libro de autoayuda "el secreto";2º parte

El Secreto Simplificado


MICHAEL BERNARD BECKWITH
Vivimos en un Universo donde existen leyes, al igual que existe la ley de la gravedad. Si te caes de un edificio, no importa que seas buena o mala persona, chocarás contra el suelo.
La ley de la atracción es una ley de la naturaleza. Es tan imparcial e impersonal como la de la gravedad. Es precisa y exacta.

DR. JOE VITALE
Todo lo que te rodea en estos momentos en tu vida, incluidas las cosas que no te gustan, lo has traído tú. Estoy seguro de que lo que vas a oír no te va a gustar. Enseguida vas a responder: «Yo no he atraído el accidente de coche. No he atraído a este cliente al que no soporto. No he atraído contraer esta deuda». Y yo estoy aquí para decirte cada cara que sí lo has hecho. Éste es uno de los conceptos más difíciles de comprender, pero una vez lo aceptas transforma tu vida.

Muchas veces cuando las personas oyen esta parte de el Secreto recuerdan acontecimientos históricos donde se han perdido millones de vidas y les resulta incomprensible que tantas personas hubieran atraído ese hecho. Por la ley de la atracción, tenían que encontrarse en la misma frecuencia que ese acontecimiento, aunque eso no significa que pensaran en ese hecho exactamente, pero la frecuencia de sus pensamientos era la misma que la de ese acontecimiento. Cuando las personas creen que pueden estar en el lugar erróneo en el momento erróneo y que no tienen control sobre sus circunstancias externas, si persisten esos pensamientos de miedo, separación e impotencia, pueden atraer justamente lo que más temen
Ahora tienes una oportunidad. ¿Quieres creer que es como una tómbola y que te pueden suceder cosas malas en cualquier momento? ¿Prefieres creer que puedes estar en el lugar erróneo en el momento erróneo, que no tienes control sobre las circunstancias?
¿O prefieres creer y saber que la experiencia de tu vida está en tus manos y que sólo vas a recibir cosas buenas porque así lo crees? Puedes elegir, y lo que elijas pensar se convertirá en la experiencia de tu vida.
No puedes experimentar nada a menos que lo invoques persistentemente con tus pensamientos.
BOB DOYLE

La mayoría de personas atraemos las cosas automáticamente. Pensamos que no tenemos ningún control. Nuestros pensamientos y sentimientos están en modo piloto automático y todo nos llega por defecto.
Nadie atrae nada que no desee deliberadamente. Sin conocer El Secreto, es fácil comprobar cómo pueden haber sucedido algunas cosas indeseadas en tu vida o en la de otras personas. Simplemente se debe a una falta de conciencia del gran poder creativo de nuestros pensamientos.
DR. JOE VITALE
Si es la primera vez que oyes esto, puede que pienses: « ¡Vaya! ¿He de controlar mis pensamientos? Eso me va a costar mucho». Al principio puede parecerlo, pero ahí está lo divertido.
Lo divertido es que hay muchos atajos para El Secreto y has de elegir los que mejor se adapten a ti. Sigue leyendo y verás cómo
.
MARCI SHIMOFF
ESCRITORA, ORADORA INTERNACIONAL Y LÍDER TRANSFORMACIONAL
Es imposible controlar todos nuestros pensamientos. Los científicos nos dicen que tenemos unos sesenta mil pensamientos al día. ¿Puedes imaginarte lo agotador que sería intentar controlar todos esos pensamientos? Afortunadamente hay una vía más sencilla y son nuestros sentimientos. Nuestros sentimientos nos ayudan a saber lo que estamos pensando.
La importancia de los sentimientos nunca se resaltará suficiente. Los sentimientos son nuestra mejor herramienta para ayudarnos a crear nuestra vida. Los pensamientos son la causa primera de todo. Todo lo que vemos y experimentamos en este mundo son su efecto y eso incluye los sentimientos. La causa siempre son tus pensamientos.

