Alejandro Jodorowsky - Chistes con Conciencia


• Un pequeño viejo regaña a su vendedor de pescado. “¡Mentiroso! ¡Usted me vendió una docena de ostras, ayer en la tarde, diciéndome que eran afrodisíacas! ¡Se burló de mí!” “¡Qué raro! le contesta el vendedor. ¿Esas doce ostras no le hicieron ningún efecto?” “¡Sí!, dice el viejo. Pero solamente cuatro…”
CONCIENCIA.
Hay personas que nunca pueden estar satisfechas. A pesar de todo lo que obtienen, siempre quieren más. Lo que reciben es inferior al pedido, porque su pedido no tiene límites. Mueren retorciéndose convencidos que nunca lograron obtener lo que merecían… Me parece que la base de este sufrimiento radica en la primera niñez: el nene desde que nace lo pide todo, protección, calor, alimento. Cuando esto falla porque no lo han alimentado bien, durante toda su vida, inconscientemente estará deseando mamar de un seno materno la leche que debería haber bebido… Deseamos que los padres que nos trajeron al mundo nos den el conocimiento total y la inmortalidad. Si no pasamos de un ego individual a un yo transpersonal, la ignorancia y la muerte nos harán sufrir día y noche. El individuo aislado en su ego, es ignorante y mortal. La persona que se identifica con la humanidad, siente que conocerá todo el universo y que vivirá hasta el fin de los tiempos y quizás más.
Alejandro Jodorowsky

alejandro

• Un hombre entra en un restaurante de lujo acompañado por un niño.
-Sírvame el cubierto especial para mí- le dice al camarero- y un helado al pequeño.
El caballero da cuenta del opíparo menú, mientras el niño repite su ración de helado.
-Bien -se levanta el comensal, dirigiéndose al pequeño-, termina tu ración de helado mientras yo voy a hacer un recado.
El camarero prepara la cuenta y espera el regreso del padre del niño. Pero este tarda más de lo debido y el camarero pregunta al chico:
-Parece que tu padre tarda un poco, ¿no?
-Mi padre está de viaje.
-¿Cómo que está de viaje? ¿No acaba de salir de aquí hace un momento?
-¿Se refiere a ese señor que ha entrado conmigo?
-¡Naturalmente!
-¡No lo había visto en mi vida! Me lo encontré en la calle y me dijo que me invitaba a un helado.
CONCIENCIA
Este chiste me hace pensar en las tretas de gran parte de las sectas y de los Maestros con egos descomunales: te revelan una pequeña verdad para venderte una gran mentira. Así también actúa el ego personal: te da pequeñas satisfacciones para que olvides tu inmensa insatisfacción. Las apariencias no son la verdad. Parecer es una cosa, ser es otra. La única manera lograr la felicidad, alcanzando lo sublime, es compartir lo que vas obteniendo. Las verdades guardadas como secreto, son egoístas intentos de tomas de poder. Dáles perlas-semillas a los puercos. Estos las tragarán, no podrán digerirlas pero las defecarán en tierras fértiles.
El folklore popular transmite verdades que no comprende. Al contrario de los mentirosos, los sabios pueden revelarte una pequeña mentira para que obtengas una gran verdad. El Tarot fue lanzado al mundo como un banal juego de cartas. Todos los secretos están abiertos, hay mentes cerradas. “El que tenga ojos para ver que vea”
Alejandro Jodorowsky

conciencia

• Mientras se viste, la prostituta tiembla de contento. Cubre de miradas al hombre que aún yace en el lecho. Entusiasta, ella le dice: “¡Mmmm, qué gusto! ¡Sería maravilloso que todos los hombres supiera hacer el amor como tú!¡Verdaderamente, fornicas como un Dios!¡Te felicito! ¿Pero, dime, quién te hizo esos hoyos que tienes en las manos y en los pies?
CONCIENCIA
El ego personal, de alguien encerrado en su mente como en un calabozo, no reconoce al Dios interior. En el centro del obscuro inconsciente hay una fuente de vida, luminosa, que lo conoce todo -desde el nacimiento de este universo hasta la presencia de incontables universos paralelos-, que está en comunicación con la humanidad entera, que tiene infinitas posibilidades de realización. Quien no traspasa las fronteras de sus prejuicios egoístas, va por la vida, sin verlos, de milagro en milagro. A veces, cuando por un muy breve momento se detiene a observarse a sí mismo, se aterra y sorprende al encontrarse frente a un increíble desconocido.
Alejandro Jodorowsky

