Este post les ayudará con sus monografías


http://www.monografias.com/: de esta página podrán extraer monografías ya echas por otras personas ahorrándose el tiempo de hacerlas ustedes y de romperse la cabeza buscando en Google.

Esta es una monografía sobre el cine sonoro y el cine mudo (entre 1900 y 1930) :


LAS PELÍCULAS MUDAS
Entre 1909 y 1912 todoslos aspectos de la naciente industria estuvieron bajo el control de un trust estadounidense, la MPPC(Motion Pictures Patents Company), formado por los principales productores.Este grupo limitó la duración de las películas auna o dos bobinas y rechazó la petición de los actores de aparecer en lostítulos de crédito.El trust fue desmontado con éxito en 1912 por la ley antitrust del gobierno,que permitió a los productores independientes formar sus propias compañías de distribución y exhibición, por lo que pudieronllegar hasta el público estadounidense obras europeas de calidad,en 1912, de Enrico Guazzoni, de Italia,o La reina Isabel (1912), de Francia, protagonizada por la actriz SarahBernhardt.
Cine mudoestadounidense
El ejemplo, sobre todode Italia, que en 1912 con 717 producciones era el cine más potente del mundo,llevó a los productores estadounidenses a laacción,viéndose obligados a hacer películas más largas, en las que los directorestuvieran también una mayor libertad artística, y los actores figuraran enlos títulos de crédito, lo que hizo indefectiblemente que algunos de éstos seconvirtieran en los favoritos del público. Como resultado, siguió un periodo deexpansión económica y artística en el cine de este país.
Entre 1915 y 1920 lasgrandes salas de cine proliferaron por todo el territorio de Estados Unidos,mientras la industria se trasladaba de los alrededores de Nueva York aHollywood, pequeña localidad californiana junto a Los Ángeles donde los productores independientes,como Thomas Harper Ince, Cecil B. De Mille y Mack Sennett, construyeron suspropios estudios. Ince introdujo el sistema de unidades, en el que la producción de cada película estabadescentralizada, con lo que se podían hacer simultáneamente varias películas,cada una de ellas supervisada de principio a fin por un jefe de unidad quedependía a su vez del jefe del estudio. Se produjeron así cientos de películasal año como respuesta a la creciente demanda de las salas. La inmensa mayoría eranwesterns, comedias de tortazos y resbalones y elegantes melodramas, como el deCecil B. De Mille Macho y hembra (1919) protagonizado por Gloria Swanson. Ince,por su parte, se especializó en la Guerra Civil estadounidense y el lejanoOeste, sin concesiones al sentimentalismo, en los que destacó el entoncespopular vaquero William S. Hart.
EnLatinoamérica el cinematógrafo fue conocidoen la mayoría de las capitales de los países latinoamericanos inmediatamentedespués de la primera proyección realizada en París por los hermanos Lumière.Sin embargo, en ninguno de ellos surgió una industria propiamente dicha hastala década de 1940. Desde principiosdelsiglo XX, a través de la distribución y la exhibición, las compañíasestadounidenses de cine detentan el control de las pantallas de todo elcontinente, salvo en el corto periodo de la II Guerra Mundial.Como aliado, México se benefició de este importante mercado cedido por Estados Unidos endetrimento de Argentina y España,el primero neutral y el segundo bajo una dictadura fascista, que vieron decaer susrespectivas industriascinematográficas. En ese periodo México vio crecer su industria gracias a unmercado seguro de habla castellana. Las produccionespor lo general eran comedias y dramas populares, cuando no películas detendencia socio-folclórica. El cine en México había empezado con Riña dehombres en el zócalo (1897). A partir de esta fecha no se dejaron de producirpelículas, generalmente noticiarios sobre la independencia y la Revolución Mexicana como El gritode Dolores (1910, de Felipe Jesús del Haro) o Insurrección en México (1911, delos hermanos Alva). En 1917, el gobierno de Venustiano Carranza restringe ladifusión del cine documental revolucionario, y ese mismo año se funda laproductora Azteca Film, que realiza películas de ficción como La obsesión.
La producción cinematográficaen el Reino Unido, Italia y los países nórdicos decayó de forma drástica trasel fin de la I Guerra Mundial debido al aumento de los costes deproducción y a una incapacidad comercial para competir en un mercado mundialcreciente. Sin embargo, en Alemania,en la recién creada Unión Soviética y en Francia, las películas alcanzaron unanueva significación artística, marcando el inicio de un periodo que sería muy influyenteen el desarrollo del medio.

