El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

7 cosas que tenes que dejar de hacer para ser más productivo

Anuncios

Cuando tenía 17 años solía trabajar y estudiar 20 horas al día. Iba al colegio, hacía mis deberes en los descansos y dirigía una organización sin ánimo de lucro por las noches. En aquellos tiempos el trabajo duro me llevó a numerosas campañas nacionales, oportunidades para trabajar con organizaciones punteras y una exitosa carrera. A medida que fui cumpliendo años ya no pensaba de la misma manera. Me dí cuenta de que el trabajo duro no es siempre el camino para el éxito. A veces, trabajar menos puede dar mejores resultados.

Piensa en el dueño de un negocio pequeño que trabaja sin parar. Sin embargo, trabajar duro no le va a ayudar a competir con sus millones de competidores. El tiempo es una comodidad limitada. Un empresario puede trabajar las 24 horas del día, los 7 días de la semana (la mayor cantidad de tiempo que alguien puede trabajar). Su competidor siempre puede gastar más dinero, construir un equipo mayor y pasar mucho más tiempo en el mismo proyecto. Entonces, ¿por qué las nuevas empresas consiguen cosas que otras no podrían? Facebook compró Instagram, una compañía con 13 empleados, por mil millones de dólares. Snapchat, una empresa joven de 30 empleados está rechazando ofertas de grandes de la tecnología como Facebook y Google. Parte de su éxito fue suerte — el resto fue cuestión de eficacia.

La clave del éxito no está en trabajar duro, si no en trabajar con inteligencia.
Hay una gran diferencia entre estar ocupado y ser productivo. Que estés ocupado no quiere decir que estés siendo productivo. Ser productivo tiene muy poco que ver con la administración del tiempo y mucho que ver con la administración de tu energía. Es el negocio de la vida. Necesitamos aprender a gastar menos energía para conseguir más beneficios. Soy muy afortunada por trabajar con un equipo increíble aquí en Filemobile. Todos me retan y me ayudan a establecer mis prioridades para ser más productiva. Aprendí a reducir mi jornada laboral de 80 horas a 40, y a conseguir hacer mucho más trabajo en el proceso. En otras palabras, menos es más.

Estas son las 7 cosas que dejé de hacer para ser más productiva.

1. Deja de hacer horas extras y aumenta tu productividad.

¿Te has preguntado alguna vez de dónde vienen las 40 horas semanales? En 1926, Henry Ford, industrial americano y fundador de la empresa de marca de coches Ford Motor Company llevó a cabo experimentos con resultados interesantes: cuando reduces tu horas de trabajo diarias de 10 a 8 y reduces tu horario semanal de 6 a 5 días, tu productividad aumenta.


Fuente: Calculando la pérdida de productividad por hacer horas extras usando los gráficos publicados: Realidad o ficción.

Cuanto más trabajas menos efectivo y productivo serás tanto a corto como a largo plazo. «Trabajar horas extras tiene consecuencias en la construcción de proyectos», expresa un informe enviado por The Business Roundtable en 1980.

«Mientras que un horario de trabajo de 60 horas o más semanales se prolonga más de dos meses, el efecto acumulativo de la reducción de productividad supondrá un retraso en la fecha de finalización que podría haber sido conseguida con éxito con el mismo personal en un horario semanal de 4o horas».
Fuente: Calculando la pérdida de productividad por hacer horas extras usando los gráficos publicados: Realidad o ficción.

En un artículo para AlterNet, la editora Sara Robinson mencionó una investigación dirigida por el ejército estadounidense que reveló que «perder una hora de sueño por noche durante una semana causa un nivel de degradación cognitiva equivalente a un nivel de alcohol en sangre de 10 miligramos». Te pueden echar del trabajo por venir borracho, pero es perfectamente aceptable venir sin dormir durante toda la noche.

Independientemente de lo capaz que seas de llevar bien el día después de esa noche sin apenas haber dormido, es muy poco probable que te sientas especialmente animado y contento. Tu perspectiva más negativa de lo usual será resultado de un bajo estado de ánimo, que es una consecuencia obvia de estar cansado. Más importante que el ánimo, esta actitud suele estar acompañada de una menor disposición a pensar y actuar de una manera dinámica, controlar impulsos, sentirse positivo con uno mismo, empatizar con otros, y usar generalmente la inteligencia emocional.
Fuente: The Secret World of Sleep: The Surprising Science of the Mind at Rest [El sorprendente mundo del sueño: la sorprendente ciencia de la mente cuando descansa]
Es importante no trabajar demasiado y dormir bien para mantener un alto nivel de productividad. La próxima vez que te preguntes por qué no estás trabajando de manera productiva, la razón puede ser tan sencilla como que seas una de ese 70% de personas que no duermen lo suficiente.