BOB DOYLE
Las emociones son un don increíble que tenemos para saber lo que estamos pensando.
Los sentimientos nos dicen rápidamente lo que pensamos. Observa tus sentimientos cuando de pronto pasas un bache, quizá porque te han dado malas noticias. La sensación en el estómago o en el plexo solar es instantánea. Tus sentimientos son una señal inmediata para saber lo que estás pensando.
Necesitas ser consciente de cómo te sientes y sintonizar con tus sentimientos, porque es la forma más rápida de saber lo que estás pensando.

LISA NICHOLS
Tienes dos tipos de sentimientos: los buenos sentimientos y los malos. Conoces la diferencia entre ambos porque unos te hacen sentirte bien y otros mal. La depresión, la ira, el resentimiento y la culpa. Esos sentimientos merman tu fuerza. Son los malos sentimientos.
Nadie puede decirte si te sientes bien o mal, porque tú eres el único que sabe cómo te estás sintiendo en un momento dado. Si no estás seguro de tus sentimientos, pregúntate: « ¿Cómo me siento?» Puedes detenerte un momento y plantearte esta pregunta varias veces al día y cada vez que lo hagas serás más consciente de cómo te sientes.
Lo más importante es que sepas que es imposible sentirse mal y tener buenos pensamientos a la vez. Eso desafiaría la ley, porque tus pensamientos son los que provocan tus sentimientos. Si te sientes mal, es porque tienes pensamientos que te hacen sentir mal.
Tus pensamientos determinan tu frecuencia y tus sentimientos te dicen inmediatamente en qué frecuencia estás. Cuando te sientes mal, estás en una frecuencia en la que atraes más cosas malas. La ley de la tracción ha de responder devolviéndote más imágenes de cosas malas y que empeoran tu estado de ánimo.
Cuando te encuentras mal y no haces ningún esfuerzo por cambiar tus pensamientos para encontrarte mejor, en realidad estás diciendo: «Tráeme más circunstancias que me hagan sentirme mal. ¡Tráelas!».


LISA NICHOLS
La otra cara de la moneda es tener buenas emociones y sentimientos. Sabes cuándo llegan porque te sientes bien. El entusiasmo, la felicidad, la gratitud, el amor. Imagina que pudieras sentir eso todos los días. Cuando celebras los buenos sentimientos, atraes más buenos sentimientos y cosas que te hacen sentir bien.
BOB DOYLE
En realidad es muy sencillo. «¿Qué estoy atrayendo en estos momentos?» Bueno, ¿cómo te sientes? «Me siento bien». Bien, sigue así.
Es imposible sentirse bien y tener pensamientos negativos al mismo tiempo. Si te sientes bien, es porque tienes pensamientos positivos. Puedes conseguir lo que te propongas en la vida, no hay límites. Pero hay una condición: has de sentirte bien. Y si piensas en ello, ¡no es eso lo que siempre has deseado? En realidad, la ley es perfecta.

MARCI SHIMOFF
Si te sientes bien, estás creando un futuro que seguirá la senda de tus deseos. Si te sientes mal, estás creando un futuro que se desviará de la senda de tus deseos. La ley de la atracción está actuando en cada segundo. Todo lo que pensamos y sentimos está creando nuestro futuro. Si estás preocupado o tienes miedo estás atrayendo más de lo mismo a tu vida.

