El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Guerra de la Triple Alianza

Guerra de la Triple Alianza

Este es un trabajo de la Guerra del Paraguay (o Guerra de la Triple Alianza) que tuve que hacer hace un tiempo. En su momento costó hacerlo, porque lo que habia en internet era muy corto o muy extenso (y lo mismo ocurria en los libros), y yo creo que este es un buen termino medio en extensión.
El trabajo está practicamente todo escrito por mi, que fui sacando información de muchísimos lugares. Creo que es un tema interesante, e importante de conocer.


guerra

Introducción

La Guerra de la Triple Alianza (también llamada Guerra del Paraguay), fue un conflicto bélico desarrollado entre los años 1864 y 1870, en el cual Brasil, Uruguay y Argentina (uniendo sus fuerzas mediante el tratado de la Triple Alianza) se enfrentaron a Paraguay.

desarrollo

Causas

Las causas de esta guerra se las puede diferenciar en dos grandes grupos: por un lado las causas mediatas, es decir aquellas situaciones previas que influyeron en el comienzo de la guerra, y por otro lado las causas inmediatas, es decir aquellos hechos concretos que fueron el detonante final para el comienzo del conflicto bélico. A continuación se destacan cada una de ellas:

alianza

Causas Mediatas:

Las cuestiones territoriales, y la navegación de algunos ríos de la Cuenca del Plata son factores que nunca habían estado bien definidos entre estos países.

La ubicación geográfica de Paraguay condenaba a este país a un “callejón sin salida”. Su salida al mar, es decir, el acceso a las rutas comerciales ultramarinas dependía de los ríos argentinos. Por esto, la nación paraguaya, temerosa de ser aislada del resto del mundo, buscó entrar en contacto y realizar alianzas con el partido blanco uruguayo (el cual era el partido político que estaba gobernando en ese momento a Uruguay –más adelante se especificará la situación de Uruguay-, quienes le posibilitarían la utilización del puerto de Montevideo a Paraguay para vender sus productos, cobrando impuestos accesibles).

Al problema de los ríos se sumaban cuestiones de límites, Paraguay se encontraba en disputa con Brasil por los territorios del Mato Grosso.

No obstante, Paraguay no solo tenía problemas limítrofes con Brasil, sino también con la Argentina y Bolivia en cuanto a región del Chaco. Los tres países formaron parte del antiguo Virreinato del río de la Plata, que fue incapaz de mantenerse unido después de su independencia de España en el inicio del siglo XIX. Por eso las delimitaciones de las fronteras entre estos países eran aún más complicadas de definirse, ya que no había tratados de límites anteriores por donde se basen (diferente a lo que ocurría en relación al Brasil y sus vecinos).

El afán imperialista de Brasil era otro aspecto determinante, desde tiempos de la colonia Brasil sostenía una política de expansión territorial: de haber podido, habría conquistado todos los territorios hasta llegar al océano pacífico, y es por esta “obsesión territorial” que la única forma de solucionar la disputa de territorios con el Paraguay era mediante una guerra.
Por otro lado se encontraba Uruguay, el cual no tenía mayores problemas territoriales, sino que su principal conflicto era de organización interna del poder. Las fuerzas políticas de Uruguay se hallaban divididas en dos bandos, el de “los blancos” y el de “los colorados”. Para aquel entonces los blancos se encontraban en el poder, con Bernardo Berro como presidente, sin embargo el partido colorado contaba con el apoyo de Brasil y a la vez contaba con la simpatía de Mitre (ya que el general Venacio Flores –jefe de los disidentes colorados- había luchado en la Argentina a favor de los liberales).

paraguay

Causas Inmediatas:

En 1863 la lucha en Uruguay de los blancos y los colorados se intensificó debido al intento de los colorados de derrocar al Presidente en ejercicio, el cual pertenecía al partido
blanco. Esto sirvió de excusa para la intervención de Brasil (el cual, como ya se dijo, actuaba a favor del partido colorado). Por otro lado, la República Argentina (dirigida entonces por Mitre), permaneció “neutral”.