• Una señora acude a la consulta de un médico acompañada de su hija.
-Desnúdese -le dice el médico a la muchacha.
-Doctor -le advierte la hija-, la enferma es mi madre.
-Saque la lengua, señora -indica el médico a la madre.
CONCIENCIA.
El mundo que conocemos no es el mundo tal cual es, sino como lo vamos eligiendo según nuestros gustos e impresiones subjetivas. En realidad, de todo lo que nos sucede somos cómplices, porque somos nosotros los principales constructores de la realidad en que vivimos. Una realidad semi-construída por el ego individual, egoísta, tiene un cariz fétido muy distinto de la realidad fragante semi-construída por el transpersonal Ser Esencial.
Alejandro Jodorowsky

• Un turista, perdido en la montaña, llega frente a un cabaña pequeña. Golpea en la puerta, gritando:
-¿Hay alguien?
Una voz de niño le responde:
-Si.
Entonces el hombre pregunta:
-¿Tu papá está ahí?
-¡No! Salió justo antes que mamá entrara.
-Entonces, ¿tu mamá esta ahí?
- ¡No! Salió cuando yo llegué.
- Pero entonces, ¿en esta familia ustedes no están nunca juntos?
-No, aquí no. Aquí es el cagadero.
CONCIENCIA.
El adulto que no se ha liberado de su ego infantil y vive encerrado en su celda mental, vegetando en la fetidez de sus pensamientos, sentimientos, deseos y nece(si)dades egoístas, cuando intenta penetrar en su oscuridad el Ser esencial, lo rechaza temiendo que la luz que le aporta revele sus arcaicos sufrimientos. Ojos que no ven, corazón que no siente… Walt Withman escribió: “¿Quien camina una legua sin amor, avanza cubierto por un sudario hacia su propio funeral”.
Alejandro Jodorowsky


frases

• Había una vez un niño que se llamaba Calcetín. Cuando salió a la calle, se lo pusieron.
CONCIENCIA.
En cierta manera, los nombres con que nos bautizan son un límite, y nos imponen un destino. Podemos cumplir este destino o luchar con él. Conocí a una mujer que se llamaba Pura; para realizarse sexualmente tuvo que hacer esfuerzos gigantes. En los árboles genealógicos donde hay parejas José+María, reina una penuria sexual. Autodevaluación como mujer si te endilgaron un nombre masculino.Si recibes el nombre de un hermanito muerto antes que tú, tienes dificultades para ser y cargas sobre tu espalda el fantasma de ese difunto. Muchos Jesús, Cristián,Salvador, pueden morir o retirarse del mundo a los 33 años… En fin, este tema es extenso, fundamental pero imposible de resumir en pocas líneas. Aconsejo indagar sobre el nombre que nos dieron, de dónde viene, qué significa, quién lo tuvo en nuestra familia, a quién se nos pide que repitamos. Una vez hecho esto o cambiar de nombre o darle un significado diferente, exaltándolo. Por ejemplo: como mi nombre suena a alejar, cuando pronuncio, escribo o escucho Alejandro, en mi mente lo traduzco por Acercandro.
Alejandro Jodorowsky

• Dos locos están desayunando en el comedor del manicomio.
-Oye -le dice uno al otro-, ¿por qué tiras los panecillos después de untarlos con mantequilla?
-Porque no me gusta la mantequilla -responde el otro.
CONCIENCIA
Cada individuo crea sus propias desgracias. Somos todos cómplices de lo que nos sucede. Si se nos otorga una oportunidad, por miedo a triunfar -es decir al cambio de vida que nos provocará la nueva situación- nos ponemos bastones en las ruedas, impidiéndonos avanzar. No somos locos, pero vivimos encerrados en una cárcel mental, construida por la familia, la sociedad y la cultura, compuesta de ideas locas, sentimientos invasores, deseos desviados y necesidades inútiles. Cuando queremos abrir la puerta para que libremente se desarrolle nuestra conciencia, desdeñamos la oportunidad de hacerlo. De tanto ponerle mantequilla a los panes y tirarlos, el ego termina por inducirnos al fracaso y a la autodestrucción.
Alejandro Jodorowsky

