El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Tips para mejorar tu relación de pareja

Anuncios

10 consejos para mejorar tu relación de pareja

1. Cada día en plan de conquista
Dar por hecho que ya se ganó la partida y que no hay que hacer nada más para conquistar al otro, es el primer paso para el deterioro de la relación. Recordar las estrategias más útiles al comienzo de la relación y aplicarlas, así como nuevas acciones basadas en el conocimiento que se tiene de la pareja, mantendrán la chispa y la emoción y evitan que el otro o uno mismo se convierta en algo tan obvio como el sofá de la sala.

2. Tener una vida propia
Cuando todas las experiencias que se tienen se viven en pareja, llega un punto en que no hay nada nuevo de qué hablar. Tener amigos propios, intereses individuales, actividades independientes de la pareja, es conveniente tanto para la persona como para la relación: oxigena, da temas de conversación, propicia nuevas actividades, nuevos amigos, en resumen, enriquecen la cotidianidad.

3. Modificar rutinas
Las rutinas prevalecen porque son cómodas, pero se pueden volver automáticas y por lo tanto pierden la emoción. Romperlas es más fácil de lo que se cree. Es darle espacio a la espontaneidad, atreverse a hacer propuestas fuera de lo común y cambiar la comodidad por la acción. Por ejemplo, aprovechar un día soleado en la semana y encontrarse en algún lugar de la ciudad después del trabajo para conversar mientras cae la noche.

4. Interesarse por lo que hace el otro
Los hobbies, gustos, intereses y el conocimiento del otro, pueden aportarle mucho al universo propio. Siempre habrá un ángulo de lo que el otro hace, que puede generar curiosidad en la pareja. No es decir simplemente “no me gusta el fútbol” sino intentar comprender por qué le gusta al otro. Con esta actitud se vencen prejuicios y se amplían horizontes. Además, se crean espacios para compartir.

5. Tener momentos exclusivos para compartir entre dos
Cuando hay niños de por medio, es poco el espacio que se tiene para compartir en pareja. Los abuelos, los tíos, la familia en general, pueden ser de gran ayuda para tener algunos momentos a solas. También en la vida cotidiana se pueden reservar algunos espacios para vivir en pareja: cuando ya se han acostado los niños o temprano, antes de que se levanten. El hecho es nunca olvidar que el otro, fuera de ser “el papá o la mamá de mis hijos, es mi pareja”.

6. Una buena relación sexual
En la sexualidad influyen la biología, pero también la psicología de ambos. El estrés y el cansancio diarios no son los mejores acompañantes para una relación. La risa, por el contrario, distensiona y permite un acercamiento más tranquilo. Buscar o crear ambientes adecuados (también emocionales) y evitar los encuentros “automáticos” son buenas formas de mantener una relación dinámica y emocionante. Preparar la comida juntos, sin prisa y anunciándolo de antemano de manera que ambos estén en la misma tónica, es una buena manera de disponerse para el sexo.

7. Ser siempre un reto
Dice Eduardo Punset, científico español, que uno de los factores fundamentales del Homo sapiens para ser feliz es tener un reto, algo que se tenga que lograr. Aquello que se cree ya conseguido, pierde interés. El concepto de incondicionalidad en la pareja es peligroso y promueve actitudes y acciones irresponsables: “Estarás ahí, haga lo que haga”. Cuando ambas personas tienen claro que tienen que “ganarse” día a día al otro, aportan lo mejor de sí y hacen su mayor esfuerzo para que la relación continúe.

8. Hacer de las caricias una novedad
En las caricias convive lo instintivo y lo racional. La ternura, la solidaridad, el apoyo, son sentimientos que se expresan muchas veces con mayor claridad y contundencia con un abrazo o un apretón, que con palabras. Las caricias tienen un efecto terapéutico, disminuyen el estrés, relajan y crean un vínculo irremplazable. Su efecto positivo es tanto para quien las da como para quien las recibe. Se puede acariciar con las puntas de los dedos o con la mano entera, con el dorso o con un simple juego de dedos. Son cientos las formas para explorar y expresarle sentimientos al otro.

9. Ser compinches
Antes que ser pareja, es importante que ambos sean amigos. La vida no puede convertirse sólo en obligaciones y responsabilidades. Se está construyendo una vida y un futuro en común, pero también se necesitan espacios de distensión, de ocio, de diversión y picardía. Ser compinches de pequeñas locuras, crea un vínculo fortísimo y gratificante.

