El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Nintendo 3DS XL

No contentos con vestir con talla grande a su Nintendo DSi, los japoneses vuelven a la carga para hacer "XL" a su tecnología estereoscópica. Nace Nintendo 3DS XL, la primera revisión de Nintendo 3DS que viene con la intención de atraer a más jugadores al particular mundo tridimensional nintendero. Probamos la nueva portátil de Nintendo.

Los de Kyoto repiten jugada. Si Nintendo DS y Nintendo DSi recibieron sus respectivas revisiones (Lite y XL) un año después de su puesta a la venta, su nueva portátil estereoscópica no se iba a quedar atrás. Así nace Nintendo 3DS XL, una revisión maximizada de la original que destaca principalmente por tener pantallas un 90% más grandes, pero también por ofrecer un precio competitivo, casi 200 euros, y una fecha de lanzamiento que ya está muy próxima: el próximo 28 de julio.

Se plantea que llegue disponible en tres colores: roja, azul y plateada (quedándose la blanca exclusiva, de momento, para territorio japonés). Pero no sólo eso, sino que además la portátil vendrá empujada por algún que otro lanzamiento, como New Super Mario Bros. 2, que debutará en las estanterías de las tiendas europeas unas semanas después.


link: http://www.youtube.com/watch?v=dGYpHDgI9B4

XL estereoscópico

No obstante, no está dedicado este artículo sólo a proponeros datos, sino también sensaciones con la máquina, una versión PAL directamente llegada desde Alemania que ya hemos sujetado entre nuestras manos. Y lo primero que llama la atención, como es lógico, son las pantallas, que casi doblan el tamaño de las originales de Nintendo 3DS. En concreto, la superior es la más resplandeciente, con sus 4,88 pulgadas (la de PS Vita posee 5 pulgadas), convirtiéndose en la más grande jamás diseñada para una portátil Nintendo.

Eso sí, más allá de las dimensiones, la pantalla no presenta ni un mejor brillo (se mantienen los cinco niveles presentes en Nintendo 3DS) y tampoco un ángulo de visión más amplio. De hecho, lo único que hemos apreciado es que los colores son algo más pálidos, amén de que se ha reducido sensiblemente el reflejo con respecto a su predecesora.

Un detalle que no nos ha entusiasmado ha sido el hecho de que, al conectar la consola a la corriente, ésta no recibe un extra de brillo (algo que sí ocurría en Nintendo 3DS). Aparte, el volumen, y a pesar de que se ha modificado el diseño de los altavoces, parece salir con idéntica intensidad: algo baja en nuestra opinión. Sin embargo, hay otros aspectos más positivos, relacionados en su mayor parte con la construcción del dispositivo.

Nintendo 3DS XL es evidentemente una consola más grande, con un par de centímetros más tanto en profundidad como en altura (manteniendo un grosor idéntico al de Nintendo 3DS). Esto tiene implicaciones directas en el agarre y ergonomía, haciendo al sistema muy manejable, sobre todo para los usuarios habituales. El mayor peso, que pasa de los 235 a los 336 gramos -un incremento del 46%- podría parecer un inconveniente, pero la primera impresión es la de sujetar una portátil ligera en relación a sus proporciones.

Para la ocasión, es importante subrayar que la Gran N ha apostado por los acabados en plástico (con excepción de la parte exterior, con un diseño metálico y brillante). Esto no otorga la mejor impresión sobre el diseño global de la máquina, pero aún así la construcción parece robusta y en la línea de calidad defendida por la marca japonesa. Además, esto viene acompañado de la corrección de un importante error de diseño en Nintendo 3DS. Sí, esta nueva portátil ya no presenta la antiestética marca que se formaba en la pantalla superior al cerrar la consola.

Y ya que hablamos del sistema de cierre, Nintendo 3DS XL presenta exactamente el mismo que el de su homónima Nintendo DSi XL (es decir, tres posiciones distintas: completamente extendida, abierta y semiplegada).

Nintendo 3DS XL

Lo que cambian más son los botones, ahora con un acabado mate y rugoso, directamente heredado de Nintendo DSi. En el mismo sentido, comprobamos una relevante modificación: el botón POWER se encuentra ligeramente hundido, con la lógica función de evitar apagados accidentales, que según sabemos no eran pocos. Otros que han recibido reformas han sido los botones SELECT, HOME y START, que repiten posición, aunque con un diseño diferente que evita que tengamos que dejarnos los dedos para presionarlos.