¿Sabías que?
Leonardo da Vinci dormía muchas siestas en el día y dormía menos por la noche.
El Emperador francés, Napoleón, no se privaba de sus siestas. Se consentía cada día.
Aunque Thomas Edison se sentía un poco avergonzado por su hábito de dormir durante el día, practicaba su ritual cada día.
Eleanor Roosevelt, la mujer del Presidente Franklin D. Roosevelt, solía aumentar sus energías durmiendo antes de sus discursos.
Gene Autry, «el cowboy cantante», dormía siempre en su camerino entre cada actuación.
El President John F. Kennedy almorzaba cada día en su cama y luego dormía, ¡todos los días!.
El industrial del petróleo y filántropo, John D. Rockefeller, dormía cada tarde en su oficina.
Las siestas de Winston Churchill no eran negociables. Creía que le ayudaban a hacer el doble cada día.
El Presidente Lyndon B. Johnson dormía cada tarde a las 3:30 para dividir su días en «dos turnos».
Aunque fuera criticado por esto, el Presidente Ronald Reagan también dormía durante el día.
Fuente: 5 Reasons Why You Should Take a Nap Every Day [5 razones por las que deberías dormir la siesta cada día]— Michael Hyatt
De manera personal, desde que empecé a dormir 8 horas en lugar de 7, noté un cambio: era más productiva y hacía mucho más trabajo que cuando trabajaba 16 horas al día. ¿Quién sabía que dormir era una herramienta tan valiosa para los vendedores?

2. No digas «sí» muy a menudo

De acuerdo con el principio de Pareto, el 20% del esfuerzo produce el 80% de los resultados; sin embargo, el 20% de los resultados consume el 80% del esfuerzo. En lugar de trabajar duro, nos deberíamos centrar en aquellos esfuerzos que producen el 80% de los resultados y renunciar al resto. Tendremos más tiempo para centrarnos en las tareas importantes. Tenemos que dejar de decir «sí» a las tareas que nos traen bajos o ningún resultado.

«La diferencia entre las personas con éxito y las personas con mucho éxito es que las últimas dicen “no” a casi todo» — Warren Buffet.
Esto hace que nos planteemos una pregunta: ¿a qué debemos decirle «sí» y a qué «no»? Si no puedes saber si algo va a valer tu tiempo, puedes considerar hacer una prueba de descarte. Échale un vistazo a todo lo que haces y optimiza si es posible.

Muchos de nosotros decimos sí más de lo que deberíamos porque es mucho más fácil que decir no. Nadie quiere ser el chico malo.


En un estudio del 2012 en el Journal of Consumer Research los investigadores dividieron a 120 estudiantes en 2 grupos. Se enseñó a un grupo a decir «no puedo», y al otro a decir «no». Los resultados fueron interesantes:

Los estudiantes que se dijeron a sí mismos «no puedo comer X», elegían comerse una chocolatina el 61% de las veces. Sin embargo, los estudiantes que se decían «no como X», elegían comer chocolatinas solo el 36% de las veces. Este simple cambio de terminología mejoró de manera significativa las probabilidades de que cada persona haría una elección de comida más saludable.
La próxima vez que quieras evitar decir que sí, di «no».

Otro gran truco para evitar actividades que no le dan mucho valor a tu vida es la regla de los 20 segundos: date 20 segundos más para las actividades que no deberías estar haciendo.

Disminuye la activación de energía para los hábitos que quieres adoptar y auméntala para los que quieres evitar. Cuanto más podamos reducir o eliminar la activación de energía para lo que queremos hacer, más conseguiremos mejorar nuestra habilidad de arrancar un cambio positivo.
Fuente: The Happiness Advantage: The Seven Principles of Positive Psychology That Fuel Success and Performance at Work [La ventaja de la felicidad: los siete principios de psicología positiva que impulsan el éxito y el desempeño en el trabajo]

3. Deja de hacerlo todo tú y permite que la gente te ayude

En un punto de mi carrera me estaba haciendo cargo de una comunidad muy grande y sentía que no podía con todo. Intentaba hacerlo todo yo. Me agoté, pero la comunidad acabó haciéndose cargo y controlándose a sí misma. Sorprendentemente, los miembros consiguieron hacer un mejor trabajo que el que hacía yo. Aprendí el poder que tiene la comunidad y por qué las marcas necesitan contenidos generados por los usuarios.

