El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La Seducción también se aprende.

NOTA DEL SUPLEMENTO SI! DE CLARIN, 12 DE FEBRERO DE 2010
http://edant.si.clarin.com/2010/02/12/home/02138258.html
http://www.levantart.com.ar/home.php

"ATRACCION SIN LIMITES"

El escrito y el práctico


Siguiendo el manual de LevantArt, una agencia que da "clases de levante", decidimos aplicar en el duro cemento todo lo aprendido. Y así nos fue...
Por: Pablo Raimondi


Opener", "agente venusino", "falsos limitadores temporales" son algunos términos que jamás relacionarías con el chamuyo urbano. En la jerga del levante, una escuela de seducción impone estas definiciones para que en el verano implacable se caliente algo más que el asfalto. Desde el 2008, la escuela de seducción LevantArt (www. levantart.com.ar) dicta el curso Atracción sin límites donde ya se anotaron más de 400 aspirantes. "Son ocho clases teóricas a lo largo de dos meses. Y a esto se suma una salida por semana a un boliche donde el coach asesora a los alumnos", explica Martín Herrera, su director. Según el experto, "superar el miedo a la aproximación" o "medir a aquellos que con unos tragos de más hacen cualquiera" son los desafíos a superar en el curso, que cuesta 350 pesos. "La semana pasada fuimos a Mar del Plata con 15 alumnos. Pasaron los mejores siete días de sus vidas", se ufana Herrera de la efectividad de lo que vende.

Pero los tiempos del Sí! no pueden esperar: vimos un DVD que dura unas seis horas con el curso completo donde los trainers del levante dan pautas. Y uno de los cronistas más intrépidos de esta redacción decidió poner el cuerpo. ¡El periodismo es un sacerdocio! La zona de fuego elegida fue la fiesta Invasión (Niceto Club). Mucho look retro '50, turistas y dos bandas en vivo presagiaban una noche difícil. El cronista del Si! (no quien suscribe) estaba algo desconcertado por el ambiente friendly general pero no se amedrentó. Este fue un resumen de su periplo, que tuvo lugar entre las 2 y las 5 AM.

Approach extranjero. Para romper el hielo, nuestro acorazado de Once irrumpió en aguas finlandesas. Dos rubias del país nórdico veían de coté la actuación de Los Colmillos. "Vinimos a ver la banda", ignoran las blondas al enviado en un rústico español. 0 a 1.

Contra el aburrimiento. No bajar los brazos, ser optimista y no victimizarse. Al borde de la pista, una petisa de rulos veía cómo su amiga charlaba con un flaco. "Me parece que está aburrida", fue la intuición para que el manual haga el resto. "Cuando se aleja del grupo me la cruzo en diagonal y le digo 'estás muy aburrida'. Dibujo una sonrisa y de ahí nos ponemos a hablar de lo feo que es ser el tercero en discordia". Tras casi 15 minutos de charla su rostro se ilumina por la pantallita del teléfono. Luego de sacar y guardar el celu sin exito, el cronista juega al misterio generando interés. "Lástima que no tengo cómo ubicarte", dice él, a lo que la dama retruca: "¿Y qué vas a hacer? ¿Señales de humo? Anotá mi teléfono". Siguieron hablando y en un momento... ¡contact! Pero nuestro enviado mostró indiferencia. "Hice que no me daba cuenta, respetando a rajatabla el video del curso", asegura esta fuente reservada. Y a los pocos días se encontraron... pero ésa es otra historia.

Dos en uno, matador. A las 5 de la mañana dos chicas están acodadas a la barra esperando un drink. "¿Qué trago me recomendarían?", preguntó un ya entonado cronista. "Un wiscola", responden ellas.

Sí!: -Eso no es un trago. Díganme algo más jugado.

Ellas: -Margarita frozen.

Sí!: -Suena medio amanerado, pero bué. Quédense acá. ¡Si no me gusta se hacen cargo!

La confianza en uno y poder manejar los tiempos (objetivo que priman en el video de LevantArt) son claves para que siga la charla. Pide el trago y vuelve sobre sus pasos. "Está rico, aunque un poco dulce", dice. "Hablamos del trago preferido de cada uno. Hablamos de laburo, estudio, etc. Les dije que me tenía que ir y les pedí e-mails", confiesa el enviado que, como seductor nato, gana celulares pero... "como estaba un tanto borracho, terminé anotando cualquier número".

http://edant.si.clarin.com/2010/02/12/home/02138258.html

LevantArt, Escuela de Seducción.
http://www.levantart.com.ar/home.php

Anuncios

0 comentarios - La Seducción también se aprende.