Elcine sonoro
En 1926 la productoraWarner Brothers introdujo el primer sistema sonoro eficaz, conocido comoVitaphone, consistente en la grabación de las bandas sonoras musicales y lostextos hablados en grandes discos que se sincronizaban con la acción de lapantalla. En 1927, la Warner lanzó El cantor de jazz, de Alan Crosland, laprimera película sonora, protagonizada por el showman de origen ruso Al Jolson,que alcanzó un éxito inmediato e inesperado entre el público. Su eslogan,sacado del texto de la película "aún no has oído nada", señaló el final de la eramuda. Hacia 1931 el sistema Vitaphone había sido superado por el Movietone, quegrababa el sonido directamente en la película, en un banda lateral. Esteproceso, inventado por Lee de Forest, se convirtió en el estándar. El cinesonoro pasó a ser un fenómeno internacional de la noche a la mañana.
La transición del cinemudo al sonoro fue tan rápida que muchas películas distribuidas entre 1928 y1929, que habían comenzado su proceso de producción como mudas, fueronsonorizadas después para adecuarse a una demanda apremiante. Los dueños de lassalas se apresuraron también a convertirlas en salas aptas para el sonoro,mientras se rodaban películas en las que el sonoro se exhibía como novedad,adaptando obras literarias e introduciendo extraños efectos sonoros a laprimera oportunidad. El público pronto se cansó de los diálogos monótonos y delas situaciones estáticas de estas películas, en las que un grupo de actores sesituaba cerca de un micrófono fijo.
Tales problemas se solucionaronen los inicios de la década de 1930, cuando en varios países un grupo dedirectores de cine tuvieron la imaginación necesaria para usar el nuevo mediode forma más creativa, liberando el micrófono de su estatismo para restablecerun sentido fluido del cine y descubrir las ventajas de la postsincronización(el doblaje, los efectos sala y la sonorización en general que sigue almontaje), que permitía la manipulación del sonido y de la música una vez rodaday montada la película. En Hollywood, Lubitsch y King Vidor experimentaron conel rodaje de largas secuencias sin sonido, añadiéndolo posteriormente pararesaltar la acción. Lubitsch lo hizo suavemente, con la música, en El desfiledel amor(1929),y Vidor con el sonido ambiente para crear una atmósferanatural en Aleluya (1929), un musical realista interpretado íntegramente poractores afroamericanos cuya acción transcurre en el sur de Estados Unidos. Losdirectores comenzaban a aprender a crear efectos con el sonido que partía de objetosno visibles en la pantalla, dándose cuenta de que si el espectador oía untictac era innecesario mostrar el reloj.
Los guionistas Ben Hecht,Dudley Nichols y Robert Riskin comenzaron a inventarse diálogos especialmenteelaborados para la pantalla, a los que se despojaba de todo lo que no fueraesencial para que sirvieran a la acción en vez de estorbarla. El estiloperiodístico rapidísimo que Hecht preparó para Un gran reportaje (1931), deLewis Milestone, contrasta con las ingeniosas réplicas que escribiría para laobra de Lubitsch Una mujer para dos (1933). Nichols, por su parte, destacó porsus diálogos claros, sin ambigüedades, en películas como María Estuardo (1936),de John Ford. Riskin se hizo famoso por sus personajes familiares en las películasde Frank Capra, entre ellas Sucedió una noche (1934), protagonizada porClaudette Colbert y Clark Gable.
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Por favor comenten!!!!!!!!!!!!!! Ayuda con las Monografías cine mudo monografías cine sonoro ayuda con las monografías Ayuda con las Monografías, espero que les haya servido