10. Evitar ser el “típico” en cualquier cosa
Liberarse de los estereotipos o evitar caer en ellos es una forma de mantener la “identidad”. Cada cual construye su día y su vida a su manera. Es fácil hacerlo según las recetas prehechas de la sociedad (la señora cantaletosa, el señor malhumorado e indiferente frente a lo doméstico…), pero es más enriquecedor y gratificante hacerlo según la fórmula propia.

Cómo tener una buena relación de pareja

1.Acepta sus costumbres.

Debes reconocer que eres un ser individual, que tienes tus propias manías, forma de ser, distinta educación y diferentes gustos. Lo mismo pasa con tu pareja, ambos quieren compartir todo pero vienen de dos mundos diferentes.
Se deben aceptar tal y como son, sin pensar que algún día llegarán a cambiar al otro.
Las características de cada persona se acentúan con el tiempo, así que es mejor conocerse y aceptarse que pretender cambiarse.

2.Sé abierto y aprende.

Al vivir una relación de pareja descubrirás muchos aspectos de ti mismo que realmente no conocías. No solo hallarás nuevas características de tu ser sino que también te encontrarás con información valiosa acerca de cómo es tu pareja. Observa con atención y aprende cuáles son los aspectos que necesitan mejorar, cómo podrías relacionarte mejor, cuándo tirar y cuándo ceder para que todo funcione.

3.Toma las decisiones.

Tú y tu pareja deben tener claro que es muy importante la privacidad y no dejar que otros se entrometan en su relación de pareja. Muchas veces la familia, en su afán por ayudar, terminan tomando decisiones en tu pareja que seguramente ninguno de los dos habían considerado.
No entres en conflicto con la familia, no tiene nada de malo que opinen o quieran interceder de alguna manera, lo importante es que cuando estés a solas con tu pareja mantengan un buen diálogo y tomen las decisiones que más les conviene.
Toma las ideas que te parezcan buenas, analízalas con tu pareja y descártalas si no te convencen después de todo.
Es aconsejable que mantengan los asuntos de pareja en privado.

4.Comparte

En una buena relación de pareja es preciso que se compartan las cosas que influyen de manera directa en la pareja, incluyendo problemas y dificultades. Mientras más compartan menor será la carga para ambos.

5.Resuelve los inconvenientes.

La pareja debe ser capaz de resurgir después de haber pasado una etapa difícil o acontecimiento traumático. Deben enfrentarse a los problemas lo antes posible.
Si se hacen cargo de los imprevistos rápidamente, estos también se desvanecerán con la misma rapidez.
Es importante resolver los conflictos de manera conjunta para que luego no haya cabida a recriminaciones ni lamentos.

6.Vive el presente.

No sirve de nada repasar una y otra vez los acontecimientos del pasado. Para lograr una relación sana, debes concentrarte en elpresente y tratar de solucionar los problemas que tienen en la actualidad (si es que los tuvieran).
La queja constante sobre hechos pasados produce que tu pareja se sienta abrumada, agotada y que no se interese por lo que estás expresando.

7.Ten una comunicación fluida.

Como en todo tipo de relaciones, la comunicación cumple un papel fundamental para mantenerla saludable. Deben ser capaces de comunicarse abiertamente y decirse las cosas que les agradan y las que no.
Si estás enfadado por algún motivo es mejor que se lo digas y le expliques qué es lo que te hace enfadar, antes que dejar que tu pareja se imagine cuál es la causa de tu enojo. Puede que no acierte con la causa del problema, que piense cosas que no son y se termina empeorando la situación.
Aborda tus inquietudes con tranquilidad, el diálogo exasperado te llevará a una discusión más que a un diálogo abierto.
La comunicación afianzará tu pareja, se sentirán más compenetrados y aumentará la complicidad entre ambos.

8.Mantén tu individualidad.

Es importante que compartan cosas en pareja, pero con límites. Estos límites están impuestos por el simple hecho de que cada uno es un ser individual, que tiene diferentes necesidades. Deben ser capaces de darse su espacio y la libertad necesaria para realizarse como seres individuales.
Salir a tomar un café con un amigo o practicar un deporte con otras personas no es señal de que la relación va mal, por el contrario, solo muestra que cada uno debe tener su espacio personal, donde desarrollarse más allá que como pareja.

9.Comparte tiempo con tu pareja.

Es necesario mantener tu individualidad, pero también debes dedicar tiempo a la persona que amas. Dedícate a realizar actividades juntos, compartan sus gustos, sus costumbres, todo lo que ayude a compenetrarse cada vez más.

