El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Las 20 Mejores Películas de Terror (1930-1939)

Para los que me piden link de las películas, es difícil conseguirlas online, pero cualquiera puede pedirme el torrent en un mensaje privado

Empecemos con la lista

No. 20 Drácula (Versión Española) (1931)

Las 20 Mejores Películas de Terror (1930-1939)

Para los inicios del cine sonoro, 1927, era una práctica de los grandes estudios de Hollywood producir versiones lingüísticas de sus películas, de aquellas que tenían perspectivas de éxito, generalmente en español francés y alemán. Luego de esto llego la técnica subtitula y/o doblada, por lo que esta práctica desapareció.
La gran mayoría de estas versiones en otros idiomas han desaparecido del celuloide. La versión en español de Drácula es una excepción. Esta fue hecha simultáneamente con la original.
Durante el día se rodaba en inglés y en la noche la versión española. Se utilizaban los mismos escenarios, escenografía, vestuarios, etc. claro que uno que otro detalle se podía modificar o cambiar.
El actor Carlos Villarías fue el único actor que se le permitió tener acceso al libreto y sus notas en la versión anglosajona, esto permitió conocer mejor el personaje de Drácula.
Además, el personal técnico y actoral tenían la ventaja de conocer de antemano detalles del film original, esto ayudo a que la realización de la versión en español fuera mucho mejor y más eficaz.
Sin embargo la interpretación de Villarías como Drácula está muy por debajo del mítico Bela Lugosi.

19. Mad Love, (Las Manos de Orlac) (1935)

horror

Esta versión, que es una nueva adaptación de un clásico del cine mudo (Las manos de Orlac de Robert Wiene.-1924), es una película en la que podemos encontrar tanto multitud de referencias y reminiscencias anteriores a: Frankenstein, El fantasma de la opera, Garras humanas... como numerosas influencias también en todo el cine de horror posterior: El loco científico, el perturbado sexual, museos de cera, espíritus malignos que vuelven de la tumba para operar su venganza, psicópatas esquizofrénicos que ven su imagen en el espejo obligándoles a matar, etc.
Para ello, que mejor director que Karl Freund aquel que nos ofreció sólo tres años antes otro clásico del horror como “La momia” con Boris Karloff (también director de fotografía de títulos como: “El Golem”, “Metrópolis” y “Drácula”).
Creo que, para todo aficionado al cine de terror, será un disfrute visionar esta historia, de acertado titulo, de un extraño-freaky doctor (inolvidable interpretación de Peter Lorre) que sueña con ser Pigmalión y conseguir para siempre a su amada y particular Galatea.

18. The Raven (El Cuervo) 1935

dracula

“The Raven” es una entretenida película de intriga, suspenso y dosis de terror que van aumentando con el transcurrir del metraje, película muy bien rodada y ambientada, y con algunas escenas que influenciaron a realizadores posteriores como la escena de los espejos a los que dispara Boris Karloff, y que utilizaría o serviría posteriormente a Orson Welles para la realización de su famosísima escena de los espejos con Rita Hayworth en su película “La dama de Shanghai”.
Tal vez el “pero“que se puede achacar a la película es su rapidez a la hora de solucionar algunos puntos, algunas elipsis algo injustificadas que hace preguntarse al espectador cómo ocurrieron algunos sucesos, pero no de demasiada importancia.
De metraje muy corto, apenas 60 minutos, sirve para pasar una gran noche de terror clásico que hará las delicias de los más fieles y puros espectadores del género.

17. Murders in the Rue Morgue (Los crímenes de la calle Morgue) 1932

monstruos

La fotografía expresionista germana de Karl Freund y la dirección de Florey nos ofrecen un magnífico filme de terror que posee una de las atmósferas más refinadamente sugestivas que se haya podido concebir e ideas que influenciarían obras posteriores (sin ir más lejos King Kong de 1933 se basa claramente en alguno de los pasajes de la obra que nos ocupa) . Lugosi, especie de Dr. Frankenstein, en una interpretación memorable, avanza en una de las escenas entre la bruma en busca de mujeres con las que experimentar, encontrándose con una prostituta que estaba atemorizada por haber presenciado una pelea mortal... Es tal la sordidez y perversión latente reinante en las entrañas de este filme que incluso se apuntan actividades zoofílicas (evidente excitación del gorila ante las mujeres que rapta Lugosi).
La expresividad visual, perfección formal, profundidad de contenido y magnífica construcción dramática de este filme le emparentan en cuanto calidad con los filmes de James Whale. Recomendable.

