“Volver al futuro”: el quijotesco reestreno arrancó con el pie derecho
La reposición de la película de 1985 protagonizada por Michael Fox y Christopher Lloyd llevó en su primer día casi 6 mil personas a los cines. Y fue la mejor entre las novedades.

“Volver al futuro”…y a los cines argentinos, después de una campaña a pulmón
La primera parte de la trilogía emblema de los 80 será reestrenada ...+ MAS Podria interesarte
Volver al futuro El reestreno de Volver al futuro, la película de 1985 protagonizada por Michael Fox y Christopher Lloyd, mostró muy buenas cifras en su primer día en los cines argentinos.

Unos meses más tarde que en los Estados Unidos, e impulsada por una fuerte campaña en redes sociales y el empeño de un fanático, la reposición llevó ayer a 5.923 personas a las 26 salas en las que se proyectó, según datos de la consultora Ultracine.

Con esa cifra, el reestreno no sólo se metió entre las diez películas más vistas sino que, en el cuarto lugar, fue la mejor de todas las novedades.




link: http://www.youtube.com/watch?v=daFvZPDv_wE


--------------------------------------------------------------- Historia ---------------------------------------------------------------

El regreso del gran sinfonismo al cine tuvo su desarrollo durante la década de los años ‘80 de la mano de nuevos y jóvenes compositores, que imprimieron su estilo musical particular.

Cuando en 1977 la música de John Williams supuso una suerte de homenaje al estilo que el legendario Erich Korngold imaginó para las películas épicas, el arte de las bandas sonoras se expandió aún más para el deleite de los coleccionistas de este tipo de música.

El resultado fue sorprendente: surgieron películas cuyas bandas de sonido catapultaron a la fama a nuevos talentos, como James Horner, Bruce Broughton, Basil Poledouris, Cliff Eidelman y Danny Elfman, por nombrar sólo algunos. De esta camada de nuevos compositores también surgió Alan Silvestri.

Venido del Rock, Silvestri en realidad no pensaba convertirse en compositor de música de películas, sino en un buen músico de jazz. Pero un día, cuando sólo tenía 21 años, recibió la oferta de musicalizar un film, The Doberman Gang (1972). De esta manera inició su incursión en el mundo del cine, hasta transformarse en uno de los compositores más admirados y solicitados en la actualidad en Hollywood.

Al igual que los importantes binomios de Steven Spielberg / John Williams, Tim Burton / Danny Elfman o Franklin Schaffner / Jerry Goldsmith, Alan Silvestri también logró una exitosa asociación creativa con el director Robert Zemeckis, la cual se ha expandido a lo largo de más de una década con títulos como Romancing the Stone, Who Framed Roger Rabit, Death Becomes Her, Forrest Gump, Contact, Cast Away, Who Lies Beneth y ahora con Polar Express.

Pero ninguna de estas películas tiene el enorme significado del cual goza la trilogía de Volver al Futuro. Podríamos afirmar, que Alan Silvestri es para la trilogía de Volver al Futuro lo que John Williams es para la saga de Star Wars, o Jerry Goldsmith para Rambo.

Con su sello personal enriquecido por la orquestación de James B. Campbell, la música que Alan Silvestri compuso para la película Volver al Futuro (1985) constituye una de las bandas sonoras más importantes y emocionantes que haya dado el cine de aventuras.


Basta escuchar el tema principal de la película, para darnos cuenta que nos sumergimos en la fantasía y la acción a bordo del mítico Delorean, el auto con el que Marty McFly (Michael Fox) y el Doc (Christopher Lloyd) emprenden sus viajes de aventuras a través del tiempo.

La “Obertura” del CD de Volver al Futuro se compone por el tema romántico que se desarrolla a lo largo de la película. Un solo de flauta acompañado por una suave introducción melódica de cornos, violines y un clarinete solista, ilustran la nostalgia y amor que Marty siente por su familia y su novia. Luego se sucede la acción llena de percusión y cuerdas, para finalizar con vientos, violines y la flauta solista, que interpretan en conjunto el tema principal del film.


