El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El amor incondicional para solucionar problemas

 El amor incondicional para solucionar problemas





La única solución para resolver cualquier problema en la vida, es a través del amor incondicional, con ello tú conciencia queda tranquila y su espíritu invulnerable. Si la otra persona no conoce ni percibe el amor incondicional, no es tu problema, el problema es de la otra persona. Actuar con amor incondicional te hace sentir que has hecho tu mejor esfuerzo.

Por guitarclas

El amor incondicional para solucionar problemas-----    
Comentario guitarclas:

El problema entre dos personas, generalmente se da porque uno o ambos actuaron desde el pensamiento y no desde el corazón. Ya he hablado que la mente existe para solucionar problemas y con ello mejorar nuestra calidad de vida, pero el corazón debe ser usado para relacionarnos con las personas, ya sea esta relación de amistad, pareja, familiar e incluso de enemistad. El amor incondicional corresponde al amor del corazón, ese que no juzga, ya que generalmente nuestro ego se ubica en la mente. El problema que nos vemos envueltos es que, en términos generales, el pensar del corazón pasa por nuestra mente, y es analizada por nuestro ego. El problema se encuentra en que muchas veces tenemos un ego mal educado, es decir, un ego que interpreta y juzga lo que viene del corazón con sus experiencias, y en base a ello saca una interpretación que da origen a un efecto. Las culturas occidentales te enseñan a usar ese ego muchas veces, mientras que las culturas orientales, te enseñan a educar ese ego, para que él sepa cuando no interpretar los pensamientos del corazón o cómo se podría interpretar de la mejor manera aquel mensaje. Generalmente el amor condicionado se encuentra en nuestra mente, este amor corresponde aquel que se alimenta del juicio, ese juicio que es una arma de doble filo si no tenemos nuestro ego educado, ya que tendemos por ejemplo a pensar erróneamente que el mensaje de aquella persona popular socialmente, es correcto, cuando en realidad es al minoría o aquel loco antisocial el que realmente nos dice la verdad.

El amor incondicional por el contrario, viene del corazón, es un amor que no hace juicio de las cosas, pero también es un arma de doble filo, ya que al carecer de juicio y a su vez, nosotros al ser entes físicos, y por lo tanto necesitar de nuestro ego que enjuicia para optar a situaciones o personas que nos ayuden a mantener nuestra vida o calidad de vida, el considerar solo el amor incondicional como factor para elegir bien o tener una vida interior aceptable, puede que nos perjudique tan enormemente como el enjuiciar con un ego mal educado. Es por esto la gran importancia de educar a nuestro ego, ya que con ello sabremos cuando es necesario actuar con un amor incondicional y cuando actuar desde un amor condicionado, pero el problema de raíz de muchas personas es que no conocen el amor incondicional, y es por eso la importancia de educar a nuestro ego, para así determinar, cuando es necesario para nuestro bien, y el de los demás, usar este principio de generación, es decir; escoger sabiamente entre el amor incondicional y el amor condicionado, ya que nos relacionaremos con personas que viven desde el amor incondicional, como aquellas que viven desde el amor condicionado, así como también, personas que solo se aman a sí mismas sin considerar a los demás. Es por eso que en determinadas personas, el amor incondicional pueda ser un perjuicio para nuestra paz interior.