16. Island of Lost Souls (La Isla de las Almas Perdidas) 1932

Frankenstein

Una cinta a la que los años le desnudan algunas fallas desde el vestuario y los disfraces con que se dio vida a lo sobrenatural, donde hay algunas sobreactuaciones (en las escenas de lucha), y donde se evidencia la escasez de recursos económicos ... pero donde también en general y a grandes rasgos se nota que es una producción interesante desde los planteos morales polémicos que pone sobre la mesa y desde la lúgubre atmósfera que surgen de los tétricos escenarios isleños y desde la oscura aclimatación visual.
En fin, interesante adaptación, sórdida y siniestra en sus planteos bioéticos que emanan de los retorcidos experimentos científicos llevados a cabo por el Dr Moreau.


15. The Old Dark House (El Caserón de las Sombras) 1932

Cine

No muy conocida y altamente gratificante, la película muestra una reunión casual de personajes excéntricos en un siniestro caserón durante una tormenta, una idea que no por ya repetida deja de ser atractiva. La principal particularidad es el equilibrio constante y sumamente entretenido entre un suspenso de altura hecho a base de dosis de misterio muy bien administradas, y un tono de comedia cínica, bordeando la parodia, que viene y se va cada cinco minutos y que hace la película mucho más moderna, inteligente y excéntrica ella misma de lo que podría imaginarse. La reunión de los diferentes personajes proporciona multitud de equívocos y sobreentendidos que van volviendo todo cada vez más impredecible. Sin duda la mezcla de caracteres tan dispares como los de Douglas, Laughton y Karloff solo podría haber dado lugar o bien a un esperpento, o bien a algo irrepetiblemente atractivo y particular. Pero incluso los personajes encarnados por actores menores juegan papeles inesperados dentro de la extraña acción de la película, ya que otra parte de su interés estriba en que no hay uno o dos protagonistas, sino que el misterio es coral y hay detalles que pueden recordar vagamente incluso a Renoir. Por todo esto, no es la típica película de reunión casual de personajes excéntricos en siniestro caserón durante tormenta, o más bien lo es y plenamente, pero al mismo tiempo está la sospecha permanente de que la historia es otra, y de que la película se ríe finamente de nosotros y de sí misma.

14. The Black Cat (El Gato Negro) 1934

peliculas

Esta propuesta combina terror y romanticismo en partes iguales.
La historia busca en todo momento turbar con una densa atmósfera fatalista pero romántica en esencia.
Dos hombres compiten por la belleza de una mujer, uno posee un perfil absolutamente patológico a tal punto de usurpar en forma fraudulenta a la esposa e hija del otro. Ello lleva a la ciega venganza de quien ve que su vida amorosa fue truncada por la malicia y la obsesión enfermiza de un satánico que se esconde en una mansión absolutamente esotérica.
Los escenarios donde se despliega la narración son sugerentes de por sí, y junto a la fuerza visual arrolladora que exudan los protagonistas constituyen el considerable atractivo para visionar esta obra.
Película que no cautivará por la complejidad ni por la terminación de los detalles de su guión, sino que atrapa por ese ambiguo ambiente de locura y venganza que se respira en la siniestros recovecos de la casona, por algunas secuencias llamativas desde lo estético y no hay dudas también de que el dúo Boris Karloff y Bela Lugosi despierta gran interés para los fanáticos del género horror. Ambos poseen a mi juicio un notable carisma y presencia estética sumamente propicia para este tipo de filmes, aunque claro que se le puede notar hoy día cierta sobreactuación en sus gestos y despliegues histriónicos.

