneladas, que de haber caído en la tierra a pesar de nuestra capa protectora estos hubiesen hecho enormes cráteres en la tierra, y a pesar de eso en la luna hay centenares de estos cráteres, muchos de ellos miden hasta más de 150 km de diámetro.
Lo curioso es que estos cráteres a pesar de ser tan grandes son poco profundos. Bien se sabe que las fuerzas de estos impactos son descomunales, y sin embargo la profundidad de estos cráteres no corresponde a lo que en teoría deberían tener al menos 25 o 30 km de profundidad, los cráteres lunares a pesar de su enorme diámetro no superan una profundidad de 4,km y medio, Parece que a partir de esa profundidad, hubiese una autentica coraza blindada que evita que el impacto de los meteoritos no le afecte tanto.

Esto abre campo a muchas hipótesis, entre ellas está en la de que muchos ufólogos dentro del mundo de la conspiración, creen que la luna es un satélite espía, y que en su interior habría algún tipo de instalación extraterrestre operativa, con fines desconocidos.
Al parecer todos los indicios y pruebas que han arrojado los estudios de los dos científicos Rusos, Mijail Vasin y Alexander Sherbakov, no serían tan absurdas, sus ideas acerca de lo que realmente está ocurriendo en la luna, muchos científicos coinciden con esta teoría que como bien lo de muestran las pruebas. la luna realmente no es de origen natural, por lo menos en su interior y en su comportamiento inusual, en comparación con los demás astros del universo. Una idea que supera la realidad de muchos, pero que por leyes físicas y leyes universales esta teoría es posible.

Anuncios

0 comentarios - La Luna un satélite espía extraterrestre