Chistes


• Un señor va donde el médico:
-Doctor, me he torcido un tobillo.
-¡Bueno, vamos a ver eso! ¡Quítese el zapato y párese delante de esta ventana sacando la lengua, lo más que pueda!
El paciente obedece. El médico, sin moverlo de ese sitio, le examina el tobillo durante media hora.
-Es sólo un problema muscular. Ahora entre la lengua y siéntese mientras escribo su receta.
-¿Por qué, doctor, mientras que me examinaba, me puso en la ventana con toda la lengua afuera? Eso no tiene nada que ver con mi tobillo.
-Así es, no tiene nada que ver. Le dije que hiciera eso simplemente porque detesto a mi vecina de enfrente.
CONCIENCIA.
Todo el día la vecina de enfrente ve a los pacientes sacarle la lengua… Esto me hace pensar que existen personas que se aprovechan de nosotros. Hay que fijarse mucho con quién nos mezclamos, porque pueden, sin que nos demos cuenta, utilizarnos para otros fines que los que hemos previsto. Esto sucede sobre todo en grupos donde reinan Maestros o instructores embarcados en sueños de poder. Tienes que darte cuenta claramente si vas ahí para que te curen el tobillo (liberarte del ego egoísta) o para que te hagan sacar la lengua (entregarle tu energía vital al Ego desmesurado del gurú). Este chiste también se puede aplicar a la pareja: te enredas con una persona pensando que vas a encontrar el amor. En lugar de darte el cariño que buscas, te utiliza como pantalla de proyección, echándote encima los problemas neuróticos que tiene con su madre , su padre o ambos. Te lías con un cordero que al final se comporta como un tremendo lobo hambriento… Y también se puede aplicar este chiste a la relación paciente-psicoanalista: vas a que te curen lo más rápido posible de una depresión, y el psicoanalista, para que le sigas pagando, te mantiene en ese estado durante años.
Alejandro Jodorowsky

• Un chofer, enojado por tener que frenar bruscamente para evitar chocar con el automóvil que le precedía, grita:
- ¡Seguro que es una mujer la que conduce!
Para su gran sorpresa, es un hombre. Entonces vuelve a gritar:
- ¡Seguro que es su madre la que le enseñó a conducir!
CONCIENCIA
Hay momentos en que alguien conduce mal un coche porque no sabe bien conducir y no porque sea una mujer. Nuestro chofer debe aceptar que un hombre, en este caso él mismo, puede conducir mal, sin darse excusas por lo que le pasa.. Su ego narcisista arregla la realidad para que ella concuerde con sus opiniones. A lo largo de todo el día adultera la visión de lo que sucede para no cambiar un milímetro sus prejuicios. “Nunca cometo un error, los errores los cometen los otros”. Los deseos que reprime, al proyectarlos en sus vecinos, lo convierte en un feroz censor. El ladrón cree vivir rodeado de ladrones. El santo ve la santidad en el corazón de cada ser humano.
Alejandro Jodorowsky


Jodorowsky

•Por favor -le pide un señor a un boticario- ¿vende usted preservativos con rayas amarillas y negras?
-¡Pero, que pregunta tan rara! ¿De qué le pueden servir preservativos con rayas amarillas y negras?
-Es que yo soy ayuda de cámara de una baronesa muy rica y cuando ella me invita a hacerle el amor, exige que no olvide mi categoría.
CONCIENCIA.
La baronesa necesita que el camarero, hagan lo que hagan, siga siendo camarero, permaneciendo a un nivel social más bajo que ella… Muchas veces nosotros mismos impedimos que los seres que amamos suban a nuestro nivel; y otras veces, si no tienen la capacidad de hacerlo, no nos dignamos descender hacia ellos. Cuando la relación es de superior a inferior, es mera ignorancia, el uno del otro. Cuando es de igual a igual, se transforma en mutuo conocimiento.
Alejandro Jodorowsky

• ¡Querida -dice un comerciante muy angustiado- tengo una idea genial para que hagamos economías! ¡Si aprendes a cocinar, podremos despedir a la criada!