El partido blanco, frente a la pérdida del poder en manos del partido colorado (ayudado por Brasil) acude a Paraguay para poder restablecer el poder.

El presidente paraguayo Francisco Solano López accede al pedido del partido blanco y moviliza sus tropas hacia Uruguay. Sin embargo, para poder llegar hasta allí, debía primero pasar por Corrientes con sus tropas, para lo cual le solicita permiso al gobierno argentino.

Mitre le niega el permiso, manteniendo el “estado de neutralidad” de Argentina frente al conflicto uruguayo, sin embargo el presidente paraguayo Solano López decide cruzar igual: el 5 de marzo de 1865 declara la guerra hacia Argentina, apresando dos buques argentinos que se encontraban en el puerto de Corrientes e invadiendo la provincia.

A partir de este momento, Argentina se incorpora a la guerra: y se dice que se incorpora debido a que la guerra ya había comenzado desde el momento en que los blancos pierden el poder en pos de los colorados, y piden ayuda a Paraguay. La guerra comienza en el 1864 con Brasil y los Colorados, contra Paraguay y los Blancos.

Sin embargo, es recién el 1 de Mayo de 1865, 18 días después del ataque e invasión a la ciudad y provincia de Corrientes, cuando la República Argentina, Brasil y la República Oriental del Uruguay se unieron por un “Tratado en alianza ofensiva y defensiva, en la guerra promovida por el gobierno del Paraguay, persuadidos de que la paz, seguridad y bienestar de sus respectivas naciones era imposible mientras existiera ese gobierno del Paraguay, siendo una necesidad imperiosa reclamada por los más importantes intereses, hacer desaparecer ese gobierno, respetando la soberanía, integridad territorial e independencia de la República del Paraguay” (fragmento extraído del Artículo 1º del Tratado de la Triple Alianza).

etapas

Desarrollo

La guerra puede ser dividida en diferentes etapas según los parámetros tenidos en cuenta, o bien, según el autor. A continuación se destacan dos grandes etapas: la ofensiva paraguaya, en primer término, y luego, la contraofensiva; resaltando los principales sucesos y características de cada una de ellas:

triple

La ofensiva paraguaya:

Francisco Solano López (presidente paraguayo) inició las acciones contra Brasil en noviembre de1864, con la captura del vapor Marqués de Olinda, acto que inaugura formalmente la guerra. En febrero de 1865 declaró la guerra a la Argentina, aunque este hecho fue conocido por Buenos Aires mucho más tarde. Para ese entonces los blancos uruguayos habían sido vencidos.

Solano López inició sus operaciones hacia el norte, invadiendo exitosamente el territorio brasileño de Mato Grosso. Este triunfo no fue decisivo; en cambio, dio tiempo a la derrota de los blancos uruguayos evitando toda posible coordinación de esfuerzos con los paraguayos. A mediados de abril las tropas paraguayas invadieron la provincia argentina de Corrientes, avanzando a lo largo de los ríos Paraná y Uruguay.

El 1 de mayo de 1865, Argentina, Brasil y Uruguay firmaron el Tratado de la Triple Alianza. Se puntualizaba allí que la guerra seria dirigida contra el gobierno y no contra el pueblo paraguayo, simple participante en los hechos, y que se respetaría la integridad del Paraguay. Sin embargo, el tratado establecía ventajas territoriales para los estados firmantes.

El avance paraguayo sobre la Mesopotamia sufrió un rudo contraste ante la marina imperial en el sangriento combate naval del Riachuelo (11 de abril de 1865) donde, pese al valor de los paraguayos, su escuadrilla quedó fuera de combate y los ríos en poder del enemigo.

El 17 de setiembre de 1865 una parte de las fuerzas paraguayas al mando de Estigarribia se rindió en Uruguayana —localidad brasileña que habían ocupado— a los aliados encabezados por Mitre (jefe terrestre de los ejércitos de la Triple Alianza). Cerca de 30.000 hombres fueron lo que combatieron junto a López en esta ofensiva, pero tras la derrota citada debió ordenar su repliegue.