Los consumidores saben lo que quieren y cómo lo quieren mejor que ningún vendedor. ¿Sabías que, de acuerdo con Octoly, los vídeos generados por los usuarios se ven 10 veces más en YouTube que los vídeos creados por las propias marcas? A la hora de buscar información sobre alguna marca, cerca de la mitad de los americanos (51%) confían más en los contenidos generados por los usuarios que en los contenidos del sitio web de la marca (16%) o en la repercusión mediática de la marca (14%). Es importante para los vendedores abrirse y buscar ayuda en la comunidad de la marca.


Fuente: Ranking de los medios en YouTube— Octoly

Ser un gran vendedor de contenidos no significa crear el mejor contenido, si no ser capaz de crear una gran comunidad que pueda crear contenido de gran calidad para ti.

Es importante que nos demos cuenta de que podemos buscar ayuda cuando la necesitemos. No podemos hacerlo todo solos. Es mejor para ti dejar que alguien que pueda hacer un trabajo mejor, tome algunas de tus tareas. Te dará más tiempo para centrarte en las tareas más importantes. En lugar de perder el tiempo intentando averiguar algo, deja que los expertos te ayuden.

Muchas veces, incluso cuando tus amigos no pueden ayudarte, tenerlos al lado puede ayudarte a ser más productivo.

El simple hecho de tener amigos cerca puede impulsarte a ser más productivo. «Hay un concepto en el tratamiento del TDAH llamado “doble”», dice el doctor David Nowel, neuropsicólogo clínico de Worcester, Massachusetts. «Las personas que se distraen con facilidad hacen mucho más cuando están acompañados, incluso cuando esa persona no les está preparando o ayudando». Si estás con una tarea que es aburrida o difícil, como limpiar tu ropero o poner juntos todos los recibos de los impuestos, pídele a un amigo que te ayude y sea tu doble.
Fuente: Friendfluence: The Surprising Ways Friends Make Us Who We Are [Amigoinfluencia: las maneras sorprendentes que tienen nuestros amigos de hacernos como somos].

4. Deja de ser un perfeccionista

«Nos encontramos con que el perfeccionismo hace tropezar a los profesores en su camino a la investigación de la productividad. Cuanto más perfeccionista es el profesor, menos productivo es», le cuenta el Dr. Simon Sherry, un profesor de psicología en Dalhousie University, que llevó a cabo un estudio en el perfeccionismo y la productividad, a la revista University Affairs. El Dr. Sherry encontró una estrecha relación entre el perfeccionismo incrementado y la productividad disminuida.

Estos son algunos de los problemas asociados con ser perfeccionista:

Dedican más tiempo del necesario en una actividad.
Aplazan y esperan por el momento ideal. En los negocios, si es el momento perfecto, ya llegaste tarde.
Se pierden lo grande centrándose en las cosas pequeñas.
Los vendedores siempre esperan por el momento perfecto. Mientras tanto, siempre se les acaba escapando.

El momento perfecto es AHORA.

5. Deja de hacer tareas repetitivas y empieza a automatizarlas

De acuerdo con un estudio de investigación llevado a cabo por Tethys Solutions, un equipo de 5 personas que pasaban el 3%, 20%, 25%, 30% y 70% de su tiempo en tareas repetitivas redujeron ese tiempo al 3%, 10%, 15%, 15% y 10% después de dos meses mejorando su productividad.


Fuente: Using Automation Software To Increase Business Productivity & Competitiveness [Usar un software de automatización para aumentar la productividad del negocio y la competitividad] — Tethys Solutions

Hace una semana estuve 15 minutos escribiendo un programa básico de Python. La idea era generar contenido de la información, que cogí de la API de Twitter usando un bot de Ruby, y usar Hootsuite para programarlas en paquetes. Lo que me llevaba todo un día, ahora me lleva menos de 5 minutos. Hoy, cuando veo que estoy haciendo lo mismo una y otra vez (más de 5 veces), me pregunto si hay algún programa que pueda hacerlo por mí.

No necesitas ser programador para automatizar tus tareas repetitivas. Está muy bien tener las habilidades o los recursos, pero no es un requisito. Si no puedes construirlo, cómpralo.