Cuando te sientes bien, forzosamente se debe a que tienes pensamientos positivos. Por lo tanto, estás en el camino y estás emitiendo una poderosa frecuencia que atraerá más cosas buenas que harán que te sientas bien. Atrapa esos momentos en los que te sientes bien y exprímelos. Sé consciente de que te sientes bien, de que estás atrayendo más cosas buenas.
Vayamos un paso más allá. ¿Y si tus sentimientos se estuvieran comunicando desde el Universo para que supieras lo que estás pensando?
JACK CANFIELD
Nuestros sentimientos son un mecanismo de retroalimentación para indicarnos si estamos en el camino, si nos hemos desviado.
Recuerda que tus pensamientos son la causa primera de todas las cosas. Cuando mantienes un pensamiento durante un tiempo, éste se transmite al Universo. Ese pensamiento se adhiere magnéticamente a la frecuencia de lo semejante y en cuestión de segundos te devuelve la lectura de esa frecuencia a través de tus sentimientos. Dicho de otro modo, el Universo se comunica contigo a través de tus sentimientos para decirte en qué frecuencia te encuentras en este momento. ¡Tus sentimientos son tu mecanismo de retroalimentación para conocer tu frecuencia!
Cuando tienes sentimientos positivos, el Universo te está transmitiendo: «Estás teniendo pensamientos positivos». Así mismo, cuando te sientes mal, te está diciendo: «Tienes malos pensamientos».
Cuando te sientes mal, el Universo se está comunicando contigo y te está diciendo: «¡Atención! Cambia ahora tu forma de pensar. Se registra una frecuencia negativa. Cambia de frecuencia. Cuenta atrás para la manifestación. ¡Atención!»
La próxima vez que te sientas mal o tengas una emoción negativa, escucha la señal que estás recibiendo del Universo. En ese momento estás bloqueando la llegada de tu propio bien porque estás en una frecuencia negativa. Cambia tus pensamientos y piensa en algo bueno, y cuando empiecen a llegar los buenos sentimientos, lo sabrás porque has cambiado a una nueva frecuencia y el Universo lo ha confirmado con mejores sentimientos.

BOB DOYLE
Obtienes lo que sientes, no lo que piensas.
Ésa es la razón por la que las personas tienden a enfurecerse cada vez más a lo largo del día cuando se levantan con mal pie. Pasan todo el día del mismo mal talante. No son conscientes de que el mero hecho de cambiar sus emociones puede cambiar todo su día y toda su vida.
Si amaneces con buen pie y te sientes especialmente feliz, siempre que no dejes que algo e cambie el estado de ánimo, por la ley de la atracción, seguirás atrayendo más situaciones y personas que te ayudarán a mantener ese sentimiento de felicidad.
Todos hemos experimentado días o momentos en que todo va mal. La relación en cadena empieza con un pensamiento, tanto si eres consciente del mismo como si no. Ese mal pensamiento ha atraído a más malos pensamientos, la frecuencia se ha asentado y al final pasa algo malo. Entonces cuando reaccionas a lo que ha ido mal, atraes más cosas que van mal. Las reacciones atraen más de lo mismo y la reacción en cadena se seguirá produciendo hasta que te apartes de esa frecuencia cambiando intencionadamente tus pensamientos.
Puedes cambiar tus pensamientos y dirigirlos hacia lo que quieres, puedes recibir confirmación a través de tus sentimientos de que has cambiado de frecuencia y la ley de la atracción captará esa nueva frecuencia y te la devolverá con nuevas imágenes de tu vida.
Entonces es cuando puedes utilizar tus sentimientos para conseguir rápidamente lo que quieres en tu vida.
Puedes utilizar de forma intencionada tus sentimientos para transmitir una frecuencia todavía más poderosa, añadiendo sentimiento a lo que quieres.

MICHAEL BERNARD BECKWITH
Puedes empezar ahora mismo a sentirte sano. Puedes empezar a sentir prosperidad. Puedes empezar a sentir el amor que te rodea, aunque no esté presente. Lo que sucederá es que el Universo responderá a la naturaleza de tu canto. El Universo corresponderá a la naturaleza de este sentimiento interno y se manifestará, porque así es como te sientes.
¿Cómo te sientes ahora? Observa durante unos momentos cómo te sientes. Si no te sientes tan bien como te gustaría, enfócate en sentir tus sentimientos en tu interior y cámbialos intencionadamente. Cuando te enfocas en tus sentimientos, con la intención de elevar tu ánimo, puedes conseguirlo. Una forma de hacerlo es cerrar los ojos (alejarse de las distracciones), enfocarte en tus sentimientos internos y sonreír durante un minuto.