Por otra parte, el botón deslizante 3D sigue siendo una palanca analógica, pero ahora posee un tope justo en la parte inferior, parece ser que destinada a evitar activaciones involuntarias. En definitiva, pequeños detalles que se ven complementados por el hecho de que la ranura SD cambia de posición, yéndose hacia el lado derecho (por cierto, la tarjeta incluida de serie es de 4 gigas, dos más que en Nintendo 3DS). Misma ubicación que la del stylus, que es muy parecido al de Nintendo DSi XL (largo), e igual de rígido (no, ya no es extensible).

Por si os lo preguntábais, el sistema operativo sigue siendo el original de Nintendo 3DS, aunque hemos comprobado que tarda cerca de un segundo menos en arrancar (no conocemos la explicación). Las aplicaciones son todas las mismas, incluidas las actualizaciones y la cámara de fotos, que no se ha mejorado. El alcance Wi-Fi, por su parte, es exactamente el mismo que en su predecesora. Comparativamente, hemos notado que algunas conexiones presentaban una sensible mejoría, pero nada especialmente reseñable.

Todo lo contrario que la batería, que aunque tenga que alimentar a dos pantallas el doble de grandes posee un rendimiento superior al de la Nintendo 3DS original. Esto se traduce en una duración en juego de 3,5 a 6,5 horas (en el caso del software de 3DS) y de 6 a 10 horas (si nos referimos a títulos para DS).

En cuanto a accesorios, cabe reseñar que, aunque no se haya añadido un segundo "stick" analógico -aspecto ampliamente demandado por la comunidad de jugadores-, se tienen planes para lanzar un Circle Pad Pro adaptado para la nueva máquina a lo largo de este 2012. Accesorios existentes como el atril ya son compatibles y completamente funcionales. No obstante, es criticable el hecho de que Nintendo no vaya a darnos un cargador, alegando como justificación la preocupación por el medio ambiente y el hecho de que la mayor parte de compradores de Nintendo 3DS XL serán usuarios de anteriores portátiles.

3DS

Más grande, más diversión

Polémicas aparte, lo cierto es que cuando aparezca la máquina ya tendrá un buen catálogo disponible. En concreto, hemos querido probar algunos de sus mejores lanzamientos para acercaros nuestras primeras impresiones. Así, Super Mario 3D Land se muestra igual de vigoroso, con colores vivos y un efecto estereoscópico calcado al de Nintendo 3DS. Es más, con sólo mover nuestra cabeza unos centímetros ya perderemos la visión tridimensional de la pantalla, como ocurría en la anterior máquina.

En nuestro primer contacto con Nintendo 3DS XL tuvimos también ocasión de probar juegos como Mario Kart 7 o Kid Icarus: Uprising, que ganan enteros al visualizarse en una pantalla mayor, muy a pesar de que tenemos que decir que ni gozamos de una mayor resolución (se realizan reescalados simples), ni tampoco se aplica ningún tipo de filtro para disimular los bordes dentados (que se pronuncian más en esta consola). Pero, como se suele decir, la experiencia bien merece la pena, amén de que la resolución nativa de 400x240 pixels parece suficiente para una pantalla de casi 5 pulgadas.

Heroes of Ruin fue el último título que probamos, y en esta ocasión más que nada para apreciar la diferencia de jugar con una pantalla táctil más grande... y se nota. Los botones táctiles, diminutos en algunos juegos, se hacen enormes en Nintendo 3DS XL, y eso es una ventaja jugable muy positiva. Aparte, no podemos olvidarnos de que los videojuegos de Nintendo DS también se beneficiarán de estas pantallas (quedando un pequeño margen negro en la superior, como ocurre en Nintendo 3DS).

Así pues, impresiones globalmente positivas para un producto que, como todo, siempre es mejorable, pero que puede suponer un buen aliciente para introducirse en el mundo estereoscópico portátil de Nintendo. Desde luego, la nueva Nintendo 3DS XL es una máquina robusta, con muy buenas características y gran talla que veremos si consigue ponerse de moda en el mundo del videojuego portátil.

3 comentarios - Nintendo 3DS XL

re_famoo +1
yo con mi gba SP estoy contento
mota_loverock -1
ANTES DE LANZAR LA PRIMERA VERSION YA TIENEN UNA MEJORADA QUE VENDERAN DESPUES ESOS TRUCOS ME PARECEB¡N MUY SUCIOS