-¡Tengo una idea mejor -le responde su esposa-! ¡Si aprendes a hacer el amor, podremos despedir al chofer!
CONCIENCIA.
Cuando en una pareja, uno critica al otro, el otro también lo critica. En el amor, si el otro/a no te satisface, es seguro que tú también no lo/a satisfaces. En una relación verdadera, la crítica no tiene sitio. Si tú criticas al otro, el otro te critica. Si tu pareja no te satisface en un aspecto, en otro aspecto tú no la satisfaces. Es ilusorio que tú seas la princesa y él un sapo, tampoco es posible que él sea un príncipe y tú una rana. Ambos son cómplices de lo que les sucede.La mejor manera que tienes de saber si el otro te ama, es la de preguntarte si tú lo amas. De la misma manera que te comportas, el otro acabará por comportarse. Si ella no sabe cocinar, tú no sabes fornicar. Con toda seguridad ella le hace sandwiches maravillosos al chofer. Cuando la comprensión cojea, todo cojea.
Alejandro Jodorowsky

• Doctor, tengo un problema gástrico: mi estómago no transforma los alimentos. Cuando como pan, cago pan. Cuando como zanahorias, cago zanahorias. Cuando como pollo, cago pollo. ¿Qué debo hacer?
-No se preocupe. Coma mierda.
CONCIENCIA.
Este doctor se preocupa de obtener un resultado de apariencia saludable sin preocuparse de los destrozos que puede causar su método. La mayoría de las medicinas píldoreras sanan los síntomas pero provocan efectos dañinos secundarios que exigen tragar nuevas píldoras para acabar con ellos. Las nuevas píldoras producen otros males secundarios y así y así, como un cuento de nunca acabar. Conocí a un hombre que se casó con una mujer dominante, se divorció y luego volvió a casarse con una mujer dominante, y así y así, hasta que la última lo asesinó. Nunca osó entablar una confrontación con su madre dominante para solucionar sus traumas infantiles… Hay otra manera de interpretar este chiste: nos transformamos en lo que comemos. Los vegetarianos tienden al pacifismo, los carnívoros pueden llegar a la violencia. En Tibet los discípulos comían el cerebro y el corazón de su maestro muerto para incorporarlo a sus almas. Pero el estómago y los pulmones no son los exclusivos asimiladores de alimento: el espíritu se nutre de sentimientos e ideas. Si te llenas de sentimientos negativos, celos, envidias, rencores, posesividad, llenarás al mundo de efluvios emocionales pestilentes, competencias crueles, ocios mortales, guerras. Lo mismo con las ideas: si te repites sin cesar “no hay cosa que valga” creyendo que lo sublime es una utopía odiosa, con tus bajas vibraciones mentales contribuyes a la destrucción de tu sociedad y tu planeta… Estamos por entero unidos a los otros: si inyectamos en nuestra sangre sustancias nocivas, acortamos no sólo nuestra vida sino la de nuestros semejantes. “Cuando tú te auto destruyes, destruyes una parte de mí. Cuando tú te auto destruyes eres un fragmento del planeta que se destruye. Cuando tú te auto destruyes desprovees de tu aliento a las plantas; y a tu muerte, envenenando el suelo, haces padecer al mineral”. Nuestra vida no es un tesoro individual, pertenece a la riqueza de la raza humana. Nuestra sagrada tarea es descubrir y desarrollar lo sublime que anida en nuestro cuerpo, alma y espíritu. Si me nutro de belleza colaboro a transformar el mundo en un edén.
Alejandro Jodorowsky

