El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿L@ tenes mojad@? aprende a secarl@

Buenas again taringuer@s saludos otra vez a l@s de las 10 am hora Argentina y l@s de todo el mundo.

Aquí les traigo información acerca de como conservar alimentos deshidratándolos, es una forma económica de poder conservar alimentos que por su porcentaje de humedad pueden degradarse rapidamente.

La deshidratación de alimentos es una forma de conservación utilizada desde hace mucho mucho mucho tiempo, de hecho puede que sea la forma más antigua de conservación de alimentos. Y hoy en día sigue siendo muy utilizada, hasta el punto de que se ha puesto de moda por ser un producto fácil de almacenar, transportar y consumir sin que el alimento pierda sus propiedades.

Las primeras noticias que nos llegan de la deshidratación de alimentos son del Neolítico, sin duda una técnica que les sería muy útil para el tipo de vida nómada que llevaban y muy útil es sin duda para el ritmo de vida de hoy en día. Con la deshidratación el alimento no pierde nada de sus propiedades nutricionales y la falta de agua hace que el alimento deshidratado sea estable microbiológicamente hablando y, por ello, se pueda conservar durante un largo período de tiempo.

En todos los países del mundo existen alimentos deshidratados que forman parte de la propia tradición, signo de que sea de las primeras formas de conservación de alimentos utilizada por el hombre.

¿Qué es la deshidratación de alimentos?

La deshidratación de alimentos consiste en la eliminación de la mayor parte posible del agua que contiene el alimento. Se puede realizar de muchas formas, por ejemplo el secado al sol, pero en la industria alimentaria la deshidratación de alimentos se lleva a cabo bajo condiciones óptimas y controladas de temperatura, humedad y circulación del aire para conseguir el mejor resultado posible.

No obstante, desde un punto de vista científico y tecnológico, la deshidratación de alimentos, así como su posterior rehidratacióin, es un proceso complejo en el que intervienen numerosos factores entre los que destacan, como dijimos, la temperatura, humedad ambiental y circulación del aire.

Existen tres técnicas de deshidratación, se elegirá una u otra atendiendo principalmente al tipo de alimento:

Secado. El secado es una técnica de deshidratación que consiste en la eliminación de parte de agua del alimento alterando las condiciones ambientales u utilizando las condiciones ambientales naturales. Por ejemplo, se puede secar al sol o utilizar una fuente de calor artificial. Es la técnica más utilizada y está destinada principalmente a alimentos sólidos.
Concentración. Se utiliza para alimentos líquidos y consiste en la extracción de parte del agua a través de diferentes técnicas como el calentamiento suave y ténicas más sofisticadas como la ósmosis inversa utilizada a nivel industrial.
Liofilización. La liofilización es la técnica de deshidratación de alimentos más moderna y consigue eliminar practicamente el 100% del agua del alimento. Es una técnica que requiere equipos especiales y raramente se puede hacer en casa. Algunos productos liofilizados son muy frecuentes en cualquier supermercado como la leche en polvo.
Aunque típicamente se dice que los alimentos deshidratados conservan todas sus propiedades nutricionales, esto no es del todo cierto. Tanto durante el proceso de deshidratación como en el proceso de rehidratación se producen cambios en el alimento, sobre todo a nivel microestructural, que modifican propiedades sensoriales pero también nutricionales. No obstante, si se elige bien la técnica de deshidratación para un alimento determinado y se realiza en óptimas condiciones, los cambios nutricionales no serán muy importantes, de ahí que se diga que los alimentos deshidratados conservan sus propiedades (podéis encontrar más info en este artículo de scielo.cl).

¿Qué alimentos se pueden deshidratar?

La deshidratación se puede aplicar practicamente a cualquier alimento aunque para obtener un buen resultado hay que elegir un producto fresco y de calidad así como realizar un procesado correcto. De este modo se pueden deshidratar frutas, verduras, semillas, comida ya cocinada, alimentos líquidos, pescados, carnes, etc.

Así pues, la deshidratación de alimentos representa una excelente forma de conservación de alimentos que se puede hacer en casa y que es muy útil cuándo se tiene una gran cantidad de productos, por ejemplo si se ha aprovechado el momento para comprar mucha cantidad de un alimento en oferta o se tiene un huerto propio.