10.Ten confianza en tu pareja.

A medida que la relación va avanzando, podrás construir las bases para confiar plenamente en tu pareja. Cuando desconfías o tienes celos desmedidos, lo único que haces es desgastar la relación y crear conflictos constantemente. Es difícil confiar de buenas a primeras, pero ello se va construyendo a medida que se va conociendo a la persona. La confianza en una pareja es importante, pues es uno de los pilares para que todo marche por buen camino.

11.Respeta a tu pareja.

El respeto abarca muchos aspectos y es fundamental para llevar una relación sana. No puedes exigir que te respeten si tú no estás dispuesto a respetar. Las agresiones solo generan resentimiento, el cual corroe el amor verdadero.

12.Escucha a tu pareja.

No dejes de prestar atención a lo que tu pareja te dice. Muchas veces la rutina, el cansancio, el trabajo o la familia influyen para que te aburras rápidamente de escuchar a tu pareja, incluso más cuando se torna repetitiva. Recuerda que tú eres su cable a tierra, así como lo es tu pareja para ti. El escuchar es un simple acto de gran ayuda.

13.Conoce tus necesidades.

A menudo sucede que tu pareja no te da lo que necesitas o lo que estás buscando en otra persona. Puede ser que tú prefieras una relación más libre, o que la otra persona esté pendiente de ti, o que tengan grupos de amigos diferentes. Las posibilidades son infinitas, pero si no se las comunicas a tu pareja puede que nunca las consigas.
Ten en claro qué es lo que quieres para que lo puedas expresar.
Averigua qué es lo que tu pareja necesita de ti para que puedas cubrir sus propias necesidades.
Mantén expectativas razonables, tienen que ser posibles de lograr o nunca tendrás una buena relación porque nunca alcanzarás lo que deseas.

6 tips extras para lograr una buena relación de pareja


1. Investiga: Si las acciones de tu pareja te dañan o te afectan directamente, primero indaga lo que realmente sucedió, al hacer preguntas neutrales y respetuosas. Esto te ayudará a descubrir una buena razón para entender la situación y perdonar.

2. Quéjate de una forma positiva: Es recomendable reclamar lo que quieres, es decir, si tu pareja se la pasa conviviendo con sus amigos, puedes comentarle que te gustaría pasar más tiempo con él.

3. Deja de decir “lo que quieras”: En muchas ocasiones, las personas suelen decir esta frase para evitar una pelea o discusión; sin embargo, es más sano expresar tu malestar o tus ideas, para evitar resentimientos. Además, dejar las decisiones para una sola persona puede resultar estresante. Compartan las opiniones y logren soluciones en conjunto

4. Creen acuerdos: Si tu pareja hace algo que te afecta o te molesta, como realizar gastos innecesarios o haga planes donde no pida tu opinión, platiquen y lleguen a acuerdos para solucionar la situación.

5. Demuestra tu cariño e interés: La falta de afecto puede fracturar la relación. Trata de demostrarle a tu pareja lo mucho que la quieres, ya sea con palabras o con acciones. También pregunta cómo le va durante el día y dale ánimos, con el objetivo de expresar tu preocupación por ella..

6. La clave para ser feliz en pareja es tener una buena comunicación, así como respetar los espacios y sentimientos de tu compañero. Además, acompaña estos consejos con una dosis de reconocimiento, donde puedas expresar lo orgulloso que te sientes de compartir tu vida con esa persona.

10 Hábitos De Las Parejas Felices.

1. Van a la cama al mismo tiempo

Según Goulston, las parejas felices suelen resistir a la tentación de ir a acostarse en diferentes momentos. “Van a la cama al mismo tiempo, incluso si uno de los dos se levanta luego para hacer cosas mientras su pareja duerme”, dice, añadiendo que “cuando tocan su piel aún sienten un pequeño hormigueo, a menos que uno o ambos estén tan agotados como para sentirse sexualmente excitados”.

2. Cultivan intereses comunes

Cuando la pasión baja sus niveles, es común que las parejas se den cuenta que tienen pocos intereses en común. Por ello, no hay que restarle importancia a las actividades que pueden desarrollar y disfrutar en conjunto, dice el experto. “Si los intereses comunes no están presentes, las parejas felices los desarrollan”, señala, recomendando también tener actividades por separado, para que la relación no se vuelva demasiado dependiente.