Argentina

La Contraofensiva

Desde 1866, Paraguay se limitó a una desesperada acción defensiva que sólo prolongó el coraje de sus soldados. La ofensiva de la Triple Alianza al suelo paraguayo (las tropas argentinas sumaban ya 25.000 hombres) fue seguida por tremendos encuentros, generalmente desfavorables a Paraguay. Se sucedieron así Estero Bellaco (2 de mayo de 1866), Tuyuti (24 de mayo de 1866), Boquerón y El Sauce (16 y 18 de junio de 1866 respectivamente).

El 22 de setiembre de 1866 se libró la batalla de Curupaití, la cual significó una de las únicas victorias paraguayas. Sin embargo, pese a esta batalla, la derrota paraguaya era cuestión de tiempo. Los ejércitos enfrentados se debatieron en nuevos y sangrientos encuentros (Piquisirí, ltá Ibaté) y el 5 de enero de 1869 (Sarmiento ya gobernaba en Buenos Aires) las fuerzas de la Triple Alianza entraban en Asunción.

Solano López, acompañado de su cada vez más escaso ejército, continuó con la defensa hasta caer muerto ante una partida brasileña en marzo de 1870.

brasil

Consecuencias

Las consecuencias de la Guerra fueron muchas, y se las puede agrupar en tres, las consecuencias territoriales y los respectivos tratados (es decir los territorios que ganaron/perdieron los países involucrados en el conflicto), las consecuencias económicas (como toda guerra, ésta implico grandes gastos tanto en el vencido como en los vencedores) y las consecuencias demográficas (siendo estas seguramente las más trágicas, debido a que una de las características de esta guerra fue la muerte de un gran número de personas –sobre todo paraguayos- ):

consecuencias

Consecuencias territoriales y tratados de paz:

Los aliados, no impusieron la paz en acción conjunta, sino que realizaron “una paz por separado” con el vencido. Debido a esto, Paraguay, tuvo la posibilidad de discutir los derechos sobre los territorios con cada uno de los países de forma independiente. Por este motivo la guerra significó para cada país consecuencias territoriales diferentes:

- Brasil: Aunque pierde una numerosa cantidad de hombres y se endeuda con Gran Bretaña, anexa todos los territorios que tenía en litigio con Paraguay, se queda con sus industrias y mantiene su provincia de Matto Grosso.
La ocupación brasileña perduró hasta 1876, tras la firma del Tratado de Cotegipe, por el cual Brasil ocupaba territorios ancestralmente paraguayos y obtenía “reparaciones” y diversas concesiones económicas.

-Argentina: en cuanto a las cuestiones limítrofes con la Argentina, estas fueron más complicadas: en 1870, ante lo que parecía una anexión de Paraguay al Brasil, la Argentina reclamó la región del Chaco Boreal (desde el cruce del paralelo 22ºS con el río Pilcomayo hasta la Bahía Negra del río Paraguay). Sin embargo, poco tiempo después este territorio quedó en poder de Paraguay tras el arbitraje del presidente de los Estados Unidos (Rutherford Hayes), quien otorgó los territorios a Paraguay, dejando a Argentina sin territorios en el Chaco Boreal.

Argentina confirmó su posesión sobre el territorio ubicado entre los ríos Pilcomayo y Bermejo, o Chaco Central (territorio sobre el cual tanto la Argentina como el Paraguay habían hecho reclamaciones); y sobre el cual, hasta después de 1870, ningún estado había ejercido soberanía efectiva. Ese territorio del Chaco Central actualmente corresponde a la Provincia de Formosa.

Por el este, Paraguay debió devolver a la Argentina la provincia de Misiones que, aprovechando la guerra civil en Argentina, el estado paraguayo había ocupado en 1838. En rigor, el control que Paraguay tuvo entre 1838 y 1865 sobre alguna parte de la Misiones mesopotámica se reducía a las adyacencias de la Trinchera de San José (nombre que el estado paraguayo dio a la ciudad de Posadas) y la ruta que desde la misma llevaba hasta el río Uruguay. La isla del Cerrito en la confluencia de los ríos Paraná y Paraguay, permaneció ocupada por Brasil hasta 1873, fecha en que fue cedida a la República Argentina.

