El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Aumentar la esperanza de vida. El ultimo secreto.

Anuncios

En la actualidad la esperanza de vida del varón es de 73 años (cinco años más para la mujer). Esta longevidad puede fracasar o superarse, depende de su estilo de vida. Le daremos el secreto para trasponerla.



La idea de lo que significa ‘buena salud’ ha cambiado mucho con el tiempo, tanto que ha tenido que adoptarse un vocable más apropiado para definir esa condición; la palabra es: ‘bienestar’.

El bienestar no implica solamente ausencia de enfermedad, es una forma de vida que pone énfasis en llevar una alimentación saludable, hacer del ejercicio parte importante de la existencia y cultivar un estado consciente de hacerse cargo de todos los eventos que tienen que ver con la ‘salud integral’.

Bienestar no significa someterse a las dietas de moda, ni medicarse con hierbas o curarse con remedios naturales; tampoco es un sustituto de ‘cuidado médico’.

Bienestar implica hacer uso de los recursos disponibles en su entorno para cuidar de su cuerpo y de su salud mental.

La premisa del bienestar es procurar una vida larga, sana,vigorosa, lúcida y productiva. Todo lo que se requiere es el deseo de hacerlo… y la información adecuada, que es lo que le proporcionaremos en este artículo.

Las sugerencias que aparecen a continuación le darán la pauta que le permitirán establecer su propio programa de salud para vivir más y mejor.

Su alimento

Lo que usted come tiene mucho que ver con su salud integral, y la mejor forma de fortalecer su cuerpo es convertirse en semivegetariano ya que los alimentos de mayor diversidad nutritiva, ricos en vitaminas, minerales y fibras, son los de origen vegetal, que además tienen otra ventaja: su precio es muy accesible, y si usted los diversifica puede alejar muchos de los padecimientos que interfieren con la longevidad.

Esto significa que usted debe comer más vegetales y moderar el consumo de carnes, con todos los beneficios que derivan de ello: menos riesgos de afecciones cardiacas,menos cáncer y diabetes, menos colesterol en la sangre, niveles normales de presión sanguínea, adecuado peso corporal, menos estreñimiento y menos problemas digestivos.

No se conforme con los productos vegetales de consumo rutinario, sondee todo el espectro disponible en su entorno, y no piense en estos alimentos como si se tratara de un solo grupo; los vegetales se pueden visualizar en cuatro grandes apartados: granos, frutas, verduras y tubérculos. Es importante que en su alimentación no incluya siempre los mismos productos sino que los diversifique al máximo.

A fin de que conozca todas las opciones disponibles le daremos un listado lo más amplia posible de los renglones disponibles en cada uno de los grupos. Pero antes de ello es necesario precisar lo siguiente:

Los vegetales no contienen colesterol, este ingrediente se encuentra solamente en los productos de origen animal.

Los vegetales constituyen la mejor fuente de vitaminas y minerales.

Son ricos en fibra, un material inerte —no se desintegra— que ayuda a balancear los efectos de todo lo que se ingiere y contribuye al funcionamiento adecuado de todo el organismo.

Veamos los cuatro grupos vegetales.

Los granos

Los granos son ricos en proteínas, minerales y almidones. Hay dos clases de granos: cerealeros y leguminosos. En nuestro entorno los cereales son esencialmente cuatro: arroz, maíz, trigo y avena (disponga de por lo menos una receta para cada uno de ellos).

Luego están los granos leguminosos, particularmente ricos en proteínas; son la ‘carne vegetal” de la Naturaleza. Aquí se incluyen todos los tipos de frijol: rojo, pinto, negro, bayo y blanco, y además las lentejas, alubias, habas, chícharos, guisantes, garbanzos y soya.

Todos los granos —cerealeros o leguminosos— son también ricos en calcio, fósforo, hierro, potasio, sodio y magnesio, vitales para la buena nutrición. Varíe el consumo de cereales y leguminosas. Si lo hace diversificará el tipo de nutriente que se ingiere.

Lasverduras

Hay cinco clases de verduras: las de hoja, las de fruto, las de flor, de tallo y de raíz. Le daremos un pequeño listado, pero usted puede ampliar en gran medida este arsenal.

De hoja: lechuga, repollo, col de Bruselas, col morada, cilantro, acelga, espinaca, perejil, yerbabuena, nopal, verdolaga.

De fruto: todos los tipos de tomate (jitomate bola, fresadilla, tomatillo, cherry, guaje); calabaza, calabacita; todos los chiles (piquín, serrano, jalapeño, poblano); chayote, berenjena, ejote, elote, pepino.

De flor: coliflor, brócoli, calabaza, alcachofa, palma, cabuche.

De tallo: apio, espárrago, poro, champiñones, huitlacoche.

De raíz: betabel, todos los tipos de cebolla ajo, zanahoria, rábano, nabo.

Las verduras son ricas en vitaminas y minerales. Varíelas para obtener el máximo beneficio.

Las frutas

Estos productos son ricos en azúcares del tipo monosacárido, que son los carbohidratos más simples del reino vegetal y los de más fácil aceptación por el organismo. Al igual que las verduras, la variedad de frutas es enorme. Las podemos clasificar en cuatro grupos: de jugo, de pulpa, secas y de endospermo.

De jugo: limón, naranja, uva, arándano.

De pulpa: (ideales para hacer licuados): plátano, mango, papaya, fresa, guanábana, piña, melón, tamarindo.

Secas: nueces, dátiles, pasas, ciruelas.

De endospermo: (ideales para consumo directo): manzana, pera, durazno, chabacano, sandía, higo, guayaba, kiwi, jícama, zapote, chirimoya.

Dos precisiones: (1) el aguacate es ideal para acompañar a muchos platillos; (2) la papaya es la fruta más rica en proteína de todas las domesticadas por el hombre.

Lostubérculos

Los más conocidos en la región son la papa común, la papa Galeana (papa chica o papita güera) y el camote. Estos productos son ricos en carbohidratos del tipo polisacárido (almidones). Los azúcares de las frutas y los almidones de los tubérculos constituyen la más importante fuente de energía del organismo (la grasa también es una fuente de energía, pero muchos tejidos del cuerpo (por ejemplo, las células del sistema nervioso y los glóbulos rojos) no pueden usar la grasa como combustible, en cambio sí emplean a los azúcares y almidones).

Finalmente, aún a riesgo de parecer demasiado reiterativos, hay que insistir en que la clave de la nutrición para la salud se encuentra en diversificar al máximo el consumo de granos, frutas, verduras y tubérculos. Este es el secreto de la buena alimentación.

Anuncios

2 comentarios - Aumentar la esperanza de vida. El ultimo secreto.

@pi23
y Matusalen de la bibilia vivio casi mil años a ver si el hombre hoy en dia al menos alcanza los 200 años