El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

The Evil Within - Análisis

Anuncios

The Evil Within - Análisis

Shinji Mikami te dice algo, ¿no? Exacto, el creador de Resident Evil vuelve al terror y nos brinda una gran obra que será capaz de ponernos los pelos de punta. The Evil Within ofrece supervivencia, acción y exploración en una producción con algunos factores algo ásperos, pero que en líneas generales aporta lo que esperamos en términos de duración, angustia y diversión.

info

Es el primer videojuego de Tango Gameworks, sí, pero el equipo dirigido por Shinji Mikami tiene en sus entrañas a auténticos talentos. Así lo demuestra un The Evil Within que nos devuelve a las aventuras de supervivencia de la vieja escuela con un cuidado cóctel de acción y supervivencia donde vamos a morir (y mucho), mientras nos sumergimos en una pesadilla de la que nos va a costar salir con vida. Una montaña rusa que nos muestra no sólo el retorcido universo de la mente de sus creadores, sino que se adentra en lo más oscuro de nuestro interior.

games

La campaña individual es la única oferta jugable de la obra de Tango Gameworks, y se expande durante quince capítulos que tienen como particularidad el que cada uno de ellos obedece a patrones artísticos e incluso a menudo jugables muy diferentes. Algunos se centran en cambiar nuestra forma de desenvolvernos al darnos cierta libertad para movernos por un entorno grande o por fomentar los combates a distancia, mientras que otros pueden hacinarnos en estrechos pasillos o privarnos casi por completo de luz. Como hemos dicho, el punto de partida argumental permite un tour de force creativo a sus responsables, y supone que cada fase es sorprendente y distinta. Los temas no son nada originales: un hospital abandonado, una aldea rural al más puro estilo Resident Evil 4, unas ruinas, una mansión... Pero el conjunto funciona y nos mantiene con mucho interés por saber qué tipo de nivel vamos a ver a continuación. ¿Lo mejor de todo? Que tras unos inicios de gran pobreza, con unos tres primeros capítulos de apertura francamente vergonzantes, va progresando y capturando nuestro interés con pulso de hierro.

Off

Puede que la historia no sea gran cosa, de hecho en ocasiones incluso es algo confusa a pesar de lo exiguo que resulta su hilo conductor, pero logra mantenernos pegados a la pantalla con todos esos recursos y una ambientación sencillamente extraordinaria. Así, si sorteamos esas primeras horas, nos encontramos un juego que gana a cada paso que damos. Como es lógico el hecho de que cada sección sea tan diferente de la anterior hace que el conjunto en algunas ocasiones peque de irregularidad, y que la progresión en términos cualitativos no sea siempre lógica o constante. Pero si bien la mayoría están centrados en el terror, ambientados en estancias lúgubres y con una muy cuidada falta de iluminación que deberemos combatir con nuestra lámpara, otros más puntuales se encuentran más centrados en la acción y la resuelven muy bien olvidándose de todo lo que tiene que ver con tratar de dar miedo con estancias al aire libre y ambientadas a plena luz del día.
Solo ante la Oscuridad

the evil within
Zanjado ya todo lo que tiene que ver con el argumento y la manera en la que está formulada la campaña, nos toca hablar de lo puramente jugable. Si lo hacemos en cuanto a sensaciones, The Evil Within es un título que transmite angustia. Algunas secciones nos lo van a hacer pasar mal de veras, y el juego más que infundir miedo en el usuario lo que nos va a imbuir es un sentimiento constante de inquietud. Lógicamente algunas estancias, las más oscuras y destartaladas, pueden infundir tales sentimientos de perturbación en el jugador que, especialmente si disfruta del programa con cascos, de noche y con la luz apagada, puede pasar algo de terror si es impresionable, pero en líneas generales no es la intención del título. El nuevo trabajo de Mikami no quiere insinuar sino mostrar, y los enfrentamientos con enemigos, que son abundantes, se zanjan como en un shooter puro y duro, sólo que la habitual escasez de pertrechos que caracteriza al género nos obliga a gestionarlo todo con muchísimo cuidado.

