El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Nefrectomía Radical - Laparoscópica

Hola hace unos días me sometí a una nefrectomía radical - o sea que me quitaron un riñón - , en mi caso el derecho.

La historia comienza así... yo desde los 13 años de edad que comienzo a tener problemas de hipertensión. A todos los médicos que fui solo se les ocurría que era un problema de stress o mala alimentación, y ninguno hizo uso de las herramientas médicas como ser una radiografía o un ultrasonido de abdomen, y verificar que pasaba con mis riñones. Esto nos hace llegar a la conclusión que una gran parte de los médicos en Argentina son muy irresponsables - o sea que estudiaron al pedo - Mi problema de hipertensión lo seguí teniendo a medida que pasaban los años y los médicos que me veían le seguían echando la culpa a la sal, a la leche vacuna y a las hamburguesas...
Con 31 años y algo de dinero como para pagarme una buena obra social, decido ir a un cardiólogo. Como corresponde me ordena un montón de análisis, donde una ecografía renal sorprende al ecógrafo que alarmado se comunica con mi cardiólogo y ahí empieza todo...
Del cardiólogo paso al nefrólogo y del nefrólogo al urólogo, todo esto me lleva varios meses de trámites y turnos. En un principio el urólogo observando una RSM -resonancia magnética - me plantea que es un tumor de riñón y que hay que sacarlo lo antes posible porque estaba muy grande. Yo entendí "hay que sacar el tumor". Me asigna con otro urólogo a cargo de él con el cual preparo todos los pre quirúrgicos y me da el ok para la cirugía con lugar, fecha y hora. Durante esos 15 días a todo el mundo le contaba mi próxima aventura, la de someterme a una cirugía donde me extraerían el malvado tumor y todos seríamos felices. La noche anterior a la cirugía se me da por investigar en internet que era lo que la orden del médico decía... nefrectomía radical... : ( no había dudas, no era sacar el tumor, era sacar el riñón entero. Lo primero que pensé fue que había un error del médico ó que la orden para el quirófano daba lo mismo, pero no... esa noche no dormí y al día siguiente tenía que llamar a la secretaria del médico para que me confirme si realmente era eso que pensaba, ya que en ningún momento hablamos de sacar el riñón... termine internándome sin posibilidad de ubicar al médico y que me explicara algo a mí y a mi familia, estábamos todos muy preocupados. 10 minutos antes de la cirugía se aparece el médico... y me dice " y... si " shock emocional para mí y para toda mi familia!!! Luego de hablar ya sin sentido por el solo hecho de informarse cuando ya era tarde para entender, decidí NO operarme, porque no estaba en sanas condiciones mentales, ni yo ni mis padres ni mi novia... de ahí salimos shockeados caminando por la calle tratando de digerir la mala noticia.

Tengo la suerte de que uno de mis clientes es psiquiatra, y me ayudo mucho a digerir lo que pasaba por mi cabeza. Gracias Guille.

Ya asumido el problema completamente y con ganas de terminar el asunto, me puse a buscar otro urólogo. Encontré un profesional de verdad, un SR. URÓLOGO, en Ramos Mejía, que al principio no entendía como me había sucedido todo lo que le iba contando, pero acepto operarme.

Básicamente en la cirugía (laparoscópica) se procedió a desconectar el riñón completo y sacarlo del cuerpo sin que quede ninguna célula del tumor. El cual lo irán a estudiar luego para ver si era bueno o malo. El tumor tenía casi 7 cm y junto al riñón se pudo sacar haciendo un corte especial con la medida justa.

Para todos aquellos que estén en una situación parecida, les recomiendo la cirugía laparoscópica, es mucho menos destructiva que la cirugía común. Yo fui afortunado al realizarme este tipo de operación y realmente por ahora me siento muy bien - hace 3 días que me opere y ya estoy caminando y puedo ir al baño solito.

Bueno eso es todo, solo quería compartir con la comunidad algunos momentos importantes de mi vida que le pueden ser de utilidad a muchos.

Anuncios

1 comentario - Nefrectomía Radical - Laparoscópica