Para comprender el amor incondicional, tenemos que internalizar por ejemplo, una frase de Jesús, donde decía lo siguiente: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, pero a su vez muchas culturas orientales señalan de que: para comprender el exterior, es necesario comprenderse interiormente, ya que así comprenderás el universo. Entonces caemos en la gran pregunta ¿Qué mejoramos?, ¿Nos preocupamos del prójimo primero o nos preocupamos de nosotros mismos? La mejor respuesta que he encontrado personalmente es que lo más impotente es actuar desde el ego, es decir; preocuparnos por nosotros mismos, pero ojo, sin desmerecer el principio metafísico de la generación, es decir, que por ejemplo; antes de ser indiferentes con aquella persona, ver si aquella acción que realizaré solo me beneficia a mí, solo le beneficia a la otra persona o nos beneficia a ambos, tomando una decisión que haría realidad la siguiente frase de un curso de milagros: “la mejor decisión que puedas tomar, es aquella en donde nadie gane ni nadie pierda”. Cuando te amas a ti mismo realmente, también estás amando a tu prójimo, ya que tu prójimo físicamente está separado de ti, pero cuánticamente no, y por lo tanto, él es la proyección mental inconsciente de tus propios pensamientos, y por consiguiente si lo rechazas, físicamente estarás rechazando a esa parte física, pero jamás podrás separarte de esa parte mental, ya que aquella persona está mostrándote aquello que no puedes ver en tu interior, y es por eso la importancia de comprender lo que decía buda “aquello que te molesta de los demás, es aquello que no has solucionado en tu interior”, por lo tanto si rechazas a una persona por medio de la indiferencia, porque tomaste una acción visceral alimentado por el enojo, entonces la única persona que está perdiendo más eres tú, porque prolongarás tu enojo, porque conocerás a otra persona diferente que te volverá a proyectar la misma esencia de tus juicios inconscientes.

Las cualidades del amor incondicional son qué; no enjuicia, conoce la libertad, respeta el nivel de consciencia y conciencia, y respeta el libre albedrio de la persona. Lo más destacable es que no enjuicia, ya que si enjuiciamos a una persona que nos hizo sentir mal, no solo prolongaremos ese sufrimiento con otra persona, sino que nunca nos conoceremos a nosotros mismos, y por lo tanto, nunca podremos tener paz interior estable, si no que esta estará en función del exterior y por lo tanto, más difícilmente podremos ser felices, amarnos a nosotros mismos y poder dar amor a los demás. Entonces ante un problema el amor incondicional te dice lo siguiente: "ya que te has identificado con este problema, entonces busca su solución, porque esta es una prueba para dar fuerza a tu amor incondicional". Por ejemplo si ves que la mujer es una maltratadora psicológica con su indiferencia, el observar el por qué te sientes identificado con aquella violencia disfrazada de indiferencia, te ayudará a elevar tu nivel de consciencia, ya que volverás consciente el inconsciente por medio del espejo que es esa mujer, que te lo demuestra por medio de su indiferencia.

Todos los problemas tienen solución, el gran problema es que no todas las soluciones se encuentran en la mente consiente, ni tampoco en la mente inconsciente, si no que se encuentran en el corazón, es decir en ese amor incondicional, el cual solo puede ser entendido con un ego educado, es decir, un ego que tiene sabiduría, o más bien un ego que conoce sus ventajas y desventajas, donde se encuentra trabajando aquellas desventajas para estar en esa paz interior, donde comprende a su vez que la paz interior, es un fiel reflejo de la paz exterior que percibe, y si viene otra persona que le ofrece guerra, eso quiere decir que hay algo más que conocerse. Si ante un problema, actúas sin juicio alguno, eso provocará que puedas conocerte mejor, mientras que si reaccionas con un amor condicionado, el hecho de no gustarte una situación o problema, generará rechazo, y con ello rechazarás un aspecto interior tuyo que te mantendrá alejado de tu paz interior en el futuro. Por ejemplo el pensar que todos los hombres son iguales, generará de que siempre y aun así vengan hombres diferentes, tú los consideres igual que todos, y por lo tanto, tu vida será una lucha constante entre evitar a los hombres, evitando así obtener bonitas experiencias con ellos de pareja o incluso de amistad.

Para conocerte interiormente ante un problema con otra persona, ofrécele tu otra mejilla, si la otra persona te golpea, al menos quedaste con al consciencia tranquila de que diste lo mejor de ti, pero esa segunda bofetada te enseño algo importante y que se traduce en una frase bastante popular que dice: si aquello ocurre una vez, aquello no dice nada, pero si ocurre una segunda vez, es en efecto, que ocurrirá una tercera. Pero ahora hay que preguntarse ¿Cómo podemos estar seguros que ante un problema, sea realmente problema de la otra persona o relamen un problema que generaste inconscientemente? Siempre deja la duda y nunca asumas nada, por muy a favor que aquella situación te diga que “es la otra persona la que actuó mal”.

0 comentarios - El amor incondicional para solucionar problemas