El “Main Theme” (que sólo se escucha tal cual como está en el CD en los créditos finales de la película), es un monumental tema, que comienza con la sección de vientos y percusión, a los que luego se suman las cuerdas que logran el matiz “Silvestriano”, tan característico en los posteriores trabajos del compositor.

El track “The Clock” es un buen ejemplo de cómo se puede apreciar el dramatismo que la música de Alan Silvestri aporta a la película, en la secuencia cuando el Doc, colgado del reloj de la torre de la plaza principal, debe lograr que la energía de un rayo tome contacto con el Delorean para que Marty retorne al año 1985 y se reencuentre con su propio mundo.


Volver al Futuro Parte 2 (1989) supuso “volver a Alan Silvestri” y al tema más famoso que el músico haya compuesto para una película. Esta vez la acción transcurre en el futuro, donde Marty conoce a sus propios hijos y debe lidiar con un montón de conflictos que le depara el brillante guión de Bob Gale.


Para esta película, el tema principal abre el CD con la misma base compositiva, pero con diferente orquestación. El track “Hoverboard Chase”, que oímos cuando Marty es perseguido por tres “patoteros futuristas” sobre un skate volador, está compuesto para vientos con base percusiva y piano en registro grave, para subrayar el dramatismo de la secuencia.

No obstante, es en este CD de la segunda película, donde podemos disfrutar más extensamente del desarrollo de los temas principales que Silvestri introdujera en la primera parte de la legendaria trilogía. Por su parte, la interpretación de la gran orquesta es más que destacable.


Volver al Futuro Parte 3 (1990) no se hizo esperar mucho, ya que prácticamente fue rodada al mismo tiempo que su antecesora, en un gran prodigio de producción, y de esta manera fue estrenado con unos pocos meses de diferencia por los estudios Universal. Ahora la trama tenía como escenario principal al Lejano Oeste.


La orquesta abre con el tema principal con el clásico “tintineo” de percusión y base de cuerdas, para volver a la orquestación ya escuchada en la “Obertura” del primer CD, a toda pompa: percusión, cornos franceses y los vientos que dan paso al tema de Clara (el personaje de la maestra de la cual se enamora Emmett Brown), una hermosa y suave melodía interpretada por violines, chelos y arpas, más una flauta solista, que describen el carácter apacible y querible del personaje de Clara (Mary Steenburgen).

Las secuencias de acción de este score están divididas en tres partes: “The Train Part 1, Part 2 y Part 3” con el gran despliegue orquestal que aporta una vez más el orquestador Campbell para esta etapa fílmica de Silvestri.

El tema final del CD de Volver al Futuro Parte 3 se inicia con background percusivo y trompetas solistas que se alternan con violines (a la manera de auténtica música del Oeste norteamericano), para luego volver al tema de Clara, y como resolución final, a la melodía de Volver al Futuro, pero con tempo ahora más rápido.

Al igual que las bandas sonoras de otras grandes trilogías de la historia del cine contemporáneo, cada score de la saga de Volver al Futuro tiene su propia identidad y todas en su conjunto, tienen una brillante unidad temática musical.

Los scores de Volver al Futuro Parte 2 y Parte 3 tuvieron su edición discográfica respectivamente, pero en el caso de la primera película, lamentablemente y por cuestiones de perversas políticas de mercado, sólo se editó un CD con canciones y con apenas dos temas de Alan Silvestri. El score íntegro de Silvestri se encuentra en un disco promo que no está disponible a la venta en forma regular. Esperemos que algún día este disco se edite como es debido y esté al alcance de todo aficionado a la música de cine en general y de Alan Silvestri en particular.

Porque en definitiva, la saga de Volver al Futuro no sólo enriquece una videoteca, sino también una discoteca.-



“Volver al futuro” [La película]


volver al futuro