• Un niño. al regresar a casa. se precipita llorando hacia su madre. Tiene un pequeño rasguño en la mejilla. Entre sollozo y sollozo, lograr articular algunas quejas:
-¡Mamá, ese niño malo se me echó encima y me golpeó!
La madre, conmovida por el dolor de su hijo:
-Mi pobre niño…¿lo conoces?
-¡No, no lo conozco!
-Entonces, ¿cómo vamos a hacer para identificarlo?
-No lo sé, pero si te puede servir para algo, tengo su oreja en mi bolsillo.
CONCIENCIA
Hay muchas personas que se quejan de ser víctimas, teniendo en su bolsillo una oreja del “verdugo”. A veces no son orejas sino testículos, ovarios o trozos de corazón. Por supuesto que hay verdaderas víctimas, pero en el terreno psicológico y en nuestra vida personal, abundan quienes nos dicen “¡Me has hecho esto y aquello!”.Te sientes culpable, mas cuando te tocas la cara te das cuenta que te han arrancado una oreja. Haz la lista de tus relaciones y trata de ver con quién estás perdiendo pedazos, quién sin cesar de quejarse te está devorando la energía vital. Un antiguo proverbio japonés dice: “Cuando hay arena en el arroz cocido, hay espinas en el barro”… Si alguien se queja de que tú tienes arena en el arroz, averigua si él tiene espinas en su barro. La relación víctima-verdugo es casi siempre una complicidad. Hay agresión en la “víctima”, hay debilidad en el “verdugo”. No hablo de situaciones policíacas o políticas, sino de relaciones psicológicas. Un pájaro se posa sobre un cacto y luego lo acusa: “¡Canalla, me atraviesas con tus espinas!”.
Alejandro Jodorowsky


alejandro jodorowsky

• Mulla Nasrudin, el idiota sabio, pierde su asno, que sin duda huyó hacia los cerros vecinos. En lugar de irlo a buscar, recorre toda la aldea gritando:
- ¡Loado sea Alah! ¡Gracias a Alah!
-¡Es increíble – le dicen-, perdiste a tu burro y le das gracias a Dios!
-¡Compréndanme bien! No le agradezco a Alah porque el asno se perdió. Le agradezco porque cuando se perdió yo no estaba montado en él.
CONCIENCIA.
El asno es nuestra parte animal. A veces, para satisfacerlo, nos emborrachamos. Eso nos sirve de excusa: “Gracias a Dios, hice aquello pero no era yo”. Eliminamos una parte de nosotros mismos declarando que el culpable es el asno. Lo nos permite, a veces, sumergirnos en una promiscua aventura sexual ( o de cualquier otra índole prohibida) pidiendo que después nos perdonen , si somos descubiertos, porque nos poseyó una locura que nada tiene que ver con lo que en realidad somos… Se puede aplicar también este chiste a la vida espiritual, viendo a Nasrudin no como un idiota sino como un sabio. Tú, lector, concéntrate: deja hablar a tu niño y pregúntate “¿Amo la vida? ¿Y si la amo, por qué?”. Puedes responderte: “No se claramente por qué, pero amo a la vida”. ¿Estás seguro que tú amas la vida y no que la vida te ama? Un pantano no es consciente cuando produce un loto. Si el barro se dijera: “¡Me voy a preparar para crear un loto!”, nunca produciría esa bella planta florida. Pero si se entrega simplemente a su naturaleza, sin interrogarse, sin querer saber, ni controlar, ni dirigir, sino siendo lo que es, su fuerza vital producirá la flor blanca. Nadie se puede preparar para crear: la creación se hace a través de nosotros y obedece a cosas mas vastas que la inteligencia personal.
En este caso, el burro del chiste va hacia los cerros porque es ahí donde realizará mejor una vida libre, y Nasrudin, un ser consciente, felicita a su ser esencial por haberlo hecho dejar libre a su burro, sin desviarlo de su sana satisfacción. La satisfacción verdadera del ego, es dejar la cárcel del intelecto para unirse a la totalidad sublime e infinita.
Alejandro Jodorowsky