La preparación del alimento previa al deshidratado

Antes de nada hay que seleccionar el producto a deshidratar y desechar aquellos que no estén en óptimas condiciones para ser deshidratados. Por ejemplo, no se deshidratarán aquellos que estén magullados, no estén frescos, etc. Seleccionado el alimento, este se lavará muy bien para seguir con el proceso de deshidratación.
El siguiente paso se conoce como blanqueado y está destinado a mantener y conservar el color y sabor principalmente de frutas y verduras. El blanqueado se realiza introduciendo el alimento en agua salada hirviendo durante un corto período de tiempo (segundos o minutos dependiendo de la dureza del alimento). Se cambiará agua hirviendo por vapor para verduras verdes.
Se sigue con un baño de limón. El baño de limón hará que la oxidación del alimento sea mucho más difícil evitando que se oscurezca y aparezcan sabores extraños. El baño de limón se realiza exprimiendo limón directamente sobre el alimento o sumergiendo el alimento en agua con mucho zumo de limón. Tras el baño de limón el alimento se deja secar sin enjuagar.
Deshidratación para hacer en casa: al sol, horno y deshidratadores

Existen técnicas fáciles y económicas para deshidratar alimentos en casa. Sin duda la más tradicional y económica es utilizando como fuente de calor el sol en una zona con buena ventilación
. No obstante, la deshidratación al sol presenta los siguientes inconvenientes:

No se puede conseguir una temperatura constante.
El proceso de deshidratación es lento pudiendo tardar varios días e incluso semanas.
Los alimentos quedan expuestos a alteraciones como la acumulación de polvo, ataque de insectos, roedores, etc.
Sólo llega a perderse hasta un 15%, aunque esto es suficiente para muchos alimentos, se queda corto para otros muchos casos.
Otra opción para deshidratar alimentos en casa es utilizar un horno a baja temperatura. Utilizar el horno tiene el peligro de caer en el "efecto sandwich". El efecto sandwich se produce cuando hay circulación del aire caliente en horizontal y no en vertical generando la retención de humedad interna en el alimento al secarse las dos caras del alimento sin ventilación vertical. El efecto sandwich también se puede producir por una temperatura demasiado alta que hace que las superficies externas se sequen muy rápido tapando los poros del alimento, lo que no deja salir la humedad del interior.

Deshidratadores: ¿Cómo elegir el más adecuado?

Para evitar los inconvenientes de las técnicas de deshidratación tradicionales, sol u horno, se puede optar por el uso de un deshidratador. Existen muchos modelos en el mercado y una amplia gama de precios. Algunos consejos para elegir un deshidratador:

Fijarse en la capacidad real.
Tener en cuenta la profundidad de las bandejas, sobre todo si tiene bandejas apilables, para que puedan deshidratarse sin complicaciones frutas como la manzana o verduras como el tomate.
Deshidratar un alimento en un deshidratador puede tomar varias horas por lo que es muy útil que el deshidratador disponga de temporizador y apagado automático.
Para evitar el efecto sandwich es aconsejable que la ventilación venga en la base del aparato para que proporciene circulación vertical del aire.
Si queremos deshidratar semillas debemos poner atención en el tamaño de la rejilla de las bandejas ya que si es muy grande no podremos poner las semillas.
En este artículo se describe más ampliamente la elección correcta de un deshidratador casero para deshidratar alimentos.

Cómo rehidratar correctamente un alimento

El método de rehidratación de un alimento deshidratado más usado con amplia diferencia es la inmersión en agua. También se pueden utilizar otros líquidos con alta cantidad de agua como zumos de frutas, leche, yogur, soluciones azucaradas, etc, aunque hay que tener en cuenta que esto dará sabor al alimento, incluso su olor y textura pueden cambiar respecto al uso sólo de agua, por lo que se utilizará cuándo busquemos este efecto. La rehidratación por inmersión se realiza sumergiendo el alimento en agua repetidamente durante períodos de tiempo no muy largos. En el mismo artículo de scielo.cl mencionado anteriormente se describe ampliamente el proceso de rehidratación de alimentos deshidratados así como los factores que inflluyen en el proceso de rehidratación.

Durante el proceso de rehidratación de alimentos deshidratados influyen los siguientes factores:

Líquido de rehidratación: como hemos dicho antes, el líquido utilizado puede cambiar las propiedades del alimento final.
Temperatura: más que la temperatura ambiental, lo que influye es la temperatura de la solución de rehidratación.
Agitación durante la rehidratación: anque en casa no se suela realizar, mantener cierta agitación en el medio de rehidratación puede favorecer la misma y hacerla más homogénea.
Características del producto fresco antes de que fuera deshidratado.
En definitiva, la deshidratación de alimentos es una práctica que cada vez utiliza más y más gente por su facilidad de uso, conservación de calidad de los alimentos y ventajas sobre otras técnicas de conservación: no acidifica como el salazón, no necesita consumo energético durante la conservación como el congelado y no es necesario contar con un espacio especial o muy amplio.


Eso es todo de alimentos por ahora amig@s que tengan un excelente domingo

Fuente: http://www.bloogie.es/cocina/trucos-y-consejos-de-cocina/118-como-preparar-alimentos-deshidratados#ixzz202DqXSK9
Under Creative Commons License: Attribution Share Alike

Anuncios

1 comentario - ¿L@ tenes mojad@? aprende a secarl@

@joc120A +1
justo ahora hago un proyecto sobre esto... buena info
@dechinatucasa
Muchas gracias por tu comentario y ojalá salga de maravillas tu proyecto.