LISA NICHOLS
Tus pensamientos y tus sentimientos crean tu vida. Siempre será así. ¡Garantizado!!
Al igual que la ley de la gravedad, la ley de la atracción nunca falla. No ves cerdos volando porque la ley de la gravedad se haya olvidado de aplicar la gravedad ese día. Así mismo, tampoco hay excepciones en la ley de la atracción. Si ha aparecido algo en tu vida es porque lo has atraído con un pensamiento prolongado. La ley de la atracción es exacta.

MICHAEL BERNARD BECKWITH
Es difícil creer, pero cuando empezamos a abrirnos, las ramificaciones son sorprendentes. Significa que cualquier pensamiento que hayas tenido en tu vida puedes invertirlo con un cambio de conciencia.
Tienes el poder de cambiar cualquier cosa, porque eres quien elije tus pensamientos y quien siente tus sentimientos.

"A cada paso creamos nuestro propio universo."
Winston Churchill
DR. JOE VITALE
Es importantísimo que te sientas bien, porque este sentimiento positivo es la señal que emites al Universo y atrae más de lo mismo hacia ti. Así que cuanto mejor te sientas, más atraerás las cosas que te ayudarán a sentirte bien y eso te ayudará a levantar tu ánimo cada vez más alto.
BOB PROCTOR
¿Sabías que cuando estás desanimado puedes cambiar tu estado de ánimo en un momento? Pon una música bonita y empieza a cantar, eso cambiará tu estado de ánimo. Piensa en algo hermoso. Piensa en un bebé o en alguien a quien quieras mucho y disfruta con ese pensamiento. Mantén ese pensamiento en tu mente. Aparta todo lo demás y retén ese pensamiento. Te garantizo que empezarás a sentirte bien.
Hazte una lista de Recursos para tenerlos a tu disposición cuando los necesites. Con Recursos me refiero a las cosas que pueden cambiar tus sentimientos en un momento. Pueden ser recuerdos hermosos, acontecimientos futuros, momentos divertidos, la naturaleza, una persona que amas, tu música favorita. Cuando te des cuenta de que estás enfadado, frustrado o que no te sientes bien, recurre a tu lista de Recursos y enfócate en uno de ellos. Según el momento, te servirá uno u otro, de modo que si uno no te funciona, prueba con otro. Sólo necesitas uno o dos minutos para cambiar de enfoque y cambiar de frecuencia.

El Amor: la Emoción más Grande


JAMES RAY
FILÓSOFO, PALESTRANTE, ESCRITOR E CRIADOR DE PROGRAMAS DE PROSPERIDADE E POTENCIAL HUMANO
El principio de sentirse bien se puede aplicar a tus animales domésticos, por ejemplo. Los animales son maravillosos porque te inducen a un estado emocional increíble. Cuando quieres a tu mascota, ese gran estado de amor te aporta bienestar en tu vida. ¡Qué gran regalo!.
«La combinación del pensamiento y del amor es lo que crea la irresistible fuerza de la ley de la atracción.»
Charles Haanel

No hay mayor poder en el Universo que el poder del amor. El sentimiento del amor es la frecuencia más elevada que puedes emitir. Si pudieras envolver todos tus pensamientos con amor, si pudieras amar a todas las personas y cosas de la misma manera, tu vida se transformaría.
De hecho, algunos grandes pensadores del pasado se referían a la ley de la atracción como la ley del amor. Si piensas en ello, entenderás la razón. Si tienes pensamientos desagradables respecto a alguien, experimentarás la manifestación de esos pensamientos desagradables. No puedes perjudicar a otro con tus pensamientos sólo te perjudicas a Ti mismo. Si tienes pensamientos de amor, adivina quién recibe los beneficios, ¡tú! Si en tu estado de ánimo predomina el amor, la ley de la atracción o la ley del amor responderá con toda su fuerza porque te encuentras en la frecuencia más alta posible. Cuanto mayor sea el amor que sientes y emanas, mayor será el poder que estás utilizando.
«El principio que infunde al pensamiento el poder de correlacionarse con su objeto, y por ende de controlar toda la experiencia humana adversa, es la ley de la atracción, que es otro nombre para el amor. Éste es un principio eterno y fundamental inherente en todas las cosas, en todo sistema filosófico, en toda, religión y ciencia. No hay escapatoria de la ley del amor. Es el sentimiento el que da vitalidad al pensamiento. El sentimiento es deseo y el deseo es amor. El pensamiento impregnado de amor es invencible».
Charles Haanel