Las personas muchas veces se olvidan de que el tiempo es dinero. Normalmente hacen las cosas manualmente porque es fácil y a penas requiere que investigues. Por supuesto que es posible moderar 30 imágenes en Instagram para tu campaña generada por los usuarios, pero si tuvieras que manejar 30.000 fotos y videos desde 5 plataformas diferentes, necesitarías un buen software de gestión de activos. En Filemobile, ayudamos a que las personas resuelvan ese problema y al hacerlo incluso creamos más contenido generado por el usuario. Es como controlar contenidos multimedia enriquecidos; tú puedes comprar fácilmente un software para solucionar todos los problemas en Internet.

Si aun así no logras encontrar una solución, puedes contratar a un experto para que te ayude. Ten en cuenta que tienes que gastarte dinero para hacer dinero y que el tiempo es la comodidad que más valor tiene.

Consejos para los vendedores: busquen GitHub o la aplicación Google app script library. A menudo, es posible que encuentren código open source listo para usar que requiere muy pocos conocimientos de programación.

6. Deja de preguntarte y empieza a respaldar tus decisiones con datos

Si puedes optimizar sitios web para motores de búsqueda, puedes optimizar tu vida para crecer y alcanzar tu máximo potencial.

Hay muchos estudios de investigación que te pueden proporcionar respuestas en diferentes áreas. Por ejemplo, ¿sabías que la mayoría de las personas se distraen con más facilidad desde el mediodía hasta las 4 de la tarde? Esta estadística aleatoria proviene de un estudio reciente llevado a cabo por Robert Matchock, un profesor asociado de psicología en la Pennsylvania State University. Incluso si no puedes encontrar los datos que necesitas, no te va a llevar mucho tiempo hacer un test para decidirte.

Por ejemplo, la semana pasada hicimos un par de pruebas para descubrir la mejor manera de optimizar imágenes para la vista previa en el stream de Twitter.

Sigue preguntándote cómo vas a medir y a optimizar todo lo que haces.

7. Deja de trabajar y tómate tiempo para no hacer nada

Muchas personas no se dan cuenta de que cuando nos centramos demasiado en algo nos estamos encerrando en una caja. Es muy importante salir de todo lo que suponga trabajo de vez en cuando y tomarnos un tiempo para estar solos. Pasar tiempo a solas es bueno para el cerebro y para el espíritu, según The power of lonely [El poder de la soledad], un artículo de The Boston Globe.

Un estudio de Harvard que se está llevando a cabo indica que las personas forman recuerdos más duraderos y precisos si creen que están experimentando algo en soledad. Otro estudio indica que una cierta cantidad de soledad puede hacer que una persona sea más capaz de empatizar con otros. Y mientras nadie disputaría que mucha soledad desde una edad temprana puede llegar a ser poco saludable, un poco de esta soledad puede ayudar a los adolescentes a mejorar sus maneras y a tener mejores notas en el colegio.
Fuente: The power of lonely [El poder de la soledad]
Es muy importante que nos tomemos un tiempo para reflexionar. Normalmente encontramos soluciones cuando no las estamos buscando.

No nos hacemos más productivos de la noche a la mañana. Como todo en la vida, requiere esfuerzo. Los cambios no ocurren si simplemente te sientas y esperas a que tengan lugar. Es importante que aprendamos sobre nuestro cuerpo y que encontremos maneras de optimizar nuestra energía para poder tener una vida más exitosa y feliz.

Esta publicación se presentó inicialmente en Filemobile Blog

Anuncios

3 comentarios - 7 cosas que tenes que dejar de hacer para ser más productivo

mariogca
5. Deja de ser un perfeccionista, nadie paga por un trabajo mal hecho.
Chiapy
Yo creo que habla de hacer las cosas bien pero no perfectas o hacer mucho mas de lo que te piden para quedar bien
aurus190
lo de dejar de ser perfeccionasta esta mal, eso depende del tipo de producto que ofrescas , porque no es lo mismo que seas perfeccionista con un hyunday, que con un bmw , por el bmw te pagan por la exclusividad de buscar el perfeccionismo, y ese es un ejemplo general , asi pasa con cada cosa en el mundo,
LeonC2
no existe trabajo perfecto. ni producto perfecto, si servicio perfecto,, la búsqueda d perfección inmoviliza. ademas le doy un ejemplo el Betamax era mejor que el VHS sin embargo millones de compradores eligieron el VHS llevando al betamax a desaparecer pese a ser mejor. es decir el producto mal hecho le gano al bien hecho los ejemplos son muchos.
Skull9007 +1
Muy bueno, aqui van los 10.Yo trato de hacer aunque sea una pequeña siesta por el mediodía.Tengo que trabajar en dedicar aunque sea una tarde a no hacer nada..
cabezzzzzon +1
empecemos por el principio:

1- dejar taringa