• Un grano de arena le dice otro grano de arena:
-¿Damos un paseo?
-¡De acuerdo!
Los dos granos de arena ruedan por el desierto del Sahara. De pronto un grano le dice al otro:
-Mira con disimulo hacia atrás. Tengo la impresión de que nos están siguiendo.
CONCIENCIA.
Esos dos se creían únicos, pero había millones y millones de granos de arena alrededor de ellos. Muchas veces, nosotros actuamos igual. Creemos que somos únicos y que nuestro sufrimiento es un caso especial, sin darnos cuenta que hay multitud de personas que tienen el mismo problema. La mejor manera de sanar es comenzar a curar a los otros. Nada que sea para nosotros sin que también sea para los demás.
Alejandro Jodorowsky

• El equipo español de fútbol acaba de vencer al equipo holandés.
-Hemos ganado -dice el capitán del equipo- porque le rezamos a Dios antes del partido.
-No comprendo -se queja el capitán holandés- porque nosotros hicimos lo mismo.
-Sí -responde el capitán del equipo triunfador- pero ustedes no rezaron en español.
CONCIENCIA:
Esto se puede aplicar al ego individual, por naturaleza egoísta y miope. El individuo que aún no ha descubierto que no está separado del resto de la humanidad, vive en el mundo como si este fuera su espejo. Proyecta sus límites mentales, emocionales y sexuales, en los otros, aceptando sólo a los que concuerdan con él, y excluyendo a los que encuentra “diferentes”. Si habla español, creerá que una “manzana” es el fruto, pero que “une pomme” , “one apple”, (una manzana en francés y en inglés) no son el fruto. Para él, por fuerza si hay un Dios tiene un nombre español y habla español, lo que metafóricamente quiere decir: “Quien no piense y no sea como yo, es un intruso en este mundo”. El ego, conociendo sólo una parte, comete el error de creer que esa parte es el todo. Es trágico que en casi la mayoría de las familias, los padres obliguen a sus hijos a ser como ellos, a pensar como ellos, a sentir como ellos, a vivir como ellos piensan que se debe vivir. Los individuos crecen sumergidos en una personalidad que los tiene encerrados como en un calabozo.
Alejandro Jodorowsky

• Un hombre tiene un burro que es el más testarudo de la comarca. Cuando decide no obedecer, no hay nadie que pueda darle una orden. El propietario oye hablar de un profesor que enseña a obedecer a los burros. Lo busca, lo encuentra, lo contrata y lo lleva ante su burro. El maestro toma un mazo de hierro y lo descarga en la cabeza del animal, desmayàndolo. “¡Qué le hizo a mi burro! -grita el dueño- ¡Usted me dijo que le iba a enseñar!” “Sì -contesta el profesor- le voy a enseñar, pero primero tengo que ganarme su atenciòn!”.
CONCIENCIA
A veces una gran catástrofe es necesaria para que la Humanidad se dé cuenta que está en peligro de extinción y se decida a cambiar sus sistemas nocivos.
Alejandro Jodorowsky


••HISTORIA HUMORÍSTICA••


Cierto domador quiere limpiar el ano de su elefante con un billete de metro. Apenas comienza la pestilente tarea se da cuenta que el exiguo cartón es insuficiente porque la circunferencia exige más bien la página doble de un periódico. Careciendo de tanto papel, el hombre decide coser el ruedo hasta dejarlo del tamaño del de una pulga. Hecho esto, realiza con facilidad su tarea… El intestino del paquidermo, no encontrando salida apropiada, acumula materias desagradables hasta que estalla, haciendo fenecer al animal.
CONCIENCIA:
Si tú, caro lector, sólo tienes un boleto de metro, no te propongas como el domador, tareas superiores a la superficie que puedes manejar. Pero si insistes y quieres llevar a cabo la gran empresa, encuentra más papel y no trates de reducir el portón de un mínimo milímetro. Da pena ver Presidentes que, para ser elegidos, deslumbran a los ciudadanos con grandes promesas para luego ir reduciendo los elementos hasta presentar al fin lamentables y lejanas aproximaciones a lo que debió ser una realización total.
Alejandro Jodorowsky


relatos




¿Cual es la finalidad de TU vida?




Alejandro Jodorowsky - Chistes con Conciencia



Espero les guste!

alejandro