MARCI SHIMOFF
Cuando comienzas a entender y a dominar realmente tus pensamientos y sentimientos, puedes empezar a ver cómo creas tu propia realidad. Ahí reside tu libertad, ahí es dónde se encuentra tu poder.
Marci Shimoff compartió una maravillosa cita del gran Albert Einstein: «La pregunta más importante que se puede hacer un ser humano es: “¿Vivimos en un Universo amistoso?”»
Conociendo la ley de la atracción, la única respuesta que se puede dar es: «Sí, el Universo es amistoso». ¿por qué? Porque cuando respondes de este modo, por la ley de la atracción has de experimentar eso. Albert Einstein planteó esta poderosa pregunta cuando conoció El Secreto, sabía que planteando esa pregunta nos obligaría a pensar y a escoger. Nos dio una oportunidad al plantearla.
Si llevamos más lejos la intención de Einstein, podemos afirmar y proclamar: «Éste es un Universo espléndido. El Universo me aporta todas las cosas buenas. El Universo está conspirando a mi favor en todo. El Universo me está apoyando en todo lo que hago. El Universo satisface inmediatamente todas mis necesidades». ¡Sé consciente de que estamos en un Universo amistoso!.


JACK CANFIELD
Desde que aprendí El Secreto y empecé a aplicarlo en mi vida, esta se ha vuelto mágica. Creo que el tipo de vida con el que todos soñamos es la que yo vivo todos los días. Vivo en una mansión de cuatro millones y medio de dólares. Tengo una esposa por la que daría mi vida. Voy de vacaciones a los mejores lugares del mundo. He subido montañas. He hecho viajes de aventura. He ido a safaris. Todo esto ha sucedido y continuará sucediendo porque sé aplicar El Secreto.

BOB PROCTOR
La vida puede ser estupenda, así debe ser y será, cuando empiezas a utilizar El Secreto.
Ésta es tu vida y ¡está esperando a que la descubras! Hasta ahora puede que hayas pensado que la vida es dura y que supone mucho esfuerzo, por eso la ley de la atracción ha hecho que la vivas de ese modo. Empieza ahora a gritarle al Universo: «¡La vida es muy sencilla! ¡La vida es buena! ¡Todas las cosas buenas vienen a mí!».
En lo más profundo de tu ser hay una verdad que está esperando a que la descubras y esa Verdad es ésta: te mereces todas las cosas buenas que la vida puede ofrecerte. En el fondo lo sabes porque te sientes fatal cuando no las experimentas. ¡Las cosas buenas son tu derecho de nacimiento! Tú eres tu propio creador y la ley de la atracción es tu gran herramienta para crear todo lo que quieras en tu vida. ¡Bienvenido a la magia de la vida y a tu espléndido Yo!.

Resumen de El Secreto


• La ley de la atracción es una ley de la naturaleza. Es tan imparcial como la ley de la gravedad.
• No puedes experimentar nada a menos que lo invoques mediante pensamientos repetidos.
• Para saber qué estás pensando, pregúntate como te sientes. Las emociones son valiosas herramientas que nos dicen al instante lo que estamos pensando.
• Es imposible sentirnos mal y tener pensamientos positivos al mismo tiempo.
• Tus pensamientos determinan tu frecuencia y te dicen inmediatamente en qué frecuencia te encuentras. Cuando te encuentras mal, estás en la frecuencia de atraer más cosas negativas. Cuando te encuentras bien, atraes con fuerza más cosas buenas.
• Los Recursos son recuerdos agradables, la naturaleza o tu música favorita, que pueden ayudarte a cambiar tus sentimientos y tu frecuencia en un instante.
• El sentimiento del amor es la frecuencia más alta que puedes emitir. Cuanto más amor sientas y emitas, mayor es el poder que estás utilizando.

0 comentarios - libro de autoayuda "el secreto";2º parte