3. Caminan de la mano o van uno al lado del otro

En lugar de que uno de los dos se vaya quedando atrás porque camina más lento o se detiene a ver algo, Goulston recomienda andar cómodamente al lado de la pareja, y mejor aún si se toman la mano. Si uno quiere parar a observar alguna cosa, es mejor hacerlo juntos, o se pierde el sentido de compañía.

4. Confían y perdonan

En los desacuerdos o discusiones rutinarias que no llegan a resolución, las parejas felices no se desgastan, se perdonan mutuamente y confían el uno en el otro, en lugar de guardar rencor y mantenerse de mala gana en la relación.

5. Se centran más en lo que su pareja hace bien que en lo que hace mal

Si comienzas a buscar cosas malas en tu pareja, siempre encontrarás algo. Si haces lo contrario, es decir, buscas lo bueno, también hallarás cosas. “Todo depende de lo que quieres buscar. Las parejas felices acentúan lo positivo”, dice el experto.

6. Se abrazan al reencontrarse después del trabajo o actividades

“Nuestra piel tiene una memoria de “buenas caricias” (amor), “malas caricias” (abuso) y “sin caricias” (descuido). Las parejas que se saludan con un abrazo mantienen su piel bañada por “buenas caricias”, afirma Mark.

7. Dicen “te amo” y “que tengas un buen día” todas las mañanas

Es una manera de cultivar la paciencia y la tolerancia, pues es una buena forma de empezar un día que depara problemas, dificultades y otras molestias que podrían darse en el trabajo.

8. Dicen “Buenas noches” cada noche, independientemente de cómo se sientan

"Esto le dice a tu pareja que, sin importar lo mal que estás con él o ella, aún quieres estar en la relación. Dice que lo que tú y tu pareja tienen es más grande que cualquier incidente perturbador”, explica el psiquiatra.

9. Llaman o envían un pequeño mensaje a su pareja durante el día

Llamar o enviar un pequeño mensaje preguntando como va el día del otro, es un hábito de las parejas felices, dice Goulston. Ayuda a mantener la complicidad y conexión aún cuando no se ven, y permite estar más en sintonía cuando se ven después del trabajo. Puedes saber si tu pareja está teniendo un día horrible o tuvo un gran logro que pueden compartir cuando se reencuentren.

10. Se sienten orgullosos de estar con su pareja

A las parejas felices les gustan verse juntos y cuando están en público suelen darse la mano, apoyar su mano sobre el hombro, espalda o rodilla del otro, etc. Muestran la conexión que existe entre ellos, a veces sin darse cuenta.

8 Pecados que debes evitar en tu relación

Pecado 1: No hablar sobre lo que les disgusta

El primero de los ocho "pecados" de la relación de pareja es cubrir los enojos bajo la alfombra.
"Muchas cuestiones se ven ignoradas, pasadas por alto o enterradas por el ajetreo diario del trabajo, la difícil crianza de los niños que no deja tiempo para la conversación o porque un cónyuge teme a la confrontación", señala Kaiser.
"Sin embargo, hacer a un lado los problemas sólo provoca que se acumule un gran montón de ellos... y con eso se tropezará más tarde. Sólo podrás sacarle la vuelta a ese crítico montón durante un tiempo, porque en algún momento uno de ustedes o ambos explotará".
Ella aconseja a las parejas que cuando no dejan de darle vueltas a algo sobre su relación o cónyuge y les molesta, evalúen si es importante o no. Si es un asunto pequeño, hay que dejarlo o desahogarse con alguien.
"Si es importante, hay que encontrar tiempo para abordarlo de inmediato y de una manera tranquila. No hay que esperar a que finalmente exploten los meses o años de ira reprimida. Hay que lidiar con el conflicto cuando éste se presente", recomienda.

Pecado 2: No escuchar al otro

Una queja muy común que escuchan los especialistas cuando atienden a parejas es que su cónyuge no los escucha.
Hay que remontarse a cuando eran novios: ¿Recuerdas cuando cada palabra que salía de la boca de tu novio(a) era fascinante? ¿Te acuerdas cómo te morías de ganas de que llamara para escuchar lo que pensaba sobre cualquier cosa?
¿Estás distraído por la casa, los niños o el trabajo?
¿Ya te aburrió escuchar a tu pareja quejarse eternamente sobre el trabajo sin hacer nada al respecto y te desconectas?
Una vez que comprendan por qué uno o el otro ya no escucha, se puede hurgar en problemas más profundos.
Sin embargo, cualquier problemática será casi imposible de arreglar a menos que ambas partes pongan atención.

