El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La niña campeona de Super Smash Bros era falsa

La niña de 10 años que ganaba a todo el mundo jugando a Super Smash Bros de Wii U ha resultado ser una estrategia viral de GameStop tras las que se escondía un profesional del juego.


Al mundo de los videojuegos le ha salido su propio caso “Milli Vanilli”. Paralos que no sepan a qué nos referimos con ese nombre, se trata de un caso en la música de los ochenta, en la que un grupo que triunfaba, se descubrió como fraude al publicarse que realmente, los señores que salían en el escenario, no cantaban sus canciones, si no que sólo prestaban su imagen. Los que realmente ponían las voces, menos atractivos para los estándares de la época, intentaron tener su propia carrera con el nombre de Real Millin Vanilli, pero la cosa se quedó en sonora decepción y pronto olvido.

¿Y qué ha podido pasar en el mundo de los videojuegos similar a este caso? Pues muy sencillo. GameStop descubrió a una jugadora de pro de Super Smash Bros que con 10 años y el personaje Diddy Kong podía acabar con todos los que se le ponían por delante. Se trataba de Karissa, la destructora, que se movió por las tiendas de la cadena demostrando su saber estar con el mando en la mano.

Ahora descubrimos que Karissa, la destructora, no era más que Karissa, la buena actriz. Porque, detrás de ella estaba un proplayer especializado en el juego, conocido como LiquidDJ, que era el que realmente paneaba a todos esos incautos que se veían mejores que una cría de 10 años como para intentar enfrentarse a la demoledora cría.

La intención de la cadena era hacer ruido, propaganda viral y vender muchos Super Smash Bros de Wii U, cosa que hasta el momento ha hecho sin demasiado esfuerzo.

Anuncios

1 comentario - La niña campeona de Super Smash Bros era falsa

@diego_0790
algo parecido con los robertos de aca