13. Son of Frankenstein (El Hijo de Frankenstein) 1939

terror

La criatura Frankenstein fue sin duda el monstruo durante la etapa de la Universal con mejores películas si las comparamos, ya habían venido ''Frankenstein'' (1931) y ''La novia de Frankenstein'' (1935), dos de las mejores obras de horror jamás filmadas. James Whale debuto por las dos anteriores y por desgracia no quiso saber nada de esta nueva entrega, que se aleja de todo lo que el había creado en las dos anteriores, ''La novia de Frankenstein'' comenzaba justo donde acababa la anterior y en ella se presentaban a la mayoría de los personajes de la anterior. En cambio en esta la acción se sitúa años después de la ultima entrega con el doctor Frankenstein ya muerto y un pequeño pueblo que parece haberse librado al fin de lo que durante tantos años lo aterrorizo: La criatura. Este personaje fue interpretado durante las dos anteriores por el legendario Boris Karloff, en esta película se halla su ultima aparición en el papel ya que cuando le enseñaron el guión de la siguiente entrega de la saga ''El fantasma de Frankenstein'' este considero que la historia se habia agotado y fue substituido por Lon Chaney Jr. y por Glenn Strage. Bela Lugosi habia rechazado el papel de Monstruo en la primera pero sin embargo si acepta el papel de Igor, el jorobado trastornado que convence al hijo del temido doctor para intentar reanimar al monstruo. Basil Rathbone Interpreta al hijo del doctor que no soporta la mancha que pesa sobre su apellido y intenta devolver la fuerza al monstruo para intentar rehabilitarlo. El film se encuentra entre los mejores de la saga tiene un buen clímax en el comienzo y en le final sobre todo y en algunas otras partes además de contar con un guión a la altura del de las dos ultimas entregas pero por desgracia el resultado no es el mismo, pero es una obra digna de contemplar y superior a las futuras películas de la Universal en el campo del cine de monstruos.

12. White Zombie (Zombie Blanco) 1932

clasico

Los hermanos Halperin, Victor en la dirección y Edward en la producción, llevan a cabo esta película de terror de bajo presupuesto titulada "White Zombie".
Estamos ante los comienzos del cine sonoro y eso se nota bastante en esta entrega ya que tenemos largos silencios, exceso de maquillaje y sobreactuaciones, en realidad podemos hablar perfectamente de cine mudo sonorizado.
El gran gancho de la película es Bela Lugosi que recrea a medida que avanza el metraje el mismo mundo de "Drácula", es decir castillos, trajes, peinado, planos y damas en apuros.
A pesar de ser considerada como la primera película de zombis hay que decir que es un tanto absurda ya que va pasando poco a poco de los zombis para adentrarse en un intento del expresionismo alemán tipo "Gabinate del Doctor Caligari" que en Estados unidos siempre fascinó pero que nunca se pudo igualar dicha factura.
Hoy convertida en película de culto por los hooligans del cine fantástico no deja de ser una curiosa y en ocasiones entretenida película de semiterror que ha quedado como pieza de coleccionista pero tampoco da para mucho más.

11. The Most Dangerous Game (El Juego más peligroso) 1932

lugosi

En una remota isla del Pacífico vive Zaroff, un conde cosaco con una pasión desmedida (si no, no sería pasión) por la caza. Tras una vida consagrada al deporte de la muerte siente que ha tocado techo y solo encuentra alicientes en un nuevo reto: cazar una presa distinta de todas. ¿Un tigre? ¿Alguna bestia de la isla?- pregunta inocentemente Bob Rainsford, también cazador, sin imaginar que la presa es él. Lo cierto es que Zaroff, en un principio, desea compartir con Bob sus placeres (incluida Eve, otra presa de Zaroff, cuya hermosura atraparía al mismísimo King Kong) pues le considera la única persona en el mundo capacitada para apreciar sus pasiones, pero Bob, individualista como el que más se opone y se rebela.
The Most Dangerous Game es una película que sorprende por el perfecto encajamiento de las técnicas cinematográficas con la historia que narra, teniendo en cuenta que la película es de 1932: el uso de la profundidad de campo, de los decorados, del travelling, perfectos encuadres, acertado uso del sonido y de la música, impecable combinación de planos largos y primeros planos, dominio del espacio y del tiempo... The Most Dangerous Game es puro cine. Es una obra maestra. Y como maestra, enseña. Y se puede aprender mucho con ella. Y por tanto, disfrutar.