Estas disposiciones territoriales se concretaron algunas mediante tratados, y otras por laudo arbitral. A continuación se destacan los principales de ellos:
-Laudo arbitral del Presidente Hayes, 12 de noviembre de 1878: se le adjudica a Paraguay la región del Chaco Boreal, la cual era reclamada por Argentina;
- El tratado Irigoyen-Machaín (3 de febrero de 1876): fijó el límite de Argentina con Paraguay en el río Pilcomayo, beneficiando con esto a la Argentina (teniendo en cuenta las pretensiones paraguayas)
-El tratado Cotegipe-Lóizaga (9 de enero de 1872): este determinaba “El territorio del Imperio del Brasil se divide con el de la República del Paraguay por el cauce y canal del río Paraná, desde donde comienzan las posesiones brasileñas en la boca del Iguazú […] hasta la naciente principal del río Apa, y baja por el canal de éste, hasta su boca en la margen oriental del río Paraguay […]”, beneficiando con esto a el Brasil.

causas

Consecuencias económicas

La otra consecuencia, que no pudo evitar Paraguay, es que al año del fin del conflicto debió pedir préstamos a los bancos británicos, valorizado en un millón de libras esterlinas. A Paraguay le correspondió pagar sumas por las pérdidas en la guerra y sanciones económicas que le impusieron. Pierde muchas industrias. Probablemente otra seria la situación del Paraguay actual de no haber sido por esta guerra.

El costo de la guerra fue muy amplio económicamente también para Brasil, el cual quedó muy endeudado con los británicos, y seguiría perdiendo dinero aún después de la guerra, por la ocupación.

En tanto que la Argentina, aunque no pudo anexar todos los territorios que deseaba, para Mitre fue bastante beneficiosa ya que fortaleció su posición política; lo mismo sucede con Buenos Aires, puerto que pasó a liderar al país como un centro económico, cultural y político; aunque, al igual que ocurrió con su aliado, la economía argentina fue muy afectada y no pudo recuperarse hasta la masiva inmigración europea que la convertiría en una potencia regional. La deuda externa de Brasil pasó a ser de 56 millones de libras esterlinas, la de Argentina de 9 millones y la uruguaya de 248.000.
Consecuencias demográficas

El resultado más terrible de esta guerra fue la masiva mortandad de la población, sobre todo paraguaya (y en especial de varones). Las cifras de población paraguaya muerta por causas directas (acciones bélicas) e indirectas (hambre, estrés, pestes como la del cólera) no son exactas, pero lo que la mayoría afirma es que murió más de la mitad de la población paraguaya, disminuyendo de 1.200.000 a solo un poco más 400.000, siendo la mortandad masculina quizás de un 90%. La mujer paraguaya se ve obligada a cumplir los roles del hombre, y a abandonar sus convicciones religiosas y morales para repoblar el país.

Esta guerra fue un suceso lamentable, del cual hoy, 140 años más tarde, Paraguay sigue pagando las consecuencias. Como ya se dijo anteriormente, probablemente otra seria la situación del Paraguay actual de no haber sido por esta guerra…

territoriales

Esto es todo, espero que les sirva como a mí me hubiese servido, que tuve que escribir y redactar todo (nada de copiar y pegar)

Si te gusto el post o te parecio interesante ---> Por favor, comentá
Si crees que a un amigo le va a gustar ---> Por favor, recomendá
Si NO te gustó el post ---> Por favor, decime por qué

Muchas Gracias Por Pasar !!!

5 comentarios - Guerra de la Triple Alianza

@Diego_97_River -3
yo si me la isieron estudiar en la primaria
@elguillefer +2
"Si te gusto el post o te parecio interesante ---> Por favor, comentá"

Comento y te dejo mis diez.-
@ledesang
esta bien resumido el tema, buen post!!!