El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Hacer pan en casa: herramientas, ingredientes, proceso y con

Anuncios

Hacer pan en casa: herramientas, ingredientes, proceso y consejos

Hay mucho escrito sobre pan, y al final uno lo tiene que adaptar a sus gustos, y al tiempo del que disponemos. La opinión que expreso es personalísima, de mi experiencia día a día haciendo pan. No soy purista en este tema, es más, pienso que para las masas madres tengo el paladar de esparto, porque igual que si encuentro que con masa madre el resultado respecto a la conservación es un poco mejor, referente al sabor no noto nada espectacular.

Así que hablaré muy poco de las masas madres y mucho de una receta básica que es magnifica para el día a día o para hacer el fin de semana, y sobre la cual investigaremos formas y texturas. No quiero extenderme en interminables herramientas, técnicas complejas y hablar de los miles de tipos de harina diferentes que hay. No hay que tener excesivos conocimientos para hacer un pan maravilloso y disfrutarlo.



Hacer pan en casa: herramientas, ingredientes, proceso y con



¿Qué misterio tendrá?


me preocupa mucho la cantidad de aditivos y conservantes que llevan ahora todos los productos que compramos, panes incluídos. ¿Y el pan que viene ya hecho y congelado, sólo para meter en los hornos? En Madrid ha proliferado un montón de panaderías con este sistema, y cuando lo compras caliente y lo consumes al poco tiempo, aún puedes comerlo, pero si sobra algo para la noche, es… ¡incomestible!

Cuando acabe todos los posts de pan, me encantaría tener un archivo con las fotos de las caras de satisfacción de vuestras familias disfrutando de vuestro pan recién horneado.

Una última cosa: cuando empecéis este proceso, ya nada será igual: ya no hay marcha atrás para los comensales, que disfrutarán de un placer único, ni para vosotros: el pan os enriquecerá como ninguna otra cosa que hagáis.





Herramientas


Manos: Es lo mas valioso, esencial y barato. Aunque dispongamos de máquina que nos ayude en el amasado, os animo a que un fin de semana utilicéis vuestras manos para amasar.
Balanza: es importante pesar los ingredientes, así trabajamos la masa sobre seguro.
Cuenco: para mezclar. Deberá ser ancho y profundo, tipo barreño y mejor de acero inoxidable.
Paños de cocina: para que nos ayuden a levar —incrementar el volumen de pan—. No se lavaran: los mantendremos limpios porque solo los utilizaremos para este proceso. Lo que menos nos interesa es que huela a suavizante la masa. Mi madre me fabricó unos con una tela de retor de mi abuela de hace muchos años, y les tengo un cariño especial.
Rasqueta de plástico: La utilizo para cortar y dividir la masa. La podéis encontrar en tiendas o ferreterías especializadas en utensilios de repostería.
Cuchilla de cúter: es mi pluma para hacer los cortes en los panes. Solo la utilizo para el pan.
Vaporizador de agua: Es fundamental para desarrollar una buena corteza
Pincel suave: no es necesario, pero yo lo utilizo para eliminar cuidadosamente la harina sobrante.
Máquina panificadora, amasadora o Thermomix. ¿Por qué no ayudarnos en estos tiempos de tanto trabajo fuera de casa de una máquina que nos facilite su amasado?






Ingredientes


Harina: lo ideal es utilizar harina de fuerza de buena calidad. ¿Dónde se puede conseguir? En panaderías, si os la quieren vender, y en muchos hipermercados.
Levadura: para conseguir buenos resultados hay que utilizar levadura fresca de panadero. En Mercadona la venden en dados y es muy cómoda de usar. La única pega es que tiene un periodo de caducidad muy corto, por lo que hay que adquirirla y consumirla. También se puede congelar. Tampoco viene mal tener en casa unos sobrecitos de levadura seca de panadero, por si no disponemos de la fresca y nos apetece ponernos a hacer alguna receta de pan.
Agua: utilizo agua del grifo a temperatura ambiente.
Sal: uso sal común.






Proceso

Trabajar la masa a mano o a máquina.
Dejar reposar.
Doblar y dar forma.
Levar (se llama así el segundo reposo después de darle forma).
Hornear.
Dejar enfriar en rejilla preferiblemente para que se airee, no sude y quede crujiente.






Consejos



La masa responde mejor a un ambiente templado y sin corrientes de aire.
Los panes congelan bien. Los mejores resultados se consiguen horneando el pan, para en cuanto empiece a coger color, retirarlo del horno, dejar enfriar y congelar. Cuando lo necesitemos, lo hornearemos unos minutos y estará como recién hecho.

1 comentario - Hacer pan en casa: herramientas, ingredientes, proceso y con

@elfiufiu +1
esta genial amigo gracias