10. El Testamento del Dr. Mabuse (1933)

Las 20 Mejores Películas de Terror (1930-1939)

Nuevamente uno se queda asombrado y maravillado del talento, ingenio y creatividad de esos pioneros del cine que convertían en arte todo lo que tocaban para disfrute de las masas -mucho más convulsionadas y pobres que las de hoy en día- y como maravillosa lección cinematográfica para posteriores generaciones de cineastas. Fritz Lang, uno de los grandes del cine, sienta cátedra en "El testamento del Dr. Mabuse" y, el espectador, entre despistado y aturdido sólo puede recordar aquella frase de Oscar Wilde "El arte no debe ser popular, es el público quien debe hacerse artista"
El criminal Dr. Mabuse lleva años internado en un centro psiquiátrico. Se encuentra en estado catatónico y, sin embargo, una serie de asesinatos y robos parecen llevar su firma.
Los diez primeros minutos de la película, además de soberbios y de ser un compendio del cine de Lang, constituyen uno de los mejores comienzos de la historia del cine. Lang está dispuesto a dejar claro que va unos cuantos años adelantado con respecto al resto de la clase. Pero ¡ojo! no se queda sólo en las teoría de las luces y sombras y de los conceptos. Sabemos que es un gran maestro del expresionismo pero lo que le va a llevar a la cumbre es que también lo va a ser del humanismo. Será un estudioso del rostro y del alma humana, del hombre perseguido y desesperado. Lo acercará al gran público y nosotros sufriremos con él. La perfecta simbiosis entre la depurada técnica expresionista y la complejidad del alma humana convertirá a Lang no sólo en un gran maestro sino en un gran referente para los que vinieron detrás, que por cierto, nunca han logrado superarlo.

09. Dr Jekyll and Mr. Hyde (1931)

horror

Es una obra maestra del cine.
Hay tanta genialidad de recursos y tal es la capacidad del protagonista de llegar, que me extraña que no se hable más de ella en monografías.
Hay una cosa, sin embargo, que pocos parecen tener en cuenta: La mitad del argumento no tiene absolutamente nada que ver con el libro original. Sin embargo es genial la forma en la que se trata el tema principal del libro, una maravilla.
Es altamente recomendable para su visionado en cualquier momento. Muy dinámica y bastante entretenida.
Por otro lado no creo que se pueda considerar su mayor cualidad el terror que dicen que tendría que tener, porque no considero tampoco el libro como de tal género. Sí que es muy psicológico y la película ahonda en planos subjetivos.

08. Vampyr (Vampiro) 1932

dracula

Vampyr representa la concreción de un enigma. En ella no sólo el protagonista dobla una esquina, también lo hace el objetivo. La Forma entera de esta película se empapa de la retórica de lo desconocido.
El misterio de la película nunca procede de su tema ni de su simbología, sino de la secuencia calculadísima de su visualización. El espectador se sitúa ante la pantalla en un estado eterno de descubrimiento.
El montaje tradicional establece una conexión de complicidad con el espectador, donde éste sobreentiende situaciones, posiciones, tiempos y realidades, llenando los huecos. Vampyr no permite esto. Es a través del tratamiento individualizado de cada centímetro de película como se llega a la más alta imaginación. Un segundo de cine, un segundo de sueño. Y en algún lugar entre los dos, el mundo de Vampyr.

07. The Mummy (La Momia) 1932

monstruos

Clásico de terror de la Universal donde se desarrolla una historia de amor que trasciende los tiempos mediante conjuros profanos.
Lo mejor: la siempre imponente presencia escénica de la “torre” Boris Karloff, el maquillaje de los personajes, la densa atmósfera, los escenarios ancestrales de Egipto donde trascurre la historia combinados con los modernos como el museo, el oscurantismo desde la iluminación y la estética visual de las imágenes.
Por supuesto que también entre los elementos positivos hay que mencionar su historia, la cual es simple pero sin caer en el ridículo. Se describe una historia de amor que atraviesa los siglos gracias al uso sobrenatural de un conjuro prohibido. Así el filme plantea por ende de trasfondo un conflicto romántico dentro de un ambiente tenebroso muy similar al expresionismo alemán.
Claro que también tiene puntos débiles, y los mismos los podemos encontrar en la precipitación en la resolución de la historia, en algunas situaciones a las que se le notan su carácter ingenuo, y en algunas sobreactuaciones de determinados secundarios.
No obstante, es un clásico insoslayable de la cinematografía de terror, que no impacta en demasía hoy día pero que se ve con interés, y que ingresa dentro de las cintas que sentaron bases sobre la plasmación en el celuloide de los más afamados mitos del horror.