The Evil Within - Análisis

Sebastián, el protagonista, no es particularmente ágil y puede darnos algunos disgustos. Es de dominio público que los héroes de los survival horror no están particularmente preparados para la acción, y así en algunos productos de discreta calidad se ha tratado de enmascarar problemas de control y faltas de precisión en el manejo del héroe y de la cámara. The Evil Within tiene algunos de estos problemas en momentos puntuales, donde el no tener en cuenta que nuestro personaje puede no ser siempre igual de exacto en sus movimientos nos delatará en más de una ocasión cuando tratemos de optar por el sigilo. Esto, que llama mucho la atención en las primeras horas de juego, es algo que vamos combatiendo poco a poco según vamos progresando y familiarizándonos con el hecho de que hay que tener en cuenta que los movimientos de Castellanos nunca van a ser tan exactos como deberían... O al menos como nos gustaría.

¿A qué clase de desafíos plantamos cara? Hablar de los enemigos es hacerlo de una amalgama de oponentes ciertamente diversa y donde cada uno tiene sus peculiaridades. No vamos a entrar en muchos detalles, una vez más lo mejor es descubrirlo por uno mismo, pero el bestiario que propone este lanzamiento en términos de diseño es sucio, ilógico, desgarrador y deliciosamente imposible. Hay algunas referencias muy claras a otras creaciones del cine o los videojuegos, pero la mayoría logran tener una gran identidad y un diseño muy particular y bizarro que los hacen muy atractivos. El problema viene de una inteligencia artificial lamentable, que consigue que en ocasiones tengan problemas de navegación con objetos de repetición como vallado u otros mobiliarios, pareciendo algunas veces obstáculos insalvables. El juego combate con habilidad estas deficiencias presentando a menudo a estos oponentes en grandes aglomeraciones o en pasillos donde no hay opción de comprobar su torpeza, pero cuando los combates se desarrollan en grandes espacios es fácil engañarles o abusar de ellos de forma ignominiosa.

info
games

"Las trampas también están ahí y son una constante en nuestra aventura. El juego no tienen piedad con nosotros"

Y es que el combate es parte fundamental del todo que compone esta producción, pero no es lo único. Así pues todo lo que ofrece The Evil Within en lo jugable se divide en varias patas que sustentan una mesa. No todas están igual de bien resueltas, y hay algunas que cojean ligeramente, pero en líneas generales el mueble que se erige sobre ellas es bonito, elegante y efectivo. Uno de los puntos fundamentales es el de una exploración que funciona francamente bien gracias a las poco exóticas pero resultonas elecciones para los distintos decorados, así como a la necesidad de patearlo todo a fondo para dar con ítems que amplíen nuestra generalmente escasa munición. La salud es no regenerativa, así que las inyecciones para aumentarla también son un bien preciado. Las arenas más grandes, por ejemplo una aldea con distintas casas en las que entrar, rinden muy bien en este sentido, y esconden muchos secretos que es un placer ir descubriendo.

Off


Mejorar ante la Adversidad
the evil within

Se enfatizó mucho durante la fase de promoción del videojuego la importancia que tendrían los rompecabezas, y si bien los hay, éstos hacen acto de presencia a cuenta-gotas. Los hay muy sencillos, del tipo de encontrar una llave en el punto A del escenario para regresar al B y con ella abrir una puerta, pero también los hay algo más complejos que incluyen el estudio de una serie de pistas para resolver un acertijo y poder sortear algún tipo de obstáculo con él que suele incluir pulsar el botón adecuado en el momento idóneo para evitar la muerte, o el manejo de alguna maquinaria o mecanismo. Son sencillos, en su mayoría, pero son efectivos a la hora de construir una experiencia variada y dar un respiro a la acción... Que es mucha y trepidante.