Pecado 3: Mantener expectativas poco razonables

Las expectativas poco razonables son exactamente eso, poco razonables. Y pueden presentarse en casi cualquier punto en una relación.
Muchos hombres y mujeres las tienen sobre la institución del matrimonio, y rápidamente se desilusionan del cónyuge una vez que están casados.
Eso va doble en lo referente a la crianza de los hijos, cuando la falta de sueño, el estrés y la presión económica causan conflictos en casi todas las parejas del mundo.
La lista de áreas donde la gente tiene expectativas poco realistas es interminable: cómo debería lucir su pareja, el empleo que debería tener, cuánto dinero debería de ganar y así sucesivamente.
Cuando hablo con las parejas, animo a cada persona a que me diga lo que quiere o espera en ciertas áreas de conflicto que están especialmente caldeadas; entonces podemos examinar si las expectativas son razonables o no, o incluso si son posibles de lograr.

Pecado 4: Culpar al otro

Negarse a aceptar su parte en el deterioro de cualquier relación, generalmente se manifiesta a través de echar la culpa o señalar con el dedo.
Muy pocas personas disfrutan disculparse y admitir que podrían haber hecho diferente las cosas.
Sin embargo, para algunas personas extremadamente defensivas, eso no sólo es difícil, es imposible.
Por alguna razón (su infancia, una relación anterior donde se sintieron impotentes o el orgullo) algunos hombres y mujeres simplemente no pueden admitir que quizá han contribuido a los problemas en la relación.
Todo la voltean: "¡él fue el que empezó!", "¡yo no actué mal, fue ella la que falló!"... Llevan siempre la cuenta de las fallas del otro y, obviamente, la culpa nunca es de ellos.
En estos casos hay que tratar de demostrarle al cónyuge hipervigilante que se trata de salvar la relación, no de llevar la cuenta, y que nadie es perfecto ni necesita serlo.

Pecado 5: Vivir en el pasado

Hay que hablar de lo que está ocurriendo ahora.
Sacar a relucir los asuntos o problemas del pasado -una sola vez- puede ser útil para establecer un historial de la relación.
Quejarse una y otra vez de los acontecimientos del pasado sólo diluye el problema actual, lo que deja a la otra persona cansada, abrumada y dispuesta a dejar de prestar atención a la queja actual.

Pecado 6: Faltarse al respeto

Un estudio premarital muy popular hace años mostró de manera concluyente que faltarse el respeto destruye la relación de pareja.
La mayoría de las relaciones que veo que terminan en un rompimiento tienen este elemento.
Se pueden aprender estrategias para una comunicación mejor y más dinámica, pero la verdadera pregunta es: ¿por qué casarse con alguien a quien no se va a respetar?
Se pueden utilizar herramientas o aprender nuevas técnicas para incrementar el nivel de respeto con su cónyuge. Trata a tu pareja como a ti te gusta ser tratado y mantén sus sentimientos y pensamientos en alta estima.

Pecado 7: Tener desconfianza

Los cimientos para toda relación sólida se basan en la confianza. En las relaciones de pareja, no hay nada como la honestidad.
Eso significa ser sincero respecto a lo que piensa, lo que siente y lo que hace.
Lamentablemente, algunos crecimos en hogares donde la confianza entre los padres estaba fracturada y esta historia de la infancia puede llevarnos a un camino similar en la relación de pareja.

Pecado 8: Ser egoísta

Si necesitas que el mundo gire en torno tuyo, entonces quizá debas vivir solo y salir con la mayor cantidad de personas que puedas o contratar a un equipo de personas para atender todas tus necesidades.
Las relaciones tienen que ver con dar y recibir. Deberías querer que tu cónyuge esté tan feliz y contenta como tú lo estás.
Es natural que quieras las cosas a su manera: la fiesta de tu cumpleaños, unas vacaciones o una comida en particular, por decir.
Pero si no le preguntas a tu cónyuge qué quiere y qué necesita, y no te esfuerzas por proporcionarle muchas de esas cosas, entonces se avecinan conflictos, resentimientos y la probabilidad de que él o ella no quiera esforzarse en darte lo que tú quieres y necesitas.

para más...
http://clubautoayuda.com/relaciones/

Anuncios

3 comentarios - Tips para mejorar tu relación de pareja

satanclau5
ME CONVENCISTE

voy a echar a mi novia al carajo

ni loco me leo todo eso