El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Bebes estreñidos

Anuncios

Bebes Estreñidos
Generalmente los bebés alimentados con leche materna pueden evacuar luego de alimentarse debido a que la leche materna es de fácil digestión, adicionalmente no sufren de cólicos y gases. Sus deposiciones generalmente son suaves, amarillentas y de un olor menos fétido que los bebés alimentados con leche de formula, son raros los casos de bebés alimentados con leche materna que sean estreñidos.
Los bebés alimentados con leche de fórmula suelen hacerlo en un rango que va desde 3 veces al día hasta cada 3 días, y tienen más incidencia a sufrir de cólicos y gases, siendo sus deposiciones pastosas, oscuras y de olor fétido.
No evacuar todos los días no es síntoma de estreñimiento, tampoco el hacer esfuerzo para evacuar. El estreñimiento tiene las siguientes características:
• Es una evacuación dura, seca y dolorosa que muchas veces va acompañada de llanto
• Cuesta mucho esfuerzo
• El bebé tiene malestar estomacal que se calma luego de evacuar
• Hay sangre en las heces
• Si hay una pequeña cantidad de heces líquida. Esta evacuación líquida pasa alrededor de las heces endurecidas que están atascadas
Dependiendo de cada niño, algunos tienden a ser más estreñidos que otros, pero los bebés alimentados con fórmula tienen más tendencia a serlo debido a que las leches maternizadas (fórmula) contienen alto contenido de calcio que genera que las heces se endurezcan.
LO QUE NO DEBE HACER
• No es recomendable darle laxantes, supositorios o enemas a menos que los prescriba el pediatra, ni estimular el recto porque el bebé podría acostumbrarse y dejaría de surtir efecto
• No darle la leche diluida con agua
• No reduzca la cantidad de tomas de leche.
• No le de miel de abejas
ALGUNOS CONSEJOS PARA COMBATIR EL ESTREÑIMIENTO
Darle agua, sobretodo a los bebés alimentados con leche maternizada o de fórmula. Cuando los niños comienzan a comer sólidos se tiende a regular el tránsito intestinal debido a la ingesta de frutas y verduras que aportan gran cantidad de fibras.
Bebés de 0 a 3 meses:
• 1 a 2 onzas de agua o manzanilla 3 a 4 veces al día
• Darle de preferencia leche materna
• Agregar una cucharita de miel de maíz (no de abejas) por cada 3 onzas de leche
• Fomentar la actividad física del bebé, moverle las piernas, dejarlo que se mueva libremente
• Masajear la barriga del bebé realizando movimientos circulares en el sentido de las manecillas del reloj, levantarle las piernas y flexionarlas hasta llegar a su abdomen
Bebés de 4 a 12 meses
• ½ cucharada a 3 cucharadas de compota de ciruela pasas o de guindones
• 1 a 2 onzas de agua o manzanilla 3 a 4 veces al día
• 2 a 4 onzas de jugo de manzana, pasas o granadilla 1 a 2 veces al día
• Agregar una cucharita (5ml.) de miel de maíz (no de abejas) por cada 3 onzas de leche
• Agregar a la leche néctar de ciruela pasa o guindones, 1 onza por cada 3 onzas de leche
• Fomentar la actividad física del bebé, moverle las piernas, dejarlo que se mueva libremente
• Masajear la barriga del bebé realizando movimientos circulares en el sentido de las manecillas del reloj, levantarle las piernas y flexionarlas hasta llegar a su abdomen
• La dieta debe contener alimentos ricos en fibra: verduras, frutas, cereales, leguminosas (menestras)
Te damos algunos consejos prácticos para evitar el problema del estreñimiento o para resolverlo si ya se ha presentado:
• Seguir el tiempo que sea posible con la lactancia materna que, entre otras ventajas, contribuye a mantener las heces blandas.
• Añadir malta a la leche o al yogur puede servir de ayuda a niños más mayorcitos.
• Otra sustancia útil es la lactulosa, un azúcar complejo que puede añadirse a los alimentos que el niño consume de forma habitual.
• Enriquecer la dieta del niño con fruta y verdura, alimentos ricos en fibras, que favorecen el tránsito intestinal, especialmente las ciruelas. La fibra hincha las heces, que adquieren mayor volumen, permitiendo un tránsito intestinal más rápido y sin problemas.
Los papás, preocupados por los esfuerzos que ha de hacer el bebé, intentan ayudarle recurriendo a diversos sistemas, como los enemas o supositorios, así como laxantes de distintos tipos. Estos métodos no son muy aconsejables por tres razones:
• Inducen a expeler las heces endurecidas contenidas en el colon de una forma demasiado brusca y dolorosa. Como consecuencia, el niño tiende a retener cada vez más las heces.
• Pueden causar hábito, impidiendo que el organismo, acostumbrado a "funcionar" tan sólo si se le estimula, encuentre su ritmo natural.
• Pueden tener contraindicaciones y efectos secundarios, como todos los fármacos.

4 comentarios - Bebes estreñidos

@nicko0867 +1
+5 para vos i grax soy padre .. aprendiendo,,,