Las trampas son también una constante en nuestra aventura. El juego no tiene ninguna piedad con nosotros, y no sólo las sitúa en partes que nos harán la vida imposible, sino que en ocasiones cambian las reglas que ya conocíamos para nuestra sorpresa. El título, si lo deseamos, es bastante difícil, con dos niveles de dificultad disponibles de salida y algunos que se desbloquean al terminar el programa, y las trampas contribuyen a que el desafío sea alto sin que nos sintamos estafados. Bombas que desactivar con un minijuego, cables-explosivos que desarmar... Habrá muchas a las que plantar cara, pero también habrá otras que podremos emplear a nuestro favor para acabar con los enemigos atrayéndolos a un punto determinado y haciéndolos saltar por los aires o ensartándolos en superficies punzantes o flamígeras.

"El juego se prolonga durante quince capítulos que tienen como particularidad el que cada uno de ellos obedece a patrones artísticos e incluso jugables muy diferentes"

Así mismo también es muy interesante destinar nuestro tiempo a construir algunas cosas con las herramientas de fabricación que el juego pone a nuestra disposición. Por ejemplo resulta muy útil invertir las piezas que encontramos a elaborar virotes para nuestra ballesta, que nos permite diferentes utilidades como los que hacen explotar a los rivales o los que los congelan, por mencionar sólo un par de casos. Todo el procedimiento se lleva a cabo de una forma muy cómoda desde un menú radial de inventario, que ralentiza la acción mientras lo estamos utilizando.

Hay jefes finales, por supuesto, y si bien algunos tienen mecánicas específicas para acabar con ellos, otros sencillamente requieren de una buena dosis de cartuchos en su cuerpo. Lo que está claro es que su presencia impone, y será capaz de ponernos los pelos de punta o incluso sacar alguna risita nerviosa de nuestra boca al acabar con nosotros con una salvaje violencia que, en la versión sin censura, son de una truculencia verdaderamente descorazonadora que es tan gráfica y descarnada, que si no fuera porque entronca perfectamente con el espíritu del videojuego parecería incluso fuera de lugar. En absoluto, por lo tanto, puesto que dentro de la fórmula de The Evil Within toda esa casquería encaja, y lo hace perfectamente para construir atmósfera y oprimirnos el corazón a cada muerte que suframos.

The Evil Within - Análisis


infogames

3 comentarios - The Evil Within - Análisis

@VACHY72
alguien lo jugo? que dicen?
@ramanda
acabo de probarlo en PC. Gráficamente es un RE 4 un poquito mas quizas, pero que es horror es horror en serio.
@Martinmaster
Bajé la versión pirata Corepack de 13 GB, se instala sin complicaciones, salvo que al principiio me tiraba error en una .dll y se cerraba la instalación. Lo intenté 3 veces y lo instalé. Audio es inglés subtítulos en español. Tiene barras negras arriba y abajo, es algo a favor, consume menos hard. El juego está bueno, excelente gráficamente.
@Martinmaster
Datos de mi pc:
AMD 955 de 4 núcleos 3.2 velocidad
6 GB me memoria DDR3
Sapphire 6970 de 256 bits 2 GB me memoria gráfica. Pensé que lo movería con caídas de fps, bajé un toque la parte gráfica. Digamos que lo tiro al 90% de la calidad máxima.
@sebo22 +1
hoy estaba viendo en mercado libre la version fisica de ps3. mil pesos la concha de su hermana, que hijos de puta, y la version digital te la dan a 200 300 pesos
@ferj-117
por cosas como esas de aqui a 10 años desaparecera totalmente el mercado fisico de videojuegos
@sebo22
@PrototypePro es una cagada, y despues el gobierno quiere compremos aca, en enero de este me habia comprado the last of us por play-asia y despues de como 6 meses me fui a enterar que el juego habia llegado y vuelto a hong kong y despues pague un servicio de tracking y quedo parado en aduana. 320 pesos me salio cuando aca estaba 600.
@PrototypePro
@sebo22 Una cagada el sistema, mejor esperar a que baje un poco o directamente que te lo garpe alguien y luego se lo vas pagando, en fin todo un tema lo se, @ferj-117 no lo se eso depende si no hubiese ediciones especiales y esas cosas de mas que ponen aunque se agradece (Witcher 3) emm obviamente seria mejor, pero en otro mundo
@marshal1419
Le tengo unas ganas terribles pero a medida que fui viendo gameplays como que dejo de ser una compra obligada para mi .