06. The Invisible Man (El Hombre Invisible) 1933

Frankenstein

Estupenda película del gran James Whale.
Técnicamente está muy bien, tiene unos admirables efectos especiales, mucho mejores de lo esperado para una película de 1933.
La historia va de la comedia de su primera parte al terror de la segunda.
Claude Rains hace un impresionante papel gracias a su voz, por lo que es imprescindible verla en versión original.
La película resulta realmente salvaje, más aún que la novela, a la cual es fiel al principio para poco a poco irse separando.
Realmente divertida, salvaje y con un ritmo bestial, enseguida pasa a la acción y esta no para, no decae ni un momento (algo que se echa de menos ultimamente).

05. The Bride of Frankenstein (La Novia de Frankenstein) 1935

Cine

Secuela de “Frankenstein” (1931) donde el hombre sigue jugando lóbregamente a ser Dios sin medir las consecuencias de sus actos, manipulando polémicos conceptos científicos que le son vedados éticamente y que derivan en situaciones sumamente absorbentes desde el aspecto sobrenatural que irrumpe con ellas.
Esta cinta cautiva por su dinamismo, porque es intensa de principio a fin con una narración que combina muy buenos ratos de terror y algunos toques cómicos.
Además desde los efectos especiales y el apartado estético es sumamente atrayente, posee una conseguida ambientación desde los escenarios tantos artificiales como naturales (aunque la mayoría derivan de una asombrosa decoración de sets de filmación). No se puede dejar de lado la siempre inquietante presencia en pantalla del enorme actor británico Boris Karloff. Muy logrado también el maquillaje que recrea en forma magnífica al monstruo.
Otro pilar del éxito de esta secuela es la dirección del inglés James Whale, quien muestra inquietantes primeros planos además de emplear una sugestiva utilización de cámaras en los ángulos de filmación. La puesta en escena también no tiene desperdicio, la iconografía en el diseño de los personajes forman parte ya del acervo cinematográfico del género de terror, y la atmósfera gótica donde la trama se desarrolla acentúa aún más el tono necrófilo y perverso considerablemente atrayente de la obra.
En fin, un clásico de terror que debe formar parte de la colección de cualquier cinéfilo que precie el género. Para ver cómo con se rodaban películas efectivas con mucho más ingenio que presupuesto.

04. Dracula 1931

peliculas

Clásica adaptación cinematográfica de la homónima novela del irlandés Bram Stoker, que con el paso de los años, se ha convertido en una de las más populares que se han realizado hasta la fecha, si bien otras como el "Drácula" de Terence Fisher, (1958), o el más reciente de Francis Ford Coppola, (1992), son también notables.
La película sigue con bastante fidelidad la historia original, alterando el órden de las situaciones, y ciertos personajes, ya que inicialmente, habia sido concebida como una versión teatral, en la que el mismo Bela Lugosi interpretaba al vampiro.
Buenos intérpretes, buena ambientación y buena música, para este clásico filme de terror, que da la oportunidad de volver a revisar al personaje que más temor, y admiración ha causado durante décadas. "Drácula, el príncipe de las tinieblas".

03. Freaks (Fenómenos) 1932

terror

Probablemente la única obra maestra del amante de lo grotesco y la mutilación: Tod Browning. Y, junto a Drácula (con Béla Lugosi), su película más conocida. Con tan sólo 16 años Browning huyó de casa y se unió a una feria con fenómenos humanos (freaks) aquejados de malformaciones. A partir de su experiencia con ellos, crea uno de los melodramas más inquietantes de la historia del cine. En él, los "monstruos" (monstruo= cosa extraordinaria en cualquier línea) no son fruto del maquillaje o los efectos especiales; son auténticos. En "Freaks", el sentimiento de pertenecer a una comunidad, minimiza el sufrimiento por la naturaleza deforme de estas personas, que se unen solidariamente cuando uno de ellos sufre una agresión. Creo que uno de los grandes aciertos de Browning al realizar "Freaks", estriba en no caer en la condescendencia fácil de convertirlos en víctimas inocentes ni tampoco en mostrarlos como monstruos, sino como lo que son, simplemente humanos. Llama la atención la inseguridad (exteriorizada a través de la maldad) de los personajes "normales", incluso siendo bien parecidos, mientras que los freaks, han aceptados sus limitaciones y se han adaptado a ellas. Rodada en gran medida en tono documental, que se ve acentuado sobre todo en las secuencias que muestran escenas de la vida cotidiana de los freaks. Amante del ilusionismo, Browning nos deleita con algunos deliciosos trucos de cámara que nos hacen sonreir al apercibirnos del engaño, pero que, además, encajan perfectamente con todo el ambiente de la película, pues en ella, casi siempre, las apariencias engañan, algo fundamental en los espectáculos de prestidigitación. Adelantado a su tiempo Browning nos dejó una obra tan inolvidable como irrepetible, donde los monstruos (esta vez: monstruo= persona muy cruel y perversa), no parecen ser los freaks. No lo olvidemos: la normalidad está en el ojo del que mira. Imprescindible.

02. Frankenstein (1931)

clasico

Es un clásico, y la verdad que verla actualmente es un lujo, puesto que estamos ante una pelicula más que correcta que sabe combinar el humor y el horror sin caer en la parodia. El doctor es una obra bien pensada y que trata de ser fiel, a duras penas, eso sí, con el libro que inspira esta producción.
El monstruo que genera el doctor Frankestein es una influencia directa de la mitología hebrea, cuando siglos antes de que esta idea surgiera en la literatura ya los judíos poseían el mito del Golem, aquel ser de barro que revive gracias a un conjuro mágico. Este ser solo estaba bajo el mando de aquel que haya pronunciado el conjuro. En este caso, la obra no remite especificamente a su predecesora literaria, sino que toma la trama literal y la desarrolla con múltiples libertades, dejando de lado cuestiones metafísicas que atañían al libro.
Objeciones aparte, nos encontramos ante una propuesta correcta y bien lograda, Boris Karloff encarna a un monstruo tan extrañado de su medio como sorprendentemente ágil en sus movimientos.

01. King Kong (1933)

lugosi

Es una película de monstruos, destinada a provocar suspense y terror, con dosis elevadas de violencia y de erotismo, gracias a una aplicación del Código Hayes más laxa que en épocas posteriores. Con todo, se eliminaron escenas de NYC, incorporadas al film posteriormente, y la escena del ataque de arañas gigantes a los expedicionarios en isla Calavera. Es, además, una versión singular del antiquísimo mito de la bella y la bestia, sin final feliz. No sólo se enamora Kong de Ann, sino que además pone en peligro su vida para librarla de peligros y amenazas. Kong encarna la triple figura de monstruo, bestia enamorada y esforzado caballero andante que vela por la dama. La película denuncia la inmoralidad y el grave error de Denham de apresar a Kong para utilizarlo como animal de feria, sin prever las consecuencias.
La música, de Max Steniner, se apoya en una masa orquestal muy numerosa, que da densidad y solemnidad a la composición. Diferencia los momentos románticos, de intriga y de terror. La fotografía contiene elementos propios de un film de serie B, con escenas tomadas de films anteriores, niebla que reduce el escenario, etc. La parte que incluye efectos especiales constituye un alarde de imaginación, trucos visuales (Kong era un muñero articulado de 45 cm.) y recursos técnicos novedosos (stop-motion). La estética de los decorados está tomada del cuadro "La isla del diablo", del pintor Arnold Bocklin. El guión cuenta una historia interesante y hace uso de una narración austera, intensa y de aire documental. La interpretación de Fay Wray, pelirroja de ojos miel, realiza un trabajo excelente. Los directores hacen de Denham su propio "alter ego" y realizan un vistoso cameo como piloto y artillero de uno de los aviones de la secuencia final.
Película gratamente compleja, que marcó un hito en el uso de los efectos especiales, creados por Willis O'Brien. Obra clásica e imprescindible.

Y aquí el video para que vean unas pocas imágenes de cada película. Hecho por mi.


link: https://www.youtube.com/watch?v=idPzjcUTG8E

Hasta aquí mi top 20, de la década de los 30's. Si quieren algún torrent, pídanlo por mensaje privado. Cualquier comentario que insulte o empiece una pelea, será borrado.

Anuncios

2 comentarios - Las 20 Mejores Películas de Terror (1930-1939)

tano_grasa
Muchas gracias por ésta y por la de antes. Estoy impaciente por leer las próximas entregas.
Hupeer +1
Gracias a tí por leer y comentar. Faltan muchas décadas más. Saludos!
jefecito
Las vi casi todas, para mi gusto mas Frankenstein que King Kong en el 1° lugar, hay una que